GUERRA DE LOS SUCESORES O DIÁDOCOS
Período: Primera desde el 320 a.d.C. hasta 319 a.d.C. Segunda de 318 al 316 a.C. Tercera de 315 a..C. hasta el 311 a. C. y la Cuarta Guerra desde 310 a 301 a.C.
Beligerantes: Generales sucesores (Diádocos) de Alejandro Magno.
Causas: Sucesión al trono del Imperio de Alejandro Magno.

Antecedentes:

Los sucesores de Alejandro se enzarzaron en rivalidades dando como resultado la división del imperio. Los generales más afortunados se proclamaron reyes y fundaron las dinastías de los Lágidas o Ptolomeos en Egipto, los Seléucidas en Siria y los Antigónidas en Macedonia.

El primer aviso de alarma se produjo en la guerra Lamiaca cuando la ciudad de Atenas rompió con la Liga de Corinto y formó alianzas contra Macedonia de Antipater.

A pesar de que se consiguió dominar la sublevación ateniense, en el mismo año, el general Pérdicas comandante en jefe de las fuerzas de Asia, dio otro aviso de alarma al querer unificar el imperio y nombrarse gobernante único.

Algunos historiadores no tienen en cuenta esta guerra como tal, sino que la consideran como luchas intestinas entre los sucesores de Alejandro, porque no hubo cuatro guerras sino hasta seis.

En la sublevación de Pérdicas le apoyaban los generales Eumenes, Peitón, Seleuco y Olimpiade y en contra estaban Antígono, Antipater, Crátero, Ptolomeo y Lisímaco. Esto es importante, porque en los sucesos siguientes la agrupación de nombres harán que estas guerras y conflictos sean un verdadero galimatías.

Acontecimientos:

En el año 320 a.C. el ejército de Ptolomeo al mando del general Ofela ocupa la provincia griega de Cirene en la actual Libia, que hacía frontera con Cartago y Egipto, por lo que Pérdicas como comandante en jefe de las fuerzas de Asia, ataca el Egipto de Ptolomeo, pero es derrotado al intentar cruzar el río Nilo.

En Grecia las tropas de Eumenes, ayudado por tropas espartanas, derrotan a las de Antipater, donde Crátero, jefe de las tropas y caudillo del imperio, es muerto en los enfrentamientos.

El final de esta primera guerra es en 319 a.C. que al morir Antipater se generan una serie de luchas con los resultados finales de la derrota de Eumenes, que pierde la provincia de Capadocia, el desastre de Pérdicas en Psidia por las tropas de Antígono y Crátero y la ocupación por los ejércitos de Egipto de Ptolomeo de Siria y toda Fenicia.

Esta guerra solo confirmó el poder de Ptolomeo de Egipto y Seleuco en Babilonia y las ciudades de Asia Menor y Grecia quedaban prácticamente igual.

La segunda guerra de los Sucesores o Diádocos se origina en el año 318 a.C. o casi a la muerte de Antipater, cuando nombra sucesor a Poliperconte y no a su hijo Casandro.

En las disputas por el poder, Antígono y Casandro no reconocen a Poliperconte como sucesor de Antipater y este declara la guerra en nombre de Filipo Arriedo, (hermanastro de Alejandro) y anuncia la libertad de todas las ciudades helenas y retira las tropas macedonias de las ciudades griegas.

Los acontecimientos principales, hasta el final de esta segunda guerra, pasan por el golpe de estado del estratega Agatocles en el año 318 a.C., y el comienzo de un asedio sobre Siracusa en la isla de Sicilia, apoyado por los cartagineses y que finalmente consigue; la pérdida de las provincias de Asia Menor de Eumenes, que son ocupadas por las tropas de Antígono, apoyado por Seleuco y Ptolomeo; la ocupación de la ciudad de Atenas en el año 317 a.C. por las tropas de Casandro y la destitución de Poliperconte, con la consiguiente guerra civil donde muere Filipo Arriedo, mandado asesinar por Poliperconte.

En el mismo año de 317 a.C. la alianza entre Antígono con Seleuco y Peitón en Babilonia, tras la batalla de la Media, que acaba sin vencedores ni vencidos (algunos historiadores la enmarcan como Guerra de Babilonia, independientemente de esta segunda guerra de Diácodos), comienza a definir quiénes serán los sucesores definitivos.

En el año 316 se produce la derrota de Eumenes por Antígono en la batalla de Susa, que lo manda ejecutar e inicia un acoso sobre Seleuco de Babilonia, que se refugia en Egipto de Ptolomeo. Claramente la suerte está a favor de Antígono y su triunfo final será el arresto de Roxana y Alejandro –IV- (consorte e hijo de Alejandro) y que con la ejecución de Olimpiade, Antígono es prácticamente rey de los territorios de Asia.

La tercera guerra se caracteriza prácticamente por el final del reino unificado de Alejandro y se pasa de las alianzas personales a los pactos de estado.

En el año 315 a.C. se había formado una alianza entre Casandro, Lisímaco, Ptolomeo y Seleuco contra Antígono de Asia que ocupaba parte de la provincia de Siria.

En el año 312 a.C. Antígono inicia una guerra contra Ptolomeo de Egipto y le reconquista definitivamente toda Siria y Fenicia, pero es derrotado en Gaza y para traerse la amistad de Seleuco y ponerlo en contra de Ptolomeo, le ayuda a reconquistar Babilonia. En este año comienza la dinastía de los Seléucidas en la zona.

El final de esta tercera guerra finalizaría con el acuerdo de que Casandro se quedaría con Macedonia hasta la mayoría de edad de Alejandro –IV-, Lisímaco conservaría Tracia (actual zona de Estambul), Ptolomeo seguía en Egipto, Antígono en Asia con la provincia de Siria, Seleuco quedaba con Babilonia y se reconocía la independencia de las ciudades griegas.

Los sucesos posteriores darían origen a una cuarta guerra:

En el año 310 a.C., Casandro por miedo a perder el poder a la mayoría de edad de Alejandro –IV-, manda asesinar a Roxana y a su hijo Alejandro con doce años y Seleuco funda la ciudad de Seleucis a orillas del río Tigris que la hace capital, dejando abandonada Babilonia.

En el año 305 a.C. Ptolomeo, Casandro, Lisimaco y Seleuco se nombran reyes y en el 302 a.C. se renueva la Alianza de Corinto entre Antígono y Demetrio, que prácticamente era una alianza contra Casandro y éste crea una contra alianza con Ptolomeo, Seleuco y Lisimaco, lo que origina una cuarta guerra.

Casandro invade con su ejército la Tesalia de Demetrio y Lisímaco invade territorios de Asia Menor de Antígono. En el 301 a.C. se produce la batalla de Ipso en Frígia donde Lisimaco y Seleuco vencen a Antígono y Demetrio.

Finalmente se efectúa una división definitiva del imperio, pero no acaban las guerras de los Diádocos, ya que en los años siguientes se van creando un número indeterminado de pequeños estados en Asia Menor como Ponto, Bitinia, Capadocia, Pérgamo, Misia, Lidia, Panfilia, Frigia, etc. tras la muerte de Lisímaco.

Los conflictos continuaron en la Quinta Guerra de los Diádocos (288-286 a.C.), Sexta Guerra de los Diádocos (282-182 a.C.), conflicto en Siria, en Grecia, en los Seléucidas, en los Ptolomeos de Egipto, Cirenaica, Fenicia, etc.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal