GUERRAS GUARANÍTICAS o DE LAS REDUCCIONES
Período: Desde 1754 hasta 1756
Beligerantes: Jesuitas y Guaraníes contra España y Portugal.
Causas: Defensa de las misiones en el Paraguay

Antecedentes

También se la conoce como Guerra de las Reducciones y guerras con Portugal, que afectaron a las colonias de indígenas de los guaraníes entre los años 1754 a 1756, instigadas y dirigidas por los Jesuitas en defensa de las Misiones del Paraguay.

Desde 1558 los Jesuitas se habían establecido en el Paraguay llegando a formar casi un estado teocrático independiente.

Los Jesuitas llegaron a Buenos Aires y acostumbrados a misiones peligrosas subieron el rio de la Plata y al entrar en las aguas del Paraguay se dispersaron por los bosques. La historia lo describe como evangelizadores con un breviario bajo el brazo y una cruz en la mano derecha abriéndose camino a través de la selva.

La primera tribu que oyó la voz de los Jesuitas fueron los Guaranos o Guaraníes. Formaron aldeas, siendo la más importante la de Loreto y los misioneros que se recuerdan son los padres Mareta y Calaldino. Levantaron centros con el nombre de Reducciones y en pocos años llegaron hasta tener treinta, a las que denominaron como República Evangélica.

Cada aldea estaba gobernada por un misionero que dirigía los negocios temporales y espirituales. Se abrieron escuelas públicas, se formaron caudillos de guerra, corregidores y alcaldes, todo ello con leyes propias independientes del reino de España.

Acontecimientos

Esta república evangélica duro 150 años, hasta que en la expansión de Portugal en la zona amenazó la posesión española en Río de la Plata.

Los portugueses se habían instalado en la Colonia del Sacramento en el Paraguay y para evitar enfrentamientos, en el año 1750 el rey Fernando -VI- de España efectuó un pacto de permuta con Portugal, que incluían algunos territorios en América y África a cambio de la colonia de Sacramento del Paraguay.

Estas permutas fueron las misiones en América de Río Grande y la de Santa Catalina y a cambio Portugal devolvió la Colonia de Sacramento y cedió Annobón y Fernando Poo, en África.

En 1751 con el tratado de Madrid, el rey Fernando -VI- erróneamente reconoció a Portugal los límites y que su sucesor Carlos -III- intentaría corregir más tarde, sin conseguirlo.

Estos cambios significaban que muchas misiones que hasta entonces pertenecían a España pasaron a depender de Portugal y por tando establecía un nuevo estatus que afectaba a los indígenas y a los propios Jesuitas.

Portugal decidió reducir el número de colonias de indígenas bajo la protección de los Jesuitas en sus territorios del Paraguay y anular las leyes de las reducciones para acogerse a la ley portuguesa.

Portugal mandó al ejército con la misión de destruir las Reducciones. Murieron muchos Guaraníes y Jesuitas en defensa de los poblados, hasta el año 1756 en que fue sofocada.

Los Guaraníes volvieron a su estatus antes de la evangelización, es decir a la selva, y volvieron a adaptarse a sus costumbres.

Los jesuitas no fueron expulsados de los Estados Españoles hasta el año 1767.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal