CLEROMANCIA

Manual de interpretación e introducción a la Cleromancia

MÉTODO PRIMITIVO O ASTRÁGALO

No se puede contestar
a la pregunta

El éxito esta en camino
pero debes luchar para lograrlo.
Que la suerte este de tu parte no
significa que debes abandonar.

El éxito es total.
Vendrá a ti
sin necesidad de
esfuerzos.

Las cosas iran muy mal
en este apartado.

Tus proyectos serán favorables,
pero encontraras dificultades
con personas de
tu alrededor.

Efecto beneficioso
en la esfera de tu vida.
Pero mucho cuidado ya que
la mala decisión
pueden causar el fracaso.

-


EJEMPLO: LANZAR HUESOS


EXPLICATIVA AL MÉTODO PRIMITIVO

Utilizado en la antigüedad.
Se utilizaban huesos de animales para la adivinación, en otros casos huesos de humanos. El método es conocido también como Astragomancia.
Se empleaban seis huesos, cinco de la mano o falanges y uno del pie llamado Talus, que se conocía también como Taba. Este hueso forma parte de los 7 huesos del pie humano. La Taba de algunos animales, principalmente del cordero, se utilizaba en los juegos y es el precursor del Dado de seis caras.
De inicio el juego atribuido a Palamedes consistía en lanzar al aire una Taba de carnero y ganaba si al caer quedaba hacia arriba el lado llamado carne, perdía si caía de culo y se repetía o no había juego si caían de chuca o de taba.
En la adivinación se combinaban los huesos de animales con los de un ser humano. ¿Que poderes podía tener estos huesos de un ser humano en la adivinación?. Parece ser que si y algunos clerománticos así lo creían.
Solo un hueso era el que pronosticaba y era el Talus o la Taba.
Se lanzaban los seis huesos sobre una superficie de madera donde estaba dibujada una cuadrícula con seis apartados. En cada apartado estaban escritas las respuestas.
No se hacían preguntas, ya que quedaban guardadas en la mente del consultante. Los astrágalos los lanzaba el vidente sobre la cuadrícula.
En otros casos más utilizados en la Edad Média el cleromántico los sacaba de una pequeña bolsa, (sólo los podía tocar él), los depositaba en una caja donde igualmente estaba dibujada la cuadrícula con las respuestas, cerraba la caja y los movía enérgicamente.
En ambos casos los huesos caían sobre una respuesta y el cleromántico se la leia en voz alta al consultante. El vaticinio era la casilla donde había caido el Talus. Si este caía fuera del cuadrado, la tirada era nula y debería repetirse.
Más de tres veces la consulta se anulaba, ya que era indicación de que el destino no quería revelarse. Esta práctica fue muy conocida en la Edad Media.

Te mostramos un ejemplo:
Los huesos están listos para ser lanzados, pulsa Lanzar huesos y el sistema selecciona al azar una respuesta. Existen seis posible respuestas a tu consulta.
Aquí el propio sistema es el Cleromantico.
En el cuadro se indican las seis respuestas posibles más utilizadas, aunque se pueden escribir las que uno desee.


MÉTODOS: ESTAS EN PRIMITIVO -.- SIMPLE -.- DOBLE -.- TRIPLE -.- MULTIPLE -.- MODERNO

WEB RANIMIRUM -.- CORREO

INICIO