Página de investigación histórica

Pagina principal ranimirum.com

EL JUDIO HERRANTE

Cartafio, Ahasvero y Misteriosos personajes en Getsemaní

MALCO

Muy poco o casi nada se sabe de los pesonajes que estuvieron en un segundo plano en la vida de Jesucristo. Muchos de ellos han pasado al olvido o a la leyenda y en torno a ellos se cierran muchos interrogantes.
En el huerto de Getsemani sucedió un hecho del cual los cronistas no conceden mucha importancia o lo asocian a un milagro mas: Simón Pedro que tenia una espada, la desenvainó e hirió a un siervo del Sumo Sacerdote cortándole una oreja. El nombre del siervo era Malco
Solamente S. Juan nombra el suceso de Malco como el único que salió mal parado de aquella reyerta. ¿Acaso le conocía?.

-oOo-

EL APOSTOL NUMERO 13

Otro tanto sucede con el personaje misterioso al que alude S. Marcos en 14:51: Cierto joven los siguió envuelto en una sabana sobre su cuerpo desnudo y lo prendieron, pero soltando la sabana se escapó de ellos desnudo
Según algunos analistas se refiere al famoso apóstol número 13, llamado Daniel.
Otros sin embargo argumentan que era el propio Marcos a que es el único evangelista que relata el suceso. Pero si era el propio Marcos, ¿que necesidad tenia de ir semidesnudo si poco antes había estado en el huerto de Getsemani junto con el resto de compañeros y que huyeron en desvandada?.
Este personaje, que llama la atención al evangelista, parece estar fuera de sitio, por lo que origina que los adictos a argumentos de Ciencia Ficción planteen viajeros en el tiempo.

-oOo-

CARTAFIO

Desde Getsemani hasta el Golgota nos encontramos con personajes que tienen un corto pero decisivo papel en el desarrollo de los sucesos.
Una vez arrestado Jesús es conducido ante el Sumo Sacerdote Caifás. Tras ser preguntado por su misión Mesiánica, es acusado de blasfemia. Los sucesos relatados por los tres primeros evangelistas indican que fue abofeteado y escupido, con las burlas de ...adivina quien te ha golpeado... Sin embargo en los relatos de S. Juan los golpes no fueron propinados por los esbirros de Caifás, sino por un solo hombre.
Cuentan los Evangelios que Caifás interrogó a Jesús sobre sus enseñanzas, a lo que Jesús respondió: He hablado a las gentes públicamente, enseñe en sinagogas y en el templo donde acudieron muchos judíos, nada he hablado a escondidas, ¿porque me preguntas a mi...?, pregunta a los que me han oído.
A estas palabras uno de los guardianes de Caifás, que se encontraba junto a Jesús le dio una bofetada, diciendo: ¿Así respondes al Sumo Sacerdote?. A lo que respondió Jesús: Si he hablado mal, prueba que esté mal. Pero si he hablado bien, ¿porque me golpeas?
Los evangelios sitúan los sucesos en casa de Caifás, sin embargo los historiadores bíblicos comentan que la acción hay que situarla en casa de Anás, un Sumo Sacerdote nombrado por Valerio Graco en el año 18 a.C. y que en aquélla época ya no era Sacerdote, pero tenía gran influencia en el Sanedrín.
Este fué el único cruce de palabras entre Jesús y un guardián judío que pudo acompañar a Jesús en todo el recorrido. Pero nadie nombra al guardián que le abofeteó, ni tan siquiera s. Juan le asigna un nombre.
La tradición y la leyenda se encarga de ello. Su nombre es: Cartafio
Entre Jesús y Cartafio pudo haber algo más que este cruce de palabras que recogen los Evangelios, ya que la leyenda atribuye a Cartafio que fué condenado a vivir eternamente hasta la segunda venida de Cristo. Esto se producirá cuando el Seno de Abraham quede vacío.
Esta leyenda presenta unos paralelismos muy semejantes a la del zapatero judío Ahasvero.

-oOo-

AHSVERO

En la novela de El buque fantasmas de Federico Marryat o en la Opera de Wagner El holandés herrante, se relata la proeza de un capitán de navío que dobló el cabo de Buena Esperanza llevando los vientos en contra. Como castigo fue condenado a luchar eternamente contra las tempestades. Incluso hoy día, asegura la leyenda que puede verse la silueta de aquel navío en días de fuertes vientos y mar tormentoso.
Estos relatos tienen su origen en Ahsvero o en el Judío herrante.
No se poseen escritos que hagan referencia a Cartafio ni a Ahasvero. No se encuentran rastros de estos personajes ni en los Evangelios apócrifos, pero es cierto que esta leyenda comenzó a tener forma en Constantinopla hacia el siglo -IV-.
Cuentan que el zapatero Ahsvero formó parte de la chusma que se agrupó en el patio de la torre Antonia para gritar la libertad de Barrabás. Ahasvero pertenecía al partido de los Celotes, grupo sedicioso judío, y la defraudación tuvo que ser enorme al comprobar que un líder tan carismático como Jesús de Nazaret no apoyaba aquella sedición contra el imperio romano.
En el recorrido hacia el Gólgota y al pasar Jesús con la cruz por las estrechas calles de la ciudad, los soldados pidieron a Ahasvero dejar descansar al reo en el dintel de su puerta. Este no acepto la petición y grito: !Anda.. sigue adelante...!
Jesús le miro y respondió: Tu también andarás... hasta el final de los siglos.
La tradición le atribuye a vagar por el mundo sin detenerse en ningún lugar fijo y sin rumbo. Algunas personas aseguran haberle visto en el siglo XX, permaneciendo la duda si es Cartafio o Ahasvero.

-oOo-

SAINT GERMAIN

Leyendas modernas dan cuenta de un personaje contemporáneo que aparece en diversas etapas de la historia: Se refieren al Conde Saint-Germain.
A este personaje se le atribuye la posesión de la eterna juventud. Se le acusó de embaucador, profeta, ocultista, aventurero y poseedor del secreto de la inmortalidad. La primera referencia a Saint-Germain le sitúan en la ciudad de Viena en el año 1.743 y aparentaba unos 30 años y según cartas de personas que le conocieron comentan que hacia varios años que residía en Londres.
Nadie conocía nada de el, ni el mismo quería decirlo. Se aseguraba que el nombre de Saint-Germain no era su verdadero nombre.
De la ciudad de Viena, donde residía, se trasladó a Francia en el año 1.758 y se hizo amigo del rey Luis -XV-. Presentaba un aspecto que podía pasar por cualquier nacionalidad. En Francia se supo que había estado en el continente Americano hacia el año 1.700 y de aquí pasó a la ciudad de Constantinopla. Conocía el arameo, el hebreo, el Latín, el griego y gran parte de los idiomas modernos.
Se conocen detalles de Saint-Germain a través de Francisco María Aronet, mas conocido como Voltaire. En sus escritos habla de él como un personaje que cuenta la historia como si la hubiera vivido, le atribuye que tuvo amistad con los apóstoles, con Jesús, que había asistido a las bodas de Canaan y que había conocido a Carlomagno.
Dejó escrito un libro: Tres veces santa Trinosofia. La leyenda lo sitúa actualmente en el Tíbet.

INDICE