LINEA DE LA CABEZA

Recibe muchos nombres y al igual que la del Corazon ha sido muy estudiada.
Se llama también Línea Cephálica o Línea de la Mente. Indica el carácter y también la fortuna. Muestra las inclinaciones intelectuales y profesionales. En algunos casos puede indicar el tiempo de vida si la Línea de la Vida no afirma lo contrario.
Cuando la Línea Cephálica es poderosa, lo afectivo se cerebraliza hasta extremos incalculables. Nace entre los dedos pulgar e índice y atraviesa la mano en sentido trasversal casi paralela a la Línea del Corazón. En su nacimiento parece confundirse con la Línea de la Vida aunque hay casos que nace independiente.
El trazado divide la mano en dos sectores y presenta tres zonas de influencia: La mitad superior que es desde la línea hasta la punta de los dedos, la línea misma y la mitad inferior hasta la muñeca.

- Larga, recta, clara, uniforme y bien trazada: Espíritu práctico, capacidad de razonamiento, sagacidad, inteligencia clara.
- Curva: Carácter imaginativo.
- Irregular: Honestidad. Carácter leal.
- Gruesa: Tendencia a los vicios.
- Finaliza entre los montes del Sol (anular) y Mercurio (meñique): Promete éxito en el arte y en las ciencias.
- Finaliza en el monte de Saturno (medio): Sería muy corta. Lentitud y torpeza mental. Ausencia de inteligencia. En algunos casos muerte prematura.
- Es larga y al final del recorrido se eleva y entra en contacto con la Línea del Corazón: Peligro de muerte pramatura.
- Toda la Línea de la Cabeza está formada por prqueñas cadenas: Amenaza de cefalgias, falta de decisión y manias.
- En su recorrido presenta una isla: Peligro de amnesia. Ausencias mentales. En algunos casos parálisis. Epilepsias. Pésima memoria e incapaz de concentrarse.
- Presenta un punto o pequeña mancha: Lesiones cerebrales.
- Presenta una pequeña estrella: Peligro de accidente en la cabeza o riesgo de locura. En algunos casos revela inteligencia superior, clarividencia o genio.
- Inclinada hacia el monte de la Luna: Fantasía. Mayor es la fantasía con mayor inclinación.
- Línea doble en toda su trayectoria: Fortuna inesperada, merecida. Suerte en la lotería y juegos de azar.
- Se divide en dos ramas y una de ellas se desvía hacia el monte de la Luna: Cálculo y locuosidad. Mano tipica de los abogados.
- Pálida y ancha: Falta de tacto.
- Línea de la Cabeza rota: Mucha voluntad.
- Trazado horizontal con respecto a la Llanura de Marte: Egoismo.
- Finaliza en forma de horquilla: Poca veracidad.
- Una de sus ramas se desvía hacia el Monte de Júpiter (medio), sin llegar a cruzar la Línea del Corazon porque es corta: Recibirá grandes beneficios.
- Se separa de la Línea de la Vida: Confianza en si mismo y desprecio al peligro.