GUERRA DE LAS GALIAS
Periodo: Desde el año 58 hasta el 49 a.d.C.
Beligerantes: Julio Cesar contra los Galos
Causas: Expansión del imperio romano

Antecedentes:

Guerras enmarcadas en la cronología romana.

Conflicto que narra Julio César para la conquista de la Galia y que fueron sometidos por este entre los años 58-49 a.C. Era un territorio muy extenso que años más tarde Augusto la dividió en 4 provincias.

Julio César siendo cónsul, obtuvo del Senado la concesión de un ejército para conquistar la Galia y en sus campañas dio pruebas de un talento militar extraordinario.

Acontecimientos:

La guerra con los galos duró desde el 58 hasta el 49 a.C., aunque realmente finalizó la conquista del territorio en el año 51 a.C. y finalmente se estableció la frontera del imperio en la línea del río Rhin.

Los romanos distribuyeron la Galia Transalpina en cuatro zonas: La Galia romana que era la Provenza, la tierra de los Belgas, la tierra de los Celtas y las tierras de Aquitania. Las tres últimas la denominaron también como Galia Comata y era una zona no romanizada y para ellos totalmente salvaje.

Durante muchos años el Imperio romano había contenido a los Galos más allá del rio Ródano, un territorio que se extendía desde el Rhin hasta los Pririneos y desde el Atlántico hasta el Ródano.

Las ciudades a conquistar, al ser distintas a las romanas, se llamaban Oppidum y eran plazas fuertes o recintos fortificados y solía ser la capital del territorio.

Dependiendo de su capacidad defensiva y para iniciar el asedio al Oppidum, se establecían cuerpos de obreros y artilleros que abrían brechas, utilizaban aparatos perforadores para grandes zanjas, galerías subterráneas y terraplenes protegidos con tabiques o parapetos. La guerra de las Galias fueron especialmente crueles.

Las primeras campañas del ejército de Julio Cesar fueron hacia las tierra de los Belgas, compuesta por tribus Celtas mezclados con tribus Germanas, situada al norte del río Secuana (Sena) y hacia el este hasta el río Rhenus (Rhin).

Establecieron campamentos todo a lo largo del río Mosa, desde su nacimiento hasta la desembocadura y tras conquistar la plaza fortificada de Virodunum de los Tréveres, actual Verdún, levantaron campamentos al mando de Marco Labiano.

Los ejércitos romanos se movilizaron hacia el oeste para conquistar la oppidum de Nemetocena de los Atrevades belgas, donde establecieron un campamento al mando de Quinto Cicerón. Desde esta posición se acercaban al mar para cruzar más tarde a Britania y tras vencer a la tribu de los Cantios, levantar el primer campamento costero en la isla.

Poco a poco las plazas fortificadas de la Galia Comata de los belgas fueron cayendo bajo la dominación romana, como Samarobriva, actual ciudad de Amiens, donde establecieron un campamento al mando de Marco Craso, el oppidum de Bibrax actual Laon o la plaza de Suesio, actual ciudad de Soissons en Bélgica, llegando incluso hasta el campamento galo de Lutecia, una isla del río Sena, actual ciudad de París.

El final de las campañas del resto de la Galia, entre los años 55 a 52 a.C., Julio César efectuó varias operaciones:
La primera campaña la efectúa sobre las oppiduns o fortalezas que formaban un triángulo de las ciudades de Gorgovina de los Boios, Noviodunum de los Bitúrigos, actual Nevers y Decetia de la tribu de los Eduos, junto al rio Liger (Loira) o la actual Decize, que las conquista, establece posiciones y hace de ellas base de sus ejércitos.

En las siguientes campañas Julio César se dirigió al norte y conquista la fortaleza de Agedincum de la tribu de los Sesones. Desde esta zona la fortaleza de Alesia quedaba al este y estaba fuertemente defendida por tribus galas al mando de Vercingetorix, por lo que para evitar recibir tropas de refuerzos, Julio César decide dejarla para el final y desplazar su ejercito hacia el oeste para tomar las plazas o fortalezas de Vellaunodunum de los Senones, actual Triguerés y al sur la cercana Genabo de los Carnutos, actual Orleans.

En las siguientes campañas los enfrentamientos fueron más serios que los anteriores, especialmente en las conquistas de las fortalezas de Noviodunum de los Eduos, una de las ciudades más importantes de la zona, situada entre los rios Liger (Loira) y Elaver (Allier) y la fortaleza de Aváricum, la mayor plaza fortificada de los Bitúrigos, actual Burdeos, donde las tropas de Julio César se tienen que emplear a fondo en la batalla de Burdigala, (cerca del actual Burdeos) y donde se producen enfrentamientos serios con grandes bajas por ambos bandos.

En el año 52 a.C. Julio César establece la ciudad de Noviodonum (actual Nevers), como base de sus operaciones y desde aquí continúan las campañas sobre la fortaleza de Gergovia, principal oppidum de los Galos y la más poderosa de la tribu de los Avernos, cerca de la actual Clermont-Ferrand. Para la conquista de esta fortaleza Julio César empleó el máximo exponente de capacidad ofensiva contra el lider Vercingetorix, que le obligó a retirarse y agruparse en la ciudad de Alesia, tras un tremendo asedio donde utilizaron todos los recursos posibles para bloquear los oppidums.

El final de las campañas las efectúa sobre la ciudad de la tribu de los Mandubios y para ello Julio César concentra su ejército en la plaza de Agendicum, conquistada en las primeras campañas, iniciando su avance hacia la fortificada Alesia. A medio camino de esta plaza se produce la batalla contra los Lingones que consigue vencer y finalmente establece sitio a la plaza fuerte de Alesia, actual Alise-Ste-Reine, que es el mayor exponente en esta guerra y su líder Vercingetórix.

Vercingetórix el defensor de las ciudades de Gergovia y de Alesia tras el tremendo asedio, se entregó a Julio César para evitar la masacre entre los propios defensores, por lo que fue insultado por este, tachándolo de cobarde, a pesar de su desgracia.

Fué llevado a Roma donde fué ejecutado después de seis años en prisión en el año 46 a.C.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal