Para ampliar pulsa sobre la imagen.

<- Atras

MONASTERIO DE SAN PEDRO DE ARLANZA

En Hortiguella. Carretera Lerma-Covarrubias-Hortiguella. Burgos.
Ruinas. Gonzalo Fernández mandó levantar este monumental monasterio en el año 912 y fue su hijo el Conde Fernán González por una promesa a un eremita llamado Pelayo, que vivía por estos lugares, quien lo restauró y finalizó la construcción en su totalidad, para que fuese enterrado en él.
Durante esta época fue el centro económico y cultural más importante de la naciente Castilla. Este Monasterio sufrió tremendos despojos desde tiempos de la guerra de independencia.
La desamortización de Mendizábal obligó a los benedictinos a marcharse, pasando a ser propiedad del estado. En 1890 sufrió un incendio. Se convirtió en una cantera abierta, vendiéndose sus riquezas. Los sepulcros de Fernán González se trasladaron en 1841 a la localidad de Covarrubias; La fachada de su iglesia se trasladó al Museo Arqueológico de Madrid; Las pinturas románicas al Museo Metropolitano de N.Y.; El arte románico a Cataluña; La biblioteca se perdió y pudo haberse perdido el monasterio por completo si se lleva a término la construcción del pantano de Retuerta.
En sus cercanías existen restos arqueológicos visigodos y románicos de los siglos XI y XIII, góticos y grecorromanos de los siglos XV y XVII.
Visitarlo hoy día es contemplar con emoción la enormidad de sus ruinas.