GUERRA POR LA UNIFICACIÓN DE ALEMANIA
Guerra de los Ducados
Guerra de las Siete Semanas
Guerra Franco-Prusiana
Periodo: Desde 1866 hasta 1871
Beligerantes: Prusia contra Dinamarca, Austria y Francia
Causas: Unidad Alemana

Antecedentes:

El nacionalismo alemán se inició con motivo del alzamiento contra Napoleón y aunque al principio no fue reconocido, la libre circulación de personas, la liberación aduanera y la supresión de fronteras económicas en el interior de Alemania, impulsó para que en el año 1848 la Asamblea Nacional de Francfort propusiera la creación de un Imperio Federal cuya corona se concedería al rey de Prusia.

Austria se opuso al proyecto.

Esta unificación por el reino de Prusia la inició el ministro Otón príncipe de Bismarck, ministro de Federico Guillermo -IV-, que propuso esta unificación excluyendo a Austria y se consiguió mediante tres guerras: contra Dinamarca, contra Austria y contra Francia.

Acontecimientos:

Guerra contra Dinamarca. También llamada Guerra de los Ducados
Se inició por un litigio en la sucesión de los ducados de Schleswing y Holstein, territorios de Dinamarca fronterizos con Alemania, por lo que imperio de Austria y Prusia declararon la guerra a Dinamarca.

Otón príncipe de Bismarck estaba entones como embajador en París y fue llamado para presidir la Presidencia del Consejo y liderar las campañas contra Dinamarca.

Los ejércitos daneses fueron vencidos sin dificultad y Austria en el año 1866 se anexionó los ducados (actualmente forman la provincia prusiana de Schleswing-Holstein).

Posteriormente en los propios ducados surgieron disputas sobre la soberanía y Otón príncipe de Bismarck aprovechó estas contiendas para declarar la guerra a Austria.

Guerra contra Austria o Guerra austro-prusiana:

También llamada Guerra de las Siete Semanas

En 1866 los ejércitos prusianos derrotaron a los austriacos en el transcurso de rápidas campañas, finalizando con la victoria total de las tropas del general Louis de Benedeck en la batalla de Sadowa, localidad en la actual Checoslovaquia. Este hecho de armas lo recuerda la historia de Prusia con el nombre de batalla de Koniggratz.

Austria tuvo que firmar la paz después de unas condiciones benévolas, lo que permitió que Prusia se quedase con las manos libres en Alemania.

Guerra Franco-Prusiana:

Napoleón -III-, que había apoyado las acciones del canciller Bismarck, se percató que Prusia haría una unificación de Alemania en contra de los intereses de Francia y para no perder influencias en Europa buscó un pretexto para declarar la guerra a Prusia.

El pretexto lo encontró en la sucesión al trono de España, el cual en el año 1868 había sido ofrecido al príncipe alemán Leopoldo Hohenzollen por el general Prim, (Segunda y Tercera Guerra Carlista 1872 a 1876), pero renunció a ello y la tensión entre ambos estados se incrementó.

Los Hohenzollen eran una ilustre familia imperial alemana que reinaron desde 1138 hasta 1250.

Francia emitió una protesta oficial y exigió a Alemania que en lo sucesivo no consintiera que el príncipe Hohenzollen pretendiera la corona de España.

Esta exigencia no fue aceptada por Alemania, por lo que Francia se sintió ofendida por la aptitud y el 19 de julio de 1870 declaró la guerra a Prusia.

En el año 1870 los ejércitos prusianos se enfrentaron a los franceses en Metz y poco después en Sedán y la derrota del ejército francés en esta última le costó el trono a Napoleón -III-, que se vió obligado a firmar las capitulaciones y en Francia se instauró la Tercera República..

El 18 de enero de 1871 el emperador Guillermo -I-, sucesor de su hermano Federico Guillermo -IV-, fue proclamado emperador de Alemania en el palacio de Versalles en el mismo momento que las tropas alemanas ponían sitio a la ciudad de París.

Con la -III- República instaurada, el 26 de febrero de 1871 los franceses se vieron obligados a firmar un armisticio y a solicitar la paz, que se firmó el 10 de mayo del mismo año en Francfort del Main.

Francia tuvo que ceder a Alemania la Alsacia y Lorena y los puertos marítimos de Estrasburgo y Metz.

El nuevo Imperio Alemán o Segundo Reich, era un régimen de Estados Federales, pero en su territorio interior se mantenían los reinos de Baviera, Sajonia y Wutemberg y muchos otros principados.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal