General Palafox

JOSE REVOLLEDO DE PALAFOX

Nace en zaragoza en el año 1776. Inicia su carrera militar con 16 años alistándose en la compañía flamenca de los Reales Guardias de Corps.
En el año 1808 con el cargo de brigadier de los ejércitos reales Fernando VII le asigna la protección del ministro Godoy. Cuando Fernando VII es hecho prisionero en Valencey, Palafox se traslada a las localidad fronteriza con Francia para negociar la liberación que no consigue.
Al estallar la sublevación en Zaragoza es nombrado capitán general confirmado en las cortes aragonesas. Organiza la Junta de Resistencia Regional y prepara la defensa de los Pirineos especialmente la ciudad de Zaragoza. Resiste el primer asedio a Zaragoza establecido por los franceses el 14 de junio que dura dos meses. Su frase pasa a la historia como Guerra a cuchillo tras la proposición de Paz y Capitulación.
Se establece un segundo sitio a la ciudad el 20 de diciembre de 1808. Palafox cuenta con 30.000 soldados en el interior de la ciudad. En el mes de enero de 1809 los zaragozanos continúan resistiendo los envites franceses incluso en luchas dentro de la aciudad cuerpo a cuerpo. El 18 de febrero de 1809 Palafox cae enfermo por la peste que asolaba la mayor parte de la ciudad.
Palafox continua sin rendirse, pero si lo hace la Junta local el 21 de febrero de 1809. Es hecho prisionero y llevado a Vincennes donde permanece casi cinco años hasta el tratado de Valencay donde es liberado junto al rey Fernando VII.
Muere en Madrid de un ataque de apoplegia en el año 1846.