Aeneadum genitrix, hominum divomque voluptas, alma Venus, coeli subter labentia signa. Quoe mare navigerum, quoe terras frugiferentes concelebras; per te quoniam genus omne animantum, concipitur, visitque exortum lumina solis...- Natura Rerum

Inicio
Volver a Página Principal

Historia del Tarot
Breve historia del Tarot y la Cartomancia

Síntesis de Arcanos Mayores
Composición y significado de los 22 Arcanos Mayores

Síntesis de Arcanos Menores
Composición y significado de los 56 Arcanos Menores

Equivalencia y los Arcanos
Esoterismo. Equivalencia simbólica, numeral y astral de los 22 Arcanos Mayores

Los Signos y los Arcanos
Esoterismo. Alfabeto del Talmut hebreo adaptados al Tarot

Lectura del Tarot
Como leer el Tarot. Relación Lector/a y el Consultante

Métodos de Interpretación y Prácticas
Diversas formas de interpretación en la historia. Ejemplos prácticos.

WEB RANIMIRUM
Ir a la página principal de Ranimirum

Enviar Correo
Mandar correo a Ranimirum.com

PÁGINA DE INVESTIGACIÓN HISTÓRICA


TAROT

MANUAL DE INTERPRETACIÓN Y SIGNIFICADO DE LAS FIGURAS DEL TAROT

LECTURA DEL TAROT

  • El Tarot debe leerse con espontaneidad y precisión.
  • No debe forzarse la lectura. Debe ser sencilla y sin fantasías.
  • La persona que interpreta el Tarot se le llama Lector/a y el Consultante la persona que espera respuesta
  • El Lector/a es un intermediario entre el Tarot y el Consultante.
  • La sesión se inicia con una consulta concreta, una preocupación, una duda, algo determinado.
  • Las cartas del Tarot son barajadas o mezcladas por el Consultante: Si es hombre con la mano derecha. Si es mujer con la mano izquierda. De esta forma se impregnan del magnetismo del Consultante y se las cederá al Lector/a para iniciar el Horóscopo.
  • Se extraen las cartas según el método empleado por el Lector/a
  • Existen varias Formas de interpretación: El Frances, El Italiano, El gitano, El geomántico, etc., pero cada Lector/a tiene un método propio.
  • En páginas siguientes se exponen los métodos mas utilizados en la antiguedad.
  • Una vez finalizada la consulta, las cartas se guardaban en un lugar concreto, envueltas en un paño de color negro para eliminar cualquier magnetismo.
  • Tradicionalmente no debe hacerse la consulta con cielo cubierto de nubes ni en tiempo de tormenta.
  • .