Pulsa sobre la imagen para ver más grande

<- Atras

MONASTERIO DE TRASOBARES

En la localidad de Trasobares.
Los apuntes históricos indican que en año 1168 la abadesa del monasterio de Tulebras, del reino de Navarra, llamada Toda Ramírez y con apoyo de san Bernardo de Claraval solicita la construcción de un monasterio femenino sujeto a la orden del Cister. El edificio comenzó a construirse mediante donaciones del rey de Aragón Alfonso -II- (1132-1196) , con la condición de que el monasterio estuviera ubicado en la zona de Trasobares, de Tabuenca o de Aguarón y que fuera refugio y reposo de las hijas nobles del reino de Aragón y dependíendo del monasterio de Veruela.
El monasterio posee una intensa historia de la familia de los Luna: Al morir el rey de Aragón Martín el Humano (1395-1410), la abadesa del monasterio María Violante de Luna se declaró partidaria de sucesión al trono de Aragón a favor de su hermano Antón de Luna y rechazó al otro candidato Fernando de Antequera. Finalmente fue elegido rey Fernando -I- en el compromiso de Caspe.
Es época del gran Cisma y ante aquella decisión política el papa, o antipapa, Benedicto -XIII- (1394-1423) declara la supresión del monasterio de Trasobares. Además la abadesa era contraria al antipapa y favorable al papa de Roma Bonifacio -IX- (1389-1404), por lo que huye y se refugia en el castillo-monasterio de Loarre, territorio de su hermano Antón de Luna. Apuntes históricos indican que antes de refugiarse en el castillo de su hermano, incendia el monasterio de Trasobares. La abadesa María Violante de Luna era sobrina de Benedicto XIII, Pedro de Luna, posicionado en Aviñón (Francia), con residencia en Peñíscola del reino de Aragón y considerado antipapa por la historia.
Con la ayuda de los monjes del monasterio de Veruela el monasterio fue reconstruido y llegó a ser importante, principalmente en ganadería. Finalmente el monasterio fue poco a poco abandonado trasladándose las monjas a un convento en la localidad cercana de Aguarón, los vasallos del monasterio fueron desterrados, la abadesa María Violante de Luna quedó prisionera en el castillo de Castejón de Valdejasa (en las Cinco Villas, cerca de Ejea de los Caballeros) y otras monjas pasaron al monasterio de Tulebras
El monasterio desapareció definitivamente en el año 1835, con la desamortización.
Actualmente son ruinas mezcladas con edificios del pueblo. Solo quedan restos y la historia.