Página de investigación histórica

Pagina principal ranimirum.com

por Ramiro García González
LOS NEFILIM
Gigantes de la Bíblia


¿HISTORIA?, ¿LEYENDA?

La presencia de los Nefilím en la historia se puede situar entre los años 2.213 a. C. hasta el año 1.466 a.C. en el final de la conquista de la llamada Tierra Prometida.
Los escritos que hacen referencia a ellos confirman su existencia.
Existieron varios pueblos de gigantes. Los más importantes eran:
Los ENACEOS habitaban en el triángulo del río Nilo, mar Mediterráneo y golfo Pérsico. La leyenda les recuerda como los primeros habitantes de aquélla región e incluso anteriores a la llegada del ser humano descendientes del homo sapiens.
Los EMITAS, muy parecidos a los Enaceos llamados también EMEOS que habitaban en la zona norte del triángulo anterior.
Los REFAITAS, famosos por su instinto guerrero que habitaban en la región del valle de Refaím al oeste de la actual ciudad de Jerusalén. Se tienen pruebas arqueológicas de estos seres de elevada estatura al encontrarse enormes sepulcros y dólmenes en Palestina.
Durante un tiempo convivieron con los humanos y estose aprovecharon de ellos subyugándoles para guerrear. La historia bíblica cuenta que el ejército que tenía entre sus filas a los de la raza Nefilím era temible.
Había más pueblos: los EMIN, de enorme estatura y estructura semejante a los ANAQUITAS, que los habitantes del lugar los conocían también como los Refaitas pero les llamaban Emin's.
Los HORRITAS habitaban la región de Seir, desplazados de su territorio por los descendientes de Esaú, hijo primogénito de Isaac y Rebeca, hermano gemelo de Jacob, padre de los Edomitas o Idumeos y aposentados en la orilla oriental del actual mar Muerto que era donde estaban aposentados los Horritas.
La desaparición paulatina de muchos de estos grupos de gigantes se obligaron a integrarse en comunidades de otras razas como fue el caso de los ZUMITAS o los ZUZIES.

¿EXPEDICIONES CONTRA LOS NEFILIN?

La primera expedición guerrera contra los Nefilím o los Emitas que habitaban en Transjordania se produjo en el año 2.138 a. C. en tiempos de Abrahan y la iniciaron los Elamitas, región de Elám situada al Suroeste de Irán y río Tigris en la actual Khuzistán en la Mesopotamia, al mando del rey Codorlohomar, conocido también como Codorlaomer, que efectuó una expedición hacia la actual Palestina para reprimir a las tribus que hostigaban su reino.
A Codorlaomer se le unieron los reyes vecinos Amrafel, Arioc y Tidal y presentaron batalla a los Emitas-Nefilím en el valle de Sidim, que es ahora el Mar Salado o más actualmente el Mar Muerto.
(Genesis 14:5 - Invasión de los reyes de Oriente)
El resultado fue una tremenda derrota de los gigantes Refaitas en el valle de Asterot, a los Zuzitas en el monte de Ham y a los Enaceos en la cordillera de Seir. Estos lugares están actualmente próximos al macizo montañoso que se extiende desde el actual mar Muerto hacia el sur conocido actualmente como Dechebel-Nebi-Harún.
Estos mismos reyes efectuaron una segunda expedición contra los Nefilím hacia los años 1.493-1.453 a. C. que terminaron por exterminarlos.

¿REFERENCIAS ESCRITAS?

No hay duda que su existencia se admite por las tradiciones orales de los pueblos antiguos y comprobada por los restos arqueológicos como dólmenes, menhires y crónleches.
Las primeras menciónes escritas son:
En aquellos días había gigantes en la tierra y también después, cuando los hijos de Dios se acercaron a las hijas de los hombres y les dieron hijos..."
(Génesis 6:2 y ss.).
Antes de iniciar la conquista de la Tierra Prometida, Moisés envía una expedición para explorar el país. Las noticias de los exploradores hablan de gigantes Enaceos como si fueran los primeros habitantes de Palestina:
...es un pueblo más grande y de mayor estatura que nosotros, sus ciudades son grandes y tienen murallas que llegan hasta el cielo, hasta vimos allí a los hijos de Enac.
(Deuter. 1:28) y (Numeros 13:28)
En las campañas de conquista por la región de Moab se le indica expresamente a Moisés que no establezca batalla contra los Moabitas pues antes habitaban allí los Emitas, pueblo grande y numeroso de estatura alta como los Enaceos (Deuter. 2:9), y que solo se conservaba el recuerdo al ser exterminados por los moabitas en aquéllas primeras campañas de invasión de los reyes de Oriente al mando de Codorlaomer (Deuter. 2:10)
El miedo divide al pueblo de Israel y la idea de enfrentarse a los Nefilím se detiene temporalmente y presentan batalla a los pueblos de igual característica que ellos como los Amalecitas y Cananeos. Estos enfrentamientos terminaron en desastre y deciden estratégicamente rodear las montañas del Seir e internarse en el desierto del Neguev, esperando hasta la disminución paulatina de los Nefilím.
Moisés conocía por sus antepasados la desaparición paulatina de la raza de los Nefilím, bien al no tener descendencia o por falta de recursos alimenticios.
Posiblemente esto explique el porqué de una espera de 40 años antes de entrar en la Tierra Prometida.
...el tiempo que duraron nuestras marchas desde Cadesbarnea hasta el paso del torrente Sared fue de treinta y ocho años hasta desparecer aquélla generacion de hombres de guerra...
(Deuter. 9:2)
Los últimos gigantes Enaceos quedaron integrados entre los filisteos, pueblo oriundo de Creta.
El general del ejército israelí y sucesor de Moisés, Josué y su capitán Kaleb una vez establecidos en las llanuras de los montes de Seir hasta el actual Líbano, dispersó a los pocos Enaceos que habitaban en aquélla región obligándoles a refugiarse en las ciudades filisteas de Gaza, Gat y Azoto.
(Josué 11:21- Exterminio de los Enaceos)

NEFILIM, LOS ÚLTIMOS DE SU ESTIRPE

En tiempos del rey David ya no existían comunidades o pueblos de los Nefilím, sino individuos excepcionales descendientes del linaje de los Gigantes.
Parece ser que eran torpes y de poca inteligencia y debido a su volumen corpóreo era difícil su adaptación a las ciudades y al ambiente del descendiente del homo sapiens.
El nombre que recuerda a los Nefilím es GOLIAT, llamado el Geteo (de la ciudad de Gat
(-I- Reyes 17:4),, (Djalut en el Corán -Azora -II-250), que amenazó con destruir el sólo al ejército israelita de Saúl y que David lo derrotó en un enfrentamiento de sobras conocido. ( -I- Reyes: 17:4)
De las características de Goliat se puede saber la estructura de los Nefilím, a pesar de que en excavaciones arqueológicas se han encontrado tumbas más grandes que la estatura de Goliat.
La altura de Goliat era de seis codos y un palmo.
(-I- Reyes: 17). En el sistema métrico actual el codo equivale a 50 Cms. por lo que su estatura sería de 3,25 metros. Su vestimenta era muy completa: sobre su cabeza un yelmo de bronce, una coraza le cubría el pecho con un peso de mil ciclos de bronce (67 Kg.). Sus piernas estaban protegidas por grebas y en sus hombros sostenían los venablos. Su lanza pesaba 600 siclos de hierro (8 Kg.).
Se conocen más nombres de los Nefilím como hijos de Enac: Sesaí, Abima y Talmai que fueron reducidos por el ejército de Kaleb, capitán de Josué, y dispersados por las regiones contiguas junto al Mediterráneo.
(Josué 15:14)
El Nefilím ISBIBENAD se enfrentó al ejército del rey David. (-II- Reyes: 21:16). Su lanza era muy peculiar y pesaba 300 siclos de bronce (4 Kg.) y ceñía una espada nueva, es decir una espada de hierro y es la primera noticia que se tiene referencia escrita de la Edad del Hierro, período de la prehistoria posterior a la Edad de Bronce hacia el año 1.200 a.C.
El Nefilím Isbibenad fue derrotado y muerto por el general Abisaí del ejercito de David. Se produjo una última batalla contra los Nefilím en la ciudad de Gat donde murió el husita GAF a manos del general israelí Sibecaí.
Se recuerda a un último Nefilím de estatura mayor que los anteriores con seis dedos en cada mano y en cada pie, que fue derrotado por Jonathan, pero sin duda el último de los Nefilím que recuerda la historia es GOLIAT.

INDICE