GUERRA CHINO-INDIA
Período: Desde 1959 hasta 1962
Beligerantes Ambiciones territoriales de China sobre el Tibet
Causas: Reivindicación de territorios

Antecedentes:

Entre los días 18 al 24 de abril del año 1955 se reunieron 29 países afroasiáticos en la ciudad de Bandung, Java, Indonesia. Esta fecha señaló el inicio de la política del Tercer Mundo y se basada en los principios del respeto mutuo de la soberanía; la integridad territorial; la no agresión; la no intervención en asuntos internos; la igualdad; beneficios mutuos y una coexistencia pacífica, entre otros puntos.

A esta reunión fueron invitados, especialmente, el dirigente chino Chou-En-Lai y el dirigente de la India Jawaharlal Nehru, ya que entre ambos países existían pequeños roces y tensiones inquietantes en la frontera chino-india y especialmente con el Tíbet.

El Tíbet estaba gobernado por un Dalai Lama. En el año 1950 China había invadido el Tibet y derrotado al pequeño ejército tibetano. Desde entonces el Dalai Lama accedió a ponerse bajo protección de los chinos siempre y cuando la cultura religiosa no fuese tocada y el ejército permaneciera fuera de su territorio.

Acontecimientos

En el año 1956 estalló una sublevación en el Tíbet, primero en las tribus del noreste, pero en 1959 ya se había propagado por todo el pais. Los rebeldes tibetanos antichinos, dirigidos por el Dalai Lama, trataron de alcanzar su independencia, pero el intento fue sofocado y el Dalai Lama fué enviado al exilio, refugiándose en la India.

Las India adoptó una posición a favor del Tíbet y aunque no intervino directamente, simpatizó con los rebeldes. Rusia por su parte apoyó públicamente a China por simpatía con el régimen comunista, sabiendo que un Tíbet chino era un problema para la India.

Durante la Primera Guerra Mundial de 1914 los británicos habían establecido la frontera del Tíbet con la India en la llamada Línea McMahon. En agosto de 1959 se produjo el incidente de Langiu (Long-Ju), en el valle de Tsari Chu, cuando la India unilateralmente reajustó hacia el Norte la línea que delimitaba la frontera entre India y el Tibet.

Esta decisión originó que se produjeran enfrentamientos fronterizos entre China e India, aunque por parte de China fueron auténticos enfrentamientos militares agresivos.

Se produjeron protestas internacionales, especialmente de Reino Unido y Norteamérica. Rusia por su parte medió en el conflicto, aunque en secreto le vendía a la India aviones de combate MiG21, con el propósito de que no simpatizara con los Estados Unidos de América.

La lucha en la frontera entre China e India estalló a gran escala en octubre de 1962, donde intervinieron fuerzas considerables por ambos lados. Las bajas de las tropas Indias fueron superiores al tener menos experiencia militar y un armamento de menor calidad, sufriendo derrotas una tras otra. China por su parte tenía la experiencia combativa de la Segunda Guerra con Chiang-Kai-shek frente al ejército japonés.

Por otro lado en el interior de la India se creó una fobia hacia la política comunista, que provocó que muchos simpatizantes indios tanto prosoviéticos como prochinos fueron perseguidos e encarcelados.

China ocupó parte del territorio de la zona norte de la India, hasta que en noviembre de 1962, los chinos declararon unilateralmente un alto el fuego, anunciando un cese de hostilidades sin vencedores ni vencidos.

Muchas naciones entendieron que China no tuvo intención de ocupar territorio Indio, sino que se trataban de expediciones punitivas o de represalia por las incursiones de la India en el Tíbet.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal