GUERRA DE LAS DOS ROSAS
Período: Desde 1399 hasta 1485
Beligerantes: Las casas inglesas de York contra la de Lancáster
Causas: Rivalidades monárquicas y malas gestiones en la Guerra de Treinta Años.

Antecedentes:

Fue una guerra civil, dentro de la guerra de Treinta Años, que devastó Inglaterra durante el siglo XV y tuvo como rivales las casas de Lancáster y la de York que se disputaban el trono.

Se llaman de Dos Rosas porque la casa de Lancáster, que fue la designada para el trono, tomó como símbolo una rosa roja y la de York una rosa blanca.

La casa de Lancáster era una familia inglesa descendiente de Eduardo -III- que salió ganadora de esta guerra. A ella pertenecieron los reyes ingleses Enrique -IV-, Enrique -V- y Enrique -VI-

La casa de York era una rama inglesa de la casa de Plantagenet que había dado tres reyes a Inglaterra Eduardo -IV-, Eduardo -V- y Ricardo -III-.

Acontecimientos

El conflicto se originó a la mitad de la Guerra con Francia llamada de Cien Años, cuando el rey inglés Enrique -IV- tuvo que evacuar todas las plazas ocupadas en territorio francés, por lo que originó un descontento en el pueblo inglés.

El conflicto estaba entre Enrique -IV- Tudor (1367-1413) y el rey Ricardo -II- de York, nacido en Burdeos en 1367 y que sucedió a su abuelo Eduardo -III- en el año 1327.

El 30 de septiembre del año 1399 Ricardo -II- fue depuesto por el parlamento por los desastres en las operaciones bélicas en Francia y cedieron la corona inglesa a Enrique -IV-.

El nuevo rey tomó preso a Ricardo -II- y lo encarceló en el castillo de Pontefranch, donde murió de hambre un año después, según unos, o asesinado por el propio rey Enrique -IV- según otros.

Por parte de la casa de Lancáster, a la muerte de Enrique -IV- le sucedió su hijo Enrique -V- y continuó con el enfrentamiento de la guerra de las Dos Rosas y por parte de la casa de York a la muerte de Ricardo -II- le sucede Ricardo -III- (1452-1485), que fue el último monarca de la casa de York.

Ricardo -III- al año de subir al trono de Inglaterra finalizaba la guerra de Treinta Años (1337-1453), pero las luchas continuaban en su país y reinó en plena guerra civil y en medio del terror. Fue derrotado y muerto por Enrique Tudor de Lancáster (1457-1509), en la batalla de Bosworth en 1485, y en donde la historia recuerda la frase de -Mi reino por un caballo-.

La pacificación fue conseguida por Enrique -VII- de Lancáster de la casa de los Tudor, quien gobernó con plena autoridad y restableció la disciplina y el comercio.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal