GUERRA FRANCO ESPAÑOLA
Periodo: Desde 1635 hasta 1659
Beligerantes: Francia contra España
Causas: Terminar con la influencia de los Austrias y los Habsburgo en Alemania y con el imperio español en Occidente de Europa.

Antecedentes

Terminar con la hegemonía de los Habsburgo se logró en el transcurso de dos guerras que, en realidad forman una sola: La primera en la Guerra de los Treinta Años de 1618 a 1648 y la segunda en la Guerra franco-española de 1635 a 1659.

Esta guerra se originó en la de Treinta Años en su última fase y a la muerte del rey de Suecia Gustavo Adolfo (1497-1566) en la batalla de Lutzen. Los imperiales se rehicieron y con el auxilio de España derrotaron a los suecos en la batalla de Nordlinge.

De esta forma España también entraba claramente en el conflicto durante el reinado de Felipe -IV- (1605-1665) y su ministro Conde-Duque de Olivares Gaspar de Guzmán.

Por otra parte al primer ministro francés Richelieu y a Luis -XIII- les interesaba entrar en la guerra de los Treinta años y en 1635 Francia declara la guerra a España y al emperador de Alemania.

Acontecimientos

En España las cosas no funcionaban muy bien. Se metió en el conflicto de los Treinta Años teniendo en su territorio enormes problemas.

España había perdido la hegemonía en el mar en la derrota naval de las Dunas en 1638 contra los holandeses, donde casi pierde toda su flota y dejó de recibir plata de las Indias, por lo que para recuperarse económicamente recurrió a la presión sobre Portugal y Cataluña por parte del primer ministro Gaspar de Guzmán.

Lo siguiente fue la sublevación de Cataluña, quienes declararon la República Catalana y después se entregaron al dominio del rey francés Luis XIII. En 1640 los portugueses declararon rey al duque de Braganza con el nombre de Juan -V- (1689-1750).

En medio de todo este conflicto estaba la influencia en la política internacional del ministro francés Richelieu y sus agentes.

El rey de España Felipe -IV- reconoció sus errores y en 1643 el Conde-Duque de Olivares fue exonerado del cargo y se dispuso a pacificar el país, pero no sin antes enviar a su hijo bastardo Juan José de Austria con su escuadra para bloquear Nápoles y arrojar de la Toscana a los franceses.

Puso sitio a la ciudad de Barcelona en 1652, quedó como virrey de Cataluña y expulsó de Gerona a las tropas francesas en 1653 y garantizó que serían respetados las libertades y derechos de Cataluña.

Pero en 1665 Portugal derrotó a las tropas de Juan José de Austria en la decisiva batalla en Montesclaros, no pudiendo recuperar el país para la corona.

Este conflicto que estaba dormido desde el final del reinado de Felipe -II-, los portugueses le llaman Guerra de la Restauración (1580-1668), comentada anteriormente.

En el tratado de Westfalia de 1648 terminaba con la guerra de los Treinta Años y España reconocía la independencia de Holanda y tras la firma del Tratado de los Pirineos de 1659, finalizaba la guerra franco-española.

España perdía el Rosellón, gran parte de la Cerdaña, el Artois y varias ciudades de Francia y que años después sería causa de otra guerra con Francia.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal