GUERRA EN EL CIELO
Período: Desconocido.

Antecedentes:

Las creencias antiguas y las tradiciones poético-religiosas recogen varias versiones sobre la creación del mundo.

En una de ellas nos cuenta que los ángeles fueron creados antes que el hombre pues cuando este fue puesto en el Paraíso ya había ángeles y demonios. La mística religiosa confirma que son espíritus con inteligencia y no tienen cuerpo material.

La leyenda nos dice que los ángeles se sublevaron cuando fueron obligados a estar sometidos al hombre y se les encargó la misión de contactar con él y protegerle. Este trabajo se lo encargaron a los Beni-Elohim o Arcángeles. Estos a su vez se ayudaron de los Ángeles como calidad de mensajeros.

Ya se les había anunciado: Estoy creando un ser humano a partir de barro, tendrá forma material, cuando haya terminado le daré parte de mi espíritu para que tenga vida (Corán - XV.26).

El ángel Iblis preguntó: ¿Tomarás al hombre y sus descendientes como protectores?. ¿Qué cambio es ese?. Yo soy mejor que él, me hiciste de la luz y a él lo has hecho de barro. Él es nuestro enemigo (Corán VII.13 y XVIII.48).

Y además cuando contactaron con el hombre percibieron que se le había dado el Verbo o don de la Palabra.

Acontecimientos:

No contaban con aquellos cambios y un ángel llamado Luzbel la Luz, se sublevó contra el orden establecido y se le unieron Beelzebú príncipe jefe, Sammael dueño del aire, Asmodeo el destructor , Belial la perfidia y la deslealtad, Pitom dueño de la profecía, Satanael el adversario, Iblis, Cheitán, Adranelech, Azrael, Ayama, Leviatán, Astarot, Magot, Oriens, Aritón, etc. y una infinidad de espíritus y genios como Efrit el invisible, Gemmi la encarnación, Mared el huraño y trescientos nombres más, aunque su número era infinito.

En el otro bando había un grupo de ángeles conformes con la nueva creación como Lamael, Nattael, Anael la gracia, Gabriel el poder, Sammael el juicio, Michael el mando, Rafael la sanación, Cassiel el representante etc. Al mando de este ejército estaba el Ben-Elhoim o Arcángel Michael y la lucha y su final debió ser terrible, así como sus consecuencias.

La derrota de los ángeles rebeldes significó que pasaron de un estado angelical a ser recordados como seres vengativos y malvados, líderes de guerras y rebeliones, con físico deforme y dueños de las tinieblas y la oscuridad.

Por su osadía fueron desterrados al infierno y en términos cósmicos al Infinito.

Los derrotados permanecieron ocultos para hacer la guerra al hombre y aparecerán al final de los días para finalizar con su destrucción.


GUERRA DE LOS TITANES
Periodo: En algún lugar del tiempo.

Antecedentes:

Hay que remontarse al origen de la creación según algunas creencias y principalmente a la mitología greco-romana. En la obra de Mitologías Europeas, especialmente Mitología Clásica: Griega y Latina (1965), se narra la creación del mundo y nos cuenta que Urano había nacido de la unión entre Erebo y Gea (la Tierra). De esta unión nacieron Titán, Temis, Cronos-Saturno, los Gigantes, los Cíclopes y Océano.

A Temis se le asigno la justicia celeste, a Cronos el control del tiempo y a Titán la sucesión del trono y los tres serían inmortales. Las tres últimas personificaciones se les destinó al Infinito, a repoblar la Tierra y serían mortales.

La procreación de Urano se fue expandiendo, pero llegó un momento que no estuvo conforme con su trabajo ya que las razas que estaba creando eran muy diferentes entre ellas y existía gran rivalidad, por eso a medida que las creaba, las destruía.

Su hijo Cronos se dió cuenta de ello y mutiló la zona de reproducción. De su sangre nació el odio, la venganza y el remordimiento personificado en las Melias, las Furias o Erinias y las Euménidas.

Cronos deseaba ser el sucesor de Urano y este deseo se lo planteó a su hermano primogénito Titán, que aceptó el trato con la condición de que debería matar a todos sus hijos varones al nacer.

Cronos se unió con Rea y debería cumplir la promesa. Para que su padre Urano no se enterase del pacto procuró no dejar pistas y decidió comérselos. Rea estaba enterada del acuerdo y para proteger a sus hijos decidió engañarlo.

El primer hijo en nacer fue Vesta, una mujer. El segundo Zeus, varón. Rea envolvió una piedra en la túnica del recién nacido y se la entregó a Cronos que se lo engulló, creyendo que cumplía la promesa.

El tercer recién nacido fue una mujer: Demeter y el cuarto y quinto fueron varones: Poseidón y Hades, que para salvarlos empleó la misma táctica.

Rea escondió a sus tres hijos varones hasta la edad adulta, los que se conocerán más tarde como los tres Crónidas. En la creencia romana se cree que ocultó a Zeus, (Júpiter), en la isla de Ida, actual Creta y fue amamantado por la cabra Amalthea, símbolo de la humedad fecundante.

Con el paso del tiempo Urano se enteró del pacto entre los dos hermanos y sufrieron el castigo: Titán sufriría el olvido y desterrado al Infinito, al Tártaro o a la Tierra, donde también estaban sus hermanos los Gigantes, los Cíclopes y Océano y a Cronos se le despojó de su primogenitura.

Pasado un tiempo Cronos se rebeló contra su padre Urano, lo expulsó del Olimpo y ocupó su lugar.

Acontecimientos:

Titán desde el lugar del destierro se enteró del engaño de Rea y de la existencia de sus tres hijos varones o de sus sobrinos y se rebelaron, se levantaron en armas contra el orden establecido. Cuenta la leyenda que asaltaron el cielo.

La lucha fue cruel, a escala universal y durante mucho tiempo, ya que uno de los hijos salvados llamado Zeus con mayoría de edad, fue el que derrotó a los Titanes y los desterró nuevamente al Infinito.

Seguidamente Zeus haría con su padre Cronos lo mismo que hizo él con Urano, lo arrojó del Olimpo y ocupó su lugar repartiendo el universo entre sus hermanos: a Poseidón le entregó el orden de las aguas y a Hades el orden de los condenados, el Infierno.

Esta misma rebelión y guerra entre los dioses se recuerda en la creencia romana, pero aquí se cambian los nombres, que serían: Cronos (Saturno), Rea (Cibeles), Zeus (Júpiter), Poseidón (Neptuno), Demeter (Ceres) y Hades (Plutón).

La tradición también conocen muchos nombre de titanes que se levantaron en armas: Astreo el de astros, Atlas el de la fuerza, Arce el de los bosques, Boreas en de los fuertes vientos, Brontes las fuerzas desatadas, Ceo el villano, Deucalión la Nueva Raza, Encelado o Egkoilas líder de los castigados, Gigas el guerrero, Prometeo el pensador y astuto, Titán el grandioso, Tifón la furia del viento o Yapeto la discordia, etc.

También se les unieron los Gigantes y se conocen a Anteo, hijo de Neptuno repudiado por su padre al ser simpatizante de la rebelión y guardián del Jardín de las Hespérides, Alción hijo de Atlas, Briareo o Aegeón hijo del titán Gigas, Caco el bandido, Etra madre de Teseo, Gerión convertido en gigante a petición de su madre Calirroe para apoyar la causa de los Titanes, Orión el gran cazador, Reto el orgulloso o Damastros o Clitio, etc.etc.

Los rebeldes derrotados vivieron desterrados en la Tierra, en el infinito y se unieron a las hijas de los hombres de los que nacieron los héroes de antaño, pero eso ya es otra historia.


GUERRA DE LOS ELAMITAS
Periodo: Entre los años 1947-1905 a.C.

Antecedentes:

El Génesis describe que en las ciudades conocidas como la Pentápolis del Valle de Siddim, se produjo la primera batalla terrestre que se registrada en la historia, donde participaron nueve ejércitos. Todo ello hace 4.000 años.

Aconteció en los días de Amrafel rey de Sinear (Sennar), Arioc rey de Elasar, (el Ponto), Codorlaomer rey de Elam y Tidal rey de Goim (Naciones) hicieron guerra a Bera rey de Sodoma, Birsá rey de Gomorra, Sinab rey de Adamá, Seméber rey de Seboim y contra el rey de Bela que es Segor. (Génesis 14.1).

En casos de referencias bíblicas, es necesario y casi obligatorio, el identificar a los personajes, situaciones y ciudades.

Encontramos que Amrafel, rey de Sinear o Sennar de la Mesopotamia, se identifica con el rey Hammurabi, sexto rey de la primera dinastía babilónica, por lo que ya tenemos la referencia de que los sucesos se han podido producir entre los años 1947-1905 a.C.

Para el rey Arioc de Elasar (el Ponto), no se encuentran referencias concretas, pero posiblemente se refieran a algún reino al norte de la actual Turquía cercano al Mar Negro.

Codorlaómer era rey de Elam, reino situado al oeste, en la parte baja del rio Tigris, que se extendía desde la Media hasta el golfo de Persia o lo que es hoy el suroeste de Irán. Su capital era Susá.

Para el rey Tidal de Goim (significa Naciones), lo asocian con un rey de Cilicia en Asia Menor (actual Turquía). Otros historiadores indican que era rey de entre dos ríos y entienden que son el Tigris y el Éufrates en la Mesopotamia, en las actuales zonas de Turquía e Irán.

Los reyes contra los que va dirigida la invasión son Bera, Birsá, Sinab, Seméber y Bela, que eran reyes de la pentápolis, una unión de cinco ciudades cercanas al actual Mar Muerto, de sobras conocidas por los acontecimientos posteriores y que entonces se conocía como Valle de las Selvas o valle de Siddim.

Todos ellos se juntaron en este valle que ahora es el mar Salado. Doce años habían servido (o pagado tributo) a Codorlaomer, más al año decimotercero se rebelaron. (Génesis 14.3).

Algunos historiadores consideran al reino de Elam como una piedra en el zapato de los Sumerios. Los elamitas destruyeron la ciudad de Ur alrededor del año 2000 a. C y era la patria de Lot y de Abraham y en esta época era un reino muy influyente en la región.

Acontecimientos:

Cordolaómer y los reyes coaligados iniciaron la invasión por el este del valle hacia el sur derrotando a los Refaitas en la batalla de Astarot-Carnaim, a los Susitas en la batalla de Ham, a los Emeos en la batalla de Savé-Cariataimy y a los Horreos en el monte de Seir, desperdigándolos hasta El-Farán, que está junto al desierto.

Años más tarde cuando Josué en las guerras de Yhavé, entró por esta zona, sus habitantes ya no existían y solo se les recordaba por su nombre de Moabitas y Ammonitas y era descendientes de Lot.

Volviéndose vinieron a En-Mispat, que es Cades, y derrotaron (quemaron) todo el campo de los Amalecitas, también a los Amorreos que habitaban en Hazazón-Tamar. (Génesis 14.5 ss.).

Nuevamente es obligatorio recurrir a la comparativa con los datos actuales y se encuentra que la ciudad de Cades es también la llamada Misfat o Fuente del Juicio, situada en el extremo sur de Palestina. También se la conoce como el sagrado lugar de Barne (Cadesbarne), lugar donde está sepultada Marián, la hermana de Moisés.

La población de Hazazon-Tamar es actualmente En-Gaddi, ciudad en ruinas, al oeste del actual mar Muerto, a unos 30 kms. al norte de Massada.

El recorrido del rey Cordolaómer es pura táctica militar. Inicia su represalia por la Ruta de los Reyes al este del Valle de Siddim (actual lago Salado), hacia el sur llegando incluso hasta el desierto de El-Faran, al norte del Sinaí.

Llegando a este punto se puede continuar hacia la ciudad de Petra de los Moa'bitas (Wadi Musa), pero dá la vuelta (volviéndose) hacia el noroeste y se interna en territorio de los Cananeos, los Amalecitas y Amorreos, haciendo una maniobra envolvente a las ciudades de la Pentápolis.

Actualmente este trayecto que se inicia en Bagdad, continúa por Amman, Monte Nebó, litoral oeste del mar Muerto, Wadi o Petra hasta el golfo de Aqaba y se la conoce como Ruta de los Reyes.

Por lo que se relata en Génesis 14.8, las victorias de Cordolaómer sobre las ciudades de la zona ponen en aviso a los reyes de la Pentápolis y se ponen en marcha iniciando una contraofensiva.

Ordenan batalla y se juntan los ejércitos en el valle de Siddim que es el mar Salado. Actualmente en el mismo Mar Muerto.

La batalla del Valle de Siddim se produce con el rey Codorlaomer al frente de un total de cuatro ejércitos contra cinco. Es la primera batalla de la que se tiene referencias escritas y tuvo que ser muy importante.

Había en el valle de Siddim muchos pozos de betún y en la huida de los reyes de Sodoma y Gomorra cayeron en ellos. Los demás huyeron a las montañas. (Génesis 14.10).

Las ciudades de la Vega son arrasadas por las tropas de Codorlaómer, tomados prisioneros para venderlos como esclavos y dar ejemplo al resto de ciudades que no pagaban tributo al reino de Elam.

Lot residía en la ciudad de Sodoma y es hecho prisionero. Abrahám persigue al grupo y consigue rescatarlo cerca de la ciudad de Hoba, (actualmente la ciudad de Dan, al este de los Altos del Golán), camino de Damasco en la actual Siria, es decir, el repliegue de las tropas se efectúa muy al norte de estos sucesos y no en la Ruta de los Reyes sino en la ruta hacia la ciudad de Palmyra.

Las ciudades de la Vega o Valle de Siddim se quedan sin rey y sin gobierno, hundiéndose en la anarquía, excepto el rey de Sodoma que reclama a Abraham los ciudadanos sodomitas rescatadas en la refriega de Hoba. (Génesis 14.21).

Después de estas guerras vinieron los sucesos y catástrofe de Sodoma Gomorra, pero eso es otra historia.


GUERRAS DE YHAVÉ
Periodo: Desde 1453 a.d.C. hasta 1427 a.d.C.

Antecedentes:

Estas luchas estaban escritas en El libro de las guerras de Yahvé que ha desaparecido según Números 21:14.

Eran sangrientas y crueles y en el libro de las guerras de Yahvé se describen las normas referentes a la conducta de la guerra de los israelitas contra los aborígenes de la tierra de Canaán.

Todos los varones tenían que responder a la llamada de guerra y solo estaban exentos los recién casados y cobardes notorios. Si una ciudad rechazaba el ofrecimiento de paz se le sitiaba y una vez expugnada, a los varones se les pasaba a cuchillo.

A pesar de que este libro ha desaparecido quedan algunas referencias, como las hostilidades contra los filisteos en época del rey David y anteriormente las guerras contra los Ammonitas, tribu al este del Jordán, Amalecitas situados entre el mar Muerto y mar Rojo, que sufrieron la derrota en la batalla de Rafidim y los Idumeos, al sur del mar Muerto.

En tiempos del rey David se hizo la guerra a los sirios y contra Egipto.

En el libro de las Guerras de Yahvé igualmente se describía lo que se recoge en 2Reyes 18:7 como las guerras intestinas entre el ejército de David y los de Israel con una matanza de 200.000 guerreros en la batalla del bosque de Efraín.

Acontecimientos:

Un análisis de una cronología bíblica nos diría que en el año 1453 a.C., Josué líder militar de los israelitas inicia la conquista de la tierra de Canaán con la ocupación de sus ciudades e inicia las guerras contra los Moabitas y Amorreos.

En el año 1450 a.C. cruza el rio Jordán. (Jos. 3:14) y conquista la ciudad de Jericó tras un asedio de seis días. (Jos. 6:3).

Los acontecimientos se inician con el sitio a la fortaleza de Hai, al oeste de Betel, que es conquistada con mucha dificultad y finalmente es destruida. (Jos. 7:5); la guerra contra los gabaonitas (Jos. 9); la derrota de los Amorreos; la conquista del norte de Palestina por los israelitas; el exterminio de los Enaceos; el sometimiento de los reyes de Transjordania y Cisjordania y el reparto del territorio de Canaán.(Jos. 13).

En el año 1440 a.C. se produce un éxodo del pueblo hebreo. (¿Segundo Éxodo?). Historiadores indican que un Éxodo aconteció en el año 1440 a.C. durante el reinado del faraón Amenofis -II- (1448-1420 a. C.) y otros cronistas sitúan este Éxodo doscientos años más tarde en el 1250 a.C. reinando en Egipto el faraón Merneptah (1225-1215) o el faraón Ramsés -II- (1292-1225 a. C.).

En el año 1428 a.C. muere Josué a la edad de 110 años. Era hijo de Nun (Josué 24:29), su nombre original era Oseas y pertenecía a la tribu de Efraín.

En el año 1427 a.C. Judá y su hermano Simeón suceden a Josué. Se derrota nuevamente a los Cananeos y a los Fereceos en la batalla de Bésec. Se conquista la ciudad más importante del país que era Jerusalén. (Juec. 1:8) y se producen sucesivas conquistas en Canaán como las ciudades de Hebrón, Dabir, Betel, etc. (Juec. 1:9.ss.).


GUERRA DE TROYA
Período: 1193 a.d.C hasta 1184 a.d.C

Antecedentes:

La ciudad de Troya era la capital de la Troade situada al norte del monte Ida, cerca de la costa del Helesponto y del mar Egeo. En la Ilíada no se indica dónde está la fortaleza de Ilio ni que territorios administraba, pero la tradición la sitúa en una llanura cercana al estrecho de los Dardanelos en la Turquía actual.

Fue inmortalizada por Homero en la Ilíada, que narra la cólera de Aquiles al final de esta guerra promovida por muchos reinos griegos del sur de la península balcánica y de las islas próximas. Príamo y Hécuba eran sus reyes.

Acontecimientos:

La guerra y sitio a la ciudad duró diez años y finalizó con la toma y saqueo de Troya.

Curiosamente Homero en su Ilíada no habla de griegos sino de los Aqueos (Agamenón era el jefe de los Aqueos), llamados también Argivos o Dánaos.

En las narraciones existentes entra el mito de los dioses que ayudan a ambos bandos y que realmente reflejaba la situación del final de la Edad de Bronce en Grecia entre los años 1570-1100 a. C. en tiempos de poder del reino de Micenas.

En el año 1870 el arqueólogo Schliemann descubrió sus restos en la colina de Hissalik y entre ellos estaba el gran tesoro de Atreo.

Tradicionalmente siempre se ha creído que la Ilíada cuenta la caída de la ciudad de Troya, pero realmente no es así. Los 15.674 hexámetros de la Ilíada narran un episodio que duró 51 días y describe las disputas de Aquiles con Agamenón, su cólera y las consecuencias, finalizando con la muerte de Héctor, el domador de caballos.

La guerra de Troya y su final, más las consecuencias posteriores, se narran en ocho libros de los que se relacionan a continuación y que extraemos un resumen de lo acontecido en esta guerra.

La Cipriada , es el primer libro escrito en once cantos y su autor es Estasino de Chipre. Comienza con una súplica de la diosa Tierra (Gea) al dios Zeus para liberar de la pesada carga de la raza humana, multiplicada en exceso, llegando a ser demasiado fuerte y poderosa.

Tradiciones griegas han considerado que el príncipe Paris raptó a Helena por la fuerza y la trasladó a la ciudad de Troya. En otros casos Helena enamorada de Paris se traslada de buen grado a Troya, pero en la Cipriada Helena se entrega a Paris en la isla de Cráneo y que al no poder reparar la infamia se refugian los dos en Troya.

Los sucesos posteriores son bien conocidos, Menelao y Agamenón de Micenas inducen a los príncipes griegos a formar una expedición vengadora contra la ciudad de Príamo.

En este primer libro se cuenta que en la travesía las naves salieron de Aulide y la primera ciudad a la que arribaron fue Teutrania, en la Misia (Asia Menor, actual Turquía), gobernada por el rey Telefo y creyendo que era Troya la destruyen. Se dieron cuenta del error, pero ya era tarde y queriendo continuar hacia Troya las tempestades les obligan a regresar al punto de partida.

Vuelven a efectuar una segunda expedición y por fin llegan a Troya y apenas desembarcados el príncipe troyano Héctor mata a Protesilao, amigo de Aquiles, al que le hace frente el guerrero Cicno, hijo de Neptuno que era invulnerable, pero Aquiles le vence ahogándolo en el mar. Neptuno posteriormente lo convierte en cisne.

Menelao solicita la entrega de Helena, pero Príamo se niega. Los primeras represalias se efectúan contra los pueblos de la Troade llamados Lirneos y Crisis, aliados con Troya, que son conquistados por las tropas griegas para que no suministren víveres a la ciudad y comienza el cerco y también aquí comienza la narración de la Ilíada.

La Ilíada o cólera de Aquiles es el segundo libro que casi todo el mundo conoce por versiones modernas, (esas versiones cinematográficas que cambian la historia), donde se describe la enemistad entre Aquiles y su rey Agamenón. La venganza de Ulises hacia Palamedes lanzándolo al mar por haberle metido en la guerra (Ulises se hizo el loco para no acudir a Troya, al estar recién casado y Palamedes descubrió el engaño); la muerte de Patroclo a manos de Héctor y finalmente la muerte de este, el auténtico héroe de Troya, el domador de caballos.

Pero existió una versión en la que termina diciendo -Llegó Amazona, hija del valeroso Marte, destructor de hombres- y estos sucesos y siguientes están escritos en La Etiopeida.

La Etiopeida es el tercer libro escrito por Arctino de Mileto, discípulo de Homero. Contiene 9.500 versos y comienza con la llegada en defensa de la ciudad de Troya de las Amazonas lideradas por Pentesilea. Esta heroína muere en los primeros combates contra Aquiles, a pesar de estar enamorado de ella y el héroe vuelve a retirarse de la lucha, como ya hizo en la Ilíada, antes de la muerte de su amigo Patroclo.

Pero a los troyanos les llega otra ayuda por parte de Memnón el señor de los etíopes, sobrino del rey Príamo. (Etiopeida viene de los etíopes), que derrotan varias veces a los griegos. En uno de los enfrentamientos Memnón mata a Antíloco cuando protegía a su padre Néstor e interviene nuevamente Aquiles que mata a Memnón y consigue entrar en la ciudad persiguiendo a sus enemigos en retirada pero una flecha disparada por Paris le hiere en el talón y al caer, una segunda le atraviesa el pecho, matándole.

El guerrero Áyax rescata su cadáver y lo saca de la ciudad mientras que Ulises y sus soldados contienen a los troyanos en la refriega, donde es herido Glauco y Eneas, dos jefes troyanos.

El cadáver de Aquiles es incinerado y sus cenizas recogidas por su madre Tetis que las colocó en un túmulo a orillas del mar, más tarde un santuario y después la ciudad de Aquileón. Otras versiones indican que Tetis robó las cenizas de Aquiles, le dio nueva vida y lo transportó a la isla de Leuka en el mar Negro.

Se celebraron juegos fúnebres en honor a Aquiles y entre Áyax, Telemonio y Ulises se disputaron sus armas, venciendo Ulises. Áyax entra en cólera y enloquecido comienza a matar ovejas creyendo que eran enemigos. Vuelto en si, se suicida, atravesándose con la espada.

La Pequeña Ilíada es el cuarto libro escrito por Lesques de Mitilene, otros por Pirros de la isla de Lesbos, narra el caballo de madera, que era tan alto que obliga a los troyanos a derribar la puerta de entrada, también la locura de Áyax, la caída y destrucción de Troya, la muerte de Paris por Filoctetes con una flecha de Hércules y el casamiento de Helena con Deífoco, hermano de Paris.

La Iliupersis o la Destrucción de Ilión, es el quinto libro atribuido también a Arctinio de Mileto, narra la aventura del caballo de madera, la intuición de Eneas de que la caída de la ciudad es inminente, por lo que abandona la ciudad con su hijo Ascanio llevando en hombros a su padre Anquises, la muerte del rey Príamo a manos de Neoptólemo, la violación de Casandra por Áyax Oileo, el secuestro de Andrómaca por el hijo de Aquiles y la vuelta a Eneas a Troya una vez finalizado la guerra y haberse retirado los ejércitos griegos.

Los siguientes libros como Los Nostoi (regresos), la Odisea y Telegonía narran el regreso a la patria de los Aqueos que están llenos de peripecias y con destinos diferentes.


GUERRAS SACRAS
Período: Primera en el 600-590 a.C. Segunda en el 446-448 a.C. y la Tercera en 335-345 a.C

Antecedentes:

También se denominan Guerras Santas y se refieren a cuatro guerras por causas religiosas que se dieron en la antigua Grecia.

Las guerras fueron a causa de la rivalidad económica del santuario de Apolo en Delfos.

Para entender estas guerras hay que mentalizarse en la importancia e influencia que tenían los dioses griegos de la época. En la Ilíada de Homero se refleja la sociedad de aquélla época. Se creía ciegamente en la ayuda que prestaban los dioses a los mortales a cambio de ayudas económicas.

Acontecimientos:

La primera se produjo en el año 600 a. C. En esta época se inicia una expansión griega hacia el oeste. La confrontación se produjo en la región de Fócida, situada entre la Tesalia y la Beocia.

La Fócida tenía ciudades importantes como Elatea, Crisa, Cirra y Delfos. Esta última ciudad estaba en disputaba entre Fócida y Beocia, ya que tenía el santuario de Apolo que hacía del lugar un territorio sagrado y gozaba de una independencia económica que no tenían las otras ciudades, con unos ingresos económicos muy elevados.

La guerra se inició por querer llevar Fócida el control de los ingresos del Santuario, que finalmente consiguió Delfos y el final del conflicto supuso la hegemonía de Tesalia, comarca de la antigua Grecia y el principio de la decadencia de Beocia con sus importantes ciudades como Tebas, Platea o Queronea, etc.

La segunda se produjo entre los años 446-448 a. C. y el conflicto fué entre la Anfictionía de Delfos contra Fócida, por la independencia económica del santuario del primero. Volvía a aparecer el problema de la Primera Guerra Sacra y los rivales eran los mismos: Fócida, Beocia y Delfos, pero esta vez además estaba la Anfictrionia.

En la base del monte Parnaso en Fócida se situaba el templo de Delfos, consagrado a las Musas que moraban junto con el dios Apolo, pero parte de él también pertenecía a Beocia, por lo tanto los ingresos deberían repartirse.

La Anfictionía era una confederación de ciudades griegas para asuntos de interés común y la más importante era la Délfica compuesta por doce ciudades y la de Delfos gozaba de una independencia económica importante, conseguida en la primera guerra sacra. La administración de la Fócida no estaba muy de acuerdo con que todos los ingresos se quedasen en el santuario.

En el año 446 a.C. se añadió otra rivalidad entre el santuarios de Demeter en Antela en Termópilas y Delfos en Parnaso, a la que se añadieron los santuarios de las otras ciudades de Beocia, Tesalia y Lócrida, que cada una tenía su santuario consagrados a diferentes dioses, que se aliaron con Antela contra Delfos, consiguiendo la independencia económica igual que esta última, tras vencer en la batalla de Coronea.

En el conflicto intervino Esparta como mediador, que devolvió el santuario a los délficos, que habían ocupado sus rivales.

La tercera guerra santa tuvo una duración desde el año 335 hasta el 346 a. C. y se originó al ser acusados los Focenses de cometer sacrilegio en el santuario de Delfos.

Fócida pidió ayuda a Esparta. El santuario fué ocupado por los Focenses que reclutaron un ejército de mercenarios pagados con el tesoro del templo de Apolo. Hay que imaginarse la importancia de los ingresos que tenía el santuario de Apolo para poder pagarse un ejército con el dinero de las arcas de Delfos.

En esta ocasión interviene en el conflicto el rey Filipo -II- de Macedonia (359-336 a.C.) (padre de Alejandro Magno), que venció a los mercenarios de Fócida y al ejército espartano en los pasos de las Termópilas.

Delfos recuperó, una vez más, su independencia económica del resto de ciudades, pero Filipo aprovecha para llevar el control del santuario y sustituye a Fócida en el Consejo de la Anfictionía, que comenzaba a tener un carácter político.

Tras ser vencida, Fócida es obligada a pagar por el saqueo de las arcas del santuario.

Historiadores incluyen una cuarta guerra santa en el 339 a.C., pero podría ser continuación de la anterior. A instancias de Filipo el santuario de Delfos declara una cuarta Guerra Santa por sacrilegio. Esta vez contra Anfisa en la Lócrida oriental (actual Salona).

Ante un supuesto ataque de Filipo -II- sobre Tebas, capital de la Beocia, el ejército beocio se posiciona en los pasos de las Termópilas.

Filipo -II- de Macedonia es nombrado General Supremo de la Anfictionía Délfica y con su ejército rodea las Termópilas y ocupa la ciudad de Elatea, en la Fócida, al sur de las Termópilas (actual Elefta). Se produce el pánico en la ciudad de Atenas, que solicita ayuda militar a los Fócidos.

En el año 338 a.C. el rey Filipo -II- ocupa los santuarios de Anfisa, Delfos y Naupacto y en agosto del mismo año Filipo se enfrenta a Beocia en la segunda batalla de Queronea y la ciudad de Tebas es ocupada, eliminando la coalición entre Atenas-Beocia y la rivalidad religiosa, devolviendo la independencia económica al santuario de Delfos.

En todo este análisis se habla de dioses o diosas y anteriormente se comentaba que tenían su importancia económica y realmente la tenía:

Apolo propagaba y detenía las pestes, conocía el futuro, un dios joven, el sol y dueño del oráculo de Delfos.
Artemisa, protectora de la caza, de los montes y los bosques, señora de las fieras.
Atenea, diosa de la inteligencia y el bien sentido. Diosa de la guerra. Venerada en los templos de Atenas y en el Ática.
Demeter, era la tierra cultivada, favorecía los campos y las buenas cosechas. Tenía un santuario en Antela
Hera, diosa del matrimonio a la que se pedían pretendientes legítimos. Su santuario estaba en la Argólida.
Poseidón, el dios del mar y protector de los navegantes. Tenía santuarios por toda Grecia, especialmente en Corinto, Atenas e islas adyacentes.
Zeus, el dios de los dioses, tenía un oráculo en Olimpia, casi o mas importante que el de Delfos.
Afrodita, diosa del amor y la fertilidad, era venerada y tenía santuarios en Chipre, Citera y Corinto, etc., etc.

Todos ellos recibían miles de visitantes, se hacían consultas a los oráculos, se celebraban juegos, fiestas, pactos políticos entre ciudades y se aportaban importantes cantidades monetarias.


GUERRAS MÉDICAS
Período: 500 a.d.C hasta 449 a.d.C.

Antecedentes:

Apenas Clítenes acababa de establecer la democracia en Atenas cuando estalla la guerra entre Grecia y el Imperio Persa. Los griegos las llamaron guerras médicas porque confundían los persas con los medos.

Esta confusión tenía su razón si se analiza el origen de este pueblo indo europeo. Historiadores apuntan que el pueblo meda se originó en las montañas del Cáucaso que emigraron hacia el sur estableciéndose en las zonas cercanas del mar Caspio. Durante los siglos VII los Medos fueron una amenaza para el imperio Asirio. El rey Teglatfalasar (745-747 a.C.) los consiguió dominar.

Pero pasado el tiempo los Medos se unieron a Nabopolasar el fundador del imperio de Neo-Babilonio y pusieron fin al poder del imperio Asirio, destruyeron la ciudad de Nínive en el 612 a.C. y controlaron el valle del Tigris y el Éufrates.

En tiempos de Nabucodonosor –II- (605-562 a.C.), invadieron Palestina, destruyeron Jerusalén en 587 a.C. y los medos no semíticos ocuparon el territorio montañoso del imperio babilónico. Su capital era Ecbátana.

En el año 558 a.C. llegó al poder el rey Ciro y en un corto tiempo sometió a los medos y a los babilonios y se estableció como un gobernante poderoso.

En su expansión los persas habían conquistado el reino de Lidia y las ciudades griegas en la costa de Asia Menor (actual Turquía). En el año 494 a.C. o en tiempos del reinado de Darío, estas ciudades griegas se sublevaron reclamando libertad y recibieron el apoyo de Atenas. Darío sofocó el alzamiento pero quiso tomar venganza.

Acontecimientos:

Por un lado estaba Persia con sus imponentes recursos humanos y sus auxiliares navales como los fenicios y de otro Grecia con sus pequeños estados divididos y pobres en recursos militares.

Los persas tuvieron algunos jefes militares, pero los griegos eran mejores como Milciades, Leónidas y Temístocles.

El rey Darío inició expediciones hacia Grecia de infructuosa tentativa como las que efectuaron los generales Datis o Artafermes que en el año 490 a.C desembarcaron en la llanura de Maratón en el Ática, pero fueron derrotados por el general ateniense Milciades. Esta batalla salvó a Grecia.

La muerte del rey Darío (521-485 a.C.) paralizaron las guerras, pero su hijo sucesor Jerjes (485-465 a.C.) inicia la conocida como segunda guerra médica y forma el mayor ejército de la antigüedad. Los griegos se alían para hacerles frente. El paso del ejército Persa desde Asia a Europa a través del Bósboro (actual Turquía), debió ser impresionante.

Jerjes consigue forzar el paso de las Termópilas, donde sucumbe Leónidas y sus espartanos. Poco después llega a Atenas y arrasa la Acrópolis.

La que tenía que completar la campaña y alcanzar la victoria era la escuadra persa, pero en el año 480 a.C. la flota es destrozada en la batalla naval de Salamina al mando del general Temístocles.

Animados los griegos en el 479 a.C. derrotan a los persas en la batalla naval de Mikale, que le da a los griegos la supremacía en el mar Egeo y en el 481 a.C. en la batalla terrestre de Platea, que libera a Grecia de la amenaza persa.

Las ciudades griegas de Asia Menor recobraron la libertad y en el año 449 a.C. los persas firmaron la Paz de Cimón por las que se reconocían las conquistas griegas en el mar Egeo.


GUERRA DEL PELOPONESO
Periodo: Año 431 a.d.C. hasta 404 a.d.C.

Antecedentes:

Después de las guerras Médicas el estado de Atenas había alcanzado el esplendor y supremacía naval en Grecia, pero Esparta continuaba siendo la primera potencia terrestre y se acentuaron las diferencias entre las dos ciudades aliadas.

En el año 432 a.C. la colonia corintia de Potidea abandona la Liga Marítima y es cuando Atenas inicia un asedio sobre la ciudad y al mismo tiermpo bloquea comercialmente la ciudad de Megara, importante centro comercial griego.

El estado de Esparta exige a Atenas el levantamiento del bloqueo, que renuncie a las pretensiones sobre las ciudades de Potidea y al golfo de Egina, frente a la isla de Salamina y que las ciudades acogidas a la Liga Marítima sean totalmente autónomas.
Atenas se niega y Esparta le declara la guerra.

Acontecimientos:

La contienda fue terrible y prolongada ya que duró casi treinta años y ambos contrincantes no pudiendo vencer en el terreno que le era propio, el mar o en tierra, poco a poco se fueron agotando sus recursos.

Todo ello benefició a Persia que veía con satisfacción el desgaste en las guerras intestinas.

Esparta estaba aliada con los estados del Peloponeso, con la Grecia Central y con Sicilia y el estado de Atenas lo estaba con Macedonia y Tracia.

En el año 431 .C., el general espartano Arquídamo invade la región del Ática y amenaza con tomar la capital de Atenas y las ciudades importantes como Maratón, Eleusis y Decelia. A esta invasión también se le llama Guerra Arquidámica pero realmente es el inicio de la guerra del Peloponeso

Los atenienses contraatacan y en el mismo año el ejército tebano, aliado con Atenas, conquista la ciudad de Platea en la Beocia, la flota ateniense saquea la isla de Egina, destruyendo los templos de Minerva y Júpiter y el general ateniense Pericles invade el Peloponeso.

La guerra entre las dos potencias estaba en marcha y los desastres también.

En el año 430 a.C. se declara una epidemia de peste en la ciudad de Atenas, que solicita la paz al estado de Esparta, pero este se la niega.

La ciudad de Potidea, que fué la detonante, capitula ante Atenas, y por el otro lado el general espartano Arcidamo pone sitio a Platea, capital de la Beocia, y en el mar la flota ateniense derrota a la peloponesa en la batalla de Naupacta, ciudad a la entrada del golfo de Corinto (actual Lepanto).

En el año 428 a.C. el gobierno de la isla de Lesbos, al igual que hizo Potidea, abandona la Liga Marítima y Atenas también pone sitio a su capital Mitilene, conquistándola al año siguiente en el 427 a.C., y en este mismo año Esparta ocupa la ciudad de Platea, que la tenía sitiada desde hacía dos años

En el año 427 a.C. muere el general espartano Arquídamo y en los años sucesivos se producen campañas por ambos bandos, como si de un juego de ajedrez se tratase.

En el 426 a.C., los atenienses invaden Etólia, en la costa del golfo de Corinto y saquean las ciudades de Calcis, Pilene y Oleno. El rey Agis -II- de Esparta (de la dinastía de los Agidas), contraataca e invade nuevamente la región del Ática, con su capital Atenas, pero es derrotado por los ejércitos atenienses.

En el año 421 a.C. se firma un tratado de paz entre Atenas y Esparta. Pero algunos aliados espartanos como Corinto, Megara y Tebas no están de acuerdo y se forma otra Liga entre el Peloponeso y Argos, que genera nuevas tensiones por incumplimientos de los tratados, originando incluso que los espartanos sean expulsados de los juegos olímpicos en el año 420 a.C..

Una relativa calma existió durante cuatro años.

La isla de Melo con apoyo de las ciudades marítimas de Selinus y Siracusa en la isla de Sicilia, paralizaban el comercio marítimo por el Mediterráneo. La ciudad de Segesta al noroeste de la isla, solicita ayuda a Atenas por lo que en el año 416 a.C. se inicia una expedición marítima ateniense contra la isla de Melo que tenía pactos comerciales y era aliada de Esparta.

Esto era lo que deseaba el ambicioso general Alcibiades. La invasión a la isla se produce mediante una enorme escuadra naval en el año 415 a.C., pero es derrotada en el año 413 a.C. y el ejército griego prácticamente es diezmado en la batalla del rio Acinaros.

Esparta tenía dos generales de genio: Brásidas que el año 406 a.C. pone sitio a la ciudad de Atenas y a los seis meses se rinde la ciudad y Lisandro que en el año 405 a.C. al mando de la escuadra espartana se enfrenta a la armada ateniense en Egos-Pótamos en el Helesponto (Dardanelos), que la vence y donde son ejecutados 3.000 prisioneros atenienses.

En el año 404 a.C., Atenas capitula y se somete a Esparta que le obliga a derribar las murallas del Pireo, a evacuar las ciudades conquistadas, a reducir la marina a doce naves y a depender de Esparta. Corinto y Tebas exigen la destrucción total de la ciudad de Atenas. La democracia dejó de existir en Grecia.

La zona siguió inestable y en el año 386 a.C., Esparta se alía con Persia mediante el tratado de paz de Antálcidas (también llamada Paz del Rey) y devuelve al imperio Persa las ciudades griegas de Asia Menor conseguidas en las guerras médicas, sacrificando la herencia de los vencedores de Maratón y Salamina.


GUERRA LAMIACA
Período: Año 323 a.d.C. hasta 322 a.d.C.

Antecedentes:

Antipáter era uno de los principales generales, jefe de las falanges macedonias que habían luchado con los ejércitos de Filipo y estuvo en las conquistas de Alejandro Magno.

Tras la muerte de Alejandro en Babilonia el 10 de junio del 323 a.C., sin designar sucesor, el consejo militar macedonio reguló su sucesión y el reparto fue desastroso:

El hermanastro de Alejandro Magno llamado Arriedo, con el nombre de Filipo –III- Arriedo, junto con Alejandro –IV-, su hijo nacido de Roxana tras su muerte y a la mayoría de edad, recibieron el título de reyes, pero mientras tanto la administración del imperio correría a cargo de gobernadores tutelares.

Su primer general Pérdicas sería comandante en jefe de las tropas de Asia, asistido por Crátero, como jefe del ejército y caudillo del imperio.

Antipater recibiría el cargo de estratega de Macedonia y de Grecia. Lisímaco recibiría el gobierno de Tracia. Antígono las provincias de Frigia y Licia. Eumenes recibiría el gobierno de Capadocia y Ptolomeo Egipto.

Se le dieron cargos especiales a Seleuco, Casandro (hijo de Antipatro), Leonato y otros generales.

Acontecimientos:

Antipater sin embargo se consideraba único sucesor del imperio de Alejandro, heredero del reino de Macedonia y no como un simple cargo de estratega, porque a los ojos de Atenas su poder quedaba disminuido. Y realmente eso fue lo que sucedió.

Los políticos atenienses Hipérides y Demóstenes, grandes oradores, consiguieron disolver la Liga de Corinto, una asociación para la defensa de ciudades griegas y acordaron establecer una alianza contra los macedonios e independizarse del poder de los herederos de Alejandro.

Se formó un ejército mercenario ateniense a las órdenes de Leóstenes que se enfrentaron a las tropas de Antipater en las Termópilas, obligándole a replegarse y agruparse en la ciudad de Lamia. Los historiadores sitúan el inicio de esta guerra con el sitio de la ciudad de Lamia que duró un año, de aquí su nombre.

La ciudad de Lamia era capital del estado griego de Fitiotida, situada en la Grecia Central y las islas de Eubea, más tarde llamada Negriponto, nombre que le dieron los venecianos en la Edad Media. Fué una plaza fuerte en la antigua Grecia.

Durante el sitio a la ciudad en el año 322 a.C. el general ateniense Leóstenes es herido y muerto. Le sustituye el general Antífilo que reanuda las luchas para la toma de la ciudad.

El gobernador o sátrapa frigio llamado Leónato acude en ayuda de Antipater, con lo que consigue levantar el sitio a Lamia, pero Leóstenes le obliga a replegarse nuevamente hacia el norte.

Esta guerra llamada Lamiaca, originada por las discrepancias de Atenas contra Antipater, originó también una guerra civil entre los sucesores de Alejandro, llamadas de los Diádocos (traducido del griego Sucesores), aunque algunos historiadores las enmarcan dentro de la guerra Lamiaca.

En agosto del año 322 a.C. la flota macedonia derrota a la ateniense en la batalla de Amorgo. Atenas dejaba de ser potencia naval y poco después las tropas de Antipater ayudadas por las de Crátero, jefe de las tropas y caudillo del imperio, derrotan a los aliados de Atenas en la batalla de Crañón en Tesalia.

Atenas capitulaba ante Antipater y las tropas macedonias ocupaban el Pireo.

En el año 318 a.C. para continuar con la unificación del imperio, se forma una alianza entre los generales de Alejandro contra Pérdicas, comandante en jefe de las fuerzas de Asia, que pretendía unificar el imperio y nombrarse gobernante único, pero es derrotado en Egipto ante Ptolomeo.

Antipater muere en el año 319 a.C., nombra sucesor a Poliperconte y no a su hijo Casandro y las luchas por el reparto del imperio de Alejandro continuaron en las llamadas Guerras de los Diádocos.


GUERRA DE LOS SUCESORES O DIÁDOCOS
Período: Primera desde el 320 a.d.C. hasta 319 a.d.C. Segunda de 318 al 316 a.C. Tercera de 315 a..C. hasta el 311 a. C. y la Cuarta Guerra desde 310 a 301 a.C.

Antecedentes:

Los sucesores de Alejandro se enzarzaron en rivalidades dando como resultado la división del imperio. Los generales más afortunados se proclamaron reyes y fundaron las dinastías de los Lágidas o Ptolomeos en Egipto, los Seléucidas en Siria y los Antigónidas en Macedonia.

El primer aviso de alarma se produjo en la guerra Lamiaca cuando la ciudad de Atenas rompió con la Liga de Corinto y formó alianzas contra Macedonia de Antipater.

A pesar de que se consiguió dominar la sublevación ateniense, en el mismo año, el general Pérdicas comandante en jefe de las fuerzas de Asia, dio otro aviso de alarma al querer unificar el imperio y nombrarse gobernante único.

Algunos historiadores no tienen en cuenta esta guerra como tal, sino que la consideran como luchas intestinas entre los sucesores de Alejandro, porque no hubo cuatro guerras sino hasta seis.

En la sublevación de Pérdicas le apoyaban los generales Eumenes, Peitón, Seleuco y Olimpiade y en contra estaban Antígono, Antipater, Crátero, Ptolomeo y Lisímaco. Esto es importante, porque en los sucesos siguientes la agrupación de nombres harán que estas guerras y conflictos sean un verdadero galimatías.

Acontecimientos:

En el año 320 a.C. el ejército de Ptolomeo al mando del general Ofela ocupa la provincia griega de Cirene en la actual Libia, que hacía frontera con Cartago y Egipto, por lo que Pérdicas como comandante en jefe de las fuerzas de Asia, ataca el Egipto de Ptolomeo, pero es derrotado al intentar cruzar el río Nilo.

En Grecia las tropas de Eumenes, ayudado por tropas espartanas, derrotan a las de Antipater, donde Crátero, jefe de las tropas y caudillo del imperio, es muerto en los enfrentamientos.

El final de esta primera guerra es en 319 a.C. que al morir Antipater se generan una serie de luchas con los resultados finales de la derrota de Eumenes, que pierde la provincia de Capadocia, el desastre de Pérdicas en Psidia por las tropas de Antígono y Crátero y la ocupación por los ejércitos de Egipto de Ptolomeo de Siria y toda Fenicia.

Esta guerra solo confirmó el poder de Ptolomeo de Egipto y Seleuco en Babilonia y las ciudades de Asia Menor y Grecia quedaban prácticamente igual.

La segunda guerra de los Sucesores o Diádocos se origina en el año 318 a.C. o casi a la muerte de Antipater, cuando nombra sucesor a Poliperconte y no a su hijo Casandro.

En las disputas por el poder, Antígono y Casandro no reconocen a Poliperconte como sucesor de Antipater y este declara la guerra en nombre de Filipo Arriedo, (hermanastro de Alejandro) y anuncia la libertad de todas las ciudades helenas y retira las tropas macedonias de las ciudades griegas.

Los acontecimientos principales, hasta el final de esta segunda guerra, pasan por el golpe de estado del estratega Agatocles en el año 318 a.C., y el comienzo de un asedio sobre Siracusa en la isla de Sicilia, apoyado por los cartagineses y que finalmente consigue; la pérdida de las provincias de Asia Menor de Eumenes, que son ocupadas por las tropas de Antígono, apoyado por Seleuco y Ptolomeo; la ocupación de la ciudad de Atenas en el año 317 a.C. por las tropas de Casandro y la destitución de Poliperconte, con la consiguiente guerra civil donde muere Filipo Arriedo, mandado asesinar por Poliperconte.

En el mismo año de 317 a.C. la alianza entre Antígono con Seleuco y Peitón en Babilonia, tras la batalla de la Media, que acaba sin vencedores ni vencidos (algunos historiadores la enmarcan como Guerra de Babilonia, independientemente de esta segunda guerra de Diácodos), comienza a definir quiénes serán los sucesores definitivos.

En el año 316 se produce la derrota de Eumenes por Antígono en la batalla de Susa, que lo manda ejecutar e inicia un acoso sobre Seleuco de Babilonia, que se refugia en Egipto de Ptolomeo. Claramente la suerte está a favor de Antígono y su triunfo final será el arresto de Roxana y Alejandro –IV- (consorte e hijo de Alejandro) y que con la ejecución de Olimpiade, Antígono es prácticamente rey de los territorios de Asia.

La tercera guerra se caracteriza prácticamente por el final del reino unificado de Alejandro y se pasa de las alianzas personales a los pactos de estado.

En el año 315 a.C. se había formado una alianza entre Casandro, Lisímaco, Ptolomeo y Seleuco contra Antígono de Asia que ocupaba parte de la provincia de Siria.

En el año 312 a.C. Antígono inicia una guerra contra Ptolomeo de Egipto y le reconquista definitivamente toda Siria y Fenicia, pero es derrotado en Gaza y para traerse la amistad de Seleuco y ponerlo en contra de Ptolomeo, le ayuda a reconquistar Babilonia. En este año comienza la dinastía de los Seléucidas en la zona.

El final de esta tercera guerra finalizaría con el acuerdo de que Casandro se quedaría con Macedonia hasta la mayoría de edad de Alejandro –IV-, Lisímaco conservaría Tracia (actual zona de Estambul), Ptolomeo seguía en Egipto, Antígono en Asia con la provincia de Siria, Seleuco quedaba con Babilonia y se reconocía la independencia de las ciudades griegas.

Los sucesos posteriores darían origen a una cuarta guerra:

En el año 310 a.C., Casandro por miedo a perder el poder a la mayoría de edad de Alejandro –IV-, manda asesinar a Roxana y a su hijo Alejandro con doce años y Seleuco funda la ciudad de Seleucis a orillas del río Tigris que la hace capital, dejando abandonada Babilonia.

En el año 305 a.C. Ptolomeo, Casandro, Lisimaco y Seleuco se nombran reyes y en el 302 a.C. se renueva la Alianza de Corinto entre Antígono y Demetrio, que prácticamente era una alianza contra Casandro y éste crea una contra alianza con Ptolomeo, Seleuco y Lisimaco, lo que origina una cuarta guerra.

Casandro invade con su ejército la Tesalia de Demetrio y Lisímaco invade territorios de Asia Menor de Antígono. En el 301 a.C. se produce la batalla de Ipso en Frígia donde Lisimaco y Seleuco vencen a Antígono y Demetrio.

Finalmente se efectúa una división definitiva del imperio, pero no acaban las guerras de los Diádocos, ya que en los años siguientes se van creando un número indeterminado de pequeños estados en Asia Menor como Ponto, Bitinia, Capadocia, Pérgamo, Misia, Lidia, Panfilia, Frigia, etc. tras la muerte de Lisímaco.

Los conflictos continuaron en la Quinta Guerra de los Diádocos (288-286 a.C.), Sexta Guerra de los Diádocos (282-182 a.C.), conflicto en Siria, en Grecia, en los Seléucidas, en los Ptolomeos de Egipto, Cirenaica, Fenicia, etc.


GUERRA DE VEYES
Periodo: 406 a.d.C hasta 396 a.d.C.

Antecedentes:

Guerra indicada en la cronología romana.

La cronología romana sitúa estas guerras hacia el año 406 a.C., pero realmente empezaron hacia el año 477 a.C.

La guerra contra Veyes y caída de la ciudad de Veyos, Veios o Veii, significó el principio del fin del poder Etrusco.

Acontecimientos:

En el año 396 a.C. la ciudad de Veio es ocupada por el general romano Marco Furio Camillo (-365 a.C), después de diez días de un tremendo asedio.

El general Furio Camilo fue un dictador romano también llamado el segundo fundador de Roma. Además de luchar contra los Etruscos, se le recuerda mayormente por sus luchas contra las tribus galas.

La ciudad de Veio estaba situada al norte de Roma y a orillas del rio Tíber, entre los Apeninos, el Macra y el mar Tirreno.

Era un país muy poderoso por las armas y por su constitución. Fue una de las más poderosas ciudades de la Confederación Etrusca que estaba formada por doce repúblicas o lucumonías.

Estas lucumonías estaban formados por estados independientes unidos por un vínculo federal y gobernados por un lucumón o magistrado .

Su civilización se remontaba a tiempos anteriores a Roma y su lengua no ha podido descifrarse todavía.

La ocupación de Etruria por Roma fue larga y sangrienta, siendo conquistada en su totalidad hacia el año 196 a.C. Sus ruinas se encuentran en una colina próxima a Roma llamada Isola Pamese.


GUERRAS CON LOS SANMITAS
Período: Primera desde 326 a.d.C. hasta 304 a.d.C. - Segunda desde 343 hasta 290 a.d.C.

Antecedentes:

Guerra reflejada en la cronología romana.

Prácticamente fueron dos etapas o primera y segunda guerra con los samnitas.
Después de dominar el Lacio el ejército romano pasó a la zona central de la Campania habitado por un pueblo aposentado en la región de Samnio colindante con el mar Adriático, el Lacio, Campania y la Apulia.

Sus ciudades no eran muy prósperas y entre ellas estaban Bovianum, Caieta, Aeclanum y las dos más importantes, que fueron las primeras en concederles los derechos latinos, que eran Aesernias y Beneventum.

El idioma de los Samnitas era el Osco, que además también lo hablaban los Lucanos, los Frentanos y los Brutiis, un idioma que tenía mucho en común con el latín pero distinto, ya que su alfabeto era derivado del Etrusco.

Acontecimientos:

Los ejércitos de Roma fueron vencidos en varias ocasiones e incluso sufrieron la humillación de pasar bajo un yugo tras la batalla de las Horcas Gaudinas, ceremonia que tras una derrota obligaban a los soldados romanos a pasar por debajo de unos yugos.

Las Horcas Gaudinas es un desfiladero en la región de Samnio en Italia donde el general samnita Gavio Poncio Herennio derroto al ejército romano en el año 321 a.C.

Al mando de las legiones romanas estaba el cónsul Espurio Albino Religense Postumio y mandaba directamente la formidable caballería romana. En acciones muy coordinadas por parte de los Samnitas al mando de Poncio Herennio, encerraron a la infantería romana en el valle de las Horcas Gaudinas a los que hizo prisioneros y los hizo pasar bajo un yugo como prueba de sumisión.

Postumio regresó a Roma y convenció al Senado de que su ejército se había visto forzado a rendirse al enemigo, sin embargo poco después el Samnita Herennio liberó a los prisioneros. Postumio fue hecho prisionero por el Senado al sentirse ridiculizado y poco después fué decapitado.

Los Samnitas estaban aliados con los etruscos y los galos, pero el poder de Roma consiguió derrotarlos en la batalla de Sentium del año 296 a.C. con la que dominó la Italia central.

Tras ello Roma pasó a la conquista de Magna Grecia o la zona de Italia meridional donde los griegos habían establecido sus colonias.

La ciudad de Tarento, en el sur de Italia opuso resistencia a las legiones romanas y llamó en su ayuda al general griego Pirro rey de Epiro, lo que originó lo que los historiadores denominan Guerras de Pirro.


GUERRAS DE PIRRO Y TARENTINAS
Período: Año 338 a.d.C. hasta 265 a.d.C.

Antecedentes:

Guerra indicada en la cronología romana.

Tras la conquista de la Italia Central el escenario de guerra pasa al sur de Italia. En el año 338 a.C. Roma inicia la conquista de Magna Grecia o la zona de Italia meridional donde los griegos habían establecido sus colonias.

La ciudad de Tarento, al sur de Italia, se opuso a ello y llamó en su ayuda al general griego Pirro rey de Épiro (Tierra Firme), originando las llamadas Guerras de Pirro.

Este rey fue uno de los grandes de la antigüedad, nacido en el año 318 a.C., luchó en Ipso y en Frigia, invadió la Macedonia pero fue expulsado tras una derrota en el año 286 a.C. en Edesa (actual Turquía) por el general Lisímaco (Lysimakhos), uno de los generales sucesores de Alejandro Magno .

Acontecimientos:

Pirro el Pelirrojo, rey de Épiro, fue reclamado por los Tarentinos para hacer frente a la invasión romana y pasó a la península itálica con un enorme ejército y algunos elefantes de guerra para ayudarles, siendo la primera vez que se enfrentaban los ejércitos romanos y griegos.

Roma y Tarento tenían un tratado firmado en el año 303 a.C. sobre fronteras marítimas. El tratado se rompió en el 282 a.C. y Roma atacó la flota tarentina y la hundió en la bahía y seguidamente emplazó tropas de ocupación en las ciudades griegas del sur de Italia como Regio, Turios, Locros.

Roma declara la guerra a Tarento y en el año 281 a.C. se producen las primeras luchas.

En el año 280 a.C. las tropas de Pirro chocaron con los romanos en una batalla cruenta cerca de Heraclea y vencieron a los romanos. Las pérdidas de Pirro fueron inferiores a las romanas y de aquí proviene la frase -victoria pírrica-.

Esta victoria hizo que las tribus de los Brutios, Samnitas y Lucanos, sometidos por Roma, se unieran a las tropas de Pirro que unidas reconquistaron la ciudad de Regio.

Al año siguiente en el 279 a.C. se produjo otro enfrentamiento y los ejércitos de Pirro derrotan a los romanos en Asculum, en la región de Apulia. Pirro ofrece la paz y pide libertad para las ciudades helenas del sur de Italia. Roma se niega y reclama el dominio de toda Italia.

Curiosamente Roma tenía un tratado de ayuda con los púnicos y en el año 278 a.C., para paralizar a Pirro, solicita a Cartago establecer un segundo frente de batalla en la isla de Sicilia y pide utilizar sus barcos para transportar soldados romanos al sur de Italia.

Entre los años 277 y 276 a.C. Pirro obliga a Cartago a retirarse de Sicilia desembarcando tropas en la isla, pero entretanto los romanos vencen en Italia a los tarentinos y sus aliados y cercan las ciudades helenas.

En el 275 a. C. se enfrenta a las legiones romanas en la batalla de Beneventum, donde no hay un claro vencedor, pero el que más pierde es Pirro porque los cartagineses, aliados con los romanos, le hunden la flota de barcos anclada en el golfo de Tarento.

Pirro regresa a Épiro dejando una pequeña guarnición en Tarento. Sus tropas están disminuidas yse habían agotado todos sus recursos, pero pronto se restablece para enfrentarse al rey Antígono Gonatas para reclamar el trono de Macedonia por segunda vez.

En el año 272 a.C. muere Pirro y el gobernador de Tarento llamado Millón entrega la ciudad a los Romanos.


PRIMERA GUERRA PÚNICA
Periodo: Año 264 a.d.C. hasta 241 a.d.C.

Antecedentes:

Guerra indicada en la cronología romana.

Fueron tres enfrentamientos que se dieron entre Roma y Cartago. Estas luchas duraron 20 años.

La isla de Sicilia era codiciada desde la época de los griegos y por su general Alcibiades desde el año 415 a.C. Esta vez los romanos veían en esta isla un poder cartaginés muy cercano y planificaron ocupar la isla.

En el año 264 a.C. Cartago y Siracusa se unieron contra los Mamertinos, aventureros de la ciudad de Messana (Mesina actual ) que estaban establecidos en la isla de Sicilia y ponían en peligro el comercio por el Mediterráneo por lo que la flota cartaginesa establece sitio a la ciudad de Messana y esta pide ayuda a Roma.

Según acuerdos entre Cartago y Roma ninguno de los dos podía implantar justicia por su cuenta fuera de Italia o de Cartago, pero Roma sin esperar a negociar envió un ejército consular a Sicilia. Sería la primera intervención militar romana fuera de Italia y suponía la ruptura de los tratados con Cartago.

Acontecimientos:

En el 263 a.C. los romanos envían su flota hacia Sicilia y los cartagineses levantan el bloqueo de Messana.

La ciudad de Siracusa, rival comercial con Messana, negocia con Roma y se une a ella y al año siguiente en el 262 a.C. sin previo aviso Roma ataca y pone sitio a la ciudad de Akragas (Agrimento), en poder cartaginés y seguidamente comienza a incrementar la construcción de una enorme flota.

A partir de aquí todos los movimientos de ambos bandos son de belicismo y durante veinte años las acciones y acosos de unos hacia otros son contínuos.

En el año 261 a.C. los cartagineses abandonan Agrimento en Sicilia y los romanos entran en la ciudad y la arrasan.

En el mismo año Cartago toma represalias y asola las costas de Italia. Los combates navales se convierten en terrestres. El cónsul Cayo Duilio vence a la flota cartaginesa frente a la ciudad de Mileto en Asia Menor. Se producen combates navales en las costas de Cerdeña y Córcega y es conquistada por los romanos la ciudad de Alalia, en Sicilia.

En el 258 a.C. las legiones romanas destruyen las ciudades sicilianas de Camarina y Enna, simpatizantes de Cartago, y al año siguiente Roma comienza a construir una flota de 300 barcos deguerra para efectuar un ataque directo a Cartago.

En el año 256 a.C. se producen los combates navales más grandes de la historia con 700 barcos frente al cabo Eknomos. Los cartagineses rechazaron la penetración romana, pero consiguen desembarcar al este de Cartago (Túnez) un ejército al mando del cónsul Marco Atilio Régulo, que vence al ejército cartaginés que le hizo frente.

Al año siguiente en el 255 a.C. el cónsul Marco Atilo es derrotado por el ejército púnico y hecho prisionero en Tynes (Túnez).

Se cuentan las victorias romanas: En el año 254 a.C. es conquistada la ciudad de Panormos (Palermo); en el 252 a.C. las islas Lapáricas; en el 250 a.C. la ciudad de Marsala.

Pero Cartago pasa al contraataque: En el 249 a.C. aniquila la flota romana frente a Drepana (Trapani), lo que obliga a Roma a abandonar las batallas navales.

En el año 247 a.C. es nombrado Amílcar Barca estratega de la isla de Sicilia, reorganiza el ejército cartaginés y obliga a los romanos a abandonar la isla.

Pero en el año 242 a.C. Roma dispone ya de una enorme reconstruida flota y al año siguiente aniquila a la cartaginesa frente a las islas Egades, lo que obligan a efectuar un tratado de paz entre Lutacio Cátulo y Amílcar Barca.

En los acuerdos los cartagineses deberían abandonar Sicilia, no podrían levantar armas contra Siracusa o sus aliados, debería entregar a Roma todos los prisioneros de guerra sin rescate y pagar a Roma tres mil talentos en un plazo de diez años.

Roma quedó con un dominio indiscutible del mar y las islas de Sicilia, Cerdeña y Córcega.

Pero la rivalidad entre ambas potencias permaneció por muchos años.


GUERRAS ILÍRICAS
Periodo: Año 229 a.d.C. hasta 228 a.d.C.

Antecedentes:

Guerras señaladas en la cronología romana.

Los griegos llamaban Iliria a una región situada en la costa oriental del Adriático que actualmente correspondería a una parte de Austria, norte de Italia, costa del Adriático y norte del Épiro. (Antigua Yugoslavia).

Sus habitantes pertenecían a la raza indoeuropea de los ilirios y tenían un sistema de tribus que resistieron tenazmente incluso las invasiones de los griegos.

De inicio Roma no se preocupó mucho por estas tribus belicosas hasta que comenzaron a ser una amenaza para la Galia Cisalpina, por lo que finalmente el Senado romano decidió someterlos.

Acontecimientos:

En el año 229 a.C. emprendieron el inicio de la conquista de Iliria que finalizó con la colonización romana pasando a formar parte del Imperio.

Estas zonas estaban habitadas por las tribus que formaban reinos de los Atariatos y Árdicos.

Las operaciones se efectuaron por los cónsules romanos Lucio Postumio Albino y Cneo Fulvio Centumalo que en el año 229 a.C. iniciaron la conquista de Iliria. Los ilirios presentaron una tenaz resistencia pero fueron vencidos por las legiones asegurando el predominio de Roma en la orilla del Adriático y limpió este mar de los temidos corsarios de la Iliria.

A la finalización de la conquista por Roma, pasó a denominarse provincia romana de Illiricum.

SEGUNDA GUERRA PÚNICA
Periodo: Año 218 a.d.C. hasta 201 a.d.C.

Antecedentes :

La llamada segunda guerra Púnica se produjo principalmente en la península Ibérica e Italia y se inició con el sitio a la ciudad Saguntum (Sagunto actual), que tenía tratados comerciales con Roma.

Cartago presionaba a Saguntum para romper relaciones con Roma y los saguntinos solicitaban que en compensación les diesen una satisfacción comercial por parte de Cartago.

Los cartagineses contestaron con la guerra y al frente de ella se puso el general más valioso que tenía entonces Cartago: Aníbal.

Acontecimientos:

El general cartaginés tras destruir Saguntum (Zacantha de los Sedetanos), cruzó el rio Ebro (Iberus), remontó los Pirineos, cruzó los Alpes y tras unir a su causa las tribus de las Galias Cisalpinas entró en territorio Romano.

En el mismo año del 218 a.C. Roma reúne un ejército de invasión dirigido hacia Cartago pero la marcha de Aníbal a través de los Alpes les obliga a tomar una posición defensiva.

En su marcha hacia Italia, Aníbal derrota a las tropas romanas en Tresino (218), Trebia y Trasimeno (217), pero el retraso en el envío de refuerzos le obligó a detenerse en Capua, cometiendo el error de no avanzar hacia la ciudad de Roma.

En el 216 a.C. el Senado romano retoma la ofensiva y se produce la peor derrota romana de la historia en Cannas y en el año 215 a.C. Aníbal controla todo el sur de Italia.

Se paralizan temporalmente los frentes en la península itálica en espera de recibir refuerzos de su hermano Asdrúbal. Mientras los romanos invaden la costa mediterránea de la península Ibérica y ponen en difícil situación a Aníbal y a Cartago.

Mientras en la península Ibérica en el año 211 a.C. Asdrúbal vence a Gneo y a Publio Cornelio Escipión. En el 210 a.. el hijo de Cornelio Escipión conocido como el Africano, se pone al mando del ejército y en el 209 a.C. conquista Cartago Nova, capital cartaginesa en la Hispania.

En el 208 a.C. Asdrúbal se abre paso hacia el norte derrotando a los romanos en Baikula (Bailén), mientras que los generales Magón y Asdrúbal Giscón continúan las luchas en Iberia, esta vez ayudados por los ejércitos masilios del rey Masinissa de Numidia.

En el año 207 a.C. Aníbal vence a los romanos en Grumentum y en Venusia. Asdrúbal cruza los Alpes en ayuda de Aníbal, pero es vencido en Metauro antes de reunirse con su hermano y muere en la batalla.

El año 206 a.C. supone el fin del dominio cartaginés en la Hispania al derrotar Escipión el Africano a los ejércitos de Magón y Masinissa. Este último es sobornado por Roma prometiéndole el trono de Numidia como provincia autónoma romana y deja la causa cartaginesa uniéndose a los ejércitos de Roma.

En el 205 a.C. Escipión reúne una gran flota en el sur de Italia y en Sicilia preparada para invadir el norte de África y en el 204 a.C. Aníbal vence al ejército romano en Crotón siendo la última victoria de Aníbal en Italia.

Al año siguiente Escipión el Africano derrota a Asdrúbal Giscón y Sifax en la Hispania y se establecen conversaciones de paz.

Aníbal y Magón son llamados por el Senado para regresar a Cartago. Magón muere en la travesía y en el año 202 a.C. Escipión el Africano y Masinissa de Numidia vencen a Aníbal en la batalla de Zama.

Se establece un tratado de paz donde Cartago debería abandonar todas las posesiones de la península Ibérica, entregar todos sus barcos, pagar una enorme contribución y le obligan a no emprender guerra alguna sin el consentimiento de Roma.

Entretanto los ejércitos romanos conquistaban toda la península Ibérica y destruían los últimos reductos cartagineses y poblaciones íberas que les habían prestado apoyo. En el norte de África comienza a crearse un imperio encabezado por Masinissa que dará origen a la tercera guerra púnica.

Saber más: La ruta de Aníbal hacia Roma


GUERRAS CONTRA FILIPO DE MACEDONIA
Periodo: Desde el año 200 a.d.C. hasta el 196 a.d. C.)

Antecedentes:

La Macedonia era una comarca antigua situada al norte de Grecia que en tiempos de Filipo -II- y Alejandro Magno había dominado a Grecia.

En el año 299 a.C. el senado romano se propuso convertirla en provincia y mandó las legiones de Quinto Flaminio para su conquista.

Acontecimientos:

En este período gobernada en el reino de Macedonia Filipo -V- (221-179 a.C.), que en el primer enfrentamiento fue derrotado por los romanos al mando del cónsul Tito Quinto Flaminio en la batalla de los montes Cinocéfalos (Kienoskefalai) de la Tesalia en el año 196 a.C. Se llaman así porque sus cimas semejan cabezas de perros.

Tras esta derrota Macedonia entrega su flota y paga mil talentos a Roma.

Aunque en la cronología romana las denominen guerras contra Filipo de Macedonia y las finalicen con su muerte en el año 196 a.C., no será hasta el año 148 a.C., con el tribuno Tiberio Sempronio Graco cuando pasa a ser provincia romana junto con Grecia y continuar las luchas contra Andrisco, un personaje que se proclamó rey de Macedonia en el año 152 a.C. y que las crónicas romanas le nombra como Pseudo-Filipo, derrotado en la batalla de Pidna por el cónsul Quinto Metelo.


GUERRA CONTRA ANTIOCO DE SIRIA
Período: Desde el año 192 a.d.C hasta el 189 a.d.C

Antecedentes:

Guerras indicadas en la cronología romana.

Antíoco de Siria, conocido como Antíoco -III- el Grande (222-187 a.C.), había conquistado la Judea, Fenicia y toda Asia Menor y su objetivo era hacerse dueño del antiguo imperio Seléucida.

Roma no deseaba tener más reinos que le podrían dar problemas y se propuso conquistar el imperio Seléucida.

Al final de la segunda guerra púnica en el año 195 a.C. el Senado Romano reclama la extradición de Aníbal que se había refugiado en la corte del rey Antíoco -III- y se había convertido en su principal consejero.

Ante las presiones romanas sobre la extradición de Aníbal, Antíoco -III- llamado el Grande les declaró la guerra.

Acontecimientos:

Ante las negativas de la entrega de Aníbal en el año 191 a.C. el Senado Romano manda las legiones al mando de Publio Cornelio Escipión contra el ejército seléucida de Antíoco, que les hace frente pero es derrotado en el Paso de las Termópilas, en Grecia.

Antíoco -III- el Grande, desconfiaba de los consejos de Aníbal para la reforma de su ejército y la forma de llevar la guerra contra Roma, por lo que no modernizó sus tropas, como le aconsejaba Aníbal, y al año siguiente en el 190 a.C., se produce otro enfrentamiento entre las legiones romanas y las de Antíoco en la batalla en Magnesia de Sipil, en Asia Menor, donde nuevamente es derrotado el ejército Seléucida y Roma adquiere una gran parte de las tierras de Anatolia Central.

La ciudad de Pérgamo pasó a ser la capital de la región a pesar de no estar sometida la zona en su totalidad.

Finalmente en el año 188 a.C. Antíoco -III- entrega a los romanos las ciudades de Pérgamo y Rodas y el Senado le obliga además a entregar toda su flota de Guerra.

Su consejero Aníbal escapa de la petición de extradición y se refugia en Creta, posteriormente en Armenia y finalmente en la corte del rey Prusias de Bitinia.


GUERRAS LUSITANAS
Período: Año 147 a.d.C. hasta 139 a.d.C.

Antecedentes:

También llamadas Guerras de Viriato.

Servio Sulpicio Galba (190-135 a.C.), fue nombrado pretor de la provincia Citerior por el cónsul Lucio Licinio Lúculo en el año 151 a.C. y no tuvo mucha suerte al ser derrotado en varias ocasiones por los Lusitanos, por lo que en el año 150 a.C. negoció el entregarles tierras para el cultivo.

Acudieron unos 30.000 lusitanos, que los concentró en tres campamentos y les pidió como garantía de amistad que acudieran sin sus armas.

Cuando lo consiguió, pasó a cuchillo a la tercera parte de los hombres y al resto los vendió como esclavos.

Acontecimientos:

Entre los pocos que consiguieron escapar a la matanza se encontraba un pastor lusitano llamado Viriato, que en el año 147 a.C. inicia una sublevación contra Roma de tal magnitud que Galba es acusado en el Senado Romano por el censor Marco Porcio Catón (234-149 a.C.), de traidor y alevoso, viéndose envuelto en un proceso del que solo consiguió la absolución mediante los sobornos.

Las guerras lusitanas duraron diez años y mantuvo en jaque a los ejércitos romanos.

Sus principales campañas de hostigamiento se produjeron por lo que es actualmente las zonas de Portugal, Andalucía y Extremadura en España o por lo que después de la conquista romana denominaron provincia de la Lusitania.

En sus campañas alcanzó seguidores a su causa de casi diez mil hombres.

Antes de la llegada de los romanos esta zona estaba poblada por los Cynetes, Cempsos, Saerpes y los Bracarenses, pero principalmente por los Lusitanos.

A Viriato no pudieron vencer ya que utilizaba los métodos de guerrillas contra los ejércitos romanos al mando de Vetulio, incluso el pretor romano llegó a morir junto con cuatro mil soldados en sus emboscadas y nunca les dio ocasión de enfrentamientos de batallas a campo abierto.

Les ocasionó enormes pérdidas humanas y materiales, por lo que Roma solicitó una tregua.

Mala elección para los lusitanos, era la segunda vez que les engañaban, ya que Roma se aprovisionó y le dio tiempo para enviar más legiones a la Hispania para reanudaron las luchas.

Viriato comenzó entonces a sufrir acosos casi constantes, por lo que negoció con el cónsul Cepión para solicitar nueva tregua, mandando a tres de sus emisarios: Ditalco, Audax y Minura.

Mala decisión por parte de Viriato, tercer engaño, ya que el cónsul Cepión viendo que a su enemigo lusitano no se le podía derrotar mediante las armas, sobornó a los emisarios para planificar un complot y asesinar a Viriato, cosa que hicieron en el año 139 a.C.

La frase de -Roma no paga traidores- pasó a la historia, cuando los tres emisarios se presentaron ante Cepión para cobrar la recompensa.

La guerra finalizó con su muerte y el sometimiento de los lusitanos supuso que la zona pasara a ser la tercera provincia de la península ibérica con el nombre de La Lusitania.


GUERRAS ÍBERAS
Periodo: Año 147 a.d. C. hasta 133 a.d.C.

Antecedentes:

Estas guerras no están en la cronología de Roma y los historiadores las enmarcan dentro de las Guerras para la conquista de la Hispania, una lucha que duró ocho años.

La dominación romana en la península Ibérica o en la Hispania duró desde el año 205 a. C., año que inició el Senado Romano la conquista para anexionársela al imperio, (independiente de las guerras púnicas del 218 a.d.C.), hasta el año 415 después de J.C., época de las invasiones de los bárbaros

Acontecimientos:

Para la conquista Roma dividió el territorio en dos provincias: la Citerior con capital en Tarraco (Tarragona) y la Ulterior con capital en Híspalis (Sevilla) y nombró cónsul para Hispania a Lucio Licinio Lúculo (109-57 a.C.), que había estado en las guerras contra Mitriades y le había vencido.

Lúculo a su vez nombra pretores para las provincias a Servio Sulpicio Galba (190-135 a.C.) para la Citerior y a Claudio Marcelo para la Ulterior.

Claudio Marcelo era un hombre conciliador y pacífico que fundó en el centro de la provincia Ulterior una ciudad floreciente llamada Corduba (Córdoba), por lo que fue prácticamente ignorado por el propio cónsul Lucio Licinio Lúculo y llevó personalmente las campañas de la Ulterior.

El sometimiento no sería fácil. Galba había soportado las luchas lusitanas y empleó las mismas tácticas con los íberos.

En la provincia Citerior a los habitantes de la ribera del río Taggo (Tajo), igualmente les ofreció zona de cultivos y cuando fueron a tomar posesión de ellas les lanzó al ejército e hizo una matanza atroz. A los supervivientes los vendió como esclavos.

Por otro lado en la provincia Ulterior el pretor cónsul Lúculo arrasó la ciudad de Cauca (Coca) y se llevó un gran botín, ordenó un degüello general de sus habitantes mientras dormían y saqueó la ciudad.

Poco a poco los pueblos íberos se fueron congregando en ciudades más grandes y fortificadas. Este es caso de la ciudad de Numancia que había desafiado al poder romano durante ocho años.

El Senado romano destituyó al cónsul Claudio Marcelo y mandó a la Hispania lo mejor que tenía el ejército romano de aquel momento que era el general Escipión Emiliano y mantuvo al mando a los pretores Galba Servio Sulpicio y Lucio Lucinio Lúculo más un contingente de tropas y asesores expertos en guerras en África.

El general romano Escipión organizó el asedio a la ciudad y tras ser sometidos al hambre y la sed, los numantinos pidieron la paz, pero ante la dureza de las condiciones prefirieron incendiar la ciudad y buscar la muerte en el fuego o en un último combate.

Las guerras finalizaron en el año 133 a.C.

Este final lo narra con una crudeza tremenda el historiador romano Appiano Alejandrino, historiador del siglo II que vivió en Alejandría, famoso por el método de ordenación histórica. Escribió varias obras siendo la más importante la historia de Roma en 24 libros y en especial las guerras Íberas.

Saber más: Ranimirum.com/iberos/apiano


TERCERA GUERRA PÚNICA
Período: Año 149 a.d.C. hasta 146 a.d.C.

Antecedentes:

La tercera y última guerra contra Cartago se produjo en el continente africano y en territorio cartaginés.

Cartago se había reforzado nuevamente desde la segunda guerra púnica y se veía con fuerzas para enfrentarse a los romanos. El Censor romano Marco Porcio Catón (234-149 a.C.), ya había pronunciado la famosa frase -Delenda est Carthago- y no cesaba de pedir que fuese destruida al considerar que la prosperidad de esta ciudad era un peligro para la República Romana.

Desde el año 193 a.d.C. se venían produciendo ataques del rey Masinissa de Numidia en territorio cartaginés. Cartago solicitaba permiso para defenderse pero Roma se lo negaba.

Estos ataques se fueron incrementando hasta el año 150 a.C. en que Massinisa ocupa varias poblaciones de territorio cartaginés y Cartago le presenta un ejército, pero es derrotado por el rey de Numidia. A pesar de la derrota cartaginesa Roma interviene ya que se habían roto los acuerdos. Era una excusa para destruir Cartago.

Acontecimientos

El rey Masinisa de Numidia había sido educado en Cartago e inicialmente estaba aliado con los cartagineses. En la Segunda Guerra Púnica luchó al lado de los ejércitos de Asdrúbal en la península Ibérica y su ejército había cruzado los Alpes junto al general cartaginés, pero posteriormente viendo la marcha de la guerra abandonó a Aníbal y se pasó al lado de los romanos.

Realmente Roma había conquistado todo el litoral mediterráneo de Iberia, había arrasado la ciudad de Cartago Nova y cerrado todas sus minas de plata con las que Cartago pagaba a sus legiones, por lo que las tropas de Masinisa, principalmente mercenarias, no recibieron lo prometido por parte del gobierno cartaginés.

Masinisa participó en la batalla de Zama (204 a.C.) al lado del Escipión el Africano y tras la derrota de Aníbal se preocupó de arruinar la causa cartaginesa con la ayuda romana. Esta traición no se lo perdonaron los cartagineses.

En el año 150 a. C. los cartagineses aliados con los Masesilios y su rey Sifax y los Númidas occidentales atacaron el reino de Masinissa, colindante con el de Cartago, (actualmente Túnez y Mauritania) , y derrotaron a Masinisa en la batalla de Oróscopo anexionándose su territorio.

En el año 149 a.d.C. Roma reúne un ejército de 80.000 hombres y una flota en Sicilia. Los cartagineses ofrecen la capitulación y los romanos aparentan mostrarse de acuerdo, pero desembarcan en África. Prometen la paz si Cartago entrega las armas y que la ciudad sea evacuada y además que la población sea trasladada al interior del país. Cartago se niega y comienza el sitio a la ciudad.

En este año el rey Masinissa de Numidia muere a la edad de 90 años.

La ciudad de Cartago sufre tres años de asedio y en el 146 a.C. los ejércitos de Escipión entran en la ciudad y es destruida.


GUERRA DE YUGURTA
Período: 116 a.d.C. hasta 96 a.d.C.

Antecedentes:

Guerras indicadas en la cronología romana.

Yugurta fue rey de Numidia desde el año 118 a.C. hasta el 105 a.C. en que fue derrotado por los ejércitos romanos.

Llegó al poder asesinando a todos sus contrincantes y herederos al trono cuando Numidia era provincia romana del norte de África. Por tal motivo estaba enemistado y tenía una fuerte oposición con el senado romano y especialmente contra el senador Marco Emilio Escauro.

En el año 109 a.C. tuvo un grave enfrentamiento y agresión con Aulo Postumio Albino, gobernador enviado por Roma para la provincia de Numidia y Yugurta entró en guerra contra Roma.

Acontecimientos:

El Senado Romano envió al cónsul Quinto Cecilio Metelo para someterle. Al mando de las tropas eligió a dos pretores que eran amigos de Yugurta y que habían luchado juntos en las campañas de Hispania: Cayo Mario y Rutilio Rufo.

Tal era la amistad entre el rey Yugurta de Numidia, Cayo Mario, Rutilio Rufo y Quinto Cecilio Metelo que habían formado parte del estado mayor de Escipión Emiliano en las guerras íberas y especialmente en la destrucción de Numancia en la Hispania.

El cónsul Metelo había adquirido el sobrenombre (cognomen) de Numídico (Metelo Numídico) y tenía diferencias políticas con Cayo Mario.

En las operaciones en Numidia Cayo Mario tuvo algunos enfrentamientos y derrotó en varias ocasiones a los ejércitos de Yugurta, pero nunca llegó a capturarlo y en el último enfrentamiento el rey de Numidia consiguió huir y se refugió en el reino de los Gétulos del rey Boco en la Mauritania, que era familiar suyo.

En el año 106 a.C. las presiones para su captura ante el rey de los Gétulos las llevó a cabo Lucio Cornelio Sila, que era cuestor y magistrado encargado de la administración romana que intuía o sospechaba de la amistad entre Yugurta y Cayo Mario y fue quien presionó al rey Boco para que lo entregara a las legiones romanas.

Yugurta llegó preso a Roma en el año 104 a.C . y encabezaba el contingente de cautivos del desfile triunfal. Con el desfilaron también sus hijos Oxintas y Lampsas.

Fue encerrado en las mazmorras del Tullianum por orden del cónsul Lucio Cornelio Sila, donde murió de hambre. El Tallianum era un edificio o mazmorra donde eran ejecutados los que se exhibían en el desfile triunfal. Unos eran ejecutados y arrojados a la mazmorra o directamente arrojados para dejarlos morir de hambre.

Sus hijos fueron confinados en la ciudad de Venusia en donde estuvieron hasta el año 89 a.C. Nada se supo de ellos y posiblemente se refugiaron en Mauritania y continuaron las luchas de su padre.

La guerra para el sometimiento de aquella provincia romana no finalizó hasta el año 96 a.C.


GUERRA SOCIAL - GUERRA DE LOS FEDERADOS o GUERRAS MARSIAS
Periodo: Año 90 a.d.C. hasta el 88 a.d.C.

Antecedentes:

Guerras señaladas en la cronología romana.

Guerra que sostuvo Roma entre los años 90 y 88 a.C. contra los pueblos itálicos a quienes les negaba los derechos políticos.

También se llama Guerra de los Federados o guerras Marsias por ser los Marsos, pueblo antiguo de la Italia cerca del lago Tucino o Fucine que controlaban los montes Apeninos y los pasos hacia el oeste, quienes iniciaron la revuelta y lo que empezó siendo una reivindicación de derechos sociales terminó siendo una guerra civil en el imperio entre Cornelio Sila y Cayo Mario.

La política de Roma con los habitantes de estas provincias les obligaba a aportar soldados a su ejército, soportaban la carga de impuestos y en ocasiones se les obligaba a entregar parte de sus tierras.

Acontecimientos:

Muchos de ellos se había sublevado contra Roma o aliado con Aníbal en la Segunda Guerra Púnica y para evitar estas discordias el Senado planeó el implantar colonias en sus tierras con ciudadanos romanos y con derechos latinos. Esto agrandó las diferencias ya que unos tenían derechos romanos y otros no, conviviendo todos en el mismo lugar.

Sus principales ciudades eran Marruvium y Alba Fucens y la más notable Corfinium, también nombrada como Itálica, (no es la Itálica cercana a Híspalis en la Hispania), que según los insurrectos Marsos sería el nombre de la nueva nación tras la guerra social.

Esta reclamación se fue extendiendo y en Roma comenzó a imperar la inquietud social y cada vez más pueblos itálicos dominados reclamaron la ciudadanía romana. La guerra estalló en el año 91 a.C. como consecuencia del asesinato de Marco Livio Druso y el levantamiento en armas del pueblo Marso.

La sublevación marsia fue dominada por el general Cornelio Sila que le hizo famoso y le dio motivos para dar un golpe militar apoderándose de Roma y obligar al cónsul Cayo Mario a huir de la ciudad en el año 87 a.d.C.

Este hecho motivó que se iniciara una guerra civil. Para hacerse más famoso Cornelio Sila partió con su ejército contra Mitrídates, rey del Ponto, que amenazaba el poder de Roma desde hacía tiempo.

Entre tanto Cayo Mario recupera el Senado romano pero poco después era asesinado.

De regreso a la ciudad de Roma Cornelio Sila se adueña del poder y entra en Roma con sus ejércitos, instaurando una dictadura militar. Sus adversarios son desterrados y otros ejecutados.

Lo que comenzó con una petición social, terminó con una guerra civil. La dictadura terminó a la muerte de Sila.

Finalmente fue Sulpicio Rufo quien concedió la ciudadanía romana a los pueblos itálicos sometidos y a los que serían conquistados en el futuro.


GUERRAS MITRIÁDICAS
Periodo: Desde 88 a.d.C. hasta el 75 a.d.C. con intervalos (84-82 a.d.C. y 75 a.d.C.)

Antecedentes:

Guerras señaladas en la cronología romana.

Estas guerras fueron tres.

La primera comenzó en el año 88 a.C y terminó en el 84 a.C. La Segunda del 84 al 82 a.C. y la tercera en el año 75 a.C. C. Algunos historiadores las agrupan desde el año 88 hasta el 75 a.d.C. y como una sola guerra.

Después del cartaginés Aníbal Barca, el rey Mitriades -VI- fue el enemigo más encarnizado del imperio romano. Mitriades Eupator Dionisio, rey del Ponto y apodado el Grande. El Ponto era una comarca de la antigua Asia Menor (Turquía), situada entre la Paflagonia, Galacia, Capadocia y Armenia, lindantes con Ponto Euxino o Mar Negro.

Esta región se la cedió el rey persa Darío -I- como herencia al general Artabaces con carácter de satrapía y llegó a ser un reino muy poderoso en tiempos de Mitriades el Grande.

A la edad de 13 años sucede a su padre y durante su juventud vivió en soledad para escapar a las conjuraciones. Acostumbró a su cuerpo a todo tipo de inclemencias y a soportar todo tipo males incluso el veneno. Al llegar al trono amplió su reino controlando el Bósforo, conquistó la Galacia, la Frígia y la Capadocia en la actual Turquía. Era un hombre culto protector de las artes y políglota ya que se decía que hablaba 20 idiomas.

Acontecimientos:

A la muerte de Nicomedes rey de Bitinia en el año 90 a.C. quiso anexionarse su reino, lo que originó enemistades con el imperio romano e ignorando las advertencias invadió la Bitinia, penetrando en la provincia romana de Asia Menor.

La Bitinia era un reino entre Ponto Euxino (mar Negro), Frigia, Galacia y Misia, también llamada Bebricia y sus ciudades importantes era Prusa (actual Bursa), Nicea (actual Ufra) y Nicomedia en la actual Turquía. En tiempos del imperio romano fue Marco Aurelio Cotta su gobernador que fue derrotado varias veces por Mitriades y finalmente muerto en sus enfrentamientos.

En una de sus luchas dio orden de ejecutar en el mismo día a 100.000 prisioneros romanos. Se sabe que negoció con el rebelde general romano Sertorio de la península Ibérica para el envío de tropas para su causa.

En el año 88 a.C. C. establece sitio a la ciudad de Cizico en la Frígia. (Destruida por un terremoto en el año 943 y sus ruinas actuales están cerca de la actual Erdelk, en Turquía). El senado romano envía sus ejércitos al mando de Lucio Licinio Lúculo (109-57 a.C.) , que había estado en las guerras de la Hispania, y le obliga a levantar el sitio y que tras fuertes hostigamientos Mitriades se ve obligado a refugiarse en las montañas y desfiladeros del Cáucaso.

Aquí trató de sublevar a los bárbaros del Cáucaso y del Danubio para lanzarlos contra Roma.

Poco después el general romano Lúculo es sustituido por Cneo Pompeyo (106-48 a.C.) y que en sus campañas de enfrentamiento vence a Mitriades el Grande, en el año 63 a.C.

Vivió para que tras su derrota con Cneo Pompeyo el senado romano dividiese su reino en cuatro partes: El Ponto como provincia romana, Ponto galático, Ponto Palemontaco y Ponto Capadócico y que pronto también pasarían a ser provincias romanas agrupadas en Asia Menor.

Su final fue trágico. Su hijo Farnaces le traicionó indicando a las tropas romanas de Pompeyo su refugio en el Cáucaso, pero Mitriades se suicidó envenenándose.

Farnaces (97 a.C.- 47 a.C.) llegó a ser rey del Ponto y fue derrotado por Julio César en el año 47 a.C. en la batalla de Zeila. De esta victoria sobre Farnaces, Julio César escribió la frase: -Veni, vidi, vici-.


GUERRAS DE LOS ESCLAVOS
Periodo: Desde 134 a.d.C. hasta 132 a.d.C. y desde 102-99 a.d.C y 73-71 a.d.C.

Antecedentes:

Se le asigna este nombre a tres sublevaciones de los esclavos en el Imperio Romano.

Las dos primeras se produjeron en la isla de Sicilia. Una entre los años 134-132 a. C. y tres años después otra sublevación esclava entre el 102 y el 99 a.C., también en la isla de Sicilia.

Acontecimientos:

La tercera se desarrolló en Italia y duró dos años del 73 al 71 a.C. y fueron lideradas por un esclavo llamado Espartaco. A esta última también se llama Guerra de los Gladiadores contra Roma. Espartaco era un esclavo de Tracia comprado por Léntulo Batiato para servir de gladiador en el circo por lo que esta guerra también se llama de los gladiadores.

La sublevación de estos gladiadores fue seguida de un levantamiento de gran parte de esclavos del imperio que hizo temblar el sistema económico de Roma.

Su base de operaciones estaba en las faldas del Vesubio y en sus luchas los seguidores de Espartaco derrotaron a varios cónsules y militares romanos, entre ellos a Publio Valerio Varino.

Espartaco murió en la batalla de Silario en el año 71 a.C. ante las tropas de Cneo Pompeyo. Silario era una localidad al sur de Italia próxima al mar donde se habían refugiado la mayor parte de los esclavos sublevados para embarcarse en naves piratas sobornados para pasar a África.

Finalmente fué Cneo Pompeyo quien terminó con la sublevación, reduciendo los últimos reductos de los esclavos.


GUERRA DE LOS PIRATAS
Período: Del 68 hasta el 67 a.d.C.

Acontecimientos:

El general Cneo Pompeyo a la muerte de Sila ocupó el control del Senado en el año 78 a.C.

Asimismo restauró el orden y puso fin a la sublevación de Sertorio en la Hispania, acabó con la revuelta de los esclavos y derrotó a los piratas que se extendían por el Mediteraneo apoyados por Mitrídates.

Una declaración de guerra se efectuaba para solucionar un conflicto y debería justificarse ante los dioses. En los primeros tiempos lo hacían los -fetiales- que eran 20 magistrados que se encargaban de examinar las causas, efectuar las formalidades necesarias, redactar los tratados, declarar la guerra o la paz e iniciar la ceremonia consistente en lanzar el -faculum- al campo enemigo.

En la época proconsular era el propio cónsul quien declaraba la guerra por su cuenta e incluso sin consultar necesariamente con el Senado.

Los romanos no fueron grandes marinos. En tiempos de la República se construyeron unidades navales copiando los modelos de Grecia o de Cartago y durante el imperio la marina se utilizaba principalmente para controlar el Mediterráneo, de aquí la importancia de someter a la piratería.

Los buques principalmente eran de madera de roble. Las naves de guerra se impulsaban por remeros, mientras que la mercante eran mediante velas.

Normalmente las velas eran cuadradas.

Las naves que utilizaban eran muy diversas. Las había largas, que se utilizaban para la guerra y otras más cortas para el traslado de mercancías y las birremes ligeras que se utilizaban para navegar por los ríos o aguas poco profundas.


GUERRA DE LAS GALIAS
Periodo: Desde el año 58 hasta el 49 a.d.C.

Antecedentes:

Guerras enmarcadas en la cronología romana.

Conflicto que narra Julio César para la conquista de la Galia y que fueron sometidos por este entre los años 58-49 a.C. Era un territorio muy extenso que años más tarde Augusto la dividió en 4 provincias.

Julio César siendo cónsul, obtuvo del Senado la concesión de un ejército para conquistar la Galia y en sus campañas dio pruebas de un talento militar extraordinario.

Acontecimientos:

La guerra con los galos duró desde el 58 hasta el 49 a.C., aunque realmente finalizó la conquista del territorio en el año 51 a.C. y finalmente se estableció la frontera del imperio en la línea del río Rhin.

Los romanos distribuyeron la Galia Transalpina en cuatro zonas: La Galia romana que era la Provenza, la tierra de los Belgas, la tierra de los Celtas y las tierras de Aquitania. Las tres últimas la denominaron también como Galia Comata y era una zona no romanizada y para ellos totalmente salvaje.

Durante muchos años el Imperio romano había contenido a los Galos más allá del rio Ródano, un territorio que se extendía desde el Rhin hasta los Pririneos y desde el Atlántico hasta el Ródano.

Las ciudades a conquistar, al ser distintas a las romanas, se llamaban Oppidum y eran plazas fuertes o recintos fortificados y solía ser la capital del territorio.

Dependiendo de su capacidad defensiva y para iniciar el asedio al Oppidum, se establecían cuerpos de obreros y artilleros que abrían brechas, utilizaban aparatos perforadores para grandes zanjas, galerías subterráneas y terraplenes protegidos con tabiques o parapetos. La guerra de las Galias fueron especialmente crueles.

Las primeras campañas del ejército de Julio Cesar fueron hacia las tierra de los Belgas, compuesta por tribus Celtas mezclados con tribus Germanas, situada al norte del río Secuana (Sena) y hacia el este hasta el río Rhenus (Rhin).

Establecieron campamentos todo a lo largo del río Mosa, desde su nacimiento hasta la desembocadura y tras conquistar la plaza fortificada de Virodunum de los Tréveres, actual Verdún, levantaron campamentos al mando de Marco Labiano.

Los ejércitos romanos se movilizaron hacia el oeste para conquistar la oppidum de Nemetocena de los Atrevades belgas, donde establecieron un campamento al mando de Quinto Cicerón. Desde esta posición se acercaban al mar para cruzar más tarde a Britania y tras vencer a la tribu de los Cantios, levantar el primer campamento costero en la isla.

Poco a poco las plazas fortificadas de la Galia Comata de los belgas fueron cayendo bajo la dominación romana, como Samarobriva, actual ciudad de Amiens, donde establecieron un campamento al mando de Marco Craso, el oppidum de Bibrax actual Laon o la plaza de Suesio, actual ciudad de Soissons en Bélgica, llegando incluso hasta el campamento galo de Lutecia, una isla del río Sena, actual ciudad de París.

El final de las campañas del resto de la Galia, entre los años 55 a 52 a.C., Julio César efectuó varias operaciones:
La primera campaña la efectúa sobre las oppiduns o fortalezas que formaban un triángulo de las ciudades de Gorgovina de los Boios, Noviodunum de los Bitúrigos, actual Nevers y Decetia de la tribu de los Eduos, junto al rio Liger (Loira) o la actual Decize, que las conquista, establece posiciones y hace de ellas base de sus ejércitos.

En las siguientes campañas Julio César se dirigió al norte y conquista la fortaleza de Agedincum de la tribu de los Sesones. Desde esta zona la fortaleza de Alesia quedaba al este y estaba fuertemente defendida por tribus galas al mando de Vercingetorix, por lo que para evitar recibir tropas de refuerzos, Julio César decide dejarla para el final y desplazar su ejercito hacia el oeste para tomar las plazas o fortalezas de Vellaunodunum de los Senones, actual Triguerés y al sur la cercana Genabo de los Carnutos, actual Orleans.

En las siguientes campañas los enfrentamientos fueron más serios que los anteriores, especialmente en las conquistas de las fortalezas de Noviodunum de los Eduos, una de las ciudades más importantes de la zona, situada entre los rios Liger (Loira) y Elaver (Allier) y la fortaleza de Aváricum, la mayor plaza fortificada de los Bitúrigos, actual Burdeos, donde las tropas de Julio César se tienen que emplear a fondo en la batalla de Burdigala, (cerca del actual Burdeos) y donde se producen enfrentamientos serios con grandes bajas por ambos bandos.

En el año 52 a.C. Julio César establece la ciudad de Noviodonum (actual Nevers), como base de sus operaciones y desde aquí continúan las campañas sobre la fortaleza de Gergovia, principal oppidum de los Galos y la más poderosa de la tribu de los Avernos, cerca de la actual Clermont-Ferrand. Para la conquista de esta fortaleza Julio César empleó el máximo exponente de capacidad ofensiva contra el lider Vercingetorix, que le obligó a retirarse y agruparse en la ciudad de Alesia, tras un tremendo asedio donde utilizaron todos los recursos posibles para bloquear los oppidums.

El final de las campañas las efectúa sobre la ciudad de la tribu de los Mandubios y para ello Julio César concentra su ejército en la plaza de Agendicum, conquistada en las primeras campañas, iniciando su avance hacia la fortificada Alesia. A medio camino de esta plaza se produce la batalla contra los Lingones que consigue vencer y finalmente establece sitio a la plaza fuerte de Alesia, actual Alise-Ste-Reine, que es el mayor exponente en esta guerra y su líder Vercingetórix.

Vercingetórix el defensor de las ciudades de Gergovia y de Alesia tras el tremendo asedio, se entregó a Julio César para evitar la masacre entre los propios defensores, por lo que fue insultado por este, tachándolo de cobarde, a pesar de su desgracia.

Fué llevado a Roma donde fué ejecutado después de seis años en prisión en el año 46 a.C.


GUERRA DE LOS CÁNTABROS Y ASTURES
Periodo: Desde el año 27 a.d.C. hasta el año 19 a.d.C.

Antecedentes:

También conocidas como Guerras Cántabras.

Octavio Augusto creyendo que toda Hispania estaba sometida promulga la incorporación al imperio y le asignó a todas las provincias las mismas leyes.

En el año 38 a.C. decretó la Paz Hispánica y en el sistema cronológico medieval se comienza a contar desde esta fecha como Era Hispana.

Pero en las montañas del norte de la península quedó un grupo de pueblos conocidos como Cántabros y Astures que no aceptaron la Paz y en el año 29 a.C. se rebelaron contra Roma.

Acontecimientos:

El mismo emperador Octavio Augusto dirigió las campañas y estableció su cuartel general en Julióbriga, actuales ruinas de Retortillo en Cantabria-España.

Las legiones romanas tras conquistar las poblaciones de Bergidum y Lancia, ciudades importantes del pueblo Astur, los supervivientes se refugiaron en las montañas cántabras.

Entre los años 22 y 23 a.C. , Cayo Furnio y Marco Vespasiano Agripa, yerno de Octavio, inician campañas de exterminio por la zona hasta que en el año 19 a.C. se presenta batalla en el monte Medulio, siendo derrotados los cántabros y astures.

Los supervivientes son vendidos como esclavos.

Saber más: Ranimirum.com/iberos/


Después de la Era Cristiana

GUERRA DE LOS JUDÍOS
Período: Desde el año 66 hasta el año 73, después de Jesucristo.

Antecedentes:

Estas guerras están descritas por Claudio Josefo.

Las revueltas las iniciaron los Zelotes y otras sectas judías de tal forma que el terror se apoderó de la provincia romana de Judea. Los sicarios y colaboracionistas judíos atacaban a las tropas romanas en emboscadas, secuestraban y asesinaban y se creó una atmósfera que anunciaba un estallido en cualquier momento.

Acontecimientos:

En mayo de año 66 se encendió la chispa. Un histórico conflicto existente entre griegos y judíos finalizó en un enfrentamiento.

Algunos griegos efectuaron sacrificios paganos delante de la entrada del Tempo y se desató la violencia. Los sacerdotes judíos protestaron ante el procurador Gesio Floro. La protesta fue tan enérgica y violenta que les mandó arrestar. Seguidamente las tropas del procurador irrumpieron en el Templo, se apoderaron del dinero del tesoro y arrestaron a toda persona que estaba por las calles de Jerusalén, finalizando con el saqueo de la ciudad.

En aquella represalia murieron 3.000 hombres entre mujeres y niños.

Las fuerzas judías pasaron al contraataque y consiguieron expulsar de la Ciudad Alta a las tropas romanas, apoderándose de la torre Antonia.

En el exterior los rebeldes ocuparon las fortalezas de Maqueronte, Masada y Jotapata. En septiembre del año 66 la provincia había pasado a control judío tras repeler un ataque de la -XXII- Legión Romana comandada por Cestio Galo gobernador de Siria.

Los rebeldes judíos dividieron la región de Palestina en siete zonas militares e incluso comenzaron a acuñar su propia moneda.

En el año 67 llegaron a Palestina tres legiones mandadas por el emperador Nerón al mando del general Tito Flavio Vespasiano, que pronto sería emperador.

Las legiones abrieron una sangrienta brecha en Galilea y en el agosto de año 68 ya habían rodeado la ciudad de Jerusalén.

Reconquistaron la fortaleza de Jotapata (Yotpatá), que después de un sangriento sitio de 47 días solo se salvó un líder de los rebeldes llamado José Ben Matatías y que más tarde escribiría sobre esta guerra y sería conocido como Claudio Josefo.

El emperador Nerón se suicida el 9 de junio del año 68 y asume el gobierno de Roma un triunvirato de Galva, Otón y Vitelio.

Vespasiano había partido para Alejandría donde un año más tarde sería nombrado emperador, dejando al mando del ejército de Judea a su hijo Tito.

Las fuerzas rebeldes judías ascendían a 25.000 hombres y estaban concentradas en Jerusalén, Herodión, Maqueronte y Masada. En junio del año 70 los romanos habían abierto brechas en dos murallas de Jerusalén y controlaban el sector norte de la ciudad.

En julio reconquistaron la torre Antonia y en agosto las tropas ocupaban algunos recintos del Templo. Poco después es incendiado y arrasada la ciudad.

Un grupo quedó resistiendo en la fortaleza de Masada hasta el año 73 y cuando las tropas de Flavio Silva entraron en el recinto de la fortaleza, encontraron solo cadáveres de 960 hombres, mujeres y niños, muertos en un pacto suicida antes de someterse a los romanos.

Los judíos ya habían conocido el exilio y la destrucción del templo de Jerusalén, pero esta lucha fue sangrienta en la que tal vez murieran un millón de personas y cuyas consecuencias fue una nueva destrucción del templo.

Hasta nuestros días han llegado los relieves que el emperador Tito mandó colocar en Roma en un arco triunfal en el que se describe la campaña bélica y el traslado del botín. El noveno día del mes Av (Julio/Agosto), los judíos recuerdan aquella catástrofe con ayunos y lamentaciones.


II

GUERRA CONTRA LOS PARTOS
Período: Desde el año 166 hasta el 167

Antecedentes:

Guerras señaladas en la cronología romana.

Los Partos eran una tribu escita establecida en el sur de Hircania que en el año 200 a.C. fundó un reino poderoso.

Esta región estaba situada al sureste del mar Caspio, también llamado mar Hircanio. El territorio Parto colindaba con este mar, con la Escita, Patria y la Media, famosa por la dureza de sus habitantes, excelentes jinetes y expertos arqueros.

Realmente estaban lejos de Roma y era la zona más oriental del imperio.

Acontecimientos:

Los Partos conquistaron la Bactriana y lucharon durante largo tiempo contra los romanos que nunca les vencieron.

La guerra de Roma contra los Partos fue interminable y aunque había comenzado en tiempos de Marco Licinio Craso (115-53 a.d.C.), que había formado el primer triunvirato con Pompeyo y César, fue derrotado y muerto por ellos cuando negociaban una paz en la zona.

Mucho tiempo después Marcio Aurelio inició nuevas campañas contra ellos pero no pudo someterlos en su totalidad.

En el año 1934 se efectuaron excavaciones en Considag (Rusia) donde se descubrió una antigua ciudad que se cree era la capital de este reino histórico.


GUERRA CONTRA LOS MARCOMANOS
Período: Desde el año 167 hasta el 180
Antecedentes:

Guerras señaladas en la cronología romana.

Poco después de finalizar la guerra contra los Partos, a los que el imperio romano con su emperador Marco Aurelio no pudo dominar en su totalidad, Roma inicia la campaña contra los Marcomanos, pero no para expansionar el imperio sino para asegurar las fronteras contra los pueblos bárbaros que comenzaban a ser una seria amenaza para el Imperio.

Los Marcomanos eran uno de los tres pueblos que los romanos llamaban Germanos. Este pueblo en especial migró y se estableció en las tierras alta de la actual Bohemia hacia el año 120 a.C. Eran de origen Celta y pronto se aliaron con los Boios, también de origen celta, que habitaban la zona de la Boiohaemum y que le dieron nombre a la actual Bohemia.

Los marcomanos poco a poco se fueron extendiendo por la desembocadura del rio del rio Albis (Elba), hasta llegar a las actuales tierras de Checoslovaquia. Se unieron a los Cimbros y a los Teutones hacia el año 113 a.d.C.

Para el imperio toda la zona más allá del río Rhin, del Danubio y el rio Elba eran pueblos Germanos y para el Senado romano comenzaban a ser una amenaza para el imperio.

Acontecimientos:

Según la cronología romana fue el emperador Marco Aurelio quien inicio bajo su mandato y personalmente, desde el 161 a.C. hasta el 180 a.C., nuevas campañas contra el reino de los Partos en el año 166 a.C.

En el año 167 a.C. inició las campañas contra la Germania y especialmente contra los Marcomanos y la Vindelicia, cuya ciudad importante era Vindelicorum.

Marco Aurelio preparaba una tercera expedición contra ellos cuando le sorprendió la muerte en Vindabona (actual Viena) en el año 180 a.d.C.

Los Marcomanos nunca fueron dominados por los romanos y en tiempos de Augusto habían absorbido a la tribu de los Boios.


XI

GUERRA DE LAS INVESTIDURAS
Período: Desde 1073 hasta 1122

Antecedentes:

Algunos historiadores no hablan de guerra sino de conflicto de investiduras y comenzó en el año 1073 y finalizó en el año 1122 por el concordato de Worms, que separó los dos poderes, dejado para el rey la investidura temporal y para el papa la espiritual.

Las altas jerarquías eclesiásticas de los obispos o los abades eran investidos en sus cargos por un señor laico como un emperador, un rey o un conde, mediante la entrega del báculo, el anillo y el cetro, símbolos de la doble dignidad espiritual y temporal.

El origen del conflicto viene de tiempos de Otón -I- (912-973), cuando se crean diplomas con los que el propio Emperador podía nombrar obispos.

Esta intromisión en el Pontificado por parte del Imperio no estaba de acuerdo el papa Gregorio -VII- (1073-1083), que se oponía a este derecho y quería que el emperador renunciase a ello.

Lo que comenzó en discordias entre el papado y la corte del emperador alemán terminó en una desastrosa guerra civil en Alemania.

Acontecimientos:

El conflicto comienza con la excomunión por el papa del rey Enrique -IV- (1056-1105) de Alemania, que tras reconocer su error se humilla ante los muros del castillo de Canossa, donde estaba hospedado el Papa, vestido con hábitos durante tres días y tres noches, sabiendo que con la enemistad del papado nunca sería confirmado Emperador del Sacro Imperio.

El papa Gregorio hace caso omiso a estas súplicas. El rey de Alemania e Italia Enrique -IV- depone al papa Gregorio y nombra Antipapa a Guiberto de Ravenna (1025-1100), con el nombre de Clemente -III-. Se hace coronar Emperador por el Antipapa y moviliza sus ejércitos hacia Roma.

Establece sitio al Castillo de San Ángelo donde Gregorio -VII- se había refugiado. Es liberado por los normandos de Roberto de Guiscardo, huye de Roma y se refugia en la ciudad de Salerno donde muere poco después.

La lucha de las investiduras finalizaría con el concordato de Worms en el año 1122 con el Papa Calixto -II- y el Emperador del Sacro Imperio Enrique -V- (1106-1125), donde se reconoce finalmente el derecho de nombrar obispos solamente a los papas.

Pero este concordato de Worms no resolvió el problema existente en Alemania entre la monarquía y la nobleza al contrario aumentaron y se formaron dos bandos antagónicos, el de los Welfen (guelfos) y el de los Weiblingen (gibelinos). Los primeros defendían al papado, los segundos al emperador.

La lucha parece que se superó al subir al trono Federico -I- de la casa Staufen , que restableció la unidad imperial sobre la nobleza y de los países vecinos.

Quiso hacer lo mismo con Italia pero chocó con el papado y las ciudades al norte del país que durante las discordias anteriores se habían declarado libres.

Federico -I- destruyó la ciudad de Milán y quiso imponer su ley sobre las ciudades italianas rebeldes, pero el papa Alejandro -III- se puso al lado de los rebeldes y formaron la Liga Lombarda, que derrotaron al emperador Federico -I- en la batalla de Legnano en el año 1176, viéndose obligado a firmar la paz con el Papa.

Durante todo este conflicto hubo siete papas, cinco antipapas, se había iniciado la primera cruzada por Urbano -II- (1088-1099) y a la finalización de la guerra de las investiduras se promulgaba el inicio de la segunda Cruzada hacia Tierra Santa.


CRUZADAS A TIERRA SANTA
Período: Desde 1096 hasta 1291

Antecedentes:

Se describen las Cruzadas como un movimiento militar y religioso por la cual los países de Occidente de Europa dirigidos por el papado, intervinieron para reconquistar los Santos Lugares.

En la historia no se habla de Guerras sino de expediciones militares para reconquistar Tierra Santa, una contienda que duró casi doscientos años y es una de las más largas de la historia.

Desde que se había ocupado la ciudad de Jerusalén en el año 638 por los árabes, las peregrinaciones se hacían con normalidad gracias a la tolerancia musulmana con los llamados -pueblos del libro-, pero en el año 1009 el califa de Egipto de los Fatimí Al-Hakim (996-1021), conquistó Palestina, ocupó la ciudad de Jerusalén y ordenó destruir el edificio del Santo Sepulcro ante las protestas de los peregrinos.

El Santo Sepulcro era el lugar cristiano más importante de Palestina y las ciudades de Jerusalén y Belén los destinos de peregrinación cristiana más antigua. El Papa Sergio -IV- (1009-1012), interfiere ante Al-Hakim para que no sean destruidos, aunque sufre grandes desperfectos.

En el año 1071 los turcos selyuuíes o selyúcidas habían derrotado al ejército bizantino al mando del general Diógenis en Manzikert (Malazgirt) y habían ocupado la mitad de Asia Menor (Turquía). El emperador de Constantinopla Alejo Conmeno comenzó a preocuparse por el avance turco hacia occidente y recurrió al Papa de Roma que esperaba que se cerraran las grietas entre católicos y ortodoxos.

Acontecimientos:

El 27 de noviembre 1095, el papa Urbano II en el Concilio de Clermont-Ferrant solicita ayuda a los reyes de Europa para conquistar los Santos Lugares y paralelamente el monje Pedro de Amiens consigue apoyo para una cruzada campesina de 20.000 personas.

Militarmente participaron los nobles de Lorena, Tolosa y Nápoles, que se concentraron en Constantinopla.

Después de varios éxitos sobre los turcos, el 15 de julio del año 1099 la ciudad de Jerusalén es tomada por asalto tras un asedio de cuarenta días. Se nombró a Godofredo de Bouillón, un noble de Lorena, rey de Jerusalén.

El reino de Jerusalén incluía otros señoríos y condados cristianos como Edesa, Antioquía y Trípoli. Las flotas de Venecia, Génova y Pisa aseguraban el enlace entre los cruzados y el Occidente de Europa.

El 23 de diciembre de 1144, el día de Nochebuena, Nur-Eddin (Al-Din-Zangi) conquista la ciudad de Edesa. San Bernardo predica la Segunda Cruzada a la que se apuntaron los reyes Conrado -III- de Alemania y Luis -VII- de Francia, con un resultado nulo.

En la noche del día 2-3 de octubre de 1187, Salah-al-Din (Saladino), conquista la ciudad de Jerusalén y pone fin al reino.

Se produce una conmoción en Europa y se aprestan a partir para Oriente los mayores monarcas de la época: Federico -I- Barbarroja de Alemania, Felipe -II- Augusto de Francia y Ricardo Corazón de León de Inglaterra. La muerte de Federico en el año 1190, en el río Cidno de los montes Tauro en Cilicia y las discordias entre Felipe y Ricardo consiguieron fracasar la expedición de la Tercera Cruzada.

En el año 1198 el papa Inocencio -III- recuerda el reinicio de las cruzadas y en un cuarto intento los cruzados se reúnen en Venecia, pero en lugar de partir hacia Palestina se mezclaron en las luchas que tenía Venecia con el Imperio Bizantino y acabaron tomando la ciudad de Constantinopla. Aquí se funda el Imperio Latino de Oriente, que vivió en interminables luchas entre griegos y búlgaros.

A pesar del fracaso de la Cuarta Cruzada, el espíritu seguía vivo y esta vez se cambió de táctica y como condición previa para reconquistar Jerusalén habría que derrotar a los sultanes de Egipto.

Las dos últimas cruzadas, en el 1248 la séptima y en el 1270 la octava, fueron para el rey Luis -IX- de Francia que las dirigió personalmente y las dos tuvieron mal resultado.

En la séptima desembarcó en las playas de Damieta en Egipto y fue hecho prisionero, siendo liberado el 2 de mayo de 1250 a cambio de pagar un gran rescate y devolver a los mamelucos todas las zonas conquistadas y en la Octava la Cruzada fue dirigida hacia Túnez, pero murió de la peste ante sus murallas a las que habían puesto sitio el 23 de agosto de 1270.

En este año se darían por finalizadas las Cruzadas, pero no sería hasta el 18 de septiembre de 1291, en que saldría de Palestina el último de los Templarios.

El resultado fue que los países europeos reconquistaron la libertad de acción en el Mediterráneo y pusieron freno a la expansión del Islam.

Si quieres saber más de las cruzadas Cronología de las Cruzadas.


XII

GUERRA POR EL CONDADO DE AQUITANIA
Guerra de las Barbas

Antecedentes:

El personaje es Leonor de Aquitania (1122-1204), hija del último duque de Aquitania Guillermo X , adiestrada en el combate, con fuerte carácter y mujer de armas tomar.

La región de Aquitania también se la conocía en la Edad Media con los nombres de Guyena o Gascuña y era un extenso territorio al sur de la actual Francia. En tiempos de los Visigodos la actual ciudad de Tolosa era su capital.

Eleonor de Aquitania se casó con el rey Luis -VII-, el Joven (1119-1180) y en el año 1137, mismo año en que es nombrado rey de Francia, heredó como dote el condado de su esposa Leonor de Aquitania.

En 1147 el rey francés se embarcó para la Segunda Cruzada a Tierra Santa junto con Conrado -II- de Alemania. A Luis -VII- le acompañó su esposa, que vestida de cruzado participó en algunas acciones de conquista, como la toma de la ciudad de Antioquia o la ciudad de Edesa, que terminaron en fracaso y que al no alcanzar ninguno de los objetivos propuestos, en julio de 1148 regresaron a sus respectivos reinos.

Algo tuvo que pasar durante la Cruzada que no lo recoge la historia. Algunos historiadores argumentan infidelidades de Leonor o el llevar una vida desenfrenada y escandalosa entre los soldados al tener un fuerte carácter y ademanes varoniles y por parte del rey Luis -VII- el rasurarse la barba para aparentar más joven (de aquí su apodo) o más femenino, lo que dio origen a comentarios sobre su sexualidad.

El populacho cuenta que Leonor de Aquitania se enemistó de tal manera con Luis -VII- por rasurarse la barba, que en 1152 solicitó el divorcio y de aquí proviene la otra denominación de esta Guerra de las Barbas.

La historia oficial apunta que el rey francés repudió a Leonor de Aquitania porque no le daba hijos varones que asegurase la sucesión al trono y el pretexto era que tenían parentesco sanguíneo.

Analistas apuntan que Leonor de Aquitania fue una de las primeras feministas en el complejo mundo de la Edad Media.

Acontecimientos:

Sea como fuere el caso es que Leonor salió de la corte del rey Luis de Francia y se refugió en la corte de Esteban de Blois (1135-1154), sobrino de Enrique -I- (1100-1135) y su hija Matilde y que durante veinte años estaban en luchas internas, hasta el año 1154 en que accedió al trono inglés el hijo de Matilde, príncipe Enrique -II- (1154-1189) de la dinastía Anjou-Plantagenet.

En el año 1152 Leonor de Aquitania se casó con el príncipe Enrique -II-, que al subir al trono de Inglaterra en el año 1154 reunió en su persona una tremenda herencia territorial que dio origen a un permanente enfrentamiento entre Francia e Inglaterra que duró trescientos años.

Enrique -II- fundó un territorio feudal anglofrancés que perduró hasta la guerra de los cien años. De su madre Matilde heredó Normandía y Bretaña, por parte de su padre Godofredo de Plantagenet recibió Anjou, Maine y Turena y Aquitania por parte de su esposa Leonor. En su conjunto los territorios de Enrique -II- de Inglaterra se extendían desde Escocia y Gales hasta los Pirineos, abarcaba toda Inglaterra y más de la mitad occidental de lo que es hoy día Francia.

Leonor, ahora reina consorte de Inglaterra, reclamó para su marido Enrique el condado de Aquitania. El rey francés Luis -VII-, que hasta el momento era dueño de aquellos territorios se negó a su entrega y el rey Enrique -II- le declaró la guerra para rescatar el Condado por las armas.

Los enfrentamientos de ambos reinos fue constante y las luchas se centraron en territorio francés en conquistas de ciudades y castillos que cambiaban de manos, con fatales consecuencias económicas para ambos reinos. En esta época los Plantagenet llegaron a tener un poder que se decía que el más poderoso vasallo del rey Enrique -II- era el propio rey Francés.

La rivalidad de ambos reinos pasó a sus herederos por lo que Felipe de Francia llamado el Augusto (1180-1223) y Ricardo Corazón de León( 1189-1199), que tenía el apoyo total de Leonor para ser rey de Inglaterra, a pesar de mantener esta rivalidad participaron juntos en la Tercera Cruzada hacia Tierra Santa.

Leonor de Aquitania murió en 1204 en la abadía de Fontevrault en Francia y Ricardo Corazón de León en 1199, en el sitio al castillo de Chalus en Francia en la antigua Aquitania.

Este conflicto tan remoto iniciado con la fundación del imperio anglofrancés y que Felipe el Augusto de Francia no pudo destruir por completo, también fue la causa del origen de la Guerra de los Cien Años y no fué hasta el año 1453, con el tratado de Troyes en Francia y a la finalización de la guerra, cuando se reconocieron los territorios franceses.


XIV

GUERRA DE LA SECHIA RAPITA
Guerra del balde robado
Período: Desde el año1325 hasta el 1337.

Antecedentes:

El Sacro Imperio alemán fue creado por Federico -II- Hohenstaufen en 1152 y su poderío empezó a decaer hacia 1250.

Italia quedó desprendida del Imperio Alemán por el empuje nacionalista y quedó repartida en pequeñas ciudades-estado y envueltas en rivalidades.

A esta rivalidad se añadía las facciones políticas de los Guelfos y los Gibelinos. Los primeros apoyaban la política del papa (en Sicilia apoyaban la casa de Anjou) y los segundos apoyaban al emperador del Sacro Imperio (en Sicilia la casa de Aragón). Aunque el conflicto había terminado hacía tiempo con el triunfo de los Guelfos, se mantenía aquélla rivalidad en las pequeñas ciudades-estados de Italia.

La denominación de Cubo de Roble a esta guerra es pura anécdota que indica la situación en que se vivía en Italia en esta época, donde se utilizaba cualquier excusa para restaurar el honor y declarar la guerra.

Para entender este conflicto hay que situar las ciudades-estado italianas al finalizar el poder del Sacro Imperio, que se dividieron en infinidad de Estados, siendo los principales, como ejemplo, la Marca de Treviso, con las ciudades de Treviso, Vicenza, Verona y Padua. El estado de Venecia que amplió sus posiciones hacia Terraferma y controló los pasos de frontera al norte de Italia y al oeste del valle del río Po y donde se establecieron los Saboya que ampliaron sus dominios en Aosta y en Piamonte.

En el año 1258 el Estado del Piamonte pasó al dominio de la casa de Anjou o Argevina y consiguió que la familia Malaspina se retiraran hacia el norte.

En 1272 la familia de los Bonasolsi ocuparon la ciudad-estado de Mantua. Entre los años 1277 y 1346 la familia Visconti conseguía la ciudad de Milán y en constante pugna con los DellaTorre extendieron sus dominios hacia Pavía, Piacenza, Tortona, Cremora, Brescia y Parma.

Posteriormente en el año 1405, la República de Génova se expansionó hacia Córcega y se apoderó de Pisa, Liborno, Lombardia, Romaña y Toscana y aunque eran prácticamente autónomas mantenían una enorme rivalidad y pugna entre ellas.

Acontecimientos

La familia Este era descendiente de Adalberto -II-, (890-917), Duque de Toscana que se enlazó por matrimonio con los Guelfos. Posteriormente esta familia italiana fundó una rama alemana de los Este que estaba constituida por los duques Hannóver y Brunswick.

Esta familia se hizo poderosa en los territorios centrales del antiguo Sacro Imperio y en 1240 ocupó la ciudad-estado de Ferrara. En el año 1288 ocupó la ciudad de Módena, haciéndola su centro operativo. Tanto Ferrara como Módena pertenecían al antiguo Estado Pontificio y por tanto seguidores de los Gibelinos. En el año 1289 conquistó la ciudad de Reggio y controló toda la Marca de Ancona.

En el año 1325 la familia Este (partidarios de los Guelfos), quiso ocupar la población cercana de Bolonia, en los Estados Pontificios, ciudad fundada por los Etruscos y que controlaba los caminos hacia Roma, por lo que un grupo de soldados de Módena invadieron el territorio, destruyeron cosechas e incendiaron viviendas. En la incursión murieron varios soldados boloñeses y se apropiaron de un cubo o recipiente de roble que los boloñeses tenían en gran estima y que era símbolo de la ciudad.

Tras la correría, los soldados de la ciudad de Bolonia se movilizaron y marcharon a la guerra contra Módena, tanto para recuperar el cubo como para restaurar el propio honor o el plantar cara a la familia de los Este. El conflicto y la enemistad perduró doce años.

Finalmente los ejércitos se enfrentaron en el valle de Zappolino, justo en la frontera del antiguo Sacro Imperio alemán con los Estados Pontificios y límite de las dos ciudades-estado. La victoria fue para la familia Este de Módena y se quedó con el símbolo de boloñeses, con el Sechia Rapita o Cubo Robado, pero no conquistó la ciudad ya que las cronologías históricas señalan que desde el año 1272 hasta 1859 la ciudad de Bolonia perteneció a los Estados Pontificios.

¿Que importancia podía tener este cubo que actualmente puede verse en la Torre Cívica, Ghirlandina o Catedral de Módena?.

Alessandro Tassoni (1565-1635) es el creador del poema medieval de la Sechia Rápita o Cubo Robado, escrito en 1622 en París en forma heróico-cómico y a su vez es una ópera de Antonio Salieri y parece ser que está inspirado en el robo de este recipiente de roble que se encontraba en la base de un pozo de agua en la plaza de Bolonia.

El Cubo boloñés era una medida para líquidos semejante a la Cántara 16,13 litros; la Arroba 13,16 litros; la Hemina 11,40 usada en monasterios; el Moyo; el Azumbre; o el Ánfora romana, etc., utilizados en la Edad Media y estaban representados con un objeto para valorar su volumen.

Muchos de estos recipientes estaban en los pozos o abrevaderos de las plazas de las ciudades para saciar la sed de los caminantes, peregrinos, viajeros y sus animales. En algunos casos el consumir un recipiente de agua era gratis, pero consumir más de uno tenía su coste adicional para beneficio de la ciudad y este es el caso de la Sechia Rápita que tras el robo dejó de ser el símbolo de la ciudad, viendo como disminuían sus ingresos.


GUERRA DE LOS CIEN AÑOS
Período: Desde el año 1337 hasta el 1453
Beligerantes: Francia e Inglaterra.
Antecedentes:

Existía una gran rivalidad entre el rey francés Felipe -VI- de Valois y Eduardo -III- de Inglaterra que dieron origen a numerosas batallas con resultados dispares para ambos bandos.

Acontecimientos:

El larguísimo conflicto entre Francia e Inglaterra duró desde el año 1337 hasta 1453 y disolvió el Estado feudal, provocando el nacimiento de los Estados modernos de los respectivos países.

Al morir el último hijo de Felipe -IV- el Hermoso en 1328, Felipe -VI- hereda la corona de Francia e instaura la dinastía de los Valois. Esta designación produce el resentimiento del rey Eduardo -III- de Inglaterra que era nieto por línea materna de Felipe -IV- de Francia.

El rey inglés había conquistado Escocia y pretendía la corona francesa, por lo que inicia contra el país vecino un conflicto armado permanente , interviniendo en Flandes, lo que provoca la guerra.

A partir de aquí se inician una serie de combates y se establece un estado de guerra permanente, en el que se libraron pequeñas acciones bélicas.

Los ingleses vencieron a los franceses en el mar, lo que les permitió desembarcar en el norte de Francia. Desde aquí hasta su finalización pasa por la derrota de los franceses en Crecy en el año 1346. Con la ocupación de Calais y Poitiers en el año 1356 por el llamado Príncipe Negro, hijo del rey inglés, que derrota y hace prisionero a Juan el Bueno, sucesor de Felipe -IV- de Francia.

La reacción francesa es inminente y el hijo de Juan el Bueno, Carlos -V-, salva a Francia de la ruina. Ayudado por su consejero Beltrán du Guesclín poco a poco reconquista la mayoría de las plazas que poseían los ingleses en Francia.

En el año 1375 se firma una tregua. Inglaterra tenía en aquel momento dos plazas en Francia: Burdeos y Calais.

Esta tregua dio un respiro a la guerra, pero las luchas continuaron en ambos países por problemas políticos internos.

En Inglaterra se produce un cambio de dinastía y a Eduardo -III- le sucede su nieto Ricardo -II-, que se hizo impopular, fue depuesto y encarcelado. El parlamento proclamó rey a su primo Enrique -IV- de Lancaster. (Guerra de las Dos Rosas 1399-1485).

En Francia a la muerte de Carlos -V- le sucede Carlos -VI- que terminó loco. Se disputan el trono sus tíos y comienzan las rivalidades entre el duque de Borgoña y el de Orleans.

La lucha entre ambos bandos debilitó al país francés y fue el momento que Inglaterra invade Francia por segunda vez.
Enrique -V- de Lancaster afianza su trono con triunfos militares derrotando a las tropas del rey francés Carlos -VI- en el año 1415 en la sangrienta batalla de Azincourt, que casi le hace dueño de Francia y obliga a Carlos -VI- a firmar el tratado de Troyes en 1420, donde reconoce como regente y heredero al trono de Francia a Enrique -V- de Lancaster.

Poco después Francia reacciona y al morir Carlos -VI-, su sucesor Carlos -VII-, se atreve a coronarse rey de Francia. París y Reims estaban ocupadas por los ingleses y tenían sitiada la ciudad de Orleans. Solo un milagro podía salvar a Francia.

Aparece Juana de Arco, una humilde muchacha que vistió las armas de guerrero y se ofreció a Carlos -VII- para restaurar la monarquía. Exaltó el espíritu francés y al mando de un ejército consiguió levantar a los ingleses el sitio de Orleans y en menos de treinta años los ingleses perdieron todas sus conquistas de Francia, excepto la plaza de Calais que la mantuvieron hasta el año 1558.

Quizás sea Juana de Arco la figura que más represente la Guerra de los Cien Años. Gracias a Juana de Arco, Carlos VII se consagró en Reims como rey de Francia, pero fue abandonada por los suyos en Compiegne y fue hecha prisionera por los borgoñeses, que la entregaron a los ingleses y la sentenciaron a ser quemada vida en la plaza del mercado de Ruán.


GUERRA DE LAS DOS ROSAS
Período: Desde 1399 hasta 1485
Beligerantes: Las casas inglesas de York contra la de Lancáster

Antecedentes:

Fue una guerra civil, dentro de la guerra de Treinta Años, que devastó Inglaterra durante el siglo XV y tuvo como rivales las casas de Lancáster y la de York que se disputaban el trono.

Se llaman de Dos Rosas porque la casa de Lancáster, que fue la designada para el trono, tomó como símbolo una rosa roja y la de York una rosa blanca.

La casa de Lancáster era una familia inglesa descendiente de Eduardo -III- que salió ganadora de esta guerra. A ella pertenecieron los reyes ingleses Enrique -IV-, Enrique -V- y Enrique -VI-

La casa de York era una rama inglesa de la casa de Plantagenet que había dado tres reyes a Inglaterra Eduardo -IV-, Eduardo -V- y Ricardo -III-.

Acontecimientos

El conflicto se originó a la mitad de la Guerra con Francia llamada de Cien Años, cuando el rey inglés Enrique -IV- tuvo que evacuar todas las plazas ocupadas en territorio francés, por lo que originó un descontento en el pueblo inglés.

El conflicto estaba entre Enrique -IV- Tudor (1367-1413) y el rey Ricardo -II- de York, nacido en Burdeos en 1367 y que sucedió a su abuelo Eduardo -III- en el año 1327.

El 30 de septiembre del año 1399 Ricardo -II- fue depuesto por el parlamento por los desastres en las operaciones bélicas en Francia y cedieron la corona inglesa a Enrique -IV-.

El nuevo rey tomó preso a Ricardo -II- y lo encarceló en el castillo de Pontefranch, donde murió de hambre un año después, según unos, o asesinado por el propio rey Enrique -IV- según otros.

Por parte de la casa de Lancáster, a la muerte de Enrique -IV- le sucedió su hijo Enrique -V- y continuó con el enfrentamiento de la guerra de las Dos Rosas y por parte de la casa de York a la muerte de Ricardo -II- le sucede Ricardo -III- (1452-1485), que fue el último monarca de la casa de York.

Ricardo -III- al año de subir al trono de Inglaterra finalizaba la guerra de Treinta Años (1337-1453), pero las luchas continuaban en su país y reinó en plena guerra civil y en medio del terror. Fue derrotado y muerto por Enrique Tudor de Lancáster (1457-1509), en la batalla de Bosworth en 1485, y en donde la historia recuerda la frase de -Mi reino por un caballo-.

La pacificación fue conseguida por Enrique -VII- de Lancáster de la casa de los Tudor, quien gobernó con plena autoridad y restableció la disciplina y el comercio.


XV

GUERRA DE LOS HUSITAS
Período: Desde 1419 hasta 1437

Antecedentes:

Conflicto religioso sostenido en Bohemia por Juan Ziska discípulo de Jerónimo de Praga contra el emperador Segismundo en el año 1419.

La guerra se inició poco después de la muerte de Juan Huss (1369-1415), quien los checos consideran actualmente un héroe nacional y reconocen que fue una persona de buena fe y un hombre de profundas convicciones.

La doctrina de John Wyclef (1324-1384), maestro y párroco inglés, tuvo mucha influencia sobre Juan Huss y Lutero y a él se le atribuye una de las primeras traducciones de la Biblia del Nuevo Testamento al idioma inglés.

Se fomentaba en las escrituras como única norma de vida, la predicación era superior al ritual de la misa y negaban la autoridad del Papa.

La herejía de los husitas no era exclusivamente doctrinal sino que también tenía facetas políticas. Juan Huss (1369-1415) fue quemado en la hoguera en Leipzig al ser declarado culpable de atacar a la Iglesia .

Tras su muerte los seguidos husitas se dividieron en dos fracciones: Los extremistas conocidos también como moravios o hermanos bohemios y los moderados. La sublevación de los primeros fué para presionar por la fuerza al rey Segismundo de Bohemia para romper con Roma y reformar la iglesia del país.

Acontecimientos:

El conflicto se originó en Bohemia, antiguo reino que actualmente forma parte de Checoslovaquia y los personajes que iniciaron la pugna fueron Juan Ziska de Trocnow (1370-1424), jefe militar de los husitas con excelentes cualidades militares y Jerónimo de Praga, seguidor de la doctrina y amigo de Juan Huss, persona de gran talento y elocuencia que promulgó una reforma religiosa en el país y que se enfrentaron abiertamente contra el emperador.

Por otro lado Segismundo rey de Hungría desde 1387 a 1437, emperador de Alemania desde 1410 a 1437, rey de Bohemia desde 1436 a 1437, no pudo conseguir la reforma de la Iglesia ni evitar la ejecución de Juan Huss, lo que tras su muerte se desencadenó en Bohemia unas sangrientas luchas religiosas.

Se puso fin a estas luchas con el convenio de Praga en 1437.


XVI

GUERRAS DE LAS COMUNIDADES o DE LOS COMUNEROS
Periodo: Año 1521 hasta 1523

Antecedentes

Carlos -I- de España se convirtió en el monarca más poderoso de Europa cuando su padre Felipe el Hermoso heredó en el año 1506 los Países Bajos, Flandes y Franco Condado.

De su abuelo materno Fernando heredó la Corona de Aragón en España, Cerdeña, Nápoles y Sicilia en Italia.

De su abuela Isabel recibió la corona de Castilla y León en España, las plazas norteafricanas y de las Indias.

De su abuelo paterno el emperador Maximiliano de Austria, recibió el archiducado de Austria y otros dominios que renunció a favor de su hermano Fernando.

Acontecimientos:

En el año 1519 es nombrado emperador de Alemania con el nombre de Carlos -V-.

Llegó a España en el año 1517 y era desconocedor de las costumbres de Castilla y León y de Aragón. Sus acompañantes y consejeros flamencos se repartieron los mejores cargos de la corte.

El descontentó fue en aumento hasta que el rey Carlos fue elegido emperador en 1519 y se dispuso a abandonar el país.
Esta marcha exasperó a las ciudades castellanas y con Toledo a la cabeza, se sublevaron pidiendo reivindicaciones. La burguesía castellana se unió al movimiento de las comunidades.

Desde Alemania el emperador contestó negativamente a las peticiones y entonces estalló la guerra.

Los comuneros a falta de buenos líderes no supieron sacar ventaja y la mayor parte de la nobleza se mantuvo fiel al rey.

Las tropas imperiales se enfrentaron al ejército comunero en Villalar en el año 1521 que lo derrotaron. Sus principales jefes, Juan de Padilla (1490-1521), Juan Bravo (1483-1521), natural de Segovia y Francisco Maldonado (1480-1521), fueron ejecutados el 24 de abril de 1521.

La represión fué tan dura que Castilla quedó arruinada durante casi una generación.

Se le llama guerra de los Comuneros porque se inició en las comunidades de Castilla, pero casi al mismo tiempo en Valencia y Mallorca estallaron movimientos similares.

Si la de los comuneros fueron movimientos de ricos y de algunos nobles, las Germanías de Valencia y Mallorca fueron movimientos de pobres contra los ricos y los nobles.

Tras dura lucha en la que ambos bandos cometieron excesos, los agermanados fueron vencidos por el ejército imperial y restablecido el orden.


GUERRAS DEL IMPERIO
Periodo: Desde 1525 hasta 1555

Antecedentes:

El ideal de Carlos -V- era mantener la unidad de Europa y paralizar el avance turco en el Mediterráneo y en la cuenca del Danubio. Al grandioso proyecto se opusieron Francia y los príncipes alemanes protestantes.

Estas guerras en el Imperio fueron cinco.

Acontecimientos:

En una primera guerra las tropas imperiales para asegurar Nápoles se apoderaron del ducado de Milán en 1525 y en el mismo año las tropas francesas intentaron recuperar el Ducado, pero fueron derrotadas en la batalla de Pavía.

En la tremenda batalla el propio rey francés Francisco -I- (1494-1547) cayó prisionero y para ser liberado tuvo que firmar el tratado de Madrid en 1526, reconociendo a Carlos la posesión de Milán y el ducado de Borgoña.

En una segunda guerra el triunfo del emperador sobre Francia suscitó contra el emperador una gran alianza de países recelosos de su poderío y en 1526 firmaron la Liga de Cognac, dirigida por Francia y que contó con el apoyo del papa Clemente -VII- (1523-1525), enemigo del poder español en Italia.

Para impresionar al Papa el emperador mandó los ejércitos para sitiar Roma en el año 1527. Como los ejércitos españoles no recibieron la paga, entraron en la ciudad y saquearon Roma, cobrándoselo en especies.

En 1528 el gobernando genovés Andrés Doria abandona la Liga de Cognac y el ejército de la Liga disminuyó considerablemente, viéndose obligado Francisco -I- de Francia al año siguiente a solicitar una tregua, llamada Paz de Cambrai o de las Damas.

El rey francés tuvo que reconocer la hegemonía española en Italia a cambio de la devolución del ducado de Borgoña.

En la tercera guerra en el año 1537 el rey de Francia para acabar con el poder del emperador se alió con los turcos. Este suceso originó un gran escándalo en la cristiandad y junto con las tropas de Solimán el Magnífico (1520-1566), Francisco -I- conquistó el ducado de Saboya. Carlos -V- tenía muchos problemas con los protestantes alemanes y para no alargar el conflicto firmó en 1538 la llamada Tregua de Niza y reconoció la posesión de Saboya.

La cuarta guerra se originó en 1540 y el principal teatro de operaciones pasó de Italia a las fronteras del norte de Francia. El emperador alcanzó algunos éxitos contra las tropas coaligadas y finalmente en 1544 se firmó la paz de Crepy por la que se comprometió el rey francés a ayudar al emperador a luchar contra los protestantes de Alemania.

La quinta guerra el nuevo rey de Francia Enrique -II- continuó con las mismas políticas que su padre que le sucedió en 1547 y en el año 1552 hizo una alianza franco-protestante para luchar contra el emperador Carlos, que se vio sorprendido por un antiguo aliado suyo Mauricio de Sajonia, que junto con las tropas del rey francés se apoderan de la plaza de Metz, pero posteriormente es derrotado en el 1557 en San Quintín y en Gravelinas en 1558.

El emperador se rehízo de tanto desastre, pero se dio cuenta de que era imposible vencer en todos los frentes, por lo que resolvió hacer la paz definitiva con los protestantes en el año 1555 en la llamada Paz de Augsburgo.

Al año siguiente firmó también la paz con Enrique -II- de Francia en la Tregua de Vaucelles y le reconocía las plazas de Metz, Toul y Verdún.


GUERRAS DE RELIGIÓN
Período : Desde 1562 hasta 1588

Antecedentes:

Con motivo de la reforma protestante en Alemania por Lutero, la corriente reformista llegó a Francia con Calvino y pronto se comenzó a organizar un fuerte bloque, primero religioso y finalmente político, conocido como los Hugonotes que significa -confederados-.

Acontecimientos:

En 1560 la administración de Francisco -II- de Francia estaba en mínimos después de las guerras entre los Valois y los Habsburgo, por lo que clanes como los Guisa, Chátillon y los Borbones comenzaron a desgarrar el tejido real.

La mujer del rey Francisco -II-, María Estuardo era de la familia Guisa por su rama materna y convenció al rey para que entregara el control del ejército, la iglesia, asuntos exteriores y la hacienda a un comité organizador.

Encontró apoyo en la iglesia católica de Felipe -II- de España, pero los Borbones y los Chátillon lo buscaron con los protestantes. El país se dividió en dos.

Se comenzaron a formar milicias y se sentaron las bases para iniciar una terrible guerra de religión que duraría 20 años.

Su principal activista era el jefe de los Hugonotes Gaspar de Caligny (1517-1572), que ya había propuesto una unión de hugonotes y católicos para luchar contra las pretensiones de Felipe -II- de España.

En el centro de la intriga estaba Catalina de Médicis (1519-1589), que fue clave en el conflicto. Madre del rey Francisco -II- que en 1560 le persuadió para suavizar las leyes contra la herejía.

A la muerte de su hijo Francisco, le sucedió su otro hijo Carlos -IX-, con regencia de Catalina. Tanto el nuevo rey como su madre odiaban a muerte a los Hugonotes, que creían que conspiraban para derribar el gobierno y el trono francés.

Siendo regente y tan pronto como surgieron disturbios entre católicos y protestantes, Catalina convocó a las dos fracciones para debatir diferencias, pero lo que se consiguió fue una mayor rivalidad.

Llegó a tal extremo la enemistad que la venganza llegó a dominar la política y en el año 1562, Francisco de Lorena duque de Guisa (1519-1563) al mando del partido católico, efectuaron una matanza de Hugonotes en la localidad de Wassy en Lorena. Historiadores indican que esto fue la chispa que dio inicio a las guerras de religión en Francia.

En Consejo de la corte del rey Carlos -IX-, con Catalina de Médicis como Regente, se decidió terminar con las rivalidades eliminando a los principales jefes Hugonotes, incluido a Gaspar de Coligny y al amanecer del domingo 24 de agosto de 1572, día de san Bartolomé, las campanas de Saint Germán en París comenzaron a sonar.

Historiadores aluden que era la señal para que la población católica tomara las armas y se lanzaran contra los Hugonotes, pero realmente la matanza comenzó cuando un grupo de soldados encabezados por Enrique de Lorena, Duque de Guisa, (1559-1588), hijo de Francisco, se dirigieron a detener a Gaspar de Coligny y un grupo de Hugonotes se interpusieron. Coligny murió en la refriega y se originó una gran revuelta terminando en una terrible matanza

Poco después Carlos -IX- muere en 1574 y el país entró en la anarquía.

Los Hugonotes eligieron caudillos y los campesinos tomaron las armas y comenzaron a recaudar sus propios impuestos. Los católicos actuaron de la misma forma y se agruparon en la Liga Católica y la contienda civil se hizo tripartita: católicos, protestantes y el rey.

Se pacificó el país en el año 1551 cuando llegó al trono Enrique -III- (1551-1589), que no toleró interferencias de Catalina ni de ningún bando religioso.

Finalizaron en 1589 con Enrique -IV-, que sucedió a Enrique -III-, y que siendo jefe de los hugonotes cambió al catolicismo y con el Edicto de Nantes de 1589, garantizó a los Hugonotes la libertad de culto en sus territorios, les autorizó a ocupar cargos públicos y les aseguró la igualdad de derechos ante la ley.

Sin embargo entre 1621 y 1622 volvieron a militar contra el Estado, por lo que Luis -XIV- en 1685 revocó nuevamente el Edicto de Nantes, lo que obligó a la mayoría de los Hugonotes a emigrar a Inglaterra, Holanda y América. Se reorganizaron nuevamente en tiempos de la revolución francesa.


GUERRA DE RESTAURACIÓN
Guerra de los Segadores
Período: Desde 1580 hasta 1668

Antecedentes:

El nombre de Guerra de Restauración lo asignan los historiadores portugueses al conflicto que durante 25 años sostuvo Portugal contra los ejércitos de España tras la caída del poder en el año 1580 del rey de España Felipe -II-.

Este conflicto permanecía dormido y fue en la última fase de la Guerra de los Treinta Años y durante la Guerra Franco-Española y las malas gestiones del Conde Duque de Olivares lo que supuso el final de aquellas reivindicaciones.

A todo aquello se sumaron las revueltas producidas en Cataluña y que historiadores la denominan Guerra de los Segadores y otros ni tan siquiera la tienen en cuenta o la enmarcan dentro de la guerra franco-española.

Acontecimientos :

Fué un período de malas gestiones políticas y administrativas.

En 1639 el asedio a la fortaleza de Salses (Salses-le-Chateau), en el Rosellón durante la guerra franco-española, marcó un antes y un después en las relaciones del reinado de Felipe -IV- y su ministro el Conde Duque de Olivares con Cataluña y Portugal y que este último se mantenía a la expectativa de los acontecimientos al otro lado de la península.

Las tropas catalanas al mando del virrey conde de Santa Coloma y las del comendador de Castilla del marqués de Balbases vencieron a las tropas francesas en la batalla de Salses. El mayor sacrificio en aquella campaña en bienes y hombres lo soportaron las tropas catalanas, a las que no se les dio gratitud ni reconocimiento alguno por parte del Rey Felipe -IV-.

A esto se añadió la mala administración del ministro Conde Duque de Olivares, que planificó el soporte económico de aquella guerra recayendo en mayor medida sobre el pueblo Catalán especialmente y sobre el Portugueses, Nápoles y Sicilia, cosa que se negaron.

Como represalia se aumentaron los impuestos y en Cataluña se permitió a los ejércitos castellanos tras las campañas del Rosellón, que acamparan a sus anchas por tierras catalanas.

Se cometieron todo tipo de abusos, tropelías y robos. La insolencia de la soldadesca fue en aumento, por lo que los Diputados de las Provincias protestaron ante el virrey Conde de Santa Coloma, pero este los mandó encarcelar.

Poco después el rey Felipe -IV- incrementó el castigo despojándoles de sus posesiones, bienes y haciendas y gracias que no ordenó ahorcarles.

El 7 de junio de 1640, en la festividad del Corpus Christi, una masa de segadores llegados a Barcelona asaltaron las cárceles y lo que de origen fue una sublevación contra una tiranía, se convirtió en una jornada de un Corpus de Sangre con miles de muertos, incluido el conde de Santa Coloma y numerosas casas incendiadas.

En el mismo año Portugal por su parte consiguió de Francia el apoyo a su causa y proclamaron rey al duque de Braganza con el nombre de Juan -IV- (1689-1750), intentando recobrar su independencia perdida en 1580 con el rey Felipe -II- de España.

Aquellas políticas de desaciertos no tardarían en tener graves consecuencias y el 19 de mayo de 1643, el enfrentamiento en los campos de Rocroy, al norte de Francia, entre los ejércitos de España y Francia deshizo el poder de los ejércitos y los tercios españoles.

En el año 1648 España tuvo que reconocer la independencia de los Países Bajos y en el mismo año Portugal incrementó sus reivindicaciones de independencia reclamadas desde muchos años y especialmente con el nombramiento en 1640 del rey Juan -IV-.

No fue hasta el 17 de junio de 1665 cuando los ejércitos portugueses derrotaron a las tropas de Juan José de Austria en la decisiva batalla de Montesclaros o de Villaviciosa, no pudiendo recuperar el país portugués para la corona. Cataluña por su parte quedó tan diezmada al soportar la mayor parte del conflicto que quedó prácticamente arruinada y sin fuerzas para reclamaciones.

Las disputas con Portugal finalizaron con el tratado de 13 de febrero de 1668, en que la independencia de Portugal fue plenamente reconocida.

Nápoles y Sicilia esperaron un poco más y el 7 de julio de 1674 una reyerta iniciada por Tomás Masaniello en la plaza del mercado de Nápoles contra las tropas del Virrey duque de Arcos, fue la chispa que inició la revolución e independencia de la ciudad de Nápoles, ocupando la fortaleza que dominaba la bahía.
Poco después las revueltas se iniciaron en la isla de Sicilia.


XVII

GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS
Periodo: Desde 1618 hasta 1648

Antecedentes:

De inicio fue una pugna entre católicos y protestantes en Alemania. Hubo un momento que el protestantismo pareció triunfar en Alemania e incluso en Austria, pero la reacción católica con la Contrarreforma logró contener las ideas luteranas.

Poco a poco Austria, Baviera, Renania y Wesfalia se vieron libres del protestantismo.

Esta lucha que en sus orígenes eran religiosos en Alemania, se convirtió en una contienda que se extendió a toda Europa disputándose la hegemonía de las casas de Austria de los Habsburgo y la de Francia con los Borbones.

Acontecimientos:

En el año 1618 se proclamó sucesor al trono de Bohemia a Fernando -II- de Austria (1618-1627), ambicioso y con gran odio hacia los protestantes por lo que los católicos tomaron una actitud arrogante y a los protestantes se les prohibió celebrar asambleas.

Enrique Matías conde de Thurn (1567-1640), de carácter reformista se erigió en líder protestante y fue nombrado jefe de un gobierno temporal asumiendo el mando de un ejército provisional.

Los bohemios depusieron a Fernando -II- y eligieron rey a Federico, elector del Palatinado y jefe de la Unión Evangélica con el nombre de Federico -V- de Bohemia y pariente del rey Jacobo -I- de Inglaterra.

A estos se les unión Holanda, pero en un primer enfrentamiento fueron derrotados en la batalla de la Montaña Blanca, perdiendo sus libertades.

Los territorios de Federico -V- de Bohemia se los cedieron al duque Maximiliano de Baviera, en común acuerdo en La Liga Católica, fundada por él en 1609 y con el apoyo de Maguncia, Colonia , Tréveris y el rey de España, que se habían puesto al lado del emperador Fernando -II-.

Este primer período finalizó en el año 1622 con una violenta persecución contra los protestantes.

Este triunfo del emperador Fernando -II- de Austria asustó a los príncipes protestantes del norte de Alemania que reiniciaron su lucha en 1625 apoyados por el rey Cristian -IV- de Dinamarca (1577-1648), pero fueron nuevamente derrotados, por lo que el emperador redactó unas condiciones de paz favorable a los católicos con el Edicto de Restitución, firmando la paz en Lubeck en el año 1629.

Con este acuerdo y el Edicto de Restitución despojó a los protestantes de los bienes que poseían desde 1552 por lo que les obligó a solicitar ayuda al rey Gustavo Adolfo de Suecia (1497-1566).

Por otra parte a Francia y su ministro Richelieu, no le convenía la política de engrandecimiento de Fernando -II- de Austria, por lo que lanza a la lucha al rey Gustavo Adolfo de Suecia y en el año 1630 invade territorio alemán, no solo para defender la causa protestante sino también para evitar que la causa de Habsburgo dominara el mar Báltico.

La intervención de este monarca fue decisiva e hizo cambiar el curso de la guerra. En 1634 derrota a los imperiales en Breitenfeld y en Lutzen, pero en esta batalla el rey sueco es herido de gravedad y fallece poco después.

Los generales de Gustavo Adolfo continuaron la lucha, pero los imperiales se habían recuperado y con la ayuda de las tropas españolas fueron derrotados en 1635 en la batalla de Nordlinga. Esta era la primera acción de las tropas de España en esta guerra y esta batalla decidió a Richelieu a entrar en modo claro en la lucha y en 1635 declara la guerra a España y al emperador de Alemania.

En la última fase del conflicto fallece el rey Fernando -II- y le sucede Fernando -III- y este suceso, más las rebeliones en España de Cataluña y Portugal en 1640 mermaron las fuerzas de los imperialistas y dieron fuerzas a las tropas francesas.

El primer ministro francés Richelieu muere en 1642 y renacen las esperanzas de los imperialistas, pero surge el joven general francés Enrique de la Tour dAuvergne, vizconde de Turena, que consigue las victorias sobre los imperialistas en las batallas de Rocroi en 1643, Frigurgo en 1645 y Lens y Sommershauser en 1648, que obligaron a firmar la paz de Vestfalia pasando la hegemonía de Europa de los Habsburgo a la casa de los Borbones.

Las únicas naciones que salieron ganando algo del desastre fueron Francia y Suecia. La primera se anexionó las plazas de Alsacia, Metz, Toul, Verdún y la concesión del Pioguerol en el Piamonte y Suecia obtuvo la región de Pomerania, las islas de Rugen, Wismar, Brema y Werden.

La más perjudicada fue Alemania que perdió la tercera parte de su población y su industria quedó arruinada.

Para España que junto con Francia entraron en la fase final del conflicto e iniciaron una guerra paralela dentro de la de los Treinta Años supuso perder el Rosellón y gran parte de la Cerdaña, el Artois y varias ciudades de Francia.


GUERRA FRANCO ESPAÑOLA
Periodo: Desde 1635 hasta 1659

Antecedentes

Terminar con la hegemonía de los Habsburgo se logró en el transcurso de dos guerras que, en realidad forman una sola: La primera en la Guerra de los Treinta Años de 1618 a 1648 y la segunda en la Guerra franco-española de 1635 a 1659.

Esta guerra se originó en la de Treinta Años en su última fase y a la muerte del rey de Suecia Gustavo Adolfo (1497-1566) en la batalla de Lutzen. Los imperiales se rehicieron y con el auxilio de España derrotaron a los suecos en la batalla de Nordlinge.

De esta forma España también entraba claramente en el conflicto durante el reinado de Felipe -IV- (1605-1665) y su ministro Conde-Duque de Olivares Gaspar de Guzmán.

Por otra parte al primer ministro francés Richelieu y a Luis -XIII- les interesaba entrar en la guerra de los Treinta años y en 1635 Francia declara la guerra a España y al emperador de Alemania.

Acontecimientos

En España las cosas no funcionaban muy bien. Se metió en el conflicto de los Treinta Años teniendo en su territorio enormes problemas.

España había perdido la hegemonía en el mar en la derrota naval de las Dunas en 1638 contra los holandeses, donde casi pierde toda su flota y dejó de recibir plata de las Indias, por lo que para recuperarse económicamente recurrió a la presión sobre Portugal y Cataluña por parte del primer ministro Gaspar de Guzmán.

Lo siguiente fue la sublevación de Cataluña, quienes declararon la República Catalana y después se entregaron al dominio del rey francés Luis XIII. En 1640 los portugueses declararon rey al duque de Braganza con el nombre de Juan -V- (1689-1750).

En medio de todo este conflicto estaba la influencia en la política internacional del ministro francés Richelieu y sus agentes.

El rey de España Felipe -IV- reconoció sus errores y en 1643 el Conde-Duque de Olivares fue exonerado del cargo y se dispuso a pacificar el país, pero no sin antes enviar a su hijo bastardo Juan José de Austria con su escuadra para bloquear Nápoles y arrojar de la Toscana a los franceses.

Puso sitio a la ciudad de Barcelona en 1652, quedó como virrey de Cataluña y expulsó de Gerona a las tropas francesas en 1653 y garantizó que serían respetados las libertades y derechos de Cataluña.

Pero en 1665 Portugal derrotó a las tropas de Juan José de Austria en la decisiva batalla en Montesclaros, no pudiendo recuperar el país para la corona.

Este conflicto que estaba dormido desde el final del reinado de Felipe -II-, los portugueses le llaman Guerra de la Restauración (1580-1668), comentada anteriormente.

En el tratado de Westfalia de 1648 terminaba con la guerra de los Treinta Años y España reconocía la independencia de Holanda y tras la firma del Tratado de los Pirineos de 1659, finalizaba la guerra franco-española.

España perdía el Rosellón, gran parte de la Cerdaña, el Artois y varias ciudades de Francia y que años después sería causa de otra guerra con Francia.


GUERRA CIVIL INGLESA
Periodo: Desde 1642 hasta 1648

Antecedentes:

El rey Carlos -I- llegó al trono de Inglaterra con 25 años de edad a la muerte del rey Jacobo en 1625 y pensaba, al igual que su padre, que reinaba por derecho divino.

Acontecimientos:

Desde el comienzo de su reinado se enfrentó continuamente al Parlamento.

En 1625 le echaron en cara las influencias que ejercían algunos ministros de su padre, o que el Duque de Buckingham le había preparado el matrimonio con Enriqueta María, hermana del rey de Francia Luis -XIII- de la fe católica.

En 1626 disolvió el Parlamento ante las graves acusaciones y hostilidades.

En 1628 la Cámara de los Comunes quiso destituir a George Villiers duque de Buckinhgam, pero el rey desafió al Parlamento y salió en su defensa.

En 1629 le criticaron de alentar al catolicismo y finalmente terminó por disolverlo definitivamente.

Durante los once años siguientes reinó sin consultar con el Parlamento.

Las hostilidades se iniciaron el 2 de enero de 1642 cuando un grupo armado al mando del rey entró en la Cámara de los Comunes para detener a John Pym y a cuatro miembros del Parlamento que se oponían al monarca.

Esta acción unió aún más a la Cámara de los Comunes que tomaron la decisión de derrocar al rey.

Los parlamentarios formaron las tropas del Nuevo Ejército Modelo compuesto por 22.000 hombres al mando de Sir Thomas Fairfax y el grandioso regimiento de caballería de Cromwell.

Desde aquí hasta el final de la guerra civil pasa por el primer enfrentamiento el 23 de octubre de 1642 en Edgehill entre monárquicos y el conde de Essex, que finaliza equilibrado.

El 2 de julio de 1644 en la batalla de Marston Moor donde las tropas de Fairfax y Cromwell destrozan al ejército monárquico de Rupert del Rhin, sobrino del rey, en la mayor batalla efectuada sobre tierra inglesa.

El 2 de septiembre de 1644 en Lostwithiel cerca de Cornualles donde el rey Carlos -I- derrota a las tropas del conde de Essex.

La preparación del ataque sobre Londres de Carlos -I-.

El fracaso de las tropas parlamentarias en Nwebury el 27 de octubre de 1644, donde tres ejércitos son derrotados por una pequeña fuerza al mando del rey Carlos -I- y por último la finalización de una primera fase en la batalla de Naseby el 14 de junio de 1645 en Preston donde las tropas de Fairfax y Cromwell derrotaron a los monárquicos de Carlos -I- y Rupert..

El 17 de agosto de 1648 el duque de Hamilton al mando de un ejército escocés invade Inglaterra en apoyo de Carlos -I- y que al estar mal preparado es derrotado por Cromwell. El rey Carlos -I- es hecho prisionero y tras largas deliberaciones en el juicio y traslados de un lugar a otro, es condenado a ser ejecutado el 30 de enero de 1649.-

La sentencia se cumplió a ser decapitado en White-Hall en 1649. Fue enterrado en el castillo de Windsor. Esta ejecución puso fin a medio siglo de monarquía absoluta en Inglaterra y también a la guerra civil.

El parlamento declaró la República o Commonwealth con Oliver Cromwell como presidente del Consejo de Estado.
Tras esto vinieron las purgas y campañas de acoso contra los seguidores monárquicos.

En mayo de 1650 el hijo de Carlos -I- desembarcó en Escocia y se proclamó rey como Carlos -II-, pero Cromwell se enfrentó a los escoceses y los derrotó en Dumbar y en 1651 volvió a derrotar a los ejércitos de Carlos -II- en Worcester, que se salvó de la batalla y se refugió en Francia.

En 1657 se le ofreció a Cromwell la corona, pero la rechazó. Murió en Londres en 1658 con 59 años. Le sucedió su hijo Richard como Lord Protector, pero fue incapaz de controlar al ejército y al Parlamento y en 1659 dimitió quedando abierto el camino a la restauración en el trono de Inglaterra de Carlos -II-, como así hizo el general Monk en 1660.


GUERRAS DE DEVOLUCIÓN
Periodo: Desde 1667 hasta 1668 y siguientes hasta 1697.

Antecedentes:

También se la conoce o se suelen incluir los acontecimientos en la llamada Primera Guerra General.

El rey francés Luis -XIV- (1643-1715), se propuso unificar y centralizar su reino. En su política exterior era conseguir la hegemonía francesa en Europa y dar a Francia frontera con el río Rhin.

Para ello disponía de una gran diplomacia, un poderoso ejército y dos militares de prestigio: Condé y Turena.

Acontecimientos

El conflicto comienza a la muerte del rey Felipe -IV- (1605-1665) de España y su hijo Carlos -II- (1661-1700). El rey francés hacía tiempo que había conseguido coaliciones con las potencias europeas en particular con Holanda, Inglaterra y Austria.

A la muerte de Felipe -IV- de España, el rey Luis -XIV- de Francia en nombre de su mujer María Teresa de Austria (1638-1683), hija de Felipe -IV- de España, invocó ciertos derechos de devolución que estaban vigente en los Países Bajos y en 1668 reclamó para Francia y para su mujer los territorios españoles situados en Holanda que le correspondían como reina consorte de Francia.

Esto provocó la guerra en la que los ejércitos de Francia vencieron sin dificultad a los de Carlos -II- de España y lo que empezó siendo una reivindicación territorial, finalizó después de largos años como una guerra casi europea.

Ante el peligro que suponía la potencia francesa se aliaron Holanda, Inglaterra y Suecia y rompieron la coalición que tenían con Francia mediante el Tratado de Aquisgrán en 1668. Luis -XIV- se quedó solo y paralizó las reclamaciones de las Devoluciones.
Francia se quedó con algunas plazas españolas en los Países Bajos.
Pero no terminó el conflicto.


PRIMERA GUERRA GENERAL
Guerra de Holanda
Periodo: Desde 1676 hasta 1697.

Antecedentes:

Tras el conflicto de las Devoluciones, la lucha continuó.

Holanda se había convertido en el rival de Francia, no solo por la Guerra de Devolución sino también por su hegemonía económica.

Acontecimientos:

Por ello en el año 1676 sin previa declaración de guerra, Francia invadió Holanda que se salvó del desastre bélico al romper los diques de agua para provocar inundaciones que obligaron a retroceder a los ejércitos franceses. A este acontecimiento se le llamó la Guerra de Holanda e históricamente está enmarcada dentro de la llamada Primera Guerra General.

Con Holanda se aliaron las potencias extranjeras de Austria, el imperio Alemán y España.

La lucha se hizo general y duró hasta el año 1687. Se paralizó el conflicto entre Francia y Holanda mediante la Paz de Nimega de 1678. España perdió el Franco Condado y las plazas en Flandes.

Pero el rey francés Luis -XIV- persistía en anexionarse territorios y especialmente la ciudad de Estrasburgo y estalló un nuevo conflicto.

Contra Francia se unieron esta vez Austria, Alemania, España, Holanda, Inglaterra y Saboya, a la que se llamó Liga de Augsburgo.

En el mar la marina británica derrotó a la francesa, pero en tierra la victoria fue para los franceses que cruzaron los pirineos y se apoderaron de Barcelona. Poco después los ejércitos de Luis -XIV- volvían a cruzar los pirineos hacia Francia, ya que la larga lucha había agotado todos los recursos de los beligerantes.

Puso fin al conflicto la Paz de Riswyck en 1697. España no perdió nada en ella, pero Luis -XIV- ambicionaba la corona española para su familia.


GUERRA DE SUCESIÓN INGLESA
Periodo: Desde 1685 hasta 1697

Antecedentes:

Continuación de la Guerra civil inglesa.

Cuando el rey Carlos -I- fue ejecutado en la guerra de Cromwell, su segundo hijo Jacobo huyó a Holanda y posteriormente pasó a Francia.

En 1657 se le ofreció a Cromwell la corona que rechazó y le sucedió su hijo Richard como Lord Protector, pero fue incapaz de controlar al ejército y al parlamento y en 1659 dimitió quedando abierto el camino a la restauración en el trono de Inglaterra de Carlos -II-, como así hizo el general Monk en 1660.

Carlos -II- de Inglaterra murió en 1685 y el 6 de febrero del mismo año Jacobo -II- sucedió a su hermano Carlos -II-.

Acontecimientos:

Jacobo -II- era hijo de Carlos -I- de Inglaterra y de María de Francia.

Restaurada la monarquía en Inglaterra, el rey Jacobo -II- no entró con buen pie en el gobierno. Volvieron a surgir voces discordantes, esta vez con su hermanastro Jacobo duque de Monmouth, hijo natural de Carlos -II-, que también reclamaba los derechos al trono.

Monmouth se enfrentó a las tropas del monarca recién nombrado pero fue vencido en la batalla de Sedgemoor en 1685, hecho prisionero, encerrado en la Torre de Londres y decapitado ese mismo año.

Igualmente tuvo que enfrentarse a Arquibaldo, noveno conde de Argyll, que ya había intentado sublevar a Escocia contra Carlos -II-, y esta vez también lo hizo contra Jacobo -II-, pero igualmente Arquivaldo fue vencido y posteriormente decapitado en 1685.

En el año 1689 Guillermo de Orange yerno de Jacobo -II-, casado con una de sus hijas, se aprovechó del carisma que tenía entre el pueblo y destronó a Jacobo -II- sin luchas y fue nombrado rey como Guillermo -III- de Inglaterra.

Guillermo -III- de Inglaterra, príncipe de Orange, venía de una familia del Ducado de Nassau, estatúder de Holanda con un largo historial familiar desde Guillermo del Taciturno (1584-1647), que había luchado en la guerra de los Treinta Años, hasta terratenientes en Brasil de la Compañía Holandesa de las Indias.

Jacobo -II- como rey destronado se refugió en Francia, donde el rey Luis -XIV- le acogió magníficamente, como ya lo había hecho son su hermano Carlos -II- en tiempos de la guerra civil.

Luis -XIV- apoyó a Jacobo -II- y le ayudó a recuperar el trono inglés.

En el año 1689 con ayuda del ejército francés las tropas de Jacobo -II- desembarcaron en Irlanda y en 1690 se enfrentaron a las tropas de Guillermo -III- en la batalla del río Boyne, en la provincia de Leinster, donde son derrotados. Esta derrota anunciaba el final de los Estuardo.

Jacobo efectuó una segunda tentativa en 1692 pero fue derrotado junto con la flota francesa en La Hogue.

Lo volvió a intentar por tercera vez dirigida por Jacobo Stuart Fitz duque de Berwick en 1695, hijo natural de Jacobo -II-, que se había naturalizado francés pero igualmente no consiguieron nada.

El conde de Berwick participaría más tarde en la guerra de Sucesión en España, ganaría la batalla de Almansa en 1707 contra el archiduque de Austria y tomaría la ciudad de Barcelona en 1714

Finalmente la paz de Ryswick de 1697, puso final a las actividades de Jacobo -II- para recuperar el trono.

Jacobo -II- murió en 1701, retirado en un monasterio en Francia.


XVIII

GUERRA DEL NORTE
Período: Desde 1700 hasta 1721

Antecedentes:

Se llama también la Gran Guerra del Norte.

En 1699 las naciones de Rusia, Polonia y Dinamarca firmaron una alianza secreta para oponerse a la supremacía de Suecia en el mar Báltico.

Por un lado Pedro -I- de Rusia pretendía obtener puertos en la región báltica; el rey Augusto -II- de Polonia intentaba apoderarse de Livonia y Federico -IV- de Dinamarca trataba de impedir el control sueco en el mar Báltico.

En el año 1700 se inician las hostilidades cuando Dinamarca ataca el ducado de Gottorp.

Acontecimientos :

En el conflicto los suecos obtienen victorias sobre los daneses al invadir el rey Carlos -XII- el territorio danés poniendo sitio a la ciudad de Copenhague, lo que obliga a los daneses a firmar la paz de Travendal.

Por otro lado el ejército sueco también había derrotado a los rusos en la batalla de Narca y a los sajones en Riga.

En el año 1704 Carlos -XII- de Suecia ocupa Polonia y apoya a Estanislao Leszczynsky como rey Polonia y obliga al rey Augusto -II- a firmar la paz de Altranstadt en 1709 y a ceder el trono.

Por lado de los aliados el rey Pedro -I- de Rusia ocupa las provincias bálticas, Narva y Estonia y vence a los suecos en Poltava en el año 1709 y la flota rusa ataca los puertos suecos y el rey Augusto -II- de Polonia recupera el trono.

Este mismo año el rey de Suecia Carlos -XII-, viendo perdida la guerra huye y se refugia en Turquía, regresando en el año 1714, para continuar la guerra pero esta vez contra más aliados: Rusia, Sajonia, Polonia, Dinamarca, Prusia y Hannover.

El 30 de noviembre de 1718 fallece el rey sueco Carlos -XII- y finalizan las hostilidades.

Dos años después en 1720 se firma el tratado de Estocolmo y en 1721 el de Nystad donde se reparten los territorios, se compran y se ceden territorios y se efectúan compensaciones económicas, quedando los territorios de Rusia, Polonia y Dinamarca como están actualmente.


GUERRA DE SUCESIÓN ESPAÑOLA
Periodo: Desde 1701 hasta 1713.

Antecedentes:

Los últimos años del reinado de Carlos -II- de España fueron muy tristes. Los recursos del país estaban agotados y el ejército desarticulado y ante esta situación se planteó la sucesión a la corona de España.

Carlos -II- se había casado dos veces y no tuvo hijos. Como su salud era precaria las potencias extranjeras empezaron a preocuparse por su sucesión.

El rey Luis -XIV- de Francia de la casa de Borbón, aspiraba que su nieto Felipe de Anjou fuera su sucesor, pero el emperador Leopoldo -I- de Austria pretendía la corona para su hijo el Archiduque Carlos. Había un tercer aspirante a la corona que era el duque de Baviera, que lo deseaba para su hijo José Fernando, que tenía la mejor línea sucesoria si no hubiera fallecido antes que el rey Carlos -II-

En el año 1699 las potencias europeas, para mantener el equilibrio político acordaron repartirse el imperio español sin contar con Carlos -II- ni con sus ministros, por lo que tras la indignación del rey, decidió dejar en herencia única de los Austrias en testamento del 3 de octubre de 1700 al nieto de Luis -XIV- de la casa de Borbón.

Acontecimientos:

En el año 1700 muere Carlos -II- de la casa de Austria y es coronado rey de España Felipe -V- de Borbón y en principio todas las potencias lo reconocieron, excepto Austria.

En Europa se sabía de las ambiciones de Luis -XIV- de Francia y provocó los recelos de Inglaterra y Holanda, que se unieron a Austria para imponer en España al Archiduque Carlos. Esto determinó una guerra en la que Inglaterra, Holanda, Portugal, Saboya, Austria, Prusia y el Sacro Imperio, se enfrentan contra Francia y España y que se inició el 1 de noviembre de 1700. En el interior del país los catalanes, aragoneses y valencianos apoyaron al Archiduque Carlos.

En 1701 los franceses al mando del general Villars invadieron Alemania e Italia y aunque alcanzaron algunos primeros éxitos, en el año 1704 fueron derrotados en Blenheim y Ramillies por las tropas del duque de Marlboroough, donde termina la idea de la invencibilidad francesa.

Los sucesos en España tuvieron otro desenlace: En 1703 el Archiduque Carlos desembarca en Barcelona y lo nombran rey de España con el título de Carlos -III- de Austria.

El 30 de julio de 1704 una escuadra anglosajona al mando del almirante inglés George Rocke, en la que en el buque insignia viajaba el príncipe Hesse-Darmstadt, navega a la altura de las costas de Gibraltar. El 1 de agosto las baterías abren fuego sobre la fortaleza y desembarcan sobre la Roca dos mil soldados y después de tres días de sitio la guarnición española al mando de Diego de Salinas rinde la plaza. El príncipe Darmstadt y las tropas inglesas toman posesión de Gibraltar en nombre del Archiduque de Austria o Carlos -III- de Austria.

Continúan los enfrentamientos de las tropas de Felipe -V- en 1704, donde derrotan al Archiduque en la batalla de Luzaga, pero en 1708 una flota inglesa desembarca en la isla de Menorca en las Baleares y hacen posesión de la isla.

Nuevas batallas terrestres en Almansa en 1707, Brihuega en 1709, en Madrid y Villaviciosa de Tajuña en 1710, obligaron a solicitar la paz a los seguidores del Archiduque Carlos.

En la batalla de Almansa las tropas de Felipe -V- estaban comandadas por Jacobo Fitz-James, Duque de Berwick, hijo de Jacobo -II- de Inglaterra nacionalizado francés, que tomó la ciudad de Barcelona en 1714 y que también participó para recuperar la corona de su padre en la guerra de Sucesión inglesa.

Francia e Inglaterra se reúnen en Utrecht en 1713 para firmar la paz. No entró España en las negociaciones hasta 1714, en la localidad de Rastat, donde el Duque de Osuna y el Marqués de Monteleón asistieron, como invitados por Luis -XIV- de Francia, a algo que ya estaba consumado y firmado en un documento del 13 de julio de 1713 en Utrecht.

Se reconoció a Felipe -V- como rey de España, cediendo Flandes, el Milanesado, Nápoles y Cerdeña a Austria; la isla de Sicilia al duque de Saboya; Gibraltar, Menorca y territorios canadienses en América del Norte a Gran Bretaña y Francia cedió Terranova y la bahía de Hudson en Canadá a Gran Bretaña.

Las reformas de Felipe -V- y su monarquía absoluta no fueron muy acertadas: En 1714 las tropas de Felipe -V- cañonearon Barcelona y ocuparon la ciudad como represalia por apoyar la entrada del Archiduque Carlos -III- de Austria, suprime los fueros de Aragón, Valencia y Cataluña e impone el Decreto de Nueva Planta.

En cuando a la política exterior se hizo cargo su esposa Isabel de Farnesio y no pudo ser peor. De carácter intrigante y ambiciosa en el año 1718 la Escuadra española atacó las islas de Cerdeña y Sicilia y que tuvieron que abandonar por las amenazas de una coalición llamada Cuádruple Alianza.

En 1727 por intrigas del barón Ripperdá, embajador español en Viena, Inglaterra se sintió amenazada y declaró la guerra a España, por lo que el rey Carlos -IV- hijo de Felipe -V-, tuvo que aceptar los términos del tratado de Sevilla en 1729 entre España, Francia e Inglaterra, consiguiendo que España entrara en la guerra al lado de Francia en la Guerra de Sucesión de Polonia (1733-1735) y posteriormente en la guerra de la Pragmática Sanción (1740-1748).


GUERRA DE SUCESIÓN DE POLONIA
Período: Desde 1733 hasta 1735

Antecedentes:

Antes de iniciarse el conflicto en 1732 existía una alianza defensiva de Augusto -II- de Polonia con Francia para impedir la repartición de su territorio y por otra parte el rey Luis -XV- de Francia quería invalidar los acuerdos de la Pragmática Sanción y expulsar a los austriacos de los territorios de Italia y de Baviera.

Por otro lado también existía un proyecto secreto de reparto de Polonia entre las potencias de Austria, Rusia y Prusia.

Acontecimientos:

El conflicto se inicia a la muerte de Augusto -II- de Polonia en el año 1733.

Los pretendientes a la corona polaca eran por un lado Federico Augusto de Sajonia, apoyado por Rusia que deseaba el territorio de Curlandia y por Austria que buscaba el reconocimiento de la Pragmática Sanción.

Por otro lado Estanislao Lesczynski estaba apoyado por Francia, (Estanislao era yerno del rey francés Luis -XV-), por España que aspiraba a recobrar Gibraltar, Mantua , las Dos Sicilias y Cerdeña, y por El Piamonte que pretendía el Milanesado después de la expulsión de la casa de los Habsburgo.

En 1733 Austria y Rusia eligen sucesor de Polonia a Federico con el nombre de Augusto -III-, ocupan Danzing y expulsan del trono a Estanislao.

Fuera del estado polaco en el mismo año los ejércitos franceses ocupan la plaza de Kehl y en 1734 las plazas de Philipsburgo y la ciudad de Nancy, capital de Lorena. En el mismo año ocupan la región de Lorena y las ciudades de Parma y Guastalla.

Las tropas del entonces infante Carlos -III- de España vencen a los austriacos en el Milanesado, conquistan Nápoles en 1734 y Sicilia en 1735.

Ponen fin al conflicto armado los Tratados de Viena donde las negociaciones del reparto de los territorios duraron desde 1735 hasta 1738, como si de un pastel se tratara y donde solo estaba clara que se confirmaban las libertades polacas.

El resto del reparto quedó de la siguiente forma, que no solucionó nada, sino al contrario:

Estanislao Leszczynsky renunció al trono polaco a cambio de los ducados de Lorena y Bar, que tras su muerte pasarían a Francia.

Francisco Esteban de Lorena, esposo de María Teresa recibe la Toscana como indemnización por la pérdida del ducado.

Austria cede Nápoles y Sicilia al infante Carlos -III- de España y Austria recibe a cambio Parma y Piacenza.

Francia continuó apoyando la invalidez de la Pragmática Sanción que sería causa de otra guerra.


GUERRA DE LA OREJA DE JENKINS
Guerra del rey Jorge
Período: Desde 1739 hasta 1745

Antecedentes:

El comercio con América convivía con el contrabando del que se beneficiaban sobre todo los colonos y los armadores de los grandes puertos.

Entre los años 1718 y 1727 empezaron unas disputas entre Francia, Gran Bretaña y España por los barcos que apresaba esta última acusados de contrabando, piratería y destrozos en los puertos españoles en América colonial.

Ante la imposibilidad de apaciguar el tráfico en el año 1731 por motivos políticos España toleró este contrabando y durante un tiempo no hubo quejas contra la Compañía del Mar del Sur hasta 1737, en que los británicos solicitaron en su Parlamento el efectuar una reclamación a España con una compensación por los barcos perdidos en las Indias y que habían sido apresados por España.

Se propuso y se aceptó el pago a Gran Bretaña de una compensación a Través de la Compañía del Mar del Sur.

Pero las opiniones británicas estaban divididas: Los comerciantes de Liverpool, Londres, Bristol, Glasgow,. etc. alegaban que las reclamaciones de España sobre Gibraltar, los priviegios otorgados en el tratado de Utrech y las escaramuzas de los barcos españoles en la Florida, impedían llegar a un acuerdo y la solución era un conflicto bélico.

Además los británicos sabían que España tenía previsto una reconversión de su marina de guerra con el ministro José Patiño, por lo que las acciones contra el contrabando de los barcos británicos irían en aumento.

Acontecimientos

Esta guerra no es muy conocida porque realmente se fusionó con la Guerra de Sucesión Austriaca

Los partidarios de las acciones bélicas encontraron la persona ideal para iniciar las hostilidades en un capitán llamado Robert Jenkins, que realmente era un corsario contrabandista.

Cuando el bergantín del capitán Robert Jenkins retornaba de las Indias en el año 1731, fue detenido y abordado por guardias costeros cerca de La Habana en Cuba. Le quitaron los productos que llevaba en la bodega y como castigo el comandante español le cortó una oreja.

Al llegar a Londres, Jenkins denunció en la asamblea del Parlamento Británico las crueldades que efectuaban los españoles a los tripulantes de los barcos británicos apresados y como prueba exhibió la funda de cuero en la que contenía su oreja.

No se efectuó ninguna acción en ese momento, pero como las quejas de los navegantes británicos continuaban, siete años después el 17 de octubre de 1739, el incidente se recordó en un comité de la Cámara de los Comunes, dando lugar a una indignación general. La noticia apareció en primera plana y Robert Jenkins se convirtió en un mártir y usando la oreja como excusa, Gran Bretaña declaró la guerra a España, aunque realmente los británicos buscaban tener primacía en las Indias Orientales.

La primera acción bélica se produjo en noviembre de 1739 cuando el almirante Edward Vernon atacó Portobelo, que era un gran emporio comercial y uno de los dos puertos americanos que recibían y despachaban las flotas españolas y lo bombardeó sin descanso e inutilizó el puerto.

El segundo puerto importante era Cartagena de Indias por lo que era fácil adivinar cual sería lo siguiente.

Los corsarios españoles se pudieron en marcha y dificultaron aún más el comercio británico y por otro lado Versalles en Francia, que en un principio había eludido la intervención francesa, apoyó a los barcos españoles.

De inicio el primer ministro francés Cardenal André Hercule de Fleury prestó ayuda naval débil para presionar a Gran Bretaña y no llegar a mayores, pero a medida que las acciones de los corsarios y contrabandistas británicos aumentaban planeó efectuar un ataque franco-español a Gran Bretaña.

Los británicos no estaban muy desencaminados al pensar en la reconversión de la marina española por el ministro José Patiño, ya que realmente fue el fundador de la Armada Española, que revolucionó la administración y los navíos de guerra dotándolos de una capacidad ofensiva inigualable hasta la fecha.

Para el ataque a Cartagena de Indias el almirante Vernon mandó acuñar unas monedas o medallas conmemorativas de la toma de la plaza, pero cuando en marzo de 1741 llegó a Cartagena de Indias le estaba esperando la flota de Blas de Lezo y tras duros combates navales el buque insignia Stanhope es obligado a rendirse. El resto de la flota se retiró hacia Cuba, pero en La Habana le fueron confiscados sus barcos.

Las acciones de los corsarios, la piratería y el contrabando disminuyó y se incrementó en la zona francesa del Canadá y también dio instrucciones de atacar a los barcos británicos si era amenazada su flota.

Reino Unido estaba convecido que su gobierno declararía la guerra a Francia, lo mismo que hizo con España, pero el que se adelantó fué Luis -XIV- que el 15 de marzo de 1745 abrió las hostilidades contra Gran Bretaña en la llamada Guerra del rey Jorge (1741-1745) y que no tuvo mayores consecuencias, excepto pequeños enfrentamientos en las Antillas, Santo Domingo y Martinica.

¿Y que fue Robert Jenkins?: Llegó a ser supervisor de la Compañía Mar del Sur en la isla de Santa Elena.


GUERRA DE LA PRAGMÁTICA SANCIÓN
También GUERRA DE SUCESIÓN DE AUSTRIA
Período: Desde 1740 hasta 1748

Antecedentes:

Algunos historiadores a este conflicto lo denominan también como Guerra de los Siete Años y aunque fue una continuación de esta, las causas fueron por motivos diferentes.

El rey Carlos -VI- de Austria, que no tenía hijos varones, había promulgado una Pragmática Sanción cediendo la corona austriaca en el año 1740 a su hija primogénita María Teresa.

La Pragmática Sanción en términos generales, son declaraciones que suelen contener resoluciones de interés o reglamentaciones. Especialmente en Francia reglamentaba los decretos de los reyes y en el Imperio regulaba la Dieta Germánica. La Pragmática Sanción contenía una ley que excluía a las hembras y sus descendientes de ser nombradas reinas, conocida también como Ley Sálica.

En base a estas leyes de sucesión al trono de Austria, se formó una liga en contra María Teresa de Austria.

Acontecimientos:

Los estados europeos aparentaron reconocer como reina a María Teresa, pero Federico -II- de Prusia, que ambicionaba la provincia de Silesia, se acogió a esta ley y declaró la guerra a Austria.

El reino francés se puso de parte de Federico -II- de Prusia e Inglaterra prestó ayuda a María Teresa.

Federico -II- de Prusia obtuvo muchas victorias en Austria e incluso inició la invasión del territorio en Flandes, pero a pesar de todo María Teresa pudo conservar el trono.

Puso fin a la guerra el tratado de Aquisgrán de 1748, firmado por la propia María Teresa de Austria. Gobernaría con firmeza y al final de su reinado en 1780 cedería la corona imperial a su hijo José -II-.

Francia que había participado en la guerra por la sucesión de Austria, no obtuvo ningún beneficio, en cambio Prusia se quedó con el territorio de Silesia que era lo que realmente deseaba y España recibió los ducados de Parma y Plasencia.

Pero esta paz de Aquisgrán fue muy corta ya que en Alemania continuaban con la rivalidad entre prusianos y austriacos.

Por otra parte los bandos que les apoyaban como Francia e Inglaterra chocaban continuamente en las colonias de la India y América del Norte.

Finalmente estalló lo que se le llama como Guerra de los Siete Años.

GUERRAS GUARANÍTICAS o DE LAS REDUCCIONES
Período: Desde 1754 hasta 1756

Antecedentes

También se la conoce como Guerra de las Reducciones y guerras con Portugal, que afectaron a las colonias de indígenas de los guaraníes entre los años 1754 a 1756, instigadas y dirigidas por los Jesuitas en defensa de las Misiones del Paraguay.

Desde 1558 los Jesuitas se habían establecido en el Paraguay llegando a formar casi un estado teocrático independiente.

Los Jesuitas llegaron a Buenos Aires y acostumbrados a misiones peligrosas subieron el rio de la Plata y al entrar en las aguas del Paraguay se dispersaron por los bosques. La historia lo describe como evangelizadores con un breviario bajo el brazo y una cruz en la mano derecha abriéndose camino a través de la selva.

La primera tribu que oyó la voz de los Jesuitas fueron los Guaranos o Guaraníes. Formaron aldeas, siendo la más importante la de Loreto y los misioneros que se recuerdan son los padres Mareta y Calaldino. Levantaron centros con el nombre de Reducciones y en pocos años llegaron hasta tener treinta, a las que denominaron como República Evangélica.

Cada aldea estaba gobernada por un misionero que dirigía los negocios temporales y espirituales. Se abrieron escuelas públicas, se formaron caudillos de guerra, corregidores y alcaldes, todo ello con leyes propias independientes del reino de España.

Acontecimientos

Esta república evangélica duro 150 años, hasta que en la expansión de Portugal en la zona amenazó la posesión española en Río de la Plata.

Los portugueses se habían instalado en la Colonia del Sacramento en el Paraguay y para evitar enfrentamientos, en el año 1750 el rey Fernando -VI- de España efectuó un pacto de permuta con Portugal, que incluían algunos territorios en América y África a cambio de la colonia de Sacramento del Paraguay.

Estas permutas fueron las misiones en América de Río Grande y la de Santa Catalina y a cambio Portugal devolvió la Colonia de Sacramento y cedió Annobón y Fernando Poo, en África.

En 1751 con el tratado de Madrid, el rey Fernando -VI- erróneamente reconoció a Portugal los límites y que su sucesor Carlos -III- intentaría corregir más tarde, sin conseguirlo.

Estos cambios significaban que muchas misiones que hasta entonces pertenecían a España pasaron a depender de Portugal y por tando establecía un nuevo estatus que afectaba a los indígenas y a los propios Jesuitas.

Portugal decidió reducir el número de colonias de indígenas bajo la protección de los Jesuitas en sus territorios del Paraguay y anular las leyes de las reducciones para acogerse a la ley portuguesa.

Portugal mandó al ejército con la misión de destruir las Reducciones. Murieron muchos Guaraníes y Jesuitas en defensa de los poblados, hasta el año 1756 en que fue sofocada.

Los Guaraníes volvieron a su estatus antes de la evangelización, es decir a la selva, y volvieron a adaptarse a sus costumbres.

Los jesuitas no fueron expulsados de los Estados Españoles hasta el año 1767.

GUERRA DE LOS SIETE AÑOS
Período Desde 1756 hasta 1763

Antecedentes:

Se registra en la historia con este nombre tres enfrentamientos:

La primera se produjo por la sucesión de Austria y duró desde 1741 hasta 1748. (Guerra de la Pragmática Sanción) ya comentada en el apartado de Guerra de Sucesión de Austria.

La segunda que nos ocupa estalló en 1756 y duro hasta 1763 y tuvo por contendientes por un lado Austria, Francia, Sajonia, Rusia y Suecia y la otra parte por Prusia, apoyada por Inglaterra.

La tercera guerra de los Siete Años fue la sostenida en España entre los liberales y los carlistas, que terminó con el abrazo de Vergara y esta comentada en la Primera Guerra Carlista a la que también se llama primera guerra civil española.

La Paz de Aquisgrán, que puso fin a la guerra de la Pragmática Sanción, duró poco. En Alemania continuaba la rivalidad entre Prusia y Austria. Francia e Inglaterra chocaban continuamente en el norte de América y en la India, por lo que finalmente estalló la guerra.

Las luchas fueron en tierra y en el mar. Al lado de Austria y Francia se alinearon Rusia y España. El deseo de Inglaterra para terminar con el poderío colonial de Francia se obligó a aliarse con Prusia. Las alianzas de guerras anteriores habían cambiado de signo, pero el objetivo de cada contrincante era el mismo.

Acontecimientos

La lucha comenzó en el continente con la invasión de Sajonia por Federico -II- de Prusia llamado el Grande, que luchó al lado a Bohemia y venció a los austriacos en Lobostz, obligando a capitular a 18.000 soldados sajones en la batalla de Pirna en 1756.

Francia invadió Alemania con dos ejércitos y obligó a la coalición inglesa y bohemia a rendirse. Poco después el ejército francés es derrotado en la batalla de Rossbach en 1757.

Por otra parte Rusia ocupó la Prusia oriental en el año 1758, pero los ejércitos de Federico el Grande, que contaban solo con el apoyo de Inglaterra, tuvo que enfrentarse a los ejércitos de Austria, Francia, Rusia y Suecia, que obtuvieron numerosas victorias hasta el año 1783, en que finalizó la guerra.

La lucha en el mar fue desastrosa para Francia, ya que al finalizar la contienda y firmar el tratado de París en 1763, la situación europea quedaba totalmente cambiada.

La paz se firmó en dos lugares distintos: En el tratado de Hubertsburgo, Austria reconoció la posesión de Prusia sobre Silesia. En París, Inglaterra obtuvo de Francia la cesión del Canadá y la India y España, que prácticamente no había participado en ningún conflicto, perdió la Florida, pero a cambio de Luisiana en América del Norte.

Prusia se reconocía como potencia de primer orden. Inglaterra como potencia marítima y se reconocía la decadencia militar de Austria y la finalización de la importancia colonial de Francia.

GUERRA ANGLO-FRANCESA
Periodo: Desde 1754 hasta 1763

Antecedentes

En el año 1535 los exploradores franceses se habían internado en el territorio del Canadá a través del rio San Lorenzo, estableciendo numerosas colonias y tráfico de pieles con los indígenas.

Durante años los ingleses y franceses apoyados por diferentes tribus indias se disputaron este comercio, hasta que el rey Carlos II de Inglaterra (1660-1685), reivindicó para Gran Bretaña en el año 1670, los territorios de la Bahía de Hudson.

Esta reclamación llegó a la finalización de la Guerra de Sucesión Española en 1713, que con el tratado de Utrecht les fueron cedidas a Gran Bretaña la Bahia de Hudson, la Acadia (actualmente las provincias Marítimas) y la isla de Terranova.

Francia con sus aliados indígenas se quedaron con una línea de 4.800 kms. que alcanzaba desde el golfo de San Lorenzo, el valle de Ohio, la Luisiana, hasta el golfo de México.

Los territorios al Este de estas delimitaciones estaban ocupados por colonos británicos que no habían contado con ellos y estaban ansiosos de poseer aquellos territorios.

Acontecimientos

La guerra abierta estalló en el año 1754 en el valle de Ohio entre tropas francesas e inglesas y se limitaron a pequeños enfrentamientos y ocupaciones por parte del ejército inglés de fortalezas de fronteras, ayudados por indios de uno y otro bando. Pero no fué hasta el año 1756, al inicio de la Segunda Guerra de los Siete años en Europa, cuando la lucha en América del Norte se inició en serio.

Hasta en año 1759 todos los fuertes de los Grandes Lagos y del lago Fhamplain habían sido conquistados y ocupados por tropas británicas. La última posesión importante fué en el año 1758, que con la ayuda de la milicia local, las tropas británicas conquistaron el fuerte de Louisbourg emplazado en Cabo Bretón, abriendo de esta forma el camino por el rio San Lorenzo hacia la ciudad de Quebec, capital de la Nueva Francia.

Las tropas británicas al mando del general James Wolfe atacaron Quebec en la noche del 12 al 13 de septiembre de 1759, defendida por el general francés Marqués de Moncalm y el tremendo enfrentamiento se produjo en los llanos de Abraham, rindiéndose el ejército francés a los Casacas Rojas.

Pero la pérdida de Quebec no supuso la rendición francesa y el 28 de abril del año siguiente el Marqués de Vaudreuil desde la plaza de Montreal marchó contra Quebec y el desquite se produjo en la batalla de Sainte Foy, al norte de Quebec, donde derrotaron a las tropas británicas.

Pero la toma completa de la ciudad dependía de los contingentes de suministros y una fuerte fortificación. La llegada el día 9 de mayo, una semana después, de una tremenda flota británica por el rio San Lorenzo hizo retirar a las tropas francesas de Quebec y agruparlas en Montreal.

La enorme flota británica desembarcó 16.000 hombres que avanzaron sobre la ciudad de Montreal el 1 de septiembre de 1760, defendida por tan solo 3.000 soldados al mando del Marqués de Vaudreuil.

Montreal, el último bastión francés en América del Norte, se rindió el 8 de septiembre de 1760.

En 1763 se firmó el tratado de París, que puso fin a esta guerra y también a la guerra en Europa de la llamada de los Siete Años e Inglaterra tomó posesión de los territorios franceses en América del Norte.

Gran Bretaña se hizo de esta forma la potencia mayor de América del Norte, junto con España que recibió la Luisiana francesa al oeste del Mississippi.

Francia a pesar de retirarse de América del Norte y gran parte del actual Canadá, dejó su influencia francesa y de esta forma, según el Acta de Quebec de 1774, el gobierno británico autorizó una plena autonomía de costumbres francesas en cuanto a religión, sistema educativo y leyes civiles propias que se mantienen hasta la actualidad .

Por otro lado la retirada de los franceses de América del Norte en 1763 alarmó a las tribus indígenas del valle de Ohio y la hostilidad originó en este mismo año la Guerra de Pontiac, liderada por el Jefe Pontiac de Ottawa iniciando una serie de ataques a colonias y fuertes, donde perdieron la vida a manos de los indios unos 2.000 colonos británicos, lo que obligó a Inglaterra a fijar las fronteras con los indígenas a lo largo de los montes Apalaches.


GUERRA DE LA INDEPENDENCIA AMERICANA
Período: Desde 1775 hasta 1782

Antecedentes

Estas luchas dieron como resultado la fundación de la República de los Estados Unidos de América.

El 23 de marzo de 1775, en una convención revolucionaria de Virginia se proponía iniciar una conversación pacífica entre las Colonias norteamericanas y la Corona Inglesa.

Al tercer día de asamblea el líder revolucionario de Virginia llegó a la conclusión de que la única forma de independizarse de la Corona Inglesa era mediante las armas.

Acontecimientos

El 19 de abril de 1775 se libró el primer enfrentamiento en la conocida batalla de Lexinton, donde al final de la refriega se contaron 73 muertos, 200 heridos y desaparecidos por el bando británico y 49 muertos y 46 heridos por parte de los rebeldes.

El 20 de mayo de 1775 se aprobó la declaración de independencia de Meckleburg, un estado de Carolina del Norte y el 7 de junio, conocido como día de Landmark, se acordó que las Colonias Unidas se llamarían Estados Unidos.

El 15 de junio de este mismo año se eligió a George Washington como comandante en jefe del ejército y el 17 se produce la batalla de Binker Hill, una colina que domina el puerto de Boston, donde los británicos atacaron a las fuerzas rebeldes y ocuparon la posición.

Desde aquí hasta el final de la contienda pasa por la recuperación del sitio de Boston; las propuestas del rey de Francia Luis XVI, eterno enemigo de Inglaterra, para enviar ayuda a los rebeldes; la Declaración de Independencia del 4 de julio de 1776, que pasó inadvertida en Inglaterra; la batalla de Long Island el 27 de agosto; el cruce del rio Delaware y victoria de Washington el 26 de diciembre en la batalla de Trenton.
La batalla de Saratoga el 3 de enero de 1777; la sangrienta batalla de Oriskany del 6 de agosto; la segunda batalla de Saratoga del 17 de octubre de 1777; el acuerdo entre Francia y Estados Unidos para la ayuda militar el 6 de febrero de 1778; la invasión del Sur por los británicos ocupando la ciudad de Savannah en el estado de Georgia.

La contienda se extiende a la declaración de guerra de España a Inglaterra por la ocupación del territorio de la Florida y las disputas por la posesión de la roca de Gibraltar al sur de España, invadidas por tropas inglesas al mando del almirante inglés George Rocke el 30 de julio de 1704, durante la guerra de Sucesión Española, (1701-1713).

El 4 de marzo de 1782 el Parlamento Británico proclamaba el final de la guerra y reconocía la independencia de las colonias.

El 3 de septiembre de 1783 se le recuerda como el día de la Paz, con la firma del tratado de París donde se acordó el final de la contienda y el reparto de territorios:

Gran Bretaña se quedaba con Gibraltar.

Francia con Tobago y Senegal.

España con la Florida y

Estados Unidos los territorios al este del rio Mississipi, el sur de Canadá y el norte de las Floridas.

El tratado fue negociado por Benjamín Franklin, John Adams y John Jay.


GUERRA DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA
Periodo: Desde 1789 hasta 1799

Antecedentes:

El rey Luis -XVI- de Francia ante el mal estado de la Hacienda pública se vio obligado a una reforma y confió la gestión al ministro Jacobo Turgot (1727-1781), de carácter progresista, que fracasó al ser presionado por las clases privilegiadas.

Se hizo frente a la ruina económica recurriendo al empréstito, que agravó la situación, por lo que Luis -XVI- convocó una Asamblea de Notables.

Los nobles y burgueses reclamaron una convocatoria de los Estados Generales. Se reunieron en Versalles en el año 1789 y el estado lo dividieron en tres clases: Nobles, Clérigos y Estado Llano.

Estos últimos el 20 de junio de 1789 constituyeron una asamblea común que denominaron Asamblea Nacional y proclamaron que de ella dependía la soberanía de Francia y aseguraba los derechos del pueblo con independencia de Luis -XVI-.

El rey Luis -XVI- obliga a disolver la Asamblea Nacional y el pueblo entra en cólera. Así se inicia lo que sería la Revolución francesa.

Acontecimientos:

El 14 de julio de 1789 el pueblo se levanta en armas y toman la Bastilla, con la ayuda del ejército que se había unido a la causa. La Bastilla era una fortaleza construida para la defensa de la ciudad de París contra los ingleses durante la Guerra de los Cien Años.

Los nombres de la revolución eran:

Los monárquicos absolutos que se oponían a que el rey perdiera su poder.

Los monárquicos constitucionales que querían un país al estilo de Inglaterra con una Constitución parlamentaria con líderes como Mirabeau y Lafayette.

Los republicanos federalistas con una república moderada llamados Girondinos.

Los republicanos demócratas con una República que partiera del pueblo, que eran los Jacobinos como Robespierre y Daton y
Los demagogos que eran extremistas y querían terminar con el pasado a costa de ríos de sangre como Jean Paul Marat.

El 4 de agosto de 1789 la Asamblea Nacional proclama la abolición de los privilegios, suprime el pago de diezmos, los derechos feudales y promulga la Declaración de los Derechos Humanos.

Entre el 19 de junio y el 12 de julio de 1790, la Asamblea General francesa suprime los títulos hereditarios e incauta los bienes de la iglesia, transformándola en un cuerpo civil y en 1791, pone en vigor una nueva Constitución donde cambiaba, entre otras cosas, el concepto de súbdito por el de ciudadano.

Los acontecimientos impulsaron a que el 21 de junio de 1791 al rey Luis -XVI- huyera de París, pero es apresado en la ciudad de Verennes y 14 de septiembre de 1891 lo toman preso y le obligan a jurar la nueva constitución.

El 20 de abril de 1792 la Asamblea Nacional con mayoría de Girondinos en su exaltación, declara la guerra a Austria y Prusia y el 10 de agosto de 1792 los revolucionarios de París se adueñan del poder y forman una nueva asamblea llamada Convención.

La Convención condena a muerte a Luis -XVI-, que es guillotinado el 21 de enero de 1793 en la Plaza de la Revolución en París y su mujer María Antonieta juzgada y hallada culpable por traición por un tribunal revolucionario, sufriría el mismo destino el 16 de octubre de 1793.

En mayo de 1793 se enfrentan los Girondinos y los Jacobinos. Con Robespierre al frente de estos últimos y utilizando el Comité de Salud Pública, desencadena el Reinado del Terror donde se llevan a la guillotina a monárquicos, amigos y enemigos de la república y a todo aquel que levantara la voz.

El 27 de julio de 1794 o el día 9 del mes Termidor, Robespierre es derrocado y hecho prisionero junto con sus aliados y son guillotinados al día siguiente en una sangrienta reacción que puso fin a la Época del Terror.

En el año 1795 se creó una nueva Constitución y el país lo gobierna un comité de cinco miembros llamado Directorio, que en el año 1799 pone término a la Revolución mediante un golpe de estado de Brumario liderado por Napoleón Bonaparte Remolino-

Francia pasó a ser una dictadura militar.


GUERRA DE LA VENDEÉ
Periodo: Desde 1792 hasta 1796

Antecedentes:

Estas luchas se enmarcan dentro del periodo de la época del Terror (1793-1794), posterior al estallido de la revolución francesa de 1789.

Acontecimientos:

Una insurrección paralela a la de París estalló en 1792 en el oeste de Francia, cuando en la capital fue asaltado el Palacio Real o Tullerías por las turbas y fueron suspendidas las funciones de rey a Luis - XVI- por la Convención, que sustituía a la Asamblea Nacional, que en su primer día de gobierno abolió la monarquía .

Las revueltas de París se contagiaron y se extendieron a las regiones de Normanda y la Bretaña. Las zonas de enfrentamiento más duros fueron en las comarcas o departamentos de la Vendeé y zonas de Mayenne, Maine y Loira.

Los revolucionarios iniciaron una tremenda persecución contra los monárquicos entre los años 1793 y 1794, especialmente en estas regiones y durante la Época del Terror de Robespierre, que fueron definitivamente paralizadas con la llegada del Directorio de 1795.


GUERRA NAPOLEÓNICA o DE COALICIÓN
Periodo: Desde 1792 hasta 1815

Antecedentes:

El personaje se llama Napoleón que en la Revolución francesa y siendo general se puso al lado del gobierno del Directorio contra los monárquicos y recibió el mando de los ejércitos franceses destinados en Italia.

En Italia reveló su destreza y derrotó varias veces a los Austriacos en los años 1796-97, haciéndoles retirar de Italia y se convirtió en un héroe nacional.

Este éxito asustó al Directorio que lo alejó de Francia mandándolo a Egipto para combatir a los turcos e ingleses y aquí no tuvo tanta suerte, ya que en su intento de conquistar Egipto en 1798, la flota francesa fue derrotada por la inglesa de Horatio Nelson en la batalla del Nilo.

Es llamado por sus amigos a París y en noviembre de 1799 dio un golpe de estado poniendo fin al Directorio e instaurando el Consulado o un gobierno mediante tres Cónsules provisionales: Bonaparte, Manuel José conde de Sieyés y Roger-Ducos.

Napoleón en su calidad de primer Cónsul se enfrentó y derrotó a los austriacos en la batalla de Marengo el 14 de junio de 1800 , tras cruzar los Alpes y sorprender al ejército austriaco que asediaba la ciudad de Génova en Italia.

Posteriormente se nombraron tres cónsules por diez años: Napoleón Bonaparte, Juan Jacobo Regis duque de Cambacéres y Lebrum, pero una nueva constitución del año -X- (1802), se nombró cónsul vitalicio a Bonaparte.

Acontecimientos:

Francia se había hecho poderosa y en su revolución había ocupado territorios en Holanda, Bélgica, Renania, Suiza e Italia.

Austria como monárquica estaba en contra de la Revolución francesa, el Zar Alejandro de Rusia era contrario a Napoleón e Inglaterra preconizaba una lucha a muerte contra Francia, por lo que se inició una guerra que con breves interrupciones duro diez años.

Napoleón como cónsul vitalicio promulga una nueva constitución del año XII (1804) y reemplazó el Consulado por el Imperio, rompiendo la paz con Inglaterra y se hace coronar emperador de Francia por el papa Pio -VII-.

Desde este año hasta su final pasa por la derrota de los ejércitos austriacos en la batalla de Austerlitz el 2 de diciembre de 1805 con 70.000 frente a 90.000 rusos y austriacos. La batalla de Jena el 14 de octubre de 1806 contra los ejércitos prusianos y sajones en Alemania, que completaba la conquista de Prusia en seis semanas y el tratado de Tilsit con el zar Alejandro de Rusia, que le daba a Napoleón el control de Europa central y occidental.

En el mar no tuvo tanta suerte ya que el almirante Nelson derrotó a la flota franco-española en Trafalgar en 1805 y como Portugal tenía abiertos los puertos a los Ingleses a su paso por España hacia Portugal, provocó la guerra de la Independencia en 1808 en la península ibérica.

Derrotó por segunda vez a Austria el 5-6 de julio de 1809 en la batalla de Wagran, donde se efectúa el mayor enfrentamiento de artillería conocido hasta entonces e invade Rusia el 24 de junio de 1812. Los ejércitos del zar Alejandro se retiraron hacia Moscú y le presentaron batalla el 7 de septiembre en Borodino, que a pesar de salir victorioso perdió en 15 horas de batalla 60.000 hombres.

Napoleón ocupó Moscú, pero la falta de alimentos y recursos, más la dureza del invierno, se obligaron a retirarse. En el repliegue perdió la mitad de su ejército.

Tras el desastre los aliados se recuperaron y los ejércitos alemanes derrotaron a Napoleón en el año 1813, en la batalla de Leipzig y en España las tropas aliadas de España, Portugal e Inglaterra al mando de Wellington expulsaron a los franceses tras la batalla de Vitoria en 1813.

A principios de 1814, Francia se veía acosada en todas sus fronteras y en la ciudad francesa de Chaumont , las potencias de Gran Bretaña, Rusia, Austria y Prusia firmaron la Coalición de la Cuádruple Alianza, donde se comprometían a derrocar a Napoleón.

Napoleón es traicionado por sus generales, teniendo que abdicar y recluirlo en la isla de Elba en Italia. Poco después regresa a Francia y toma de nuevo el mando por un período llamado de los cien días, tras los cuales se enfrentó a los aliados al mando de Wellington y es derrotado definitivamente en la batalla de Waterloo en Bélgica el 18 de junio de 1815.

Napoleón fue recluido en la isla de Elba en pleno Atlántico. Moriría el 5 de mayo de 1821.

Las potencias se reunieron en 1815 en Viena, donde acordaron devolver a Francia sus antiguas fronteras y restaurar el antiguo régimen, recibiendo la corona de Francia Luis -XVIII-

Los vencedores se repartieron el botín:

Inglaterra se apoderó de Malta, Ceilán y el Cabo.

Austria de Venecia y Dalmacia.

Prusia de parte de Polonia.

Apareció un nuevo reino que se llamó Países Bajos, formado por Holanda y Bélgica y

Polonia desapareció adsorbida por Rusia, Austria y Prusia.


GUERRA DEL ROSELLÓN
Periodo: Desde 1793 a 1796

Antecedentes:

El Rosellón era un antiguo condado al sureste de Francia que formó parte de la Corona de Aragón y que tras numerosos conflictos se cedió a Francia en el año 1659, al final de la Guerra de los Treinta Años o en la Guerra Franco-Española, que finalizó con el tratado de los Pirineos y pasó a ser provincia Francesa.

El 21 de enero de 1793 es sustituido, encarcelado y guillotinado el rey de Francia Luis -XVI-. Este suceso fué la excusa de España para declarar lo que más tarde se calificaría como la guerra más desastrosa e impopulares llevada a cabo.

España reclamó a Francia la zona del Rosellón que había cedido a Francia en el año 1659 y las consecuencias fueron desastrosas para España.

Acontecimientos :

España preparó el ataque del país vecino por tres frentes a lo largo de los Pirineos: Irún, Somport y la Junquera, pero el ejército español solo consiguió entrar por este último y llegar hasta las cercanías de la ciudad de Perpigñan, capital del Rosellón. El mando del ejército de los Pirineos estaba a cargo del general Ricardos y Carrillo.

A la muerte del general Ricardos en 1794, le sucedió el conde De la Unión, que no pudo contener el contraataque de las tropas francesas que hicieron retroceder a las españolas a través de los Pirineos y en su contraataque llegaron incluso hasta las comarcas del norte de Girona en Cataluña.

Las tropas francesas no quisieron seguir adelante, ya que el Directorio francés prefirió dedicarse a los problemas internos de la propia revolución iniciada en el año 1789 y ofreció a Godoy, entonces primer ministro, un acuerdo de paz. Se selló con la concesión al ministro Godoy del título de Príncipe de la Paz.

Este acuerdo se firmó en 1796 con el Tratado de San Ildefonso, firmados en Basilea (Suiza) y la política española, con su primer ministro Godoy se reanudó con Francia.

En el año 1800 se corroboró este tratado en Aranjuez, que obligaba a España a ayudar a Francia ante cualquier agresión.

El efecto inmediato de este tratado fue que el Directorio francés presionó al rey Carlos -IV- para declarar la guerra a los ingleses en octubre de 1796. La guerra del Rosellón había tenido estas funestas consecuencias.

En febrero del año 1797, las escuadras navales inglesas y españolas se enfrentaron frente al cabo san Vicente. La escuadra inglesa estaba comandada por el almirante Jervis y tenía como segundo de abordo a Nelson que destrozó a la escuadra española comandaba por el almirante Córdova.

La batalla del cabo san Vicente tuvo un saldo de 4 navíos apresados, 2 inutilizados y numerosos muertos y heridos.


XIX

GUERRA DE LA INDEPENDENCIA o GUERRA DEL FRANCÉS
Periodo: Desde 1808 hasta 1813

Antecedentes:

Esta guerra está enmarcada dentro del período de las guerras Napoleónicas.

Se le da este nombre a la defensa de los españoles contra la invasión de las tropas de Napoleón.

El gobierno francés de Napoleón estaba en guerra con el Reino Unido en la llamada guerra de Coalición. En una de las campañas, Napoleón planificó invadir Portugal, aliada de Inglaterra y solicitó del rey Carlos -IV- y posteriormente a Fernando -VII-, el paso hacia Portugal por la península.

Lo que en principio fue un paso o un paseo hacia Portugal, se convirtió en una guerra abierta en defensa de la ocupación de un país, que puso en jaque a las poderosas tropas francesas.

Acontecimientos::

El levantamiento se inició en la capital Madrid el 2 de mayo de 1808 y le siguieron el resto de ciudades.

Al finalizar la revuelta en la capital, el general Murat se opuso a que se diera sepultura a los cadáveres, quedando expuestos durante dos días por las calles de Madrid, lo que significaba que la guerra sería sangrienta y no habría paz para los vencidos.

Madrid fue la primera capital en sublevarse, pero fue la Junta Suprema de Valencia quien declaró oficialmente la guerra a Napoleón el 25 de mayo de 1808 que inicia el reclutamiento de tropas y le siguen las capitales de Asturias, León, Toledo, Burgos y Cádiz, etc.

El segundo enfrentamiento es el 4 de junio de 1808 en el Bruch, un paso montañoso hacia la ciudad de Barcelona.

Las primeras ciudades en ser sitiadas son las de Zaragoza y Gerona el 28 de julio de 1808, que ofrecían un punto de comunicación con Francia inmejorable.

La primera matanza de personal civil se produce el 10 de julio de 1808 en el Puente de Alcolea en la ciudad de Córdoba, que durante tres días deja de ser ciudad para convertirse en un infierno. Córdoba sufrió uno de los saqueos más crueles que recuerda la historia.

La primera batalla a campo abierto se produce en Bailén el 19 de julio de 1808, contra las tropas al mando del general Castaños contra las francesas del general Dupont.

Todos estos hechos presagiaban que aquella invasión sería muy sangrienta.

En 1809 una sucesión de combates de la guerrilla española y de las tropas aliadas demostraron a las Águilas de Napoleón que la guerra no sería tan fácil.

En este año el avance francés origina las batallas de Cacabelos en León los días 2 y 3 de enero, donde obligan a retirarse a las tropas inglesas de Sir John Moore por el puerto de la Coruña o la sangrienta batalla de Uclés el día 13 de enero.

El sitio a la ciudad de Cádiz por las tropas del general Víctor o el inicio del segundo sitio a la ciudad de Zaragoza el día 26 de enero, al mismo tiempo que se producía la batalla de Alcañiz en Teruel, anunciaba que esta guerra sería larga.

El 20 de febrero de 1809 capitula la ciudad de Zaragoza con el consiguiente fusilamiento de la población y el traslado hacia Francia de mas de 12.000 prisioneros que morirían en el camino.

El 22 y 25 de abril de 1809 el general inglés Wellington como jefe de las tropas aliadas españolas, portuguesas y británicas, desembarca en Oporto en Lisboa lo que obliga al ejército francés a replegarse hacia la frontera española y a partir de aquí todo el oeste peninsular de las provincias de Salamanca y Extremadura se convierten en el frente de batalla.

Las batallas de Gévora en Badajoz en 1811; la toma de Ciudad Rodrigo, en Salamanca, el 18 de enero de 1812; el 6 y 7 de abril de 1812 la segunda batalla de Badajoz y el 21 de julio de 1812 la batalla de Arapiles, donde salen victoriosas las tropas aliadas, obligan a replegarse hacia el norte a las tropas francesas.

El 12 de agosto de 1812 el duque de Wellington, jefe de las fuerzas aliadas posiciona sus ejércitos en torno a Madrid, que obliga al rey José -I- Bonaparte el día 17 de marzo de 1813 a evacuar la capital.

El 12 de junio de 1813, las tropas de Napoleón evacuan la ciudad de Burgos acosados por las tropas guerrilleras de Tomás Longa y Francisco Morillo y el 21 de junio de 1813 se produce en la llanura de Álava la batalla de Vitoria, que obligan a las tropas de Napoleón a retirar el ejército hacia Pamplona.

El 31 de agosto de 1813 en la batalla de San Marcial en Guipuzcoa el ejército al mando del general Soult sufre una derrota con 4.000 bajas y el 8 de septiembre de 1813 las Águilas de Napoleón se rinden a los aliados del general Wellington y gran parte del ejército francés se retiran hacia Francia tras saquear la ciudad.

Saber más: Cronología Guerra de la Independencia


GUERRA DE LA INDEPENDENCIA SUDAMERICANA
Período: Desde 1808 hasta 1824


Antecedentes:

El espíritu de independencia se inició en Argentina y en México, influenciados por las colonias de Norteamérica dependientes de la corona Inglesa y se expandió a las demás colonias españolas, donde también repercutieron los sucesos de la Península de 1808. A esto se le sumó el desacertado gobierno de los virreyes.

El resultado fue la fundación de diversos estados independientes.

Se relacionan aquellas colonias y sus hechos más relevantes:

Acontecimientos:

ARGENTINA
Los aires de independencia se agudizaron con el levantamiento de las colonias inglesas de América del Norte y un primer alzamiento lo inició Tupac Amaru en el año 1780.

La revolución contra el dominio español se inició en 1810 y su lucha por la independencia duró seis años, hasta 1816.

BOLIVIA
El espíritu de independencia se inició en 1809 que consiguieron en 1825, después de dieciséis años de cruentas luchas contra el dominio de los españoles y que finalizó en la decisiva batalla de Ayacucho, ganada por el general Antonio de Sucre, lugarteniente de Bolívar contra el virrey José de la Serna en el año 1824. En este mismo año se estableció la República con su primer presidente Simón Bolívar.

CHILE
Las revoluciones por la independencia surgieron en 1808. A los chilenos les costó mucho conseguir esta independencia ya que sufrieron una gran derrota en la batalla de Rancagua en 1814. El general San Martín les prestó ayuda y cruzando la cordillera de los Andes ganó a los españoles en la batalla de Chacabuco en 1817 y en Maipó en 1818, que aseguró definitivamente a los chilenos la independencia. El primer presidente de la República fue O'Higgins (1817-1822).

COLOMBIA
La revolución se inició en 1810 iniciada por Simón Bolívar, hasta 1819 a la proclamación de la República de Colombia formada por Nueva Granada y Venezuela a la que después se incorporó Ecuador. Surgieron diferencias y en 1831 se dividió la Confederación quedando finalmente como Gran Colombia.

ECUADOR
La independencia la obtuvo tras la batalla de Pichincha en 1822 y poco después se unía a la República de Colombia, pero se separó siguiendo el ejemplo de Venezuela y en 1830 quedó constituida la República de Ecuador, con el general Flores como presidente.

GUATEMALA
Siguió la revolución de México y en 1821 se declaró la independencia del país.

HONDURAS
En el año 1790 tomó el nombre de Comuyaqua y en 1821 se hizo independiente de América Central y fue incorporada al imperio mexicano. En 1823-24 se independizó de la América Central y constituyó las provincias Unidas del Centro de América hasta 1840.

MÉJICO
La rebelión se preparó con el capitán Allende, el cura Hidalgo y el corregidor Domínguez en el año 1810 en el pueblo de Dolores. En 1813 el general Morelos declara la independencia y es fusilado en 1815. Le siguió el capitán Mina en 1817 y con los generales Guerrero e Iturbide triunfo definitivamente la revolución.

Iturbide se proclamó emperador en mayo de 1822 con el nombre de Agustín -I-, según el Tratado de Córdoba, pero en marzo del año siguiente es depuesto y desterrado. Vuelve en 1824, pero es fusilado el 19 de julio de 1824. En octubre del mismo año, se proclama la Constitución de la República Mejicana, con el primer presidente Guadalupe Victoria (1824-1827).

NICARAGUA
Un primer levantamiento revolucionario se produjo en 1811, con los líderes León y Granada sin resultado. Logró su independencia en 1824 que formó la República Federal de las Provincias Unidas del Centro de América hasta 1839, en que se salió de la Confederación y formó la república independiente de Nicaragua.

PARAGUAY
En 1810 las colonias más al sur inician su revolución independentista principalmente en Buenos Aires. Paraguay se mantuvo al margen pero en 1811 una Junta presidida por el general Yegros, declara su propia independencia tanto de la Junta de Buenos Aires como de España. La independencia total la obtuvo en 1815, con el doctor José Gaspar Rodríguez Francia, que actuó como dictador hasta 1840.

PERÚ
Tardó algo más en independizarse que sus estados vecinos pero finalmente tomó parte y tras las victorias del general San Martín en Maipó en el año 1818 y principalmente con el general Antonio de Sucre en 1824, con la victoria en Ayacucho, logra hacerse independiente. En 1832 la Asamblea de Lima nombró presidente de la naciente República a José de la Riba Aguero.

URUGUAY
Los movimientos revolucionarios iniciados en Buenos Aires en 1810 se hicieron notar en Montevideo. El general Artigas sublevó el Uruguay en 1811 y en 1814 las tropas argentinas y orientales del país acabaron con la dominación española en el Rio de la Plata.

En 1816 invadieron el Uruguay los portugueses y estando incluso separado el Brasil de Portugal en 1822, ocuparon el país al que llamaron Provincia Cisplatina. Tras varios años de dominio portugués, en 1828 consiguieron la independencia del país que quedó como República de Uruguay en 1830, siendo su primer presidente Fructuoso Rivera (1830-1834).

VENEZUELA
Una sublevación de negros y mestizos en la ciudad de Coro en 1795, fue el movimiento precursor para la independencia del país. En 1806 el general Mendoza ya inició una sublevación que fue sofocada. En 1810 se inicia la revolución en todo el país y al año siguiente el Congreso proclamó la independencia.

En 1813 el general Simón Bolívar, después de afortunadas campañas en Nueva Granada, invade Venezuela logrando el triunfo de la revolución. Su historia es paralela a la de Colombia y Ecuador, que tras disolverse los tres estados Confederados de la Gran Colombia soñada por Simón Bolívar, se constituye la República de Venezuela con su primer presidente José Antonio Páez (1831-1842).


GUERRAS INDIAS DE AMÉRICA DEL NORTE
Período: Desde 1830 hasta 1890


Antecedentes:

Desde que puso el pie el colono blanco en tierra de Norteamérica, los días de los indios estaban contados.

Antes de iniciarse la gran revolución india de 1830 ya existían desavenencias entre indígenas y colonos. Si los indios se resistían a los abusos de los blancos, el gobierno empleaba la fuerza.

Los enfrentamientos importantes comenzaron el 1830 y hacia el año 1890 los indios estaban totalmente sometidos.
Antes del año crucial de 1830 ya existían confrontaciones:

En enero de 1774 el gobernador de la colonia inglesa de Virginia se apodero de tierras indígenas en Pensilvania y se levantaron en armas los Shawnees y los Ottawas. La lucha duró diez meses y finalizó con la victoria británica y la concesión de la ribera del rio Ohio para los colonos.

El 3 y 4 de julio de 1778, la masacre de 360 colonos con 200 cabelleras arrancadas por los Iroqueses en el valle de Wyoming, obligaron el día 17 de septiembre a firmar el primer tratado de paz en el Fuerte Pitt con las tribus de los Delaware y la corona inglesa.

La colonización del territorio actual de Ohio fue con motivo de la derrota decisiva de los indios el 20 de agosto de 1794, por el general Anthony Wayne en la batalla de Fallen Timbers. Esta confrontación paralizaron los enfrentamientos temporalmente.

Entre los años 1810 y 1830 casi dos millones de colonos se trasladaron al oeste del continente de Norteamérica y el jefe de los Shawnees llamado Thecumthe, intentó unir a todos los indios que habitaban en estas zonas.

El 7 de noviembre de 1811 se produjo la batalla de Tippecanoe, donde casi mil indios Shawnees atacaron el fuerte de William Henry

El 27 de mayo de 1814, Águila Roja, Jefe de la Confederación de tribus de Georgia y Alabama, se rindió al general Andrew Jackson después de la batalla de Horse Shoe Bend y el 9 de agosto del mismo año, mediante un tratado, los Creek dieron sus tierras a los Estados Unidos, finalizando el problema indio en el sur y oeste de Alabama.

El año crucial es en 1830 cuando el presidente Jackson firmó el Acta de Traslado de los Indios que instituía que todos deberían establecerse al oeste del rio Mississipi.

Acontecimientos:

El 6 de abril del año 1832 el jefe Halcón Negro cruzó el rio Mississipi para cultivar sus antiguas tierras en Illinois. Los colonos se asustaron y mataron a un indio que portaba una bandera de tregua. Halcón Negro montó en cólera y mató a todos los colonos.

La guerra del Halcón Negro finalizó en el mes de agosto de 1832, con la matanza de todos los indios por el ejército de Illinois al mando del general Atkinsons. En esta batalla estaban presentes dos futuros hombres importantes: Abraham Lincoln y su lugarteniente Jefferson Davis.

Todo pareció ir tranquilo durante 40 años hasta 1876, cuando en los territorios de Dakota apareció oro que encendió la chispa de una segunda Guerra de los Indios Sioux y además también se iniciaba la expansión de la ruta del Ferrocarril del Norte.

El gobierno norteamericano envió hacia el oeste, parar evitar confrontaciones entre colonos e indios locales de Toro Sentado y Caballo Loco, al ejército al mando del general George A. Cúster.

El 25 de junio de 1876, las cinco compañías del séptimo de caballería de Cúster fueron asediados por 3.500 indios Sioux y Cheyennes al mando de Toro Sentado y en tres horas de combates la caballería de Cúster es aniquilada en la batalla de Little Bighorn.

El 13 de octubre de 1876 los guerreros Sioux y Cheyennes de Caballo Loco y Toro Sentado fueron derrotados y forzados a rendirse y confinarse en reservas.

En el año 1885 se levantaron los Apaches de la reserva de Arizona por los castigos corporales que recibían. Su líder Gerónimo y 150 guerreros con niños y mujeres se refugiaron en las montañas de Sierra Madre en México.

Durante cinco meses los Apaches y Chiricahuas mantuvieron en jaque a las tropas estadounidenses hasta el 4 de septiembre de 1886, en que Gerónimo abandonó la lucha y los Apaches fueron enviados a la reserva de Fuerte Marion, en Florida, donde se diezmó la población por enfermedades debido a las condiciones insalubres .

Los Kiowas y Comanches se enteraron de las condiciones en que estaban sus hermanos Apaches y les ofrecieron parte de la reserva que ellos ocupaban. En el año 1894 fueron trasladados a Fort Hill, donde el 17 de febrero moría el líder Gerónimo.

Las últimas acciones se produjeron en septiembre de 1890 cuando varias reservas indias se reunieron en Walter Lake en el estado de Nevada para ver a Wovoka, el Mesías indio, que anunciaba que si Jesucristo en su venida había sido maltratado por los blancos, en su segunda venida sería indio.

Los vaticinios de Wovoka fueron tan contundentes que en todas las reservas se bailó la -Danza Fantasma- que haría desaparecer al hombre blanco.

Muchos blancos se asustaron e hicieron una lista de los indios instigadores de la revuelta. En la lista estaba Toro Sentado.

El 15 de diciembre de 1890 policías indígenas indios, en nombre del gobierno Norteamericano, fueron a tomar preso a Toro Sentado. Se produjo una revuelta y en la refriega murió el jefe de los Sioux. La refriega terminó cuando llegó la caballería de los Estados Unidos.

El 29 de diciembre de 1890, cuatrocientos indios prisioneros fueron desarmados por el Séptimo Regimiento de caballería. Se descubrió un rifle oculto y en unos minutos la zona se convirtió en un tiroteo que produjo una masacre. Muchos indios fueron muertos y los 51 sobrevivientes fueron arrestados.

Aquella última acción que puso término a la guerra con los Indios, se la recuerda como la Masacre de Wounded Knee Creek.


PRIMERA GUERRA CARLISTA o GUERRA DE LOS SIETE AÑOS
Periodo: Desde 1833 hasta 1840

Antecedentes:

Fernando -VII- tuvo dos hijas en su último matrimonio con María Cristina de Borbón. Para asegurar la corona en su hija la princesa Isabel, Fernando -VII- declaró nulos los efectos de la Ley Sálica establecida por Felipe -V-, por la que solo podían reinar los barones.

Carlos -IV- ya la había dejado sin efecto en el año 1789, pero nadie se preocupó de publicar oficialmente la ley correspondiente en lo que actualmente sería el Boletín Oficial del Estado.

Comenzaron las intrigas cortesanas de las que salieron vencedores María Cristina y los liberales.

En 1833 muere Fernando -VII- y deja a Isabel heredera al trono con regencia de su madre María Cristina y el país queda dividido en dos bandos: Los Isabelinos o Cristinos de carácter liberal y los Carlistas o Absolutistas de carácter tradicional.

Acontecimientos:

El infante Carlos María Isidro de Borbón (1788-1855), hermano de Fernando -VII-, no admitió aquella sucesión y aunque el rey difunto había abolido la Ley Sálica, al no estar publicada, los carlistas entendieron que aún estaba vigente y tomaron las armas para implantar en el trono a Carlos María Isidro con el nombre de Carlos -V-. Su base de operaciones la instaló en la ciudad de Estella en Navarra.

A gritos de viva don Carlos y los fueros, en 1833 estalló la guerra civil principalmente en las provincias del País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña y Valencia. El levantamiento se propagó al resto de provincias de la península.

Los liberales o Isabelinos pidieron ayuda a Francia, Inglaterra y Portugal y firmaron la Cuádruple Alianza, pero esta alianza solo sirvió para dar moral a los isabelinos porque ninguna nación extranjera participó en la contienda.

Los Carlistas tenían un notable general llamado Tomás Zumalacárregui que operaba por los puertos de Ciordia y Olazagutia. Se enfrentó el 21 de abril de 1833 al general isabelino Jenaro Quesada y Matheus al que venció en la venta de Alsasua, en Navarra y continuó operando en Ormaiztegui y Echegárate. Finalmente fue herido de gravedad en el sitio de Bilbao y murió de las heridas en Cegama, Guipuzcoa, en el año 1835.

A pesar de esta pérdida, las tropas carlistas ocuparon la ciudad de Segovia y atrincheraron sus tropas cerca de Madrid.

Por otra parte el general carlista Ramón Cabrera que operaba en el Levante, llamado Tigre del Maestrazgo, fue tan cruel con los isabelinos que incluso llegó a convertirse en un serio peligro para la causa liberal. En el año 1835 destrozó a los ejércitos isabelinos en la batalla de Alloza y fue especialmente sanguinario, ya que el general isabelino Nogueras en el año 1836, había mandado fusilar a su madre María Griño.

Ante la presión del general isabelino Baldomero Espartero, que había vencido a los carlistas en Castrejana y en Utigoiti y destrozado al ejército carlista en la batalla de Villareal en Castellón, los ejércitos de Carlos se vieron forzados a retirarse hacia Vizcaya.

Aquí se encontraron con la armada al mando del almirante Francisco Pavía que actuó contra los carlistas cañoneando Pasajes y Fuenterrabía en Guipuzcoa obligando a abandonar las ciudades y replegarse hacia Bilbao, a la que pusieron sitio a principios de Octubre de 1836.

Baldomero Espartero, ayudado por el bombardeo naval del almirante Francisco Pavía sobre la ciudad, obligó a levantar el sitio a Bilbao entre los días 1 al 25 de diciembre de 1836. Tras la batalla del puente de Luchana en Bilbao, el general Espartero obligó a las tropas Carlistas a retirarse y mantenerse atrincherados hasta 1840 en las montañas.

Los carlistas depusieron finalmente las armas y Carlos María Isidro pasó a residir en Francia con el título de conde de Montemolín, posteriormente pasó a Génova y a Trieste, abdicando sus pretensiones al trono en su hijo Carlos Luis de Borbón y puntualizamos pretensiones porque no pasarían treinta años para volver a repetirse el conflicto en la Segunda Guerra Carlista. (1872-1876).

En el conflicto se distinguieron personajes carlistas como Zumalacárregui en el Norte, Cabrera en el Levante o el isabelino Baldomero Espartero, pero el triunfo de los liberales tuvo notable consecuencias. En el transcurso de la contienda se profanaron iglesias y durante 1834-35 se mataron numerosos religiosos.

Se efectuó la primera desamortización eclesiástica en 1835 por el ministro Mendizábal, que puso en práctica en 1837 decretando la confiscación por el Estado de los bienes de la Iglesia y su venta en pública subasta. Con ello se intentaba obtener dinero para la guerra contra el carlismo y repartir las tierras entre los campesinos pobres, pero lo que logró fue que la aristocracia y los burgueses compraran propiedades a bajo precio.

El Convenio de Vergara en Guipuzcoa en 1840, firmado entre el general isabelino Baldomero Espartero y el carlista Rafael Maroto, puso fin al conflicto que había durado siete años.

Los Isabelinos a pesar de salir victoriosos y declarar a Isabel -II- mayor de edad con trece años en 1834, su madre María Cristina tuvo que huir a Francia, sucediendo en la regencia el general Espartero y que dos años más tarde también tuvo que huir y refugiarse en Francia.


GUERRA DE LOS PASTELES
Período: Año 1838

Antecedentes:

Antes de iniciarse la guerra civil en México, desde el año1827 hasta 1836, casi cuarenta años, ya se gestaban enfrentamientos que desestabilizaban el desarrollo del país mejicano.

Acontecimientos:

En el año 1836 el Estado Mejicano de Texas se había constituido en República independiente con el apoyo de los Estados Unidos.

En las acciones revolucionarias, en el año 1838 intervino militarmente Francia para proteger a súbditos franceses y bombardeó la ciudad de San Juan de Ulloa, ocupó la ciudad y seguidamente hizo lo mismo con la ciudad de Veracruz.

El nombre de guerra de los pasteles se lo dan los mejicanos a esta expedición que efectuó el ejército francés contra la ciudad de San Juan de Ulloa en el año 1838.

Al finalizar las acciones de represalia y firmar la paz entre México y Francia, esta última exigía una indemnización de 600.000 pesos y se incluía una suma de 60.000 pesos reclamados por un pastelero, como valor de unos pasteles que le habían robado en un motín los revolucionarios mejicanos.

Se buscó al pastelero pero no apareció


GUERRA DEL OPIO o DEL YING-TZU-ZU
Período: Año 1839 a 1842

Antecedentes:
Principalmente fue un conflicto de intereses políticos, económicos y territoriales.

Realmente hubo dos Guerras del Opio: La Primera desde 1839 a 1842 y la Segunda desde 1857 a 1860, aunque esta última tuvo menores consecuencias.

La primera noticia que se registra en la historia sobre el opio es en el año 160 a.C. y cita este producto Heráclito, filósofo griego nacido en Éfeso.

Posteriormente en el siglo VII se localiza en Persia, por la Ruta de la Seda y poco después aparece en la India y en China. En este último país en el año 973, se introdujo oficialmente bajo el nombre de Ying-Tzu-Zu y estaba en todas las farmacias del país.

Un emperador de la dinastía Ming prohibió el uso del tabaco y entonces aparecieron los fumadores de opio.

Acontecimientos

Hacia el año 1800 las potencias europeas miraban con codicia a China. La primera fué Gran Bretaña que a cambio de té, seda, porcelana y otros productos chinos, deseados por los consumidores de Europa y Estados Unidos, introdujo grandes cantidades de opio en el país ya que le proporcionaba rápidos ingresos .

La droga procedía principalmente de las colonias británicas de la India y de Afganistán.

China intentó detener aquel comercio y rompió relaciones comerciales con algunos países y principalmente con Gran Bretaña.

Se negociaron nuevos tratados comerciales y se llegaron a unos acuerdos a los que llamaron -tratados desiguales-, donde China perdió el control de sus ingresos aduaneros asi como la soberanía de sus ríos navegables.

Además durante el año 1839 Alemania consiguió la concesión de la minería en Shantung, Francia se apoderó de Cochinchina y Gran Bretaña se adueñó de Birmania y Hong-Kong e incrementó el tráfico del opio.
En 1840 el comisionado del Imperio Chino ordenó que el opio británico fuese destruido y todos los barcos cargados de opio que navegasen por los rios y costas de China fuesen confiscados.

La respuesta fue rápida y Gran Bretaña declaró la guerra a China.

Las primeras acciones fueron que los barcos cañoneros británicos destruyeron las fortificaciones chinas a lo largo del rio Yangtze y a lo largo de las costas del Mar de China, para eliminar los controles, lo que obligó al país asiatico a solicitar el armisticio que se ratificó el 29 de agosto de 1842 en el tratado de Nankín.

China se vio obligada a entregar Hong Kong a los británicos y a pagar una multa de 21 millones de dólares de indemnización. Los británicos continuaron introduciendo opio en la zona.

En el año 1900, sesenta años después, los chinos trataron de obtener una revancha, pero nuevamente fueron humillados en lo qe sería la Guerra de los Bóxers.


GUERRA DE LOS JEFES SUPREMOS
Periodo: Desde el año 1841 hasta 1853 y posterior 1861

Antecedentes:

Se clasifica esta guerra por la confrontación civil y política que se inició en el año 1841 en Colombia, que siguió con un levantamiento armado de José María Obando (1797-1861) en 1853 y continuó con sublevaciones armadas de Cipriano de Mosquera y diferentes generales y políticos colombianos.

El nombre de Jefes Supremos se debe a que en ella participaron activamente presidentes y expresidentes de gobierno de Columbia, apoyados por facciones del ejército afines a uno u otro presidente.

El 17 de noviembre del año 1831 la Gran Colombia creada y soñada por Simón Bolívar quedaba dividida en tres repúblicas: Nueva Granada, Venezuela y Ecuador y durante este tiempo fué un período convulso. Este día el nombre de Nueva Granada se le asignó a Colombia y el 28 de febrero del año siguiente se proclamó una nueva Constitución.

Acontecimientos:

Estando en el gobierno el presidente José Ignacio Márquez (1793-1880), en el período de 1837 a 1841 en su segundo mandato, hombre liberal de ideas avanzadas y jefe del partido conservador, se produjo una revolución liderada por Pedro Alcántara Herrán (1809-1872), iniciada en los años 1814 a 1816 y que tras muchos enfrentamientos consiguió derrocar a Márquez y se nombró presidente de la República de Colombia con carácter dictatorial el 1 de mayo de 1841.

Herrán gobernó Colombia desde 1841 hasta 1845 y lo que parecía dar por finalizadas las revoluciones y una pacificación social del país, fue todo lo contrario, ya que se sucedieron una serie de revueltas y manifestaciones que pusieron en jaque al gobierno de Herrán.

Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda (1798-1878), sucedió a Herrán que gobernó entre 1845 a 1849 e igualmente entre movimientos y agitaciones consiguió impulsar el país hacia un gran desarrollo.

En 1849 llegó a la presidencia de gobierno de Colombia el general José Hilario López (1796-1869) e introdujo enormes reformas liberales: Se abolió la pena de muerte, se terminó con la esclavitud, se separó la iglesia del estado, se expulsaron a los jesuitas, etc., etc. pero el 1 de abril de 1853 asumió la presidencia de Colombia el general José María Obando (1797-1861), que ya había sido presidente en 1831 y propuso una reforma de la Constitución. El rechazo fué tan unánime que se inició una sangrienta revolución con divisiones dentro del propio ejército.

Algunos presidentes tenían la particularidad de mantener parte del ejército a su favor, incluso cuando dejaban la presidencia, lo que favorecían los enfrentamientos armados en caso de disconformidad.

Este es el caso del expresidente José Hilario López que al tener de su parte fracciones del ejército, se enfrentó al general J. M. Obando cuando alcanzó la presidencia. Las revueltas civiles finalizaron cuando las tropas afines al expresidente López se enfrentaron a las del presidente general José Obando, siendo derrotado en el año 1854 por el general José María Melo en la batalla de Subachoce, en Cundinamarca, Colombia, quien lo tomó preso, lo depuso y ocupó su cargo de gobierno con carácter dictatorial.

La guerra llamada de los Jefes Supremos finalizó en 1854, pero acontecimientos posteriores la alargaron hasta 1861 al participar en ella expresidentes de la etapa anterior.

Tras la llegada al gobierno de Mallarino, le sustituyó en 1857 el político maestro de escuela Mariano Ospina (1805-1885), pero fué depuesto en 1861 por Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda, que había sido presidente entre 1845 y 1849, sucediendo a Herrán, e inició una nueva revolución armada contra Ospina, que lo encarceló pero consiguió huir y refugiarse en Guatemala.

Tras una serie de sangrientos combates el ejército de Cipriano Mosquera ocupó la capital de Bogotá el 18 de julio de 1861 y se posicionó en el gobierno como dictador, cerrando el ciclo convulso iniciado en 1841.


GUERRA GRANDE
Periodo: 1843 hasta 1851

Antecedentes:

En el año 1825 los llamados Treinta y Tres Orientales que estaban expatriados en Buenos Aires, Argentina, emprendieron la cruzada de liberar el Paraguay del poder de Portugal. Secundados por sus compatriotas consiguieron en 1828 la independencia del país. Dos años después quedó constituida en República tal como existe actualmente.

El primer presidente Fructuoso Rivera (1778-1854) gobernó entre 1830-1834. A este le sucedió, tras una corta interinidad, Carlos Anaya (1834-1835) y posteriormente Manuel Oribe (??-1857) le sustituyó en el gobierno en 1835.

Manuel Oribe era partidario de la política emprendida por el primer presidente Rivera, pero cometió el error de hacerse amigo de Juan Manuel de Rosas, militar y político argentino, jefe de los federalistas, que durante veinticinco años había ejercido una dictadura sangrienta en Argentina y estaba enemistado con Fructuoso Rivera.

Acontecimientos:

El expresidente Rivera retiró el apoyo a Manuel Oribe cuando este alcanzó al presidencia de Paraguay y se revolvió contra él.

Manuel Oribe solicitó entonces ayuda armada al presidente de Argentina Manuel de Rosas y apoyado por el general paraguayo Juan Antonio Lavalleja (1786-1853), que también había formado parte del Grupo de los Treinta y Tres, que puso el ejército a su disposición.

El enfrentamiento entre ambas facciones fue inevitable y se inició una confrontación civil en el Paraguay que duró nueve años.

El expresidente Fructuoso Rivera además de retirarle su apoyo se reveló contra el gobierno de Oribe en 1836 y fue nombrado presidente de Uruguay por segunda vez, cargo que ocupó desde 1838 hasta 1843.

Pero Manuel Uribe reaccionó y apoyado por tropas argentinas leales al presidente argentino Manuel de Rosas, puso sitio a la ciudad de Montevideo, capital de Uruguay.

En este nuevo período la presidencia de Paraguay había recaído sobre el presidente Joaquín Suárez (1843-1852), que con el deseo de finalizar con el conflicto solicitó ayuda de tropas argentinas revolucionarias contrarias a Manuel Rosas, lideradas por el general argentino Justo José de Urquiza (1800-1870), consiguiendo levantar el sitio a la capital Montevideo en 1851.

La entrada del general argentino Urquiza en la contienda supuso, además de levantar el sitio a la ciudad de Montevideo capital de Uruguay, derrotar a Manuel Uribe, acabar con la dictadura de Manuel Rosas en Argentina, tras la batalla de Caseros el 3 de febrero de 1852 y derrotar en 1854 al expresidente uruguayo Fructuoso Rivera que se vió obligado a refugiarse en Brasil.

Lo que origen fue una confrontación civil en Uruguay entre los presidentes Oribe y Rivera, terminó siendo la derrota de ambos líderes por fuerzas conjuntas de militares uruguayos, revolucionarios brasileños y tropas argentinas, motivo por el cual se la llamó Guerra Grande.

En el tratado de paz que dio por finalizada la guerra, para evitar rencillas y rencores, se declaró que no había habido vencedores ni vencidos.


GUERRA MÉXICO - EE.UU.
Período: 1845 hasta 1848

Antecedentes:

El problema venía del deseo de independencia de la provincia mejicana de Texas, apoyado por los Estados Unidos de América.

El 25 de agosto de 1829 el presidente Jackson ofreció a México la compra del territorio de Texas, pero su oferta fue rechazada.

La provincia de Texas solicitaba al general Santa Ana su independencia de México y el conato de rebelión más importante se produjo en El Álamo en la ciudad de San Antonio, donde el 6 de marzo de 1836 tres mil soldados mejicanos a las órdenes de Santa Ana asolaron la misión fortificada tras resistir un tremendo asedio.

El fin principal de la Misión del Álamo era dar tiempo para que el grueso de tropas tejanas al mando del general Samuel Houston pudiera agruparse y hacer frente a los ejércitos mejicanos.

La misión de El Álamo estaba defendida por 182 texanos al mando de los coroneles William Travis y James Bowie y el congresista por el Estado norteamericano de Tennessee David Crockett. La guarnición fue arrasada en una hora y solo sobrevivieron algunas mujeres y niños.

El 12 de abril de 1844 se firmó en el Congreso de Estados Unidos el Tratado de anexión de Texas que preveía su admisión como Estado para el año 1845. Algunos congresistas se opusieron a la anexión hasta no obtener el consentimiento de México.

Acontecimientos:

El 28 de marzo de 1845 el Estado de Mejicano rompió relaciones diplomáticas con los Estados Unidos y como estaba acordado el 29 de diciembre de 1845 la provincia mejicana de Texas es admitida como Estado número 28 y también como Estado Esclavista número 15.

En el mes de enero de 1846 estaba previsto ocupar posiciones en Texas y traspasar el Río Grande, pero debido al mal tiempo las operaciones se pospusieron hasta el mes de marzo.

México por su parte se negó a poner como frontera el Estado de Texas, ya que era una provincia mejicana. De inicio no se produjeron enfrentamientos, pero si pequeñas escaramuzas entre ambos ejércitos con peticiones oficiales de retirada de las tropas americanas del territorio.

En 25 de abril de 1846 se rompió la tregua y el ejército mejicano cruzo el Rio Grande. Según informes hubo una refriega donde murieron varios soldados norteamericanos.

Otras referencias indican sin embargo que el informe era falso y que fue utilizado por el general americano Zacarías Taylor para iniciar las hostilidades.

Las primeras refriegas se produjeron entre los días 30 de abril y el 8 de mayo de 1846, cuando el ejército norteamericano cruzó Río Grande, pusieron sitio al fuerte Texas y la primera batalla, muy sangrienta, se produjo en Palo Alto.

El 13 de mayo de 1846 el Congreso norteamericano declaró la guerra a México.

Los norteamericanos estaban totalmente convencidos de que saldrían victoriosos de aquella guerra y el 8 de diciembre de 1846 el presidente Jacobo Knox Polk (1795-1849), declaró que la guerra con México continuaría con mayor vigor ya que era el único medio para asegurar la paz.

El 22 de febrero de 1847 se le ordenó al general Zacarias Taylor establecer una posición para atacar la ciudad de Monterrey en México, pero cambió de táctica y con 5.000 soldados norteamericanos se enfrentó a 200.000 efectivos mejicanos comandados por el general Santa Ana ganando la batalla de Buena Vista.

Esta batalla modificaba totalmente el curso de la guerra, ya que en septiembre del mismo año las tropas norteamericanas entraban en la ciudad de México.

En 2 de febrero de 1848 se firmó en Tratado de Guadalupe que puso fin a la guerra y le costó a México la pérdida de sus provincias de Alta California, Texas y Nuevo México que pasaron a ser Estados Unidos de Norteamérica.


GUERRA HISPANO-YANQUI o GUERRA DE CUBA
Periodo: Desde 1848 hasta 1898

Antecedentes :

Los conflictos de Cuba y de Filipinas son diferentes en su inicio en cuando a las fechas, pero es el mismo final en el año 1898.

Las luchas de los colonos cubanos contra el imperialismo español comenzaron en el año 1848, con luchas intermitentes y pequeños periodos de calma persistentes hasta el año 1898.

La guerra de Cuba se inició el 24 de febrero de 1895 con el grito de Baire, localidad cubana donde se produjo una insurrección .

Acontecimientos:

El 15 de febrero de 1898 el barco de guerra de la marina norteamericana Maine llegó al puerto de La Habana. De pronto estalló y se hundió en el fondo del mar y 329 marineros murieron a causa de la explosión.

Las informaciones posteriores fueron que el Maine había sido enviado a la colonia española de Cuba como un viaje de placer, aunque realmente era proteger el patrimonio norteamericano en el período de la revolución cubana.

No se sabe que provocó la explosión, pero el New York Times publicó en primera plana el 17 de Febrero de 1898: - La destrucción del barco de guerra Maine fue obra del enemigo..., La explosión no fue un accidente...., Los oficiales navales aseguran que el barco fue destruido a propósito....-, etc.

El 11 de abril de 1898 el gobierno Norteamericano y su presente McKinley apoyó un ultimátum para que España abandonase Cuba y permitiera su independencia, rompiéndose las relaciones diplomáticas con España.

Desde aquí hasta el final de la contienda pasa por el bloqueo de los puertos de Cuba iniciado por Estados Unidos el 22 de abril de 1898 y captura del barco español Buenaventura.

Solicitud de voluntarios llamados -Jinetes Duros- para luchar en Cuba al mando del teniendo coronel Roosevelt.

La declaración mutua de guerra del 24 de abril de 1898.

El enfrentamiento del 1 de mayo del buque Olympia contra la flota española anclada en la Bahía de Manila (En Filipinas), ya que estaban en guerra lo estaban en todos los sitios, con la destrucción total de la flota española de 11 barcos, con 150 muertos y 250 heridos y ninguna baja en el bando norteamericano.

La llegada del barco Charleston a la isla de Guam en el Pacífico y posterior bombardeo a la isla el 19 de junio de 1898 y que los militares españoles no pudieron responder al no tener armamento pesado.

El desembarco de 20.000 hombres el día 22 de junio en la operación Daiquiri al mando del general William Rufus, al este de la ciudad de Santiago de Cuba y su ocupación el 17 de julio de 1898 y finalmente el 12 de agosto del mismo año, pero en el extremo del mundo, la capital de las Filipinas era ocupada por tropas norteamericanas.

El 10 de diciembre de 1898, se firma el tratado de París donde Estados Unidos obliga a España a renunciar a su soberanía y se da por terminada la guerra con España.

Se otorgó a Cuba su libertad junto con las Filipinas y otras islas. Estados Unidos retribuyó a España 20 millones de dólares en concepto de daños contra la propiedad.

La hegemonía pasó a los Estados Unidos y en los primeros meses del año de 1899, sin mediar discusión con los portorriqueños, el ejército de los Estados Unidos ocupó la isla de Puerto Rico y estableció un gobierno que persiste hasta el día de hoy.


GUERRA DE CRIMEA
Periodo: Desde 1853 hasta 1856

Antecedentes:

Crimea es una península entre los mares Negro y Azof y es el antiguo QuersonesoTaurico, que perteneció a los antiguos griegos, romanos, los hunos, los tártaros y finalmente a Rusia.

Esta guerra tenía su origen en la Crisis de Oriente con las disputas entre Egipto, que había invadido Siria y tenía el apoyo de Francia y de Turquía.

Otras potencias como Rusia pretendía más ventajas sobre los estrechos del mar Negro e Inglaterra procuraba mantener estabilidad en el Imperio Turco, para disminuir la influencia de Francia.

Todo esto llevó a unos acuerdos en Londres en el año 1841, según el cual se garantizaba la estabilidad de Turquía, Egipto abandonaba Siria, por lo que Francia debía dejar de apoyar a Egipto y Rusia quedaba descontenta porque no le daban nada.

Acontecimientos:

En la zona continuaban los problemas de la Crisis de Oriente ya que existían motivos políticos de la expansión en los Balcanes de Turquía y por parte de Rusia la estrategia de la salida al mar Mediterráneo y religiosos como la de imponer su protectorado sobre la iglesia ortodoxa griega en Turquía.

Además las causas del conflicto también venían desde cuando Crimea fué entregada a Rusia por el imperio Otomano en 1783, gobernando entonces la zarina Catalina y que por su posición territorial se escapó del control del sultán turco.

Turquía tenía acuerdos con Crimea desde tiempos del Imperio Otomano y desde la caída de los Selyucidas, pero para el zar Nicolás-I- la península de Crimea era una posición clave para tener el control del Mar Negro.

En el año 1853 el Imperio Austriaco ocupó zonas del Danubio para asegurar los Balcanes y por otro lado el zar Nicolás -I-, posicionó sus naves en el Mar Negro, desembarcó sus tropas y puso sitio a la ciudad de Sebastopol, capital de Crimea, durante once meses.

Turquía acudió en ayuda de la ciudad y la Francia de Napoleón -III-, junto con Inglaterra y el Piamonte en Italia, acudieron en apoyo de Turquía.

La victoria fue para los aliados y obligó a Rusia a firmar la paz en París en 1856 y reconocer la neutralidad del mar Negro, la autonomía de los rumanos, que también estaban en la controversia y la independencia de Crimea, abriéndose el camino para la independencia de los principados del Danubio, como Moldavia y Valaquia, y la unidad de Italia.

Posteriormente en el año 1921 Crimea pasó a ser República Autónoma Socialista y en el año 1945 pasó a ser República Socialista Soviética de Ucrania.

Lo más recordado del conflicto de la guerra de Crimea es la batalla de Balaklava entre los días 25 y 26 de octubre de 1854, un extenso valle cerca de Sebastopol capital de Crimea, rodeado de colinas de la meseta de Cherson hacia el oeste y por el rio Tchenaya al este.

La célebre batalla entre turcos, ingleses y franceses por un lado y los rusos por otro, fue decisiva para la victoria final de los aliados contra Rusia, pero se la recuerda por la matanza de la brigada ligera al mando de Lord Raglan y sus inoperantes oficiales Lord Lucan y Lord Cardigan al mando del cuerpo número 11 de Húsares.

El poeta inglés lord Alfred Tennyson inmortalizó la batalla:

Media legua, media legua. Media legua hacia adelante.
Por el valle de la Muerte, cabalgan los seiscientos

Al final de la carga de la caballería ligera, regresaron 329 jinetes todos mal heridos, el resto murió en la carga contra los cañones rusos.


GUERRA DE LA REFORMA MEXICANA
Periodo: Desde 1858 hasta 1864

Antecedentes:

A la implantación de una dictadura en México en 1853, el gobernador del Estado mejicano de Oxaca llamado Benito Juárez, contrario al nuevo régimen, es desterrado a la ciudad de la Habana en Cuba.

En el año 1855 regresa para asumir el Ministerio de Justicia. Estando en este cargo promulgó una serie de leyes para la reforma agraria, el ejército y la Iglesia que culminaron en 1857 en una nueva Constitución Liberal moderada.

Acontecimientos:

En el año 1858 Ignacio Comonfort dio un golpe de estado y se desató una guerra civil. Juárez fue encarcelado.

En un nuevo pronunciamiento en enero de 1859, asumió la presidencia Félix Zuloaga que liberó a Benito Juárez y como legítimo Juez de la Corte Suprema, estableció un gobierno constitucional en Guanajuato y más tarde en Guadalajara.

En el año 1860 el gobierno constitucional de Benito Juárez es reconocido por los Estados Unidos y el 25 de noviembre del mismo año el ejército liberal bajo su mando entra en la capital de San Miguel de Calpulalpan y promulga las Leyes de la Reforma, con cambios que no gustaban a la parte conservadora del país.

Juárez tomó la decisión de suspender el pago de la deuda externa, con lo que provocó la intervención en México de las naciones europeas de Francia, Inglaterra y España y el país entró en una nueva situación de guerra.

En 1861 se enfrentaron con las armas las facciones de Juárez contra las de Miguel Miramón y en las refriegas resultaron heridos ciudadanos extranjeros, motivos más que suficientes para que las potencias occidentales pusieran los ojos en la nueva república de Benito Juárez.

El opositor conservador Miguel Marimón huyó a Europa y trató de provocar la intervención a su favor de España, Francia e Inglaterra y especialmente de Fernando Maximiliano José, que era gobernador del reino Lombardo-Véneto desde 1856 a 1859, hijo del archiduque de Austria Francisco Carlos. Tal fue la amistad de Miramón con Maximiliano que le nombró, gran mariscal y embajador en Berlín en Alemania.

Juárez consiguió apaciguar a Inglaterra y a España mediante el convenio de la Soledad, pero no la Francia de Napoleón -III-, que invadió el país con su ejército con la intención de conquistar el país.

En el año 1864 las tropas francesas y conservadoras mejicanas del general Tomás Mejía ocuparon la capital de México. Este mismo año una junta de notables y a propuestas de Napoleón -III-, le ofrecieron el trono de Méjico al Archiduque de Austria Maximiliano, el cual desembarcó en Veracruz ese mismo año junto con Miguel Miramón, que le acompañaría en todas sus campañas.

Las presiones del presidente estadounidense Abraham Lincoln y sus compromisos en Europa, obligaron a Napoleón -III- a retirar sus tropas de la capital y Benito Juárez recuperó el poder.

Un último enfrentamiento entre las tropas de Juárez contra el Emperador Maximiliano se produjo en la ciudad de Querétaro en el año 1866. Los oponentes Miguel Miramón y Tomás Mejía defendieron la plaza hasta el máximo de sus fuerzas, pero fueron derrotados y pasados por las armas por órdenes de Benito Juárez después de la capitulación junto con el emperador Maximiliano en el año 1867.

Benito Juárez fue reelegido presidente de la república mejicana por tercera vez y dio un vigoroso impulso al desarrollo económico del país.

En el año 1872 fue sustituido por el presidente Lerdo de Tejada.


GUERRA POR LA UNIFICACIÓN DE ITALIA
Periodo: Desde 1859 hasta 1870

Antecedentes:

Después de la época napoleónica Italia había quedado dividida en los estados de Piamonte, los Estados Pontificios y Nápoles.

Austria dominaba casi toda la península italiana ya que poseía el Milanesado y Venecia, es decir todo el norte de Italia.

La casa de Saboya que reinaba en el Piamonte, se identificó con las aspiraciones de los nacionalistas italianos. Durante el reinado de Víctor Manuel -II- (1861-1878) y con su primer ministro Camilo Cavour, consiguió de Napoleón -III- la realización de sus planes.

Víctor Manuel -II- tenía gran amistad con Napoleón -III-, que junto con Inglaterra tomaron parte en la guerra de Crimea, donde se planteó la unidad de Italia.

Esta unión se consiguió en cuatro etapas y una:

Guerra del Piamonte y Francia contra Austria..

Acontecimientos:

Aliadas Francia y el Piamonte declararon la guerra al imperio de Austria.

En 1859 los ejércitos aliados derrotaron a los austriacos en la batalla de Magenta (Italia), consiguiendo que los austriacos abandonasen la Lombardía.

El conflicto finalizó reconociendo Austria la posesión de Milán por el Piamonte, pero estos tuvieron que ceder a Napoleón -III- una parte de Saboya y Niza por el apoyo prestado.

Poco después, las tropas de Víctor Manuel -II- se apoderaban de los Estados de la Iglesia y la dinastía de los Borbones era destronada en Nápoles y en Sicilia mediante golpes de mano del guerrillero José Garibaldi que finalmente se unieron al Piamonte después de un plebiscito.

El reino del Piamonte continuó con los planes de unificación de Italia, por lo que el ducado de Toscana y otros pequeños estados de Italia central, se unieron a la causa de Víctor Manuel -II-.

En el año 1861 fue proclamado en la ciudad de Turín la formación del Reino de Italia.

En 1866 Italia apoyó a Prusia en el conflicto contra Austria, (Guerras por la Unificación de Alemania) y al firmarse los acuerdos para acabar con el conflicto cedieron la ciudad de Venecia al reino de Italia.

Las potencias europeas no deseaban que Roma, residencia del papado, fuese incorporada a Italia, pero los italianos tenían a Roma como su capital natural y aprovechando la derrota de Napoleón -III- contra los prusianos en la guerra de 1870 a 1871 (Guerras por la Unificación de Alemania), el rey Víctor Manuel entró en Roma con aclamaciones.


GUERRA DE SECESIÓN AMERICANA
Periodo: Desde 1860 hasta 1865

Antecedentes:

En el año 1851 se aprobó una ley que concedía a los territorios de Kansas y Nebraska el derecho a celebrar un plebiscito y decidir si los negros debían ser esclavos o libres.

Dicha ley originó graves enfrentamientos en Kansas, lo que demostró que el tema de la esclavitud se debería resolver por medio de las armas.

Por otra parte en 1859 en el Estado de Virginia comenzaron a fundarse asociaciones antiesclavistas y el 13 de diciembre de 1860 el estado de Carolina del Sur se separó de la Unión por 169 votos contra 0 por diferencias en las políticas antiesclavistas con el Norte.

Los estados sureños ya habían anunciado que se separarían de la Unión si las elecciones presidenciales las ganaba Lincoln y fué lo primero que hizo el estado de Carolina del Sur cuando triunfó el candidato abolicionista Abraham Lincoln, elevado a la presidencia en 1860, a la que siguió Mississipi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana y Texas, con el nombre de Estados Confederados de América.

La guerra civil entre los Estados del Norte y del Sur parecía inevitable.

Acontecimientos:

Tras la separación de la Unión del estado de Carolina del Sur el 20 de diciembre de 1860, en los Estados del Sur se redactó una nueva constitución que protegía la esclavitud y nombraba presidente a Jefferson David. Se iniciaba la guerra y el resto de estados sureños como Arkansas, Carolina del Norte, Virginia y Tennesse se unían a los secesionistas en estados confederados.

Los primeros enfrentamientos se produjeron en 12 de abril al cortarse las vías de comunicación con Carolina del Sur y claramente comenzaron a formarse tropas rebeldes del sur contra tropas federales del norte, por lo que Lincoln llamó a las armas a 75.000 voluntarios para hacer frente a los confederados.

Este día a las 04:30 de la madrugada las baterías confederadas dispararon contra las tropas de la Unión en Fort Sunter y tras 34 horas de bombardeo de las baterías artilleras se rindó la fortaleza a las tropas de la nueva Confederación.

Un nuevo enfrentamiento se produjo el 18 de julio de 1861 en Bull Run, donde mucha gente asistió para ver lo que terminó siendo una tremenda confusión y la primera derrota de las tropas federales.

Desde aquí hasta su final pasa por los sucesos del 6 y 7 de abril de 1862 con la batalla de Shiloh en Tennessee, uno de los mayores enfrentamientos contra las tropas de la Unión al mando de Ulyses Grant.

La sangrienta batalla de Antietam el 17 de septiembre de 1862 en el condado de Washington en Maryland con ningún claro ganador.

En 1863 la Proclama de Emancipación de Lincoln suprimie la esclavitud, que originaba que todos los negros se unieran a los voluntarios del norte. La proclama otorgaba la libertad a 3 millones de esclavos.

Posteriores enfrentamientos en Fredeicksburg, una de las batallas más importantes a campo abierto el 13 de diciembre de 1862.

El 2 de mayo de 1863 la batalla de Gettysburg en Pensilvania, con unas pérdidas del ejército confederado de 28.000 hombres y el 20 de septiembre de 1863 la batalla de Chickamauga.

El 10 de marzo de 1864 es nombrado Ulyses S. Grant Comandante en Jefe del ejército de la Unión y el ejército del norte pasó al ataque en la batalla de Petersburg el 30 de julio de 1864, donde unos mineros cavaron un túnel y colocaron cargas explosivas matando a toda la guarnición de 300 hombres del fuerte y el 5 de agosto de 1864, se produce la batalla naval de Mobile Bay en Alabama.

El 8 de noviembre de 1864 es reelegido como presidente Abraham Lincoln y el 15 de noviembre de 1864 es incendiada la ciudad de Atlanta por los ejércitos del general Sherman.

Con la toma de la ciudad de Richmond, capital de los Estados Confederados, por el ejército al mando del general Grant, finalizan las confrontaciones bélicas y el 9 de abril el general Lee se rinde al general Grant.

El 14 de abril de 1865 en Washington se celebra el final de la guerra.


PRIMERA GUERRA DEL PACÍFICO
Período: Desde 1863 hasta 1886

Antecedentes

Algunos historiadores clasifican como Guerra del Pacífico a las luchas de la Segunda Guerra Mundial de los ejércitos de Estados Unidos contra Japón tras el ataque a Preal Harbor, sin embargo la Primera Guerra del Pacífico se produjo mucho antes y con naciones totalmente diferentes.

Realmente fue una guerra de España contra Chile y Perú y donde se inmortalizó al almirante Méndez Núñez con su famosa frase de -Mas vale honra sin barcos que barcos sin honra-.

Acontecimientos :

En el año 1863 se anunció la llegada de una escuadra naval española a los países de América del Sur que contribuyó a que se originasen manifestaciones contra el imperialismo español y fueron agredidos unos trabajadores, estando fondeadas las naves españolas en el puerto fortificado de Callao en Perú.

El gobierno de España envió un representante a Perú que el gobierno no quiso recibir ni acoger, por lo que se albergó en la goleta -Covadonga- y para evitar males mayores quedó bajo la protección del encargado de negocios de Francia.

La nave puso rumbo a las islas Chinchas donde se encontraba el jefe de la escuadra española almirante Pinzón, que ante los informes que le presentó el cónsul enviado desde España reaccionó de mala manera y bombardeó la isla tomando posesión de ellas sin atender las peticiones de evacuación de la población.

España presentó a Perú unas bases de acuerdo para finalizar el conflicto, que el gobierno peruano no aceptó y se enardecieron el resto de las repúblicas sudamericanas, que pidieron que el almirante Pinzón abandonase la islas Chinchas.

Pinzón se negó y fue reemplazado por el almirante Pareja, quien reforzó la flota y se presentó en el Callao en Perú en enero de 1865, donde consiguió firmar un tratado de paz y el pago de una indemnización de tres millones de pesos por los destrozos en las islas Chinchas.

El 5 de febrero de 1865 se originó un motín contra los marineros españoles muriendo un cabo y heridos varios tripulantes. Sucesos similares se produjeron en Chile y el gobierno español ordenó el cierre de algunos puertos, lo que originó nuevas hostilidades con el apresamiento en el puerto de Valparaiso en Chile de la goleta Covadonga, que provocó el suicidio del almirante de la escuadra española.

Le sucedió el almirante Méndez Núñez que como represalia bombardeó la ciudad de Valparaiso en marzo de 1866 y se enfrentó a la escuadra de Chile y del Perú. A estos se les unió Ecuador quedando la escuadra española en desventaja, pues no tenía puertos cercanos donde abastecerse.

La escuadra española puso nuevamente rumbo al puerto del Callao. El 2 de mayo de 1866 se enfrentaron en un fuerte combate naval donde no hubo ni vencedores ni vencidos, pero si cuantiosas pérdidas materiales.

Méndez Núñez levantó el sitio y se retiró a alta mar en el Pacífico, regresando poco después a España.

Se puso fin al conflicto, pero pasarían hasta diez años para firmar la paz.


GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA
Periodo: 1864 hasta 1870

Antecedentes:

También se la conoce como Guerra del Paraguay y posiblemente es la mayor de todas las guerras de Latinoamérica del siglo -XIX-

La enemistad de Paraguay con los países vecinos duró cinco años y la represión de la dictadura sobre el Paraguay produjo que se diezmara la población del país.

El Paraguay desde su presidente José Gaspar Rodríguez y sus sucesores Carlos Antonio López y su hijo Francisco Solano López gobernaron con carácter dictatorial y se convirtió en un país aislado, pero con un gran ejército.

Con esta dictadura no estaban conformes las Repúblicas vecinas, por lo que en mayo de 1865 se formó de forma secreta una Triple Alianza compuesta por las repúblicas vecinas de Argentina, Brasil y Uruguay con intención de derrocar al dictador Solano López del Paraguay.

Este tratado secreto entre los tres países, además, también se estableció para resolver o solucionar los desacuerdos de fronteras e influir en el área del Rio de la Plata. Los desacuerdos venían de la época virreinal e incluso de la época del Tratado de Tordesillas y se fueron heredando y se agravaron con la independencia de España de estas naciones.

Acontecimientos:

El conflicto tuvo su origen con el presidente de Paraguay Solano López al querer influir en asuntos del Rio de la Plata y aprovechó el momento en que Brasil quiso intervenir en apoyo de Uruguay, al afectarle las luchas internas entre blancos y colorados. Paraguay advirtió que no aceptaba ningún movimiento armado porque rompía el equilibrio de la zona.

Sin embargo Brasil traspasó las fronteras de Uruguay y Solano López, presidente de Paraguay, intentó frenarlo atravesando Corrientes en Argentina. Le salió al paso el ejército argentino al mando del general Mitre y se originó un gran enfrentamiento.

La guerra estaba iniciada y en una primera etapa el ejército de Paraguay se lanzó con fuerza sobre las tropas brasileñas en el Mato Grosso y el Rio Grande del Sur, pero fue derrotado en Yatai del Norte en Paraguay y en Uruguayana en Brasil, que hacía frontera fluvial con Corrientes en Argentina.

Paraguay se lanzó entonces a la toma de Corrientes en Argentina, pero el combate naval en el rio Riachuelo (Matanza Riachuelo) destruyó la flota paraguaya dejando al país sin barcos, encerrado y sin salida al mar.

Una segunda etapa marcó las operaciones sobre la fortaleza de Humaitá en Paraguay, donde en sus alrededores se libraron tres tremendas batalla: Estero Bellaco, Tuyutí y Boquerón con victorias de la Triple Alianza.

Las negociaciones entre el presidente de Paraguay y el general argentino Mitre nunca llegaron a acuerdos tras la victoria de Paraguay el 22 de septiembre de 1866 tras la batalla del Fuerte Curupayty, a ocho kilómetros del fuerte de Humaitá en Paraguay, y que a pesar de la victoria de Solano López no impidió que finalmente capitulara la fortaleza paraguaya de Humaitá, después de dos años y medio de asedio.

El conflicto tuvo un respiro hasta el año 1869. El ejército aliado estaba al mando del conde de Eu, yerno del emperador brasileño y las tropas del Paraguay estaban comandadas por el general Caballero. En el mes de agosto de 1869 los ataques de la Triple Alianza obligaron al presidente Solano López a internarse en la selva y el 1 de marzo de 1870 el presidente y mariscal Francisco Solano López fue muerto en la batalla de Cerro Corá, lugar cercano al rio Aquidabán en el Paraguay, que dio la victoria definitiva a la Triple Alianza.

A la muerte de Solano López se formó un gobierno provisional formado por tres cónsules, Loizaga, Rivarola y Díaz de Bedoya, que al final del gobierno quedó como único presidente Rivadola (1870-1871).

Paraguay quedó arruinado tras la contienda, diezmó a la población y quedó considerablemente reducida.


SEGUNDA GUERRA DEL PACÍFICO o GUERRA SALITRERA
Período: Desde 1879 hasta 1884

Antecedentes :

También se le llama Guerra Salitrera

El guano significa -estiércol- y el que nos ocupa es especialmente el de pájaro. Existe en grandes masas en las costas del pacífico.

Los conflictos por la comercialización de este producto se iniciaron en el año 1843 al reclamar Bolivia la zona del litoral que va desde Atacama hasta el rio Salado.

Al finalizar la guerra con España, en la Primera Guerra del Pacífico, se acordó que la zona se explotaría de forma común entre Bolivia y Chile para la comercialización del guano, según el tratado de 1874 donde Bolivia se comprometía a no aumentar el territorio y solo tenían derecho a la explotación del producto durante 25 años, así como que no aumentaría los impuestos a los chilenos que explotaban aquellos recursos.

Las rivalidades de Chile con Bolivia y Perú se incrementaron al instalarse una importante industria de nitratos en las zonas costeras de Perú y Bolivia. Este último país estaba también interesado en la zona que le aseguraba una salida al mar y evitar lo que le pasó a Paraguay en la Guerra de la Triple Alianza.

Acontecimientos:

En 1878 el gobierno boliviano de Hilarión Daza impuso un impuesto a las exportaciones de Chile y exigió pagar atrasos, pero no solo a las exportaciones sino también al salitre que extraía en Antofagasta.

El gobierno chileno se negó a pagar, según aquellos acuerdos, y Bolivia se apoderó de las compañías chilenas que extraían el salitre en Atacama.

En febrero de 1879 el gobierno de Chile envió entonces 500 hombres armados a las minas de salitre de Antofagasta y las ocupó militarmente. Previamente en el año 1873, Bolivia había firmado unos acuerdos con Perú temiendo las intenciones expansionistas de Chile.

Poco después Chile también ocupó las ciudades de Mejillones y Caracoles al norte de Antofagasta y el 5 de abril de 1979 les declaró la guerra a la alianza Perú-Bolivia.

El primer enfrentamiento fue naval y se produjo el 21 de mayo de 1879 donde la flota naval chilena bombardeó la explotación minera peruana de Iqueque, a pesar de que el buque peruano Huáscar les hizo frente y estuvo al límite de su resistencia.

El segundo enfrentamiento fue terrestre y supuso el dominio chileno en la zona. Las fuerzas aliadas de Bolivia y Perú se concentraron en Tarapacá, Tacna y Arica. Los enfrentamientos se produjeron en noviembre de 1879 y fue tal la derrota que les infringió Chile que el presidente boliviano Hilarión Daza se vió obligado a huir.

Un nuevo enfrentamiento el 26 de mayo de 1880 obligaron a los bolivianos a abandonar la contienda, siguiendo solo Perú.

En 1881 Chile inicia la campaña de Lima (capital de Perú), que es tomada por tropas chilenas en enero de 1881 y después de una derrota y un armisticio en San Juan de Miraflores, en las cercanías de Lima.

Quedaron focos de resistencia peruanos al mando del general Cáceres, pero en julio de 1883 fue derrotado en la batalla de Huamachuco, en Perú.

En octubre de 1883 se firmó en Ancón, Perú, el final de la guerra entre Chile y Perú. Chile se anexionaba Tarapacá y retenía Tacna y Arica durante diez años. Perú perdió una zona que repercutió en su economía quedando casi devastado.

En 1884 Bolivia firmó el tratado de Tregua con Chile, perdiendo Antofagasta y por tanto la salida al litoral del Océano Pacífico.

Finalmente los tres países de Bolivia, Chile y Perú entraron en negociaciones definitivas y firmaron un Tratado de Paz, Amistad y Comercio del 20 de octubre de 1904.


GUERRA POR LA UNIFICACIÓN DE ALEMANIA
Guerra de los Ducados
Guerra de las Siete Semanas
Guerra Franco-Prusiana
Periodo: Desde 1866 hasta 1871

Antecedentes:

El nacionalismo alemán se inició con motivo del alzamiento contra Napoleón y aunque al principio no fue reconocido, la libre circulación de personas, la liberación aduanera y la supresión de fronteras económicas en el interior de Alemania, impulsó para que en el año 1848 la Asamblea Nacional de Francfort propusiera la creación de un Imperio Federal cuya corona se concedería al rey de Prusia.

Austria se opuso al proyecto.

Esta unificación por el reino de Prusia la inició el ministro Otón príncipe de Bismarck, ministro de Federico Guillermo -IV-, que propuso esta unificación excluyendo a Austria y se consiguió mediante tres guerras: contra Dinamarca, contra Austria y contra Francia.

Acontecimientos:

Guerra contra Dinamarca. También llamada Guerra de los Ducados
Se inició por un litigio en la sucesión de los ducados de Schleswing y Holstein, territorios de Dinamarca fronterizos con Alemania, por lo que imperio de Austria y Prusia declararon la guerra a Dinamarca.

Otón príncipe de Bismarck estaba entones como embajador en París y fue llamado para presidir la Presidencia del Consejo y liderar las campañas contra Dinamarca.

Los ejércitos daneses fueron vencidos sin dificultad y Austria en el año 1866 se anexionó los ducados (actualmente forman la provincia prusiana de Schleswing-Holstein).

Posteriormente en los propios ducados surgieron disputas sobre la soberanía y Otón príncipe de Bismarck aprovechó estas contiendas para declarar la guerra a Austria.

Guerra contra Austria o Guerra austro-prusiana:

También llamada Guerra de las Siete Semanas

En 1866 los ejércitos prusianos derrotaron a los austriacos en el transcurso de rápidas campañas, finalizando con la victoria total de las tropas del general Louis de Benedeck en la batalla de Sadowa, localidad en la actual Checoslovaquia. Este hecho de armas lo recuerda la historia de Prusia con el nombre de batalla de Koniggratz.

Austria tuvo que firmar la paz después de unas condiciones benévolas, lo que permitió que Prusia se quedase con las manos libres en Alemania.

Guerra Franco-Prusiana:

Napoleón -III-, que había apoyado las acciones del canciller Bismarck, se percató que Prusia haría una unificación de Alemania en contra de los intereses de Francia y para no perder influencias en Europa buscó un pretexto para declarar la guerra a Prusia.

El pretexto lo encontró en la sucesión al trono de España, el cual en el año 1868 había sido ofrecido al príncipe alemán Leopoldo Hohenzollen por el general Prim, (Segunda y Tercera Guerra Carlista 1872 a 1876), pero renunció a ello y la tensión entre ambos estados se incrementó.

Los Hohenzollen eran una ilustre familia imperial alemana que reinaron desde 1138 hasta 1250.

Francia emitió una protesta oficial y exigió a Alemania que en lo sucesivo no consintiera que el príncipe Hohenzollen pretendiera la corona de España.

Esta exigencia no fue aceptada por Alemania, por lo que Francia se sintió ofendida por la aptitud y el 19 de julio de 1870 declaró la guerra a Prusia.

En el año 1870 los ejércitos prusianos se enfrentaron a los franceses en Metz y poco después en Sedán y la derrota del ejército francés en esta última le costó el trono a Napoleón -III-, que se vió obligado a firmar las capitulaciones y en Francia se instauró la Tercera República..

El 18 de enero de 1871 el emperador Guillermo -I-, sucesor de su hermano Federico Guillermo -IV-, fue proclamado emperador de Alemania en el palacio de Versalles en el mismo momento que las tropas alemanas ponían sitio a la ciudad de París.

Con la -III- República instaurada, el 26 de febrero de 1871 los franceses se vieron obligados a firmar un armisticio y a solicitar la paz, que se firmó el 10 de mayo del mismo año en Francfort del Main.

Francia tuvo que ceder a Alemania la Alsacia y Lorena y los puertos marítimos de Estrasburgo y Metz.

El nuevo Imperio Alemán o Segundo Reich, era un régimen de Estados Federales, pero en su territorio interior se mantenían los reinos de Baviera, Sajonia y Wutemberg y muchos otros principados.


SEGUNDA Y TERCERA GUERRA CARLISTA
Período: Desde 1872 hasta 1876
<>P Antecedentes:

El carlismo es una comunión política española que mantienen un derecho legado por Carlos María Isidro de Borbón (Carlos V), hermano de Fernando -VII- y sus descendientes barones a ocupar el trono de España.

Este derecho ha sido reclamado desde Carlos María Isidro (Carlos -V-); por su hijo Carlos Luis de Borbón conde de Montemolín (Carlos -VI-); por Carlos María de los Dolores de Borbón y Austria-Este, duque de Madrid (Carlos VII) sobrino del anterior; por Jaime de Borbón hijo del duque de Madrid (Carlos -VIII-) y por Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este.

La pugna entre los carlistas, los partidarios de una monarquía liberal y los partidarios de una república, originaron contiendas civiles llamadas Guerras Carlistas.

Acontecimientos:

Tradicionalmente se ha considerado que son dos las guerras carlistas. Otros historiadores indican que han sido tres. La primera llamada también de los Siete Años (1833-1840), comenzó a la muerte de Fernando -VII- y terminó con el convenido de Vergara. Dirigida por Carlos María Isidro (Carlos -V-) frente a Isabel -II-, bajo la regencia de su madre María Cristina.

Hasta la Segunda Guerra Carlista (1872 y 1876), se produjeron conatos de rebelión entre los años 1846 y 1848, lideradas por el conde de Montemolín (Carlos -VI-), frente a Isabel -II- y entre ésta y la siguiente hubieron otras intentonas de rebelión en la localidad de San Carlos de la Rápita (Tarragona) en 1860, en la que fue hecho prisionero el conde de Montemolín.

La Tercera y última Guerra Carlista, que bien puede ser una continuación de la Segunda, se produjo entre 1872 y 1875, dirigida por Carlos de Borbón y Austria-Este (Carlos -VII-), contra Amadeo -I- de la casa de Saboya y continuó contra la Primera República y contra Alfonso -XII-.

Después de la revolución liberal de 1868 y la derrota en Alcolea de las tropas leales a Isabel -II- al mando del general Manuel Pavía y Lacy contra el general carlista Serrano en septiembre del mismo año, la reina se refugió en Francia. En su ausencia se instauró un gobierno provisional bajo la dirección del general Prim i Prat, con una nueva constitución de 1969.

Se buscó en la casa monárquica de Hohenzollen (Guerra Franco-Prusiana de 1870), pero lo rechazó y finalmente recayó sobre Amadeo -I- de la casa de Saboya, que había apoyado la unificación de Italia.

El 3 de enero de 1871 subió al trono de España Amadeo -I-, reinó entre anarquistas e innumerables problemas políticos y sociales, más las revueltas carlistas que le disputaban el trono.

El general Prim fue asesinado en 1871, los republicanos se levantaron en armas y los carlistas prepararon un alzamiento.
Las cortes aceptaron la abdicación de Amadeo -I- el 11 de febrero de 1873 y se instauró la Primera República, que duró hasta diciembre de 1874, tras vivir rodeada de conspiraciones carlistas y declaraciones de cantones independientes en Andalucía y Cartagena.

En 1874 el general Manuel Pavía y Rodríguez de Alburquerque dio un golpe de Estado, penetrando en el Congreso con un pelotón de soldados y disolviendo las cortes.

La llegada del General Martínez Campos pareció poner orden. El 29 de diciembre de 1874 anunció la proclamación como rey de España a Alfonso -XII- e inició una serie de campañas contra los carlistas, que se replegaron hacia el norte donde fueron derrotados en Monte Muro y finalmente en el año 1876, con la batalla y la ocupación de la ciudad de Estella en Navarra finalizaron las guerras carlistas.


PRIMERA GUERRA CHINO JAPONESA
Periodo: Desde 1894 hasta 1895

Antecedentes:

La economía China estaba en desastre y su política dependía casi de las naciones extranjeras.

Por otra parte la economía japonesa estaba en aumento, por lo que en 1875 inició una etapa de expansión, salió de sus fronteras y ocupó las islas Kuriles, al año siguiente las islas Bonin y en 1879 ocupó las Ryukyu y posteriormente la península de Corea.

En 1884 había en Corea una importante migración japonesa que originó que se produjeran incidentes en la capital de Seúl, por lo que Japón por un lado y China por otro, enviaron tropas antidisturbios para sofocar los altercados.

Aquella decisión de ambas países dieron a entender que ambas naciones tenían un objetivo en común y su solución era muy difícil de resolver.

Acontecimientos :

En 1894 los disturbios de Seúl volvieron a producirse y ambos paises nuevamente enviaron tropas antidisturbios para apaciguar la zona, pero esta vez las fuerzas pacificadoras chino-japonesas se enfrentaron unas a otras.

Poco después en la desembocadura del rio Talu, que hacía frontera entre China y Corea del Norte, los japoneses se enfrentaron y derrotaron a la anticuada escuadra china y efectuaron un desembarco de tropas en Manchuria en la península de Liaotunga, ocupando Port Arthur.

Poco después desembarcaron en el golfo de BoHai y ocuparon la ciudad de Weihai, ubicada en el mar interior del mismo nombre en el extremo del mar de China y próxima a la capital Pekín.

Tras estas victorias Japón se lanzó en dirección a Pekín.

Tras la ocupación de estos territorios la reacción de Rusia no se hizo esperar, ya que al pasar a poder japonés la ciudad de Port Arthur significaba dejar paralizado el ferrocarril Transiberiano y quedaba cortada su salida al mar.

Apoyado por Francia y Alemania, el gobierno zarista forzó a Japón a abandonar los territorios conquistados en Manchuria, que incluía la estratégica base naval de Port Arthur.

En el año 1895 con el tratado de Simonoseki se pone fin al conflicto.

Corea que se había declarado independiente y quedó bajo el protectorado japonés en forma de retribución.

China reconocía las conquistas japonesas fuera del continente y cedió a Japón las islas de Formosa y Pescadores.

De esta forma Japón formaba una cabeza de puente con el continente.

El conflicto volvería a reiniciarse pocos años después.


SEGUNDA GUERRA HISPANO YANQUI o GUERRA DE FILIPINAS
Período: Desde 1896 hasta 1898

Antecedentes:

La intervención de Estados Unidos en guerra con España forzó a esta última a claudicar y renunciar a su soberanía sobre las Filipinas que, según el tratado de París del 10 de diciembre de 1898 pasó a Estados Unidos.

La administración y el régimen fiscal español sobre las filipinas no fueron muy acertadas, por lo que provocó una rebelión de los indígenas en 1896.

Se consiguió pacificar la zona, pero al año siguiente aconsejados por Estados Unidos se reanudaron las hostilidades y además también estaba en pugna la isla de Cuba.

Acontecimientos:

En 1898 hubo un enfrentamiento en la batalla de Cavite, una espaciosa bahía en la isla de Luzón, contra la flota norteamericana al mando del general Dewey, que destruyó a la española al mando del general Montojo.

Esta derrota, más los sucesos en Cuba, conocida también como la Gran Antilla en el mismo año, obligaron a España a capitular y ceder el archipiélago filipino a los Estados Unidos, quienes a pesar de la oposición del cabecilla filipino Aguinaldo, lograron dominar completamente el país.

Las unidades españolas estaban bajo control del capital general de las Filipinas Camilo de Polavieja, que sería posterior ministro de Guerra en el gobierno de España en el año 1899 y entre éste y el almirante Montojo, la descoordinación fué enorme.

España abandonaba las Filipinas en el año 1898, sin informar a todas las unidades desplegadas en la isla de la evacuación, dejando a su suerte algunos fuertes o destacamentos, como el de Baler, en la provincia de Tayabas en la isla de Luzón.

Algunos resistieron los ataques de los nativos filipinos y poco después lo abandonaban. Otros continuaron defendiendo a posición al ser desconocedores de la rendición.


GUERRA DE LOS BÓERS
Guerra del Transvaal

Antecedentes:

Bóer es un término holandés que significa -granjero-.

Los primeros colonos de Sudáfrica fueron los holandeses que en el año 1562 fundaron una factoría en El Cabo.
Finalizadas las guerras con Napoleón, los británicos ocuparon la colonia y fomentaron la inmigración hacia la provincia de Natal ocupada principalmente por los Bóers.

En año 1833 los nuevos colonos ingleses abolieron la esclavitud y establecieron leyes sin tener en cuenta la población holandesa de los Bóers, por lo que se sintieron injustamente tratados y en 1835 iniciaron una emigración masiva hacia tierras del norte, fundando las Repúblicas del Estado de Orange y el Transvaal.

A todo aquel proyecto le denominaron el -Gran Viaje- .

En estas nuevas Repúblicas de colonos holandeses, poco a poco se fueron estableciendo también los colonos ingleses, alemanes y zulúes.

En el año 1843 la provincia de Natal se convirtió en colonia británica y peligraba la independencia de los territorios Bóers colindantes como Transvaal y Orange, recién fundados.

Acontecimientos:

En el año 1890 fue nombrado primer ministro de la Colonia de El Cabo, Cecil Rhodes, que utilizó el sistema imperialista y tenía el proyecto de fundar la Federación del Africa del Sur, que comprendía desde la provincia de Natal hasta el rio Zambeze.

Entre los años 1888 y 1891, Cecil Rhodes apoyó la colonización inglesa de la región y la bautizó como Rhodesia y proyectó un ferrocarril desde El Cairo, en Egipto, hasta la ciudad de El Cabo, pero las colonias de los Boers se interponían en su camino.

El conflicto se incrementó en el año 1880 cuando se descubrió oro en la región de Transvaal, por lo que la zona fue invadida de emigrantes, buscadores de oro y aventureros.

El presidente de Transvaal, Paul Krüger, intentó cortar la invasión de emigrantes, pero el primer ministro de las Colonias inglesas Cecil Rhodes respondió enviando en el año 1898 un ejército al mando del comandante Jameson, pero no para apaciguar la zona sino con la idea de fomentar una insurrección.

La represión contra los colonos holandeses y nativos fue de tal magnitud, que las actuaciones de Jameson se volvieron en contra de Gran Bretaña.

Transvaal era un Estado independiente fundado por los colonos holandeses y no permitieron aquellas injerencias, por lo que junto con la República Libre de Orange declararon la guerra al Imperio Británico .

El 10 de octubre de 1899 tropas de Boers se agruparon en torno al presidente Paul Kruger, cruzaron la frontera del Transvaal lindante con la provincia de Natal. Tenían superioridad numérica y pusieron sitio a las ciudades de Ladysmith y Mafeking y en enero del año 1900, el ejército de los Boers al mando del general Luts Botha, derrotaron a los británicos en la sangrienta batalla de Spion Kop.

Los británicos recibieron refuerzos de tropas de todas las partes de Imperio y se unificaron bajo el mando único de Lord Kitchener.

El general Kitchener pasó a la contraofensiva y el 28 de mayo de 1900 sus tropas ocuparon y anexionan el Estado Libre de Orange y el 25 de octubre del mismo año el de Transvaal.

Los Bóers continuaron la lucha en forma de guerrillas. Se inició una gran represión sobre ellos, que para reducirlos destruyeron granjas y poblados enteros, llegando incluso a encerrar a la población civil en campos de concentración.

Al final de la contienda había en la zona de El Cabo, 200.000 tropas británicas para controlar a 50.000 Boers, por lo que en el año 1902 se vieron obligados a rendirse.

Se firmó el Tratado de Paz en el mes de mayo de 1902 entre el general Luts Botha y el primer ministro británico Chamberlain y se reconocía la soberanía de Gran Bretaña sobre los territorios.

En el año 1910 las Repúblicas de Transvaal y Orange se independizaron de Gran Bretaña y formaron la Unión Sudafricana junto con Natal y El Cabo.


XX

GUERRA DE LOS BÓXERS
Periodo: Desde el año 1900 hasta 1904

Antecedentes:

El descontento venía desde el año 1840 con las Guerras del Opio, donde los tratados comerciales con las potencias europeas y americanas se les otorgó la condición de -nación más favorable-, lo que les permitían extraer recursos de China sin compromiso alguno.

Poco a poco grupos independentistas se fueron formando para luchar contra el dominio extranjero, especialmente los Bóxers, que se convirtieron en una fuerza bélica fanática y despiadada y luchaban con artes marciales chinas.

El nombre se lo puso un misionero cristiano que vió como en los rituales combativos estaban acompañados de movimientos semejantes a los boxeadores occidentales.

Acontecimientos

El movimiento de los Bóxers, estaba apoyado por la emperatriz Tz'u-hsi de la dinastía Manchú y se sublevaron con la intención de expulsar del país a las fuerzas extranjeras.

La organización secreta tenía unos 40.000 militantes patrióticos chinos. Su lema era -Sociedad de Justicia y Armonía-. Alcanzó los 150.000 miembros cuando el príncipe Tuan, principal consejero de la emperatriz Tz´u-hsi, elogió sus cualidades combativas.

Los revolucionarios bóxers se abstenían de té y de carne, predicaban un odio inflexible hacia los extranjeros y predicaban que las minas y ferrocarriles destruían el espíritu de la tierra, así como los caníbales misioneros cristianos que comían la carne y bebían la sangre de su Dios.

Durante el año 1900 y antes del asalto a las embajadas en Pekín, causaron todo tipo de estragos, quemaron iglesias, pueblos y mataron a todo aquel que les negaba ayuda. El recinto de las legaciones en Pekín, donde se alojaban los funcionarios gubernamentales, quedó momentáneamente libre del terror de los bóxers.

El 19 de mayo de 1900 el ministro francés en Pekín recibió un mensaje en el que se decía que la vida de los europeos dentro del recinto corrian peligro.

El 18 de junio la emperatriz Tzù-hsi declaró la guerra a todos los enemigos internacionales y les dio un plazo de 24 horas para abandonar China.

Poco después se atacó el edificio de las Delegaciones o las Embajadas con un bombardeo constante. La delegación compuesta por 400 funcionarios se mantuvo firme ante el ataque de 150.000 bóxers.

La revuelta fue aplastada el 14 de agosto de 1900 con una intervención de tropas británicas, alemanas, japonesas, norteamericanas, francesas, austriacas e italianas que llegaron a Pekín con 16.000 soldados para reprimir la rebelión.

Las fuerzas aliadas ocuparon la ciudad de Pekín, después de sostener sangrientos combates contra los Bóxers y fueron rescatados numerosos europeos del edificio de las Embajadas, donde habían muerto 230 extranjeros, la mayoría misioneros.

A la finalización del suceso se le impuso a China una sanción de 350 millones de dólares de indemnización y le obligaron a Pekín a mantener guarniciones militares de tropas extranjeras.

Tras la derrota muchos de los Bóxers desaparecieron y los que no pudieron huir fueron ejecutados por los propios chinos leales a los extranjeros. Sus cabezas fueron cortadas y se exhibieron a la entrada de las ciudades. La emperatriz Tzù-hsi huyó a Sian y años más tarde volvió a Pekín, donde murió por causas naturales a los 75 años en el año 1908.


GUERRA RUSO JAPONESA
Periodo: Desde 1904 a 1905

Antecedentes:

Finalizada la guerra Chino-Japonesa y abandonar los japoneses el continente, Rusia recibió de China la autorización para construir un ferrocarril a través de Manchuria para establecer comunicación con la ciudad de Vladivostock.

De aquélla victoria japonesa sobre China, entre los años 1894-95, las potencias occidentales quisieron imitar el ejemplo.

En el año 1897, aprovechando el asesinato de dos misioneros en la provincia de Shanchow, Alemania se adueña del puerto de Chiachow y obtiene del gobierno chino una cesión para llevar su administración por 99 años.

Poco después los rusos se apoderan del puerto Port Arthur en Manchuria y los británicos ocupan el puerto de Wei-Hai-Wei. Poco a poco China se estaba convirtiendo en una tierra de nadie.

Acontecimientos

En el año 1900 China se levantó en armas contra la penetración extranjera en la guerra llamada de los Bóxers que perdió frente a la unión de naciones ocupantes.

En el transcurso de estos sucesos, Rusia había ocupado toda la Manchuria y presionaba al gobierno chino para cederle el territorio, por lo que en el año 1902 , Gran Bretaña firmó un pacto con Japón comprometiéndose ambos a proteger la integridad de territorial de China y de Corea.

Por su parte EE.UU. presionaba a Rusia para que abandonase Manchuria, pero todas estas negociaciones fracasaron, por lo que Japón decidió recurrir a las armas para mantener su hegemonía en Manchuria y en Corea.

El 8 de febrero de 1904 una escuadra japonesa atacó Port Arthur por sorpresa y causó enormes bajas a la flota rusa.

Los rusos no tenían previsto el ataque japonés, por lo que la mitad de la flota rusa que estaba anclada en Port Arthur fue destruida. El resto estaba en Vladivostok, bloqueada por el hielo y otra en el mar Báltico. Esta operación les salió bien y volverían a repetirla en 1941 con Preal Harbor en Hawái.

Por otra parte China tuvo que soportar que su territorio fuese el escenario de una guerra entre dos potencias, casi en los mismos lugares que en la guerra con Japón entre1894-95.

Entre febrero y marzo de 1905 se enfrentaron en Mukden 620.000 hombres de ambos bandos en una batalla sangrienta, con resultado negativo para las tropas zaristas.

Los japoneses terminaron agotados, los rusos también, pero aún asi las tropas del zar pudieron retirarse en orden. Esta masacre de soldados por ambos bandos en la batalla de Mukden hizo ver que la guerra se decidiera en el mar.

Tras el ataque japonés a Port Arthur, la flota rusa al mando del almirante Rozhdiéstvenki, llegó en auxilio de los sitiados, pero solo pudo evacuar a los soldados rusos y poner rumbo al puerto de Vladivotok.

El 27 de mayo de 1905 la flota rusa del almirante Rozhestvenki, se aproxima a la isla de Tsushima en el mar de China. Allí estaba emplazada la escuadra del vicealmirante japonés Togo.

La batalla fué tan terrible que la flora rusa quedó inutilizada y no volvería a ser operativa. De los treinta y siete buques rusos, fueron hundidos diecinueve, cinco cayeron en manos japonesas, diez llegaron a puertos chinos y se confiscaron y solo tres llegaron a su destino.

Con esta batalla finalizaban la diferencias que sostenían ambos bandos desde 1904 y finalizó con los japoneses quedándose en los territorios de Corea y Manchuria que deseaban desde 1894, hasta el final de la segunda Guerra Mundial.

El zar de Rusia aceptó la mediación de EE.UU. El presidente Roosevelt hizo de mediador y el 5 de septiembre de 1905 se firmaba el Tratado de Portsmounth. Japón recuperaba Port Arthur, el protectorado sobre Corea, el sur de la isla Sajalin y concesiones económicas sobre Manchuria.

Para la sociedad rusa la derrota supuso una humillación, de la que más tarde se aprovecharían los bolcheviques para iniciar la revolución de octubre de 1917.

A Japón le suponía colocarse en una situación preponderante en el este asiático, que sería el nacimiento de una gran potencia.


GUERRA DE LOS BALCANES
Período: Desde 1912 hasta 1914

Antecedentes:

El conflicto venía desde el año 1867 fecha en que el estado Eslavo de Servia (Serbia), en su mayoría cristiano ortodoxo, se independizó del Imperio Otomano y expulsó a los turcos de su territorio y quedó bajo la protección del Imperio Austro-Húngaro. Turquía no reconoció esta independencia hasta 1878.

Igualmente la provincia turca de Bulgaria se independizó del sultanato de Constantinopla. Esta fecha marca también la finalización de un conflicto o la llamada Primera Guerra de los Balcanes. (1877-1878), que terminó con el tratado de Berlín de 1878.

Durante los años sucesivos fueron en aumento las oleadas de liberalismo e independentismo del estado eslavo de Bosnia-Herzegovina, que apoyaba la causa de Serbia y que estaban bajo el control del imperio Austro-Húngaro.

Poco a poco se originó un desmembramiento de los territorios europeos del Imperio Turco como consecuencia de la fundación de la Liga Balcánica, compuesta por Bulgaria, Grecia, Montenegro y Serbia, con la intención de recuperar aquéllos territorios y restablecer las fronteras de épocas anteriores al Imperio Turco.

Acontecimientos

En octubre de 1912, los ejércitos de los Estados de la Liga Balcánica invadieron la provincia de Macedonia que pertenecía al Imperio Turco y poco a poco los aliados conquistaron la mayor parte del territorio que tenía Turquía en Europa, quedando reducido a una pequeña zona alrededor de Constantinopla y que correspondía a la antigua Tracia.

El 28 de noviembre de 1912 un territorio llamado Albania, el pueblo más antiguo de los Balcanes, liderado por Ismael Kemal Bey, proclama en la ciudad de Valona su independencia del Imperio Turco y el día 20 de diciembre la Conferencia de Embajadores de Londres la reconoce como nuevo estado.

En el mes de mayo de 1913 y para apaciguar el conflicto, las naciones europeas de Gran Bretaña, Rusia y Francia se reunieron en Londres en una nueva Conferencia de Embajadores para establecer un plan de pacificación.

Este Tratado de Londres de 1913 intentaba repartir entre las naciones balcánicas aliadas los territorios ocupados por el Imperio Otomano y que Turquía había cedido a los aliados europeos situados desde el Oeste del mar Negro hasta el mar Egeo, incluida la isla de Creta, además de dividir la zona de Macedonia, Tracia, la región de los Balcanes y reconocer a Albania como principado independiente bajo la soberanía del príncipe Guillermo Federico de Wied, que solo estuvo desde el 8 de marzo al 3 de septiembre de 1914 y tuvo que abandonar como consecuencia del inicio de la Gran Guerra.

En el mes de junio de 1913, un mes más tarde de la conferencia de Londres, Bulgaria no estaba de acuerdo con el reparto, por lo que abandonó la Liga Balcánica y atacó militarmente a los ejércitos de sus aliados posicionados en las fronteras de Grecia y de Serbia.

A este conflicto se le llamó Segunda Guerra Balcánica y en la cual también intervino Rumanía para poner paz, pero también para extender su territorio.

Los ataques búlgaros fueron rechazados y además los estados de Montenegro, Rumania y Turquía, independientemente y cada uno por su lado, declararon la guerra a Bulgaria. Existió un período tan anárquico que se declararon la guerra todos contra todos, con enfrentamientos bélicos a ambos lados de todas las fronteras.

Los búlgaros fueron derrotados y el 10 de agosto de 1913, en los acuerdos del Tratado de Bucarest se firmó el tratado de paz entre Bulgaria, por un lado, y Rumania, Serbia, Grecia y Montenegro por otro. Se apaciguaron las pretensiones territoriales, temporalmente, porque en el reparto Bulgaria quedó reducida en una cuarta parte de lo que tenía en la primera guerra balcánica.

La zona de los Balcanes quedaron como una yesca y la chispa que hizo saltar el polvorín fué la intervención de la Mano Negra al asesinar al archiduque Francisco Fernando, creyendo que con su muerte ayudaría a la causa Serbia y que continuaba latente.

El propósito de la organización de la Mano Negra intentaba poner fin al dominio Austro-Húngaro sobre los Balcanes y unir a las minorías eslavas de Serbia y Bosnia-Herzegovina en un pueblo independiente.

Lo que consiguieron fue iniciar la Gran Guerra o la Primera Guerra Mundial.


GRAN GUERRA o PRIMERA GUERRA MUNDIAL
Período: Desde 1914 hasta 1918

Antecedentes:

Las potencias llamadas Centrales estaban formadas por Alemania, Austria, Turquía y Bulgaria y los aliados por Inglaterra, Bélgica, Italia, Estados Unidos y Japón y en el transcurso de la guerra se fueron uniendo a los Aliados otros países de todo el mundo hasta un total de veinticuatro.

El detonante se produjo el 28 de junio de 1914, cuando el archiduque Francisco Fernando, príncipe heredero a la corona del imperio Austro-Húngaro y su esposa Sofía Chotek de Hohenburg visitan Bosnia y sufrieron un atentado mortal.

Los ejecutores pertenecían a un comité del movimiento político paneslavista de Servia (Serbia) conocidos como -Mano Negra-, contrarios al programa no absolutista del príncipe Francisco Fernando, que reconocía a elementos eslavos, a los magiares y a los germánicos.

Acontecimientos:

Tras el atentado toda Europa se movilizó.

El emperador del imperio Austrohúngaro Francisco José contactó con su aliado el Káiser Guillermo -II- de Alemania manifestando que Serbia debería ser eliminada como componente político en los Balcanes y que apoyaría a Austria en caso de que se anexionara este país.

A partir de aquí los sucesos se desatan y el 26 de julio de 1914 se producen pequeños enfrentamientos bélicos en la frontera entre Servia y Austria y el 28 de julio el emperador austriaco Francisco José moviliza al ejército.

Todo es un desatino y el 29 de julio el gobierno Austriaco declara la guerra a Serbia, a Francia, a Rusia y a Gran Bretaña. El gobierno húngaro, como potencia aliada del Imperio o Potencias Centrales, también declara la guerra a los estados aliados.

El mismo día 29 el ejército austriaco posiciona sus cañones en las colinas cercanas a la ciudad de Belgrado e inician un tremendo bombardeo sobre la capital de Servia.

El 31 del mismo mes el gobierno Ruso moviliza trece cuerpos de ejército y el día 1 y 2 de agosto de 1914 se desata la locura:

El gobierno alemán moviliza su ejército al mismo tiempo que consulta con el gobierno británico sobre su actitud en caso de violar la neutralidad de Bélgica.

El gobierno francés no espera y también moviliza su ejército hacia la frontera de Bélgica.

El gobierno británico contesta al gobierno alemán diciendo que se reserva la libertad de acción y al mismo tiempo asegura a Francia que defenderá sus costas en caso de ser atacados por la marina alemana.

Alemania declara la guerra a Rusia por movilizar su ejército hacia sus fronteras y el ejército alemán invade Luxemburgo, que era neutral, y ocupa sus ferrocarriles que necesitaba para invadir Bélgica y pasar a Francia.

Al mismo tiempo Alemania solicita permiso al gobierno de Bélgica para cruzar su territorio con el ejército para invadir Francia. Bélgica consulta con Gran Bretaña que contesta que no autorice el paso de tropas por su territorio y que oponga resistencia bélica a la invasión alemana.

Estos son los inicios de la Gran Guerra o la llamada Primera Guerra Mundial, en la que por primera vez se utilizan lanzallamas, es la primera Guerra Química, se producen los primeros bombardeos de ciudades mediante Zeppelines, se utilizan los primeros tanques, submarinos y cargas de profundidad, se utiliza el fuego llamado de tambor y lo importante de matar soldados con tanta rapidez que el enemigo no pudiera relevarlos.

En total hubo treinta y siete millones de muertos, heridos y desaparecidos.

Se firmó el armisticio para que entrara en vigor a las 11:00 horas, del día 11, del mes 11.

Cronología de los acontecimientos

1914
28 de junio: Asesinato del archiduque Francisco Fernando y su esposa en Sarajevo.
23 de julio: Ultimátum austro-hungaro a Servia, que cede en casi todos los puntos.
28 de julio: El imperio austro-hungaro declara la guerra.
1-3 de agosto: Alemania declara la guerra a Rusia y Francia.
4 de agosto: Alemania invade Bélgica, pais neutral. Gran Bretaña declara la guerra a Alemania.
Agosto: Ofensiva alemana sobre Bélgica. Ofensica rusa sobre Prusia. Hindenburg derrota a los rusos en Tannenberg.
Septiembre: El ejército francés paraliza el avance alemán en Marne. Se inicia la guerra de trincheras.
Octubre. El imperio turco se une a los imperios centrales.

1918
Mayo: Italia se une a los aliados y ataca territorios de Austria y Hungría.
Octubre: Bulgaria se une a los imperios centrales. Los aliados desembarcan en Salónica, Grecia.
Noviembre: Servia es derrotada en la llanura de Kosovo y abandona la guerra.

1916
Febrero: Ofensiva alemana sobre Verdún.
Junio: Rusia ocupa Bucovina y Galitzia con perdidas de 2 millones de soldados.
Julio: Franceses y británicos inician una ofrensiva en el Somme.
Agosto: Rumania se une a los aliados. Hindenburg es nombrado general de todos los ejércitos imperiales.

1917
31 de enero: Alemania inicia la guerra submarina.
Marzo: Se inicia en Rusia la revolución. Rusia abandona la guerra.
6 de abril: EE.UU. declara la guerra a Alemania.
Noviembre: En Rusia se inicia la Revolución de Octubre.

1918
3 de marzo: Tratado de paz entre Alemania y los Soviets en Brest-Litovsk. Alemania se expande en el frente oriental.
Mayo: Rumania abandona la contienda.
Julio: Contraataques aliados detienen a los alemanes en Marne.
8 de agosto: Las líneas alemanas son rotas en el Somme.
29 de septiembre: Bulgaria se rinde y abandona la guerra.
30 de octubre: El imperio turco se rinde y abandona la guerra.
3 de noviembre: Capitula el imperio Austro-Hungaro.
11 de noviembre: Alemania firma el armisticio.

Si quieres más información: Cronología Primera Guerra Mundial


GUERRA CIVIL RUSA
Período: Desde 1917 hasta 1920

Antecedentes:

Al finalizar la guerra Ruso Japonesa en 1905, la pérdida de la flota rusa del zar Nicolás les hizo ver a los rusos las carencias que tenía su ejército y lo peor fué que el zar Nicolás -II-, no hizo nada para modernizarlo.

A esto se añadió que prometió mejoras al pueblo, pero no las pudo cumplir, lo que originó oleadas de manifestaciones y huelgas. Las respuestas del gobierno zarista fueron fusilamientos en masa y represión.

Al mismo tiempo no escuchó los gritos de un campesinado empobrecido y hambriento y entró en la Primera Guerra Mundial sin tener un ejército preparado para ello.

Acontecimientos

Rusia llevaba tres años inmersos en la Gran Guerra y las primeras oleadas revolucionarias se produjeron el 19 de febrero de 1917 en Petrogrado (San Petersburgo), cuando comenzó a escasear la comida y durante una semana el pueblo hambriento asaltó las panaderías y las tiendas de la ciudad.

Entre los días 27 y 28 de febrero de 1917 el Consejo de Gobierno de Petrogrado se nombró protector de la población en contra del gobierno del zar Nicolás. El 2 de marzo de 1917, cuando el zar Nicolás se desplazaba a Petrogrado, le informan que su regimiento de élite los Volynsky se habían amotinado. Poco después su tren era detenido en Pskov a 280 kms. de la capital.

El zar Nicolás -II- abdica en favor de su hermano Miguel Romanov. El 15 de marzo de 1917 el hermano del último zar de Rusia, es titular de los derechos sucesorios del trono de Rusia, pero dos días después Miguel -II- Romanov, renuncia a sus derechos sucesorios y entrega la sucesión al generalísimo de los ejércitos rusos el Duque Nicolás Nikolaievich (1857-1929), tío abuelo de Nicolás -II-, que rechaza, por lo que el gobierno ruso se ve obligado a organizar un gabinete provisional con Alexander Kerensky, del partido liberal, como presidente y ministro de Justicia.

El dimitido Zar Nicolás -II- de la familia Romanov es tomado preso y encarcelado junto con toda su familia.

Los alemanes conocían la problemática zarista y sabían que si Rusia se retiraba de la guerra, el frente oriental desaparecía.
Anteriormente, el día 3 de abril de 1917, había llegado desde Zúrich en Suiza a la ciudad de Petrogrado, Vladimir Ilylch Ulianov (1870-1920), conocido como Lenin, lider del partido socialdemócrata de corriente bolchevique, que dirigía al partido desde el exilio. Entró en el país con salvoconducto alemán, sabiendo que su revolución sacaría a Rusia de la guerra.

En los días de junio de 1917 las ideas revolucionarias de los bolcheviques de las ciudades rusas, llegan hasta los soldados en el frente occidental.

Entre las tropas comienzan a oírse voces en contra de la marcha de la guerra. Se producen deserciones, juicios sumarísimos y fusilamientos entre la tropa que es reacia a salir de las trincheras. El gobierno ruso de Kerensky se plantea el no seguir en la Gran Guerra.

La llegada de Lenin a Petrogrado y luego a Moscú hizo que aumentaran los simpatizantes a su causa. De inicio había unos 600 simpatizantes de los Soviets y en pocos meses se incrementó a miles de simpatizantes en toda Rusia.

En el mes de julio el gobierno de Kerensky tomó acciones contra el partido de los bolcheviques, que a pesar de ser minoría sus acciones preveían una crisis. El Consejo de Gobierno restringió las libertades políticas y fueron detenidos numerosos bolcheviques. El 8 de julio de 1917 el propio Lenin se vio obligado a afeitarse la barba para pasar inadvertido y con papeles falsos pasó de Rusia a Finlandia.

Durante el mes de agosto de 1917, coexistió en calma el partido gobernante de Kerensky con sus rivales socialdemócratas, hasta que a finales de agosto el gobierno de Kerensky quedó debilitado en un intento de derrocamiento liderado por general Kornilov.

El jefe de los ejércitos rusos fue destituido, pero dio impulsos a los bolcheviques para que a primeros días del mes de octubre en el Congreso alcanzara la mayoría de delegados.

Lenín estaba preparando ya la revolución.

La señal fue el 24 de octubre de 1917. En operaciones dirigidas por León Trosky entraron en acción los Guardias Rojos, que ayudados por marineros y soldados ocuparon fábricas de las principales ciudades del pais.

El crucero ruso Aurora anclado en el río Neva en la ciudad de Petrogrado, lanzó una andanada de cañones que anunciaba el inicio de la revolución bolchevique.

El gobierno de Kerensky se refugió en el Palacio de Invierno. Resistió un día a un intenso bombardeo de los Soviets y el día 26, al amanecer, se rindió. Kerensky huyó y se refugió en la embajada de Estados Unidos.

Lenín siempre había dicho que el éxito de una revolución no estaba en una sublevación masiva, sino en la rápida acción de una élite apoyada por el descontento de las masas.

Para asegurar la revolución Lenin creó la Checa o policía secreta. Miles de adversarios fueron encarcelados y fusilados, entre ellos la familia Romanov, muerta a tiros en un sótano de Ekaterinenburg, en los montes Urales.

La revolución duró tres años de guerra civil entre los Rojos (comunistas) y los Blancos (no comunistas). Para la guerra León Trosky, Comisario del pueblo para la guerra (1879-1940), creó el ejército rojo, una fuerza disciplinada, bien alimentada y armada.

Al terminar la guerra civil en diciembre de 1920 un millón de personas habían perdido la vida.


GUERRA DE MARRUECOS o GUERRA DEL RIF
Periodo Desde 1921 hasta 1926

Antecedentes:

La zona española de Marruecos comprendía una línea desde Larache hasta el rio Muluya y el Mediterráneo. Su extensión era de unos 35.000 kms. cuadrados.

Existían unos acuerdos firmados en 1904 en los que se encargaba a España y a Francia la intervención en las reformas administrativas y económicas marroquíes.

Acontecimientos:

La guerra de Marruecos estuvo a punto de provocar la caída de la monarquía en España.

Ya se combatía en las costas del Rif desde el año 1900, al objeto de establecer el protectorado de España en la Región y los enfrentamientos eran extraordinariamente sangrientos y dolorosos para España.

El conflicto se incrementó en 1907 en la zona francesa, cuando en la ciudad de Marraquech ocurrió un incidente entre la población y militares legionarios, por lo que Francia se obligó a ocupar la ciudad de Uxda, en la llanura de Angad cerca de la frontera argelina que era un foco principal de las revueltas.

Otros incidentes ocurridos en Casablanca exigieron una acción militar francesa conjunta con España, según acuerdos del protectorado y estas manifestaciones se fueron extendiendo poco a poco a la zona española.

En 1909 los rifeños de los alrededores de Melilla atacaron a trabajadores españoles que estaban construyendo un ferrocarril minero en la zona conocida como barranco del Lobo. El gobierno español del rey Alfonso -XIII-, con su ministro Antonio Maura, movilizó a los reservistas para reforzar al ejército en Marruecos, lo que originó un gran descontento en el país.

Las revueltas volvieron a producirse en 1911 y el gobierno español envió buques de guerra a Larache y desembarcó tropas en la ciudad marroquí de Alcazarquivir, para proteger a los españoles de la plaza, volviendo a pacificar la zona.

En 1912 abdica el sultán de Marruecos Muley Hafid al establecerse nuevos acuerdos del protectorado en la ciudad de Fez entre las naciones de Francia, España y Alemania y le sucede su hermano Muley Yusef, que también había firmado estos acuerdos reconocidos por muchos países europeos y la zona entró en una etapa relativamente tranquila.

Los enfrentamientos más fuertes se originaron el día 22 de julio de1921 cuando las cabilas del Rif dirigidos por Abd-el-Krim iniciaron ataques en la zona conocida como El-Annual que provocó la ruptura de la línea fronteriza española, obligando a una retirada desorganizada y causando la muerte de quince mil soldados españoles. Pocos meses después de aquella masacre, el terreno perdido se recuperaba.

Pero no solo fue este desastre de El-Annual sino que entre este día 22 de julio y el 9 de agosto de 1921, se desplomaron las defensas españolas en Melilla y habría que añadir este mismo día la aniquilación de la guarnición que controlaba los pasos de Izzumar donde los ataques rifeños produjeron 3000 muertos.

Para controlar la sublevación en los días 23 y 24 de julio llegaron a la zona de Melilla refuerzos navales procedentes de Cádiz, Algeciras, Málaga, Almería y Cartagena, al mando de los generales Berenguer y Sanjurjo, pero no impidieron que el día 25 de julio la guarnición posicionada en Zoco el-Telatza, ante el acoso de las fuerzas irregulares de Abd-el-Krim, se replegase hacia la zona francesa tras sufrir un 50% de bajas y al mismo tiempo, mas al norte en Dar el Quebdani, se rindió la guarnición tras sufrir 900 bajas.

Los ataques continuaron y el 2 de agosto de 1921 en la guarnición de Zeluán mueren 500 soldados. Los sublevados rifeños se agrupan en el macizo del Gurugú para iniciar un asalto a la ciudad de Melilla y entre los días 9 y 10 de agosto los cañones de los barcos españoles bombardean el macizo del Gurugú. El 9 de agosto el ejército español sufre una tremenda derrota en el monte Arruit que tras la pérdida de 2.300 soldados, obliga a rendir la guarnición de Tistutin.

Estos desastres, entre otros, redoblaron las agitaciones sociales y políticas en España de tal forma que ante la situación, el capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Rivera de acuerdo con el rey y el ejército, dio un golpe de estado, destituyó a los ministros, anuló la constitución de 1870 y el 13 de septiembre de 1923 estableció una Dictadura militar.

Mientras tanto Abd-el-Krim continuaba en sus luchas que incrementó en la zona francesa llegando hasta las puertas de la ciudad marroquí de Fez, por lo que las administraciones españolas y francesas concertaron acciones conjuntas para destruir el poder del líder marroquí.

Las acciones conjuntas fueron tan intensas que en el año 1926, Abd-el-Krim se entregó a los franceses, que lo confiscaron en la isla de Reunión.

Poco después se pacificaba la zona y se recuperaban las zonas ocupadas por los rifeños.

Marruecos alcanzaría su independencia en 1956. La plaza de Melilla quedaría en poder de España por derechos de conquista desde 1497.


GUERRA DEL CHACO
Periodo: Desde 1932 hasta 1935

Antecedentes:

El enfrentamiento se originó como consecuencia de querer tener la posesión de una parte del Chaco Boreal por parte de Bolivia.

Acontecimientos::

Las acciones bélicas se produjeron después de fracasar las diversas negociaciones amistosas.

El chaco boreal comprende la provincia boliviana del -Gran Chaco-, en el departamento de Torija y Chuquisaca y parte de la República del Paraguay.

A pesar de existir un pacto llamado de Soler-Pinilla de 1907, se habían producido violentos y sangrientos enfrentamientos en la frontera y se libraron duras batallas y en el que mediaron en el conflicto el resto de países americanos y la Sociedad de Naciones para poner fin a la guerra.

Se formó un grupo mediador integrados por Argentina, Chile, Estados Unidos, México, Perú y Brasil, que lograron llegar a un armisticio a finales de 1933, pero la tregua duró poco y pronto se iniciaron nuevos enfrentamientos hasta junio de 1935, año en que se firmó en Buenos Aires un primer acuerdo y en el año 1938 un acuerdo definitivo.

En este pacto se otorgaba al Paraguay parte del Chaco y a Bolivia el resto con una salida al mar por el rio Paraguay hacia el rio Paraná hasta el estuario del rio de la Plata.


GUERRA ITALO-ETÍOPE
Periodo: Desde 1934 a 1936

Antecedentes:

El lider italiano Benito Mussolini tenía en mente efectuar una expansión por el continente africano con el propósito de aumentar su propio prestigio y propaganda política y demostrar al pueblo italiano que el fascismo restauraría el histórico Imperio Romano.

En el otoño de 1933 Mussolini encargó a su mariscal Emilio de Bono efectuar preparativos para incrementar tropas en sus colonias de Somalia y Eritrea, sabiendo que las líneas fronterizas con Etiopía eran muy frágiles.

Acontecimientos

En 1934 ocurrieron en la frontera de Etiopía con la Somalia Italiana graves incidentes que dieron lugar a un conflicto armado, donde murieron muchos soldados indígenas enrolados en el cuerpo colonial italiano. Como represalia el ejército italiano invadió Etiopía con el propósito de llegar a la capital de Addis Abeba y derrocar al gobierno de Haile Selassie.

El gobierno etíope propuso someter el incidente a un arbitraje entre las naciones que tenían intereses coloniales en la zona, pero el gobierno de Mussolini se opuso a ello. Etiopía recurrió entonces a la Sociedad de Naciones.

Francia no tenía intereses importantes en la zona. Gran Bretaña veía una amenaza cercana con el Sudán, pero a pesar de ello tampoco estaba muy por la labor de pacificar la zona y entrar en conflictos ideológicos con Mussolini y la Alemania de Hitler.

Los ejércitos de Mussolini avanzaron hacia la capital de Addis Abeba en octubre de 1934, tomando la capital. Durante el transcurso del año siguiente Haile Selassie se mantuvo en su trono a pesar de estar ocupado el país y la administración por Italia, sin renunciar a sus derechos como Negus Negusti (Rey de Reyes), apelando ante la Sociedad de Naciones, para nada, porque no llegaron a ningún acuerdo por discrepancias y titubeos entre Londres y París.

Finalmente para paralizar las luchas y viendo que la Sociedad de Naciones no acordaba sanciones contra el agresor italiano, en el año 1936 el propio Selassie se expatrió a Inglaterra, pero sin renunciar a sus derechos.

Con los territorios de Etiopía, Eritrea y Somalia bajo poder de Mussolini, el imperio italiano obtuvo una vasta dependencia a la que denominó África Oriental Italiana.

Etiopía se consideró ocupada por tropas italianas hasta 1946, año en que los ejércitos británicos en la segunda Guerra Mundial la reconquistaron y restituyeron en el trono al emperador Haile Selassie.


GUERRA CIVIL ESPAÑOLA
Periodo: Desde 1936 hasta 1939

Antecedentes:

Los libros de la época apuntan que las causas fueron por la necesidad de restablecer el orden en España y la de impedir que el país cayese en manos del comunismo.

Aún hoy día y después de varias generaciones, no se ponen de acuerdo en las causas ni en el nombre. Unos la llaman Guerra de Liberación, otros el Alzamiento Nacional o Cruzada Nacional, otros un levantamiento militar contra una República legalmente constituida, pero realmente fue una cruenta guerra civil donde familias lucharon en bandos contrarios con un desenlace de más de un millón de muertes.

En las elecciones de febrero de 1936 se agruparon por un lado el Bloque Nacional (monárquicos, derechas coaligadas, cedistas radicales) y por el otro las izquierdas agrupadas en el Frente Popular (demócratas, regionalistas, socialistas y comunistas). En estas circunstancias podía esperarse lo peor por la tensión de los ánimos.

En las elecciones, a pesar de triunfar el Frente Popular, las votaciones fueron muy equilibradas y se demostró que no se podría gobernar una sin la otra.

Una oleada de atentados y violencias, ocupaciones de tierras y quema de iglesias hizo irrespirable la atmósfera. El gobierno de Casares Quiroga se vió impotente para reprimir los conflictos sociales y políticos.

Acontecimientos:

Después de la guerra de Sucesión y las tres guerras Carlistas, esta sería la cuarta Guerra Civil del país, donde las potencias de la época como Alemania y el régimen Nazi de Hitler, aprovecharon para hacer pruebas de operaciones de bombardeos aéreos en Guernika y donde el régimen comunista de la URSS de Stalin, probaron la operatividad de los primeros tanques T-26 en la batalla de Guadarrama.

Para algunos historiadores esta guerra fue una antesala de la Segunda Guerra Mundial.

El desplome comenzó el 12 de julio con el asesinato el teniente de asalto José Castillo, colaborador de las milicias socialistas. El 13 de julio de 1936 es asesinado el jefe monárquico Calvo Sotelo y el 15 de julio de 1936 es apresado y encarcelado el líder de la Falange Primo de Rivera.

El 17 de julio se alzó en armas el ejército de Marruecos y el 18 y 19 el alzamiento militar pasó a la península, sumándose las diferentes regiones militares y provincias de León, Zamora, Salamanca, Ávila y Segovia.

El general de la Región Militar Norte Emilio Mola, decreta el estado de guerra en Pamplona. Moviliza sus tropas desde Navarra y Álava hacia los puertos de montaña de Somosierra y Guadarrama en dirección hacia Madrid, apoyado por tropas carlistas.

Se unen al levantamiento militar las ciudades de Vitoria, Oviedo y Cáceres y en Andalucía se unen al levantamiento las ciudades de Jerez, Algeciras, Córdoba y Cádiz

En Madrid y Barcelona no triunfa la sublevación y se entregan armas a la población.

Comienzan a formarse barricadas.

El 22 de julio de 1936 el depósito de cadáveres de Madrid se llena de cuerpos asesinados por las calles de la ciudad.

Aquello parecía imparable.

Si deseas saber más consulta: Cronología de la Guerra Civil Española


SEGUNDA GUERRA CHINO-JAPONESA
Periodo: Desde 1937 hasta 1946

Antecedentes :

Japón tenía puestos los ojos en China desde hacía mucho tiempo para ampliar su imperio y buscaba cualquier excusa para pasar al continente asiático y de hecho estaban allí ocupando Manchuria y Corea, extraoficialmente, ya que nunca llegaron a evacuar las tropas en su totalidad desde la guerra Ruso-Japonesa (1904 a 1905).

Acontecimientos:

El 7 de julio de 1937 tropas japonesas atacaron a soldados chinos de la guarnición de Lukochiao cercana a la localidad de Peiping, antiguo nombre de Pekín.

Este incidente fue aprovechado por el gobierno japonés para llevar a cabo sus planes de conquista en China. Tropas desde Japón y Manchuria invaden las provincias del norte de China y obligan a someter a las poblaciones, que se levantaron en armas contra la ocupación.

El 30 de julio de 1937 las tropas japonesas ocupan la ciudad de Peiping (Pekín) y continúa su avance hacia el sur.

El ejército chino de Chiang-Kai-shek era muy numeroso pero carecía de armamento moderno. Japón disponía de las armas más modernas, tanques y aviones por lo que a pesar de intentar contener la penetración japonesas, las tropas chinas fueron arrolladas.

El 13 de agosto de 1937 las fuerzas del ejército, la marina y la aviación japonesa atacaron el puerto de Shangai, principal punto comercial de China. Los ejércitos de Chiang-kai-Sehk ofrecieron una tenaz resistencia durante tres meses, pero finalmente la ciudad cayó en manos niponas.

Las fuerzas japonesas penetraron por el rio Yangtze en dirección a Nanking, sede del gobierno chino y el 13 de diciembre la ciudad era conquistada obligando al gobierno de Chiang-kai-Shek a trasladar la administración a Chungking en el interior del país. En Nanking, entonces la capital de China, se produjo el fusilamiento de miles de prisioneros en la ribera del río Yangtzé.

El siguiente objetivo fue el nudo ferroviario de Hankow para cortar las comunicaciones norte y sur de China.

El 30 de junio de 1938, doce divisiones japonesas atacaron Hankow desplazándose a lo largo del rio Yangtzé. Se produjeron enormes combates en ambos lados del rio. La lucha duró cuatro meses y el 25 de octubre de 1938 los nipones ocuparon la ciudad.

En el mismo mes de octubre se apoderan de la ciudad de Cantón, por lo que todo el litoral chino quedaba ocupado por los japoneses.

Los ejércitos de Chiang-kai-shek atrincherados en las montañas del interior paralizaron el avance japonés, por lo que la guerra entró en una fase de estancamiento.

Las naciones que habían firmado el tratado que garantizaba el territorio chino, se reunieron en noviembre de 1937 para intentar paralizar el conflicto, pero no se llegó a ningún acuerdo ya que ninguna nación deseaba entrar en pugna con Japón.

Finalmente todas las naciones se vieron obligadas a ello el 11 de diciembre de 1941, al entrar en la guerra mundial EE.UU. que paralizó la expansión de Japón a su finalización en 1946.

Tras la capitulación de Japón en 1946 las zonas conquistadas en el continente fueron devueltas a China.


GUERRA RUSO-FINLANDESA o GUERRA DE INVIERNO
Periodo: Desde 1939 hasta 1940

Antecedentes:

La Unión Soviética de Stalin siempre tuvo pretensiones de anexionarse las llamadas Naciones Bálticas y Finlandia, por eso cuando Hitler negoció con Stalin el reparto de Polonia y las pretensiones territoriales de ambos países, los dos llegaron a un acuerdo sin ningún problema.

La agresión de la URSS a Finlandia pasó casi desapercibida para el resto de naciones porque la mayor amenaza era Alemania, ya que al mismo tiempo que Rusia invadía Finlandia, los ejércitos alemanes ocupaban Varsovia, la capital de Polonia, y entraban en Checoslovaquia.

Acontecimientos::

El 27 de septiembre de 19939, el mismo día que capitulaba Varsovia, la capital de Polonia, el líder ruso Stalin proponía al líder alemán Hitler la anexión de las Naciones Bálticas a cambio de la nación polaca. Las Naciones Bálticas eran Letonia, Estonia, Lituania y Finlandia.

El 5 de octubre de 1939 el embajador ruso Molotov envía al gobierno Finlandés una nota con el propósito de intercambiar ideas políticas y cuatro días después propone a Finlandia establecer un protectorado sobre el país. El gobierno Finlandés rechaza la oferta.

El 11 de octubre Alemania nuevamente plantea al gobierno finlandés el arrendamiento del puerto de la ciudad de Hongoe, las islas del golfo de Finlandia y el istmo de Cairela. Para el gobierno finlandés aquello no tenía ningún sentido. Las negociaciones se rompen el 13 de Noviembre de 1939.

Los sucesos siguientes suceden con rapidez: La URSS emplea la táctica que utilizaron los alemanes al invadir Polonia. El 26 de noviembre de 1939, cañones no identificados emplazados en territorio ruso disparan sobre sus propias tropas acampadas en la ciudad rusa de Mainlia, cerca de la frontera de Finlandia,

El 27-28 de noviembre la URSS denuncia el pacto de no agresión firmado entre ambos países en 1932 consistente en que Finlandia no debería tener tropas militares en la frontera con la URSS y el 30 de noviembre se anuncia al pueblo soviético el inicio de las hostilidades con Finlandia. A las 07:00 h. del mismo día el general Timoshenko lanza sus fuerzas al ataque hacia el istmo finlandés de Carelia. Comenzaba la guerra Ruso-Finlandesa, también conocida como Guerra de Invierno.

Desde esta fecha hasta la finalización pasa por los ataques sucesivos de las fuerzas soviéticas sobre la línea Mannerheim el día 6 de diciembre de 1939.

Ataques sobre las ciudades de Taipele y Petsamo el 13, la batalla del lago Subanto y Rovaniem los días 16 y 17 de diciembre y los contraataques finlandeses que rechazaron las ofensivas soviéticas y la recuperación del istmo de Carelia el 23 de diciembre de 1939.

Entretanto Gran Bretaña planificaba invadir Noruega para acudir el ayuda de Finlandia y Alemania por su parte establece el Plan Amarillo para invadir Francia.

En 1940 la URSS decide lanzar un ataque definitivo sobre Finlandia con todas las unidades del norte disponibles y el 25 de febrero de 1940 los soviéticos atacan la fortaleza finlandesa de la isla de Koivisto, emplazada en la helada bahía de Viborg.

Los cañones finlandeses rompen el hielo haciendo desaparecer compañías enteras de soldados, tanques y camiones con numerosas bajas del ejército soviético.

Finalmente en Moscú el 12 de marzo de 1940 se firma un alto el fuego y un acuerdo de paz entre URSS y Finlandia, pero mientras se estaba negociando, el día 13 de marzo los soviéticos ocupaban la bahía de Viipuri (Vigorg) y reforzaban sus posiciones y el 31 de marzo de 1940 formaban la República Soviética de Carelia.

A las 11:00 h. del 13 de marzo de 1939, cesaba el fuego en todos los frentes de Finlandia.

Mientras la Segunda Guerra Mundial continuaba su curso y el 3 de abril de 1940, Gran Bretaña invadía Noruega ante una previsible invasión del país por Alemania.

En ranimirum.com/war/ tienes una cronología de esta guerra.


SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
Período: Desde 1939 hasta 1945

Antecedentes:

Las constantes reivindicaciones alemanas provocaron el recelo de los demás países.

En el año 1938 Alemania se había anexionado Austria y en 1939 Bohemia. En el mismo año pidió que se uniera la ciudad de Danzing y algunos territorios polacos. Francia e Inglaterra se opusieron a ello con las armas.

Acontecimientos:

Los contendientes se dividieron en dos grupos: Al lado de Alemania se puso Italia, unidas por el pacto del Eje Roma-Berlín y el Japón, por el Pacto de Acero y países satélites como Hungría, Rumanía y Bulgaria.

Por el lado aliado estaba Rusia, que primero se había unido a Alemania pero fue atacada por esta y se vió obligada a combatir junto con Inglaterra y Francia. Los Estados Unidos entraron más tarde en guerra a causa del ataque por sorpresa del Japón en 1941.

Las primeras acciones se efectuaron en 1939 sobre Polonia y en 1940 sobre Francia. Alemania no pudo adueñarse de Inglaterra e Hitler repitió el error de Napoleón de atacar Rusia en 1941.

La suerte pareció cambiar en 1942 al ser derrotados los ítalo-alemanes en El Alemein (Egipto) y los alemanes en Stalingrado (Rusia).

La ciudad de Roma fue ocupada por las tropas aliadas en 1944 y este mismo año los ejércitos aliados desembarcaron en Normandía (Francia).

En 1945, la ciudad de Berlín fue ocupada por tropas rusas y en el transcurso del mismo año Japón se rindió, después de ser bombardeadas las ciudades de Hiroshima y Nagasaki con explosivos atómicos.

Cronología de los sucesos:

1939
1 de septiembre: Las tropas alemanas atacan Polonia sin previa declaración de guerra.
3 de septiembre: Gran Bretaña y Francia declaran la guerra a Alemania.
17 de septiembre: La URSS ataca Polonia.
28 de septiembre: Alemania y la URSS se reparten Polonia.

1940
9 de abril: Alemania ataca Dinamarca y Noruega.
10 de mayo: Alemania ataca Bélgica, Países Bajos y Francia.
15 de mayo: Capitulan los Países Bajos.
28 de mayo: Capitula Bélgica.
10 de junio: Italia entra en guerra al lado de Alemania.
14 de junio: Los alemanes entran en Paris.
22 de junio: Francia firma el armisticio.
Agosto-septiembre: Alemania inicia los ataques aéreos sobre Gran Bretaña.

1941
Abril-mayo: Las tropas alemanas e italianas ocupan Yugoslavia y Grecia.
21 de junio: Alemania ataca la URSS.
7 de diciembre: Ataque japonés sobre Preal Harbor.
8 de diciembre: EE.UU. y Gran Bretaña declaran la guerra a Japón.
11 de diciembre: Alemania e Italia declaran la guerra a EE.UU.

1942
4-5 de junio: Los japoneses pierden en la batalla de Midway.
Septiembre: Las tropas alemanas llegan a Stalingrado.
24 de octubre - 4 de noviembre: Montgomery derrota a Rommel en el Alemein.
8 de noviembre: Los aliados desembarcan en territorio francés del norte de África.

1943
2 de febrero: El VI ejército alemán se rinde en Stalingrado.
3 de septiembre: Rendición de Italia.

1944
6 de junio: Dia D. Las tropas aliadas desembarcan en las playas de Normandía en Francia.
25 de agosto: Liberación de París.
23-26 de octubre: Derrota de los japoneses en Filipinas.

1945
Febrero-abril: Los aliados ocupan Alemania por el oeste y la URSS por el este.
30 de abril: Se suicida Hitler en su búnker en Berlín.
8 de mayo: Rendición incondicional de Alemania.
6 y 9 de agosto: EE.UU lanza bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.
2 de septiembre: Rendición del Japón.

Si deseas más información: Cronología de la Segunda Guerra Mundial


GUERRA DE INDOCHINA
Período: Desde 1947 hasta 1954

Antecedentes:

Habría que remontarse al año 1847 cuando las actuaciones anticomerciales del antiguo imperio de los Annamitas motivaron la intervención franco-española en el país, de la que solo se benefició Francia.

En 1862 se acordó ceder a Francia el control de la zona cediéndole Cochinchina.

En 1873, Francia intervino militarmente en Tonkin para asegurar las revueltas de insurgentes y en 1885 impuso un protectorado sobre Anam.

Dividió el antiguo imperio en tres partes: Anam como protectorado, Tonkin como posesión y Cochinchina como Colonia.

Posteriormente se formó la llamada Indochina Francesa que reunía todas las posesiones francesas de estos territorios indicados y además se le sumaban Camboya y Laos.

La capital de la Indochina Francesa estaba en Hanoi, que era la capital del Imperio de Anam.

Durante el año de 1945 y con la ocupación japonesa durante la Segunda Guerra Mundial, se inició un movimiento revolucionario del Viet-Minh que estaba alentado por los japoneses y que llegó al poder con la rendición del Japón, estableciendo en Anam una república llamada del Viet-Nam.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Francia recuperó todas aquéllas posesiones en Asia y en septiembre de 1945 fijó su Administración en Cochinchina.

Acontecimientos

Los movimientos guerrilleros del Viet-Minh contra los japoneses continuaron con los franceses para conseguir la completa independencia de la zona.

Para terminar con las sangrienta luchas revolucionarias, Francia reconoció como estado libre a la nueva República de Viet-Nam, (que se componía de Anam, Tonkin y Cochinchina) y en el año 1947 junto con Laos y Camboya se constituyó la Federación Indochina dentro de la protección de la Unión Francesa.

Ya existían negociaciones en el año 1946, iniciadas entre el Alto Comisionado del gobierno francés y el estado de Laos del presidente Sisavang Vong para la completa independencia, cosa que se consiguió en mayo de 1947 y Camboya la consiguió igualmente tras largas negociaciones en el año1953. Solo quedaba Viet-Nam.

La completa independencia de estos países dentro de la Unión Francesa fue especialmente violenta y sangrienta, particularmente la de Viet-Nam al existir el partido insurgente del Viet-Minh del lider Ho-Chi-Minh, que no estaba de acuerdo con las soluciones y condiciones políticas y además estaba apoyado por los regímenes comunistas de Rusia y de China, por lo que continuó la guerra contra los franco-vietnamitas y mantenía ambiciones políticas sobre Laos y Camboya.

El Viet-Minh de Ho-Chi-Minh con fuerzas comunistas invadió el estado de Laos en Abril de 1953 y en Mayo del mismo año invadió Camboya. En esta última las fuerzas camboyanas y francesas rechazaron a las tropas comunistas tras enormes bajas.

El 8 de mayo de 1954, la guarnición francesa de Dien Bien Phu se rindió a las Fuerzas Populares dirigidas por el líder comunista Ho Chi Minh y las tropas militares francesas se plantearon abandonar el país y dejar sin efectos la Unión Francesa.

El 20 de Julio de 1954 se puso fin a la contienda en los acuerdos de Ginebra, donde se deshizo la Federación Indochina. Laos y Camboya se convirtieron en naciones independientes y neutralizadas y Vietnam se dividió en dos partes: Vietnam del Norte en poder de los comunistas y Vietnam del Sur, independiente, hasta la celebración de elecciones en las dos zonas con intentos de la integridad de ambos países.

Francia abandonó sus posesiones en Indochina y poco a poco retiró sus ejércitos de Asia.

El 1 de enero de 1955 se aprobó en el Senado de los EE.UU. de América, una ayuda económica a Vietnam del Sur con más de 216 millones de dólares.


GUERRA DE COREA
Período: Desde 1950 hasta 1953

Antecedentes:

Corea formaba parte de un reino tributario de China y posteriormente fue sometido a un protectorado de Japón hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Al final de esta guerra la zona norte quedó ocupada por la Unión Soviética y la zona sur por Estados Unidos de América.

En el año 1984 se proclamó en la zona norte una República Popular Soviética con capital en Pyongyang y en la zona sur se estableció un gobierno en la capital de Seúl que lo reconoció las Naciones Unidas y en el mismo año se proclamó la República de Corea del Sur.

Acontecimientos:

El conflicto se inició el 25 de junio de 1950, al cruzar las tropas de Corea del Norte el paralelo 38, que era el límite entre Corea del Norte y del Sur.

El 27 de junio de 1950 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprueba la resolución americana para la intervención armada a favor de Corea del Sur y todo se precipita.

El 1 de julio de 1950 el ejército norteamericano desembarca en las playas de Corea; el 7 de octubre las fuerzas americanas invaden territorio coreano y cruzan el paralelo 38 y el 20 de noviembre de 1950, ya habían alcanzado la frontera con China.

El líder chino Chou-En-Lai anuncia que no permitiría que los imperialistas occidentales invadieran territorio de los vecinos y el 29 de noviembre de 1950 cruzan la frontera China con Corea del Norte, 850 mil voluntarios chinos para enfrentarse a 700 mil soldados sur-coreanos, tropas americanas y soldados de la ONU.

Las consecuencias de esta guerra en la política interna de Estados Unidos significó la destitución del general Douglas MacArthur, comandante en Jefe de las fuerzas destinadas en Corea, al desafiar la política estadounidense al haber propuesto el bombardeo americano de China y la consiguiente invasión del territorio

El 27 de julio de 1953 se firmaba el armisticio que daba por terminada la guerra de Corea, en la que se daba por buena la línea que existía en el momento del alto el fuego por donde cruzaba el paralelo 38 y asignaba una nueva distribución a las zonas fronterizas.

En esta guerra habían muerto 3 millones de coreanos y por parte norteamericana 52.000 muertos, 103 heridos y 7.000 desaparecidos.

En medios de Corea del Norte nunca se reconoció el armisticio, sino que aseguran que firmó un alto el fuego, por lo que Corea del Norte se considera aún en guerra con Estados Unidos.


GUERRA DE VIETNAM
Período: 1956 hasta 1968

Antecedentes:

La antigua Indochina al finalizar la segunda Guerra Mundial en 1945, estaba formada por los territorios de Anam, Tonquim y Conchinchina que formaban la República de Viet-Nam y que en el año 1947 junto con Camboya y Laos, formaron Federación Indochina y Unión Francesa.

En el año 1954, Camboya y Viet-Nam consiguieron su independencia y esta última quedó dividida en dos partes: Viet-Nam del norte y Viet-Minh o Viet-Nam del Sur.

El 8 de mayo de 1954, la guarnición francesa de Dien Bien Phu se había rendido a las Fuerzas Populares dirigidas por el líder comunista Ho Chi Minh y las tropas militares francesas abandonaron el país. Ya entonces Estados Unidos exigió una inmediata intervención norteamericana. Al conflicto se le llamó Guerra de Indochina.

En el año 1956 se incrementaron las hostigaciones de guerrilleros comunistas del Vietnam del Norte en territorio de Vietnam de Sur, pero no es hasta el 11 de diciembre de 1961 cuando Estados Unidos con dos compañías militares compuestas por 32 helicópteros y 4.000 hombres llegan a Vietnam del Sur como refuerzo para paralizar los acosos bélicos del norte.

Acontecimientos:

Las acciones bélicas se iniciaron en agosto de 1964, cuando el gobierno de los Estados Unidos informan que el día 2 un destructor norteamericano había sido acatado por patrulleros en Tonkin, a 30 millas de Vietnam del Norte. Los días 4 y 5 de agosto Estados Unidos envía 64 bombarderos hacia Vietnam del Norte como represalia.

Algunos medios de prensa se acordaron de la guerra de Cuba y la excusa del hundimiento del Maine para iniciar la guerra, pero sea cual fuere la realidad es que sirvió de pretexto para que el 7 de agosto el Congreso de los Estados Unidos de América aprobara toda acción militar sobre Vietnam del Norte.

Desde este día hasta el final de la contienda pasan por los bombardeos masivos de los días 7, 8 y 11 de febrero de 1965, como represalia de los ataques del Frente de Liberación Nacional.

El bombardeo de 160 aviones sobre territorio del norte con bombas de napalm o gasolina gelatinosa el día 2 de marzo.

El desembarco de las primeras tropas de combate norteamericanas en Da Nang los días 8 y 9 de marzo de 1965 y el inicio de la primera ofensiva militar norteamericana sobre tropas del Vietnam del Norte el día 28 de Junio de 1965.

Este mismo día 28 el presidente Johnson anuncia que sobre suelo vietnamita había 125.000 soldados y que la cifra podía duplicarse. Las manifestaciones en contra de la guerra el día 15 de octubre de 1965 en las ciudades de Nueva York y los Ángeles y el bombardeo de la ciudad de Hanoi en junio de 1965, comienza a preocupar a la población estadounidense.

En el año 1968 habían muerto en Vietnam 9.000 soldados americanos y le habían derribado 10.000 aviones y el gobierno estadounidense aumentó a 480.000 efectivos sobre suelo surcoreano.

El 30 de enero de 1968 las tropas del FLN lanzaron una ofensiva sobre todas las ciudades importantes de Vietnam del Sur, incluida Saigón. Se consiguió repeler la agresión, pero los políticos americanos se dieron cuenta de que sería muy difícil conseguir la victoria.

El 16 de marzo de 1968 tropas norteamericanas en la población de My Lai, metieron en una zanja a 500 ancianos, mujeres y niños y los asesinaron. El ejército ocultó la masacre hasta noviembre de 1969. El 8-10 de agosto de 1968 mataron a 72 civiles vietnamitas en un ataque accidental en un pueblo del delta del Mekong.

Se calculó que la muerte de civiles en esta guerra superaba el millón de personas.

El 31 de marzo de 1968 el presidente Johnson ordenó el cese de los bombardeos sobre Vietnam del Norte y solicitó el inicio de las negociaciones de paz.

El 3 de abril Vietnam del Norte acordó realizar conversaciones de paz directas que comenzaron el 10 de mayo en París, pero no fue hasta el 31 de octubre de 1968, en que el presidente Johnson anunció el cese total del fuego sobre territorio de Vietnam del Norte.

La cantidad de muertos en Vietnam alcanzó la cifra de 550.000 soldados norteamericanos. Los muertos Vietnamitas se desconocen.

No es hasta el 30 de abril del año 1975, que con ayuda de helicópteros se realizó la evacuación de mil norteamericanos del Vietnam del Sur, finalizando así dos décadas de intervención.

Poco después el gobierno de Vietnam del Sur se rindió a los soldados del Gobierno Provisional Revolucionario Comunista y ocupó Saigón rebautizándola con el nombre de Ho Chi Minh.


GUERRA CHINO-INDIA
Período: Desde 1959 hasta 1962

Antecedentes:

Entre los días 18 al 24 de abril del año 1955 se reunieron 29 países afroasiáticos en la ciudad de Bandung, Java, Indonesia. Esta fecha señaló el inicio de la política del Tercer Mundo y se basada en los principios del respeto mutuo de la soberanía; la integridad territorial; la no agresión; la no intervención en asuntos internos; la igualdad; beneficios mutuos y una coexistencia pacífica, entre otros puntos.

A esta reunión fueron invitados, especialmente, el dirigente chino Chou-En-Lai y el dirigente de la India Jawaharlal Nehru, ya que entre ambos países existían pequeños roces y tensiones inquietantes en la frontera chino-india y especialmente con el Tíbet.

El Tíbet estaba gobernado por un Dalai Lama. En el año 1950 China había invadido el Tibet y derrotado al pequeño ejército tibetano. Desde entonces el Dalai Lama accedió a ponerse bajo protección de los chinos siempre y cuando la cultura religiosa no fuese tocada y el ejército permaneciera fuera de su territorio.

Acontecimientos

En el año 1956 estalló una sublevación en el Tíbet, primero en las tribus del noreste, pero en 1959 ya se había propagado por todo el pais. Los rebeldes tibetanos antichinos, dirigidos por el Dalai Lama, trataron de alcanzar su independencia, pero el intento fue sofocado y el Dalai Lama fué enviado al exilio, refugiándose en la India.

Las India adoptó una posición a favor del Tíbet y aunque no intervino directamente, simpatizó con los rebeldes. Rusia por su parte apoyó públicamente a China por simpatía con el régimen comunista, sabiendo que un Tíbet chino era un problema para la India.

Durante la Primera Guerra Mundial de 1914 los británicos habían establecido la frontera del Tíbet con la India en la llamada Línea McMahon. En agosto de 1959 se produjo el incidente de Langiu (Long-Ju), en el valle de Tsari Chu, cuando la India unilateralmente reajustó hacia el Norte la línea que delimitaba la frontera entre India y el Tibet.

Esta decisión originó que se produjeran enfrentamientos fronterizos entre China e India, aunque por parte de China fueron auténticos enfrentamientos militares agresivos.

Se produjeron protestas internacionales, especialmente de Reino Unido y Norteamérica. Rusia por su parte medió en el conflicto, aunque en secreto le vendía a la India aviones de combate MiG21, con el propósito de que no simpatizara con los Estados Unidos de América.

La lucha en la frontera entre China e India estalló a gran escala en octubre de 1962, donde intervinieron fuerzas considerables por ambos lados. Las bajas de las tropas Indias fueron superiores al tener menos experiencia militar y un armamento de menor calidad, sufriendo derrotas una tras otra. China por su parte tenía la experiencia combativa de la Segunda Guerra con Chiang-Kai-shek frente al ejército japonés.

Por otro lado en el interior de la India se creó una fobia hacia la política comunista, que provocó que muchos simpatizantes indios tanto prosoviéticos como prochinos fueron perseguidos e encarcelados.

China ocupó parte del territorio de la zona norte de la India, hasta que en noviembre de 1962, los chinos declararon unilateralmente un alto el fuego, anunciando un cese de hostilidades sin vencedores ni vencidos.

Muchas naciones entendieron que China no tuvo intención de ocupar territorio Indio, sino que se trataban de expediciones punitivas o de represalia por las incursiones de la India en el Tíbet.


GUERRA DE SECESIÓN DE BIAFRA
Período: Desde 1967 hasta 1970

Antecedentes:

Nigeria era una antigua colonia inglesa creada en 1954 con el nombre de Confederación de Nigeria y formaba parte del protectorado de Lagos y el Camerún inglés.

En el año 1960 pasó a ser independiente dentro de la Comunidad Británica de Naciones con el presidente Nnamdi Azikiwe.

En 1961 la región del Camerún del sur pasó a ser la República del Camerún y la zona del norte quedó unida a la República de Nigeria.

Acontecimientos:

En 1966 se produjo una tremenda y sangrienta insurrección, ocupando el poder el general Ironsi, pero el 30 de mayo de 1967 fue derrocado ocupando la presidencia el general Yakuba Gowon, que declaró la Región Oriental de Nigeria como estado independiente con el nombre de República de Biafra.

La provincia suboriental de Nigeria, la más rica de la zona, estaba poblada por las etnias de los Hausas, Yorubas e Ibos y a pesar que desde inicio y principalmente desde el año 1968 se efectuaron intentos de mediación por otras naciones para pacificar la zona, todas finalizaron en fracaso y no evitaron que en 1970 el coronel Ojuwku entrara en conflicto armado contra las tropas federales de Nigeria.

En el conflicto intervinieron principalmente las etnias de los Hausas contra los Ibos.

Las tropas al mando del coronel Ojuwku de la etnia de los Ibos obtuvo algunos éxitos iniciales, pero con intervención de las tropas federales de Nigeria se inició una guerra de exterminio de características terribles, dramáticas, sangrientas y genocidas que produjo un millón de muertos.

La lucha se prolongó hasta el 12 de enero de 1970 en que se rindió el último reducto secesionista biafreño.


GUERRA ÁRABE-ISRAELÍ o GUERRA DE LOS SEIS DÍAS
Período: Del 5 al 11 de junio de 1967

Antecedentes:

El conflicto se estaba gestando desde hacia tiempo.

La Unión Soviética necesitaba tener cierta influencia en Oriente Medio y había vendido a Egipto armamento militar por valor de 320 millones de dólares, lo que originó que entre los años 1955 y 1956 se efectuaran atentados y pequeños ataques guerrilleros desde Egipto y Jordania hacia el interior de Israel.

El 29 de octubre de 1956, Israel inicia una campaña contra Egipto en el Sinaí, llamada Operación Kadesh, con el propósito de garantizar el control del canal de Suez.

Inglaterra y Francia apoyaron esta decisión y la campaña finalizó rápidamente ya que el 5 de noviembre se anunció el alto el fuego y los territorios ocupados fueron devueltos a Egipto.

Lejos de aclarar el conflicto, las negociaciones para una paz se paralizaron y pronto quedó claro que la Unión Soviética apoyaba a Egipto y a Siria y los Estados Unidos auxiliaban a Israel.

Acontecimientos:

Nubes de guerra volvieron a aparecer nueve años después. El presidente egipcio Nasser bloqueó el golfo de Aqaba, como inicio de un ataque preventivo planeado para atacar a Israel, pero el 5 de junio de 1967 el ejército israelí dió un golpe de efecto por sorpresa en base a las informaciones de sus espías e inicia la guerra conocida como de los Seis Días.

En pocas horas los ataques israelitas destrozaron la fuerza aérea egipcia. Israel contaba con líderes militares importantes que fueron portada de las noticias del mundo como Moshe Dayan, Yuzhak Rabin y Uzi Narkis.

Los combates se dieron en tres frentes contra los ejércitos árabes. Israel llegó a cuadruplicar su territorio ocupando la península del Sinaí, la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén ciudad vieja y los Altos del Golán.

La guerra terminó el día 10 de junio de 1967, pero no sus consecuencias.

Israel perdió 1.100 hombres, Egipto 10.000, Siria 2.500 y Jordania 700. Israel tuvo en su poder dos bombas nucleares que no llegó a utilizar.

Se llama guerra de los seis días, pero el conflicto continúa incluso actualmente.

Después del alto el fuego decretado por la ONU, la zona pareció tranquilizarse, sin embargo del 6 al 25 de octubre de 1973 se produce la guerra del Yom Kippur y posteriores guerras en el Líbano de los años 1978, 1982, 1996 y 2006.


SEGUNDA GUERRA ÁRABE-ISRAELÍ o GUERRA DEL YOM KIPPUR
Periodo: Desde el 6 al 25 de noviembre de 1973

Antecedentes:

Es una continuación, cuatro años después, de la mal finalizada guerra de los Seis Días.

Egipto no reconoció nunca la derrota de la guerra de los seis días y desde 1970 lanzaba proyectiles desde el otro lado del canal de Suez contra las posiciones israelíes.

En 1972 se produjeron los atentados de las Olimpiadas de Munich, llevadas a cabo por el grupo terrorista palestino llamado Septiembre Negro y en 1973 estalló un nuevo conflicto.

Acontecimientos:

El día 6 de octubre de 1973 las tropas egipcias atravesaron la línea llamada Bar-Lev, que era una serie de bunkers y túneles inexpugnables en la zona israelí del canal de Suez.

Era la festividad judía del Yom Kippur y fueron cogidos totalmente por sorpresa.

Las pérdidas fueron enormes, pero la población de Israel tomó las armas.

Estados Unidos aprovisionó a Israel con un fuerte armamento y la contraofensiva israelita fue tremenda. Las tropas israelíes al mando del general Ariel Sharón cruzaron el canal de Suez y tras duros combates arrinconaron en la orilla este del canal al tercer ejército egipcio, que constituía el grueso de las fuerzas del país.

Ambos países se vieron obligados a negociar un alto el fuego y evitar la destrucción casi total del cercado ejército egipcio,

El mundo quedó perplejo de esta guerra de 1973, y fue consciente de que el conflicto árabe-israelí podía desencadenar un desastre nuclear a gran escala y se plantearon la necesidad de iniciar conversaciones de paz para terminar con el conflicto de una forma definitiva.


GUERRA CIVIL DEL LÍBANO
Periodo: Desde 1975 hasta 1990

Antecedentes:

Las rivalidades entre los árabes del Próximo Oriente y el problema palestino no fue ajeno al nacimiento de un conflicto en un pequeño territorio como el Líbano.

El Líbano estaba gobernado de acuerdo con los grupos religiosos del país y entre los dieciocho o más grupos, el Parlamento se componía de un presidente Cristiano Maronita, un primer ministro Musulmán Sunni y un presidente de la cámara de diputados Musulmán Chiíta.

Pero los que realmente gobernaban eran los capitalistas extranjeros apoyados por otros líderes religiosos musulmanes, cristianos y drusos.

Toda esta telaraña se complicó cuando en septiembre de 1970, es masacrada la guerrilla palestina por los beduinos jordanos, lo que originó un gran éxodo de palestinos fuera de Jordania. Egipto con la guerra del Yom Kippur aún caliente, no les dio apoyo ni refugio, pero encontraron acogida en el Líbano y además desde aquí podían hostigar al ejército de Israel en el flanco norte.

Acontecimientos

Los guerrilleros palestinos se fueron haciendo poco a poco del control de varias zonas libanesas e inevitablemente entraron en conflicto con el gobierno del Líbano. En el mes de abril de 1973 se produjeron los primeros enfrentamientos entre el ejército libanés y la guerrilla palestina.

La mecha del polvorín se inició en 1975 cuando una organización que agrupaba diversas ideologías conservadoras, conocida como la Falange Libanesa, masacró un autobús lleno de palestinos y debido a ello en el gobierno libanés se produjo una brecha entre grupos cristianos maronistas, conservadores y grupos opuestos a la presencia palestina, contra musulmanes suníes, chiíes, drusos y grupos palestinos.

El ejército libanés, también dividido internamente, no pudo hacer frente a estos grupos rivales y los combates iniciados entre ellos por las calles en la capital de Beirut se extendieron a todo el país.

El conflicto alcanzó una violencia extrema en enero de 1976 y mediaron las Naciones Unidas, pero nada pudieron hacer, excepto Siria que intervino como mediador entre los grupos de cristianos moderados y extremistas, consiguiendo algunos acuerdos de paz, que relentizaron el conflicto.

Se acordó que los palestinos, agrupados en la OLP (Organización para la Liberación de Palestina), se asentaran al sur del Líbano. Los enfrentamientos bélicos entre los grupos políticos libaneses disminuyeron, aunque siguieron ensangrentando el país en pequeñas y aisladas luchas.

Pero fué peor el remedio que la enfermedad ya que la OLP desde el sur del Líbano se dedicó a bombardear esporádicamente la frontera norte de Israel y además la embajada israelí en Londres fue atacada por miembros palestinos de Septiembre Negro.

El 6 de junio de 1982 el estado de Israel lanzó la Operación Paz en Galilea con la intención de crear una franja de 40 Kms. de ancho al norte de su frontera con el Líbano, lo que originó un enfrentamiento armado con Siria y la ocupación de las Granjas de Ashebaa en los Altos del Golán del Líbano, colindantes con los de Siria, que también los había ocupado en la guerra del Yom Kippur.

Si en un principio la idea de Israel era establecer una franja desmilitarizada y expulsar del sur del Líbano a las tropas palestinas, el ejército israelí avanzó hacia la ciudad de Beirut y destruyó los últimos reductos de resistencia palestina tras cruentos combates en la capital, que quedó prácticamente arrasada.

Se eliminó prácticamente la presencia militar palestina y se crearon campos de refugiados, pero entre los dias 15 y 18 de septiembre de 1982 se produjo una terrible matanza en los campos de Sabra y Chatila perpetrada por integristas cristianos e israelíes.

Las protestas internacionales obligaron al ejército israelí a abandonar el Líbano, (que se completó en el año 1985), pero la lucha política de las facciones por controlar el Líbano continuaron.

En el año 1984 se constituyó un gobierno de Unidad Nacional presidido por Rachid Karame, incorporando en el gobierno a líderes chitas y drusos y pareció verse la luz al final del túnel, pero el presidente Karame fué asesinado el 1 de junio de 1987 al estallar una bomba en el helicóptero donde viajaba.

Tras catorce años de guerra civil los enfrentamientos armados se paralizaron, pero continuaron sin resolver los problemas que la habían causado.

En enero de 1991 el gobierno de Siria consiguió unos acuerdos con todas las facciones del ejército libanés. En marzo de 1991 se entregaron las armas de todos los bandos en conflicto, excepto la organización de Hezbolá de ideologia Chiita, y pasó a un control de tropas regulares o fuerzas armadas libanesas, todo ello acompañado de la firma de amistad Sirio-Libanés y con un protectorado de Damasco sobre el Líbano.

Pero esta solución duró poco tiempo y la estabilidad del Líbano continúa siendo insegura por la influencia de los países cercanos y las tensiones religiosas entre los Chiitas y Sunitas.


GUERRA IRANO-IRAKÍ
Periodo Desde 1980 hasta 1988

Antecedentes:

Una guerra desastrosa para los dos países que mantenían una tremenda rivalidad árabe-persa desde hacía mucho tiempo.

El Iraq de Sadam Huseín quería modificar la delimitación de las fronteras con el Irán de Jomeini y anexionarse la región de Shatt-al-Arab, por lo que movilizó al ejército y traspasó estas fronteras sin ningún temor, ya que contaba con 56 divisiones, un millón de hombres y poseía los mejores tanques soviéticos, helicópteros, misiles móviles y un avanzado sistema aéreo, lo que convertía el ejército de Iraq en el cuarto ejército más grande del mundo.

Acontecimientos:

Al inicio del conflicto, Sadam solicitó ayuda militar y asesoramiento a la primera potencia del momento, Estados Unidos, que se la prestó ya que tenían en sus proyectos paralizar la amenaza islamista de la revolución iraní de Jomeini.

También se la prestó la Unión Soviética, que tradicionalmente era aliada de Bagdad y a estos se unió el consentimiento de Europa y las monarquías petrolíferas del golfo.

En la guerra apareció la rivalidad religiosa entre los Sunies o Zuníes y Chiies, sectas musulmanas que constituyen las dos grandes divisiones del islamismo y que se dividen además en Hanefitas, Malequitas, Chafeitas y Hanbalitas, con profundas convicciones en Iraq del líder Sadam Huseim y la Chiita, que desde el siglo -XVI- es la religión oficial de Irán del Ayatolá Jomeini.

Sin embargo con todo este apoyo de las dos potencias mundiales, Iraq no pudo derrotar a Irán.

Finalizó la guerra sin un claro vencedor, pero fue desastroso para la zona histórica de Mesopotamia.


GUERRA DE LAS MALVINAS
Periodo: Desde 1982 hasta 1983

Antecedentes:

El conflicto venía del siglo pasado. El 3 de enero del año 1833 los británicos ocuparon por la fuerza Puerto Soledad en las Islas Malvinas y al año siguiente ya estaba colonizado el resto del archipiélago. El gobierno argentino respondió a esta ocupación ilegal y el 16 de enero de 1833 pidió explicaciones al ministro de Relaciones Exteriores sin obtener respuesta.

Las islas Malvinas, las Georgias del Sur, las Sandwich del Sur o las islas Flalkland para los británicos, son unos archipiélagos situados en el sur del océano Atlántico frente a las costas argentinas, formado por 200 islas. Dos de ellas son las grandes llamadas Soledad y Gran Malvina.

Desde el año 1833, Argentina venía reivindicando la ocupación ilegal las islas por parte de Reino Unido sin obtener respuesta.

Acontecimientos:

Esta guerra supuso el mayor despliegue de Fuerzas Especiales británicas después de la Segunda Guerra Mundial. Se emplearon por primera vez misiles modernos de crucero contra buques de una marina de primera categoría y se utilizó por primera vez el combate de submarinos nucleares.

Las hostilidades se iniciaron el 19 de marzo de 1982, cuando desembarcó en Puerto Light un grupo de trabajadores para iniciar la construcción de cuatro factorías balleneras. Los trabajadores izaron una bandera argentina nada más llegar a la isla.

Gran Bretaña protestó y exigió arriar la bandera, al tiempo que enviaba el buque Endurance para retirar a los trabajadores. El gobierno argentino tomó esta intervención como un acto de guerra.

El problema se fue complicando y entre los días 2 y 3 de abril se establecieron combates entre los infantes de marina argentinos y soldados de las fuerzas especiales británicas.

En vez de negociar el conflicto, son enviadas más tropas a las islas por ambos bandos.

El 5 de abril de 1982 una tremenda fuerza operativa llamada Task Force zarpó de Potrtsmounth en Inglaterra junto con cien buques, de los cuales 42 eran de guerra, portaaviones y submarinos que transportaron 28.000 efectivos y una unidad de los SAS o fuerzas especiales de intervención, que se desplazaron desde Gran Bretaña hacia el sur de Atlántico a una distancia de 12.000 millas.

La Junta Militar argentina deseaba una solución diplomática para recuperar la soberanía de las islas y para los británicos era prioritario defender los intereses de los residentes en las islas y castigar la agresión.

El presidente argentino Leopoldo Galtieri ordenó la evacuación de la islas el 2 de abril de 1983 y dimitió ante la Junta Militar Argentina el 17 de junio, tres días después de la rendición.

Los británicos capturaron 10.000 prisioneros argentinos, que fueron liberados posteriormente, hubo 645 muertos argentinos y más de mil heridos. Para los británicos supuso 253 muertos y más de 700 heridos.

Para ambos bandos las Malvinas es todavía una tierra de dolor.


GUERRA DEL GOLFO
Periodo: Desde 1990 hasta 1991

Antecedentes:

El 26 de julio de 1990 las diferencias entre Bagdad y Kuwait se incrementaron porque el Emirato había decidido rebajar el precio del barril de petróleo a 14 dólares, mientras que Iraq pretendía aumentarlo a 25 dólares. El precio del barril entonces estaba a 18 dólares.

Asimismo Iraq reclamaba a Kuwait el pago de 2.500 millones de dólares como compensación por el petróleo que había sustraído en su zona fronteriza de Mumaila durante la guerra que sostuvo contra Irán y además quería incorporarla como la 19 provincia Iraquí, una antigua reivindicación.

Acontecimientos::

En julio de 1990 los ejércitos iraquíes salieron de la ciudad de Basora hacia la frontera de Kuwait con la intención, en principio, de intimidar a sus vecinos.

El día 2 de agosto de 1990 las fuerzas iraquíes compuestas por 140.000 hombres, unidades de la Guardia Republicana y más de 1.000 tanques entraron en Kuwait en un ataque relámpago sin encontrar resistencia y fue ocupada la ciudad en 48 horas.

El día 8 de agosto Sadam Huseín se anexionó Kuwait y los servicios secretos de Estados Unidos informaron que su otro vecino Arabia Saudí corría la misma suerte, ya que la pretensiones de Huseín eran hacerse con el petróleo de la zona.

El líder iraquí preparó el terreno e hizo un llamamiento a la Guerra Santa contra Estados Unidos y para tener el apoyo del mundo árabe llamó a recuperar los lugares sagrados del Islam, Medina y La Meca que forman parte del reino saudí.

Ya no había duda, el líder iraquí planificaba invadir Arabia Saudí. Las relaciones Iraq y Estados Unidos se rompían para siempre.
Desde el 6 de agosto, en que la ONU condena la invasión e impone sanciones económicas a Iraq hasta su finalización, pasa por poner en marcha la operación Escudo del Desierto; la concentración de doscientos mil soldados norteamericanos en la frontera Iraq con Arabia Saudí; la preocupación de que Israel no entrara en el conflicto; la movilización de un cuarto de millón de soldados norteamericanos hacia el desierto iraquí; la puesta en marcha de la Operación Tormenta del Desierto; la utilización de bases aéreas emplazadas en Europa para el transporte de material y soldados hacia la zona como Torrejón (España), Azores (Portugal) o Ramsteim (Alemania), etc.

El 25 de enero de 1990, Iraq prende fuego a los pozos petrolíferos de Kuwait y la cadena televisiva de la CNN entra a retransmitir la guerra prácticamente en directo, así como la intervención táctica de los sistemas aéreos de las fuerzas coaligadas británicas, francesas e italianas.

El 29 de enero de 1991 el ejército iraquí traspasa la frontera de Arabia Saudí y ataca el pueblo de Khafji al norte del país. El pueblo estaba vacío porque la población había sido evacuada. Los saudíes solicitan ayuda a las tropas norteamericanas y las recuperación del pueblo es una de las campañas más importantes de la Guerra del Golfo.

El 24 de febrero las tropas aliadas, compuesta principalmente por divisiones de marines, entran en Kuwait y obligan a retroceder a las tropas iraquíes, destrozando a las divisiones de la Guardia Republicana que se repliegan hacia Basora, la segunda ciudad importante de Iraq .

El 27 de febrero de 1991 el ejército aliado está a las puertas de la ciudad de Basora, donde se produce el enfrentamiento más duro y cruel de esta guerra. Se volvía a la guerra de luchas calle por calle como en Stalingrado.

El 28 de febrero se da orden del alto el fuego, Kuwait había sido liberada y el poderoso ejército norteamericano da a entender que no están interesados en ocupar Iraq al ordenar una cuidadosa retirada del ejército aliado.

El día 3 de marzo se negoció el alto el fuego y la ONU impone fuertes sanciones a Iraq.

Pero Sadam Husseín seguía en el poder y no es derrocado hasta el año 2003 en la llamada Segunda Guerra del Golfo, pero que realmente era la misma, acusado de crímenes contra la humanidad y condenado a ser ejecutado, condena que se cumplió en diciembre del año 2006.


GUERRA DE YUGOSLAVIA
Tercera Guerra de los Balcanes
Periodo: Desde 1991 hasta 2001

Antecedentes:

El estado de Yugoslavia comprendía seis repúblicas federadas y dos provincias autónomas: Serbia (Belgrado), Croacia (Zagred), Eslovenia (Liubliana), Montenegro (Titograd), Macedonia (Skoplie) y Bosnia-Herzegovina (Sarajevo). Dos provincias autónomas: Vaivodina (Novi Sad) y Kosovo (Pristina), anexas a Serbia. La capital del estado era Belgrado.

En el estado Yugoslavo comenzaron a aparecer los viejos demonios de los odios étnicos ancestrales así como la difícil y áspera convivencia entre pueblos diferentes.

Estas diferencias étnicas ya se habían dado en los años ochenta y tras la muerte del general Tito surgió la pugna entre la República de Serbia y la comunidad albanesa de su provincia autónoma de Kosovo.

El líder de la Liga comunista Sloban Milósevic al llegar al poder el 23 de julo de 1997, abolió la autonomía de estas provincias y esta decisión afectó al resto de las Repúblicas de la Federación.

Acontecimientos

Al conflicto independentista de la provincia de Kosovo se unieron las diferencias hegemónicas de Serbia con Eslovenia y Croacia, que se declararon independiente de la Federación Yugoslava el 27 de junio de 1991.

El estado de Eslovenia al declarar su independencia fue reconocido por Alemania de inmediato, lo que significaba que también la reconocería Europa. Para evitar la desmembración total de la Federación, el ejército Federal controlado por Sloban Milósevic, puso en alerta al ejército federal para intervenir en las Repúblicas de Eslovenia, Croacia y Bosnia.

El problema que representaba la región no solo era yugoslavo sino también le afectaba a la Unión Soviética. Con la perestroika en marcha los pueblos gobernados por Moscú comenzaron a tener su protagonismo: Lituania, Letonia, Estonia desde tiempos de Stalin, Georgia, Ucrania y Armenia, los rumanos de Karabaj y Besarabia, etc. y se corría el peligro de extender el problema independentista a Europa.

Las operaciones militares tuvieron tres fases: En el año 1991 sobre Eslovenia, en 1992 sobre Croacia y Bosnia Herzegovina y en 1998 sobre Kosovo.

En junio de 1991 el ejército serbio ocupó militarmente la zona Albano-Kosovar, para evitar sublevaciones en el interior de Serbia (la confrontación no se produciría hasta 1998) y la Armada Federal desplegó su flota para bloquear los puertos de las costas del Adriático de la república de Eslovenia.

El gobierno esloveno protestó ante las Naciones Unidas y la OTAN, al considerar que era una agresión a un Estado independiente.

La República de Croacia apoyó a Eslovenia y declaró igualmente la independencia en 1991. La marina serbia bloqueó los puertos croatas de Karlonag, Novi, Rijeka, Sibenik y Split. Croacia recurrió a las Naciones Unidas.

En el año 1992 Serbia y Montenegro se unieron para formar la República Federal de Yugoslavia y en el mismo año el ejército Milósevic efectuó un bombardeo aéreo sobre las ciudades croatas de Pakcra, Karlovac, Velika, Samobor, seguidos de un despliegue de tropas.

El ejército serbio se movilizó hacia Zagreb, capital de Croacia, y desplazó las tropas a lo largo de la línea fronteriza entre Bosnia-Herzegovina y Croacia, ocupando la mitad del territorio croata y bosnio, desde Zagred hasta Zadar en el Adriático y otro cuerpo de ejército desde Zagreb hacia territorio Esloveno, al que penetró en 1994 después de intensos combates en la ciudad de Samobor.

Las ofensivas serbias sobre Croacia y Eslovenia se paralizaron por las presiones de la ONU y la OTAN y porque en el año 1998 los revolucionarios Albano-Kosovares se levantaron en armas contra Serbia, cambiando el frente al interior del Estado de Serbia.

En Kosovo y en su capital Pristina los enfrentamientos fueron especialmente crueles. El Ejército Federal inició una serie de limpiezas étnicas y atrocidades que no ocurrían desde la segunda Guerra Mundial. Esta región tenía el agravante de que los habitantes mayormente eran de origen étnico albanés y la parte norte de origen étnico Serbio.

En el 1999 la OTAN interviene en el conflicto para detener la guerra de Kosovo y bloquea comercialmente a la República Federal de Yugoslavia y se establecen negociaciones de paz en Rambouillet (Francia), pero el dirigente Milosevic no estaba por la labor de pacificar la zona.

Entre los días 24 de marzo y el 11 de junio de 1999 la OTAN bombardea las ciudades serbias y la capital Belgrado. Los bombardeos fueron tan intensos que arrasaron las infraestructuras y se hundió la economía del país, con miles de muertos y heridos.

El 12 de junio de 1999 se desplegaron en la región de Kosovo las unidades de la Fuerzas Militares Multinacionales (KFOR), liderada por la OTAN, para pacificar la zona.

En el año 2001 se paralizó el conflicto pasando la administración y el gobierno de la región a manos de la OTAN y de las Naciones Unidas.

El presidente de la Federación Yugoslava Slodoban Milósevic, apodado el Carnicero de los Balcanes, presidente de Serbia desde 1989 hasta 2000, fue hecho prisionero acusado de crímenes de guerra. Murió el 11 de marzo de 2006 en La Haya (Países Bajos) . Junto a él también fue condenado a cadena perpetua por crimines contra la humanidad y genocidio en la localidad de Srebrenica, en Bosnia Herzegovina, el líder Radovan Karadzic.


© Ramiro García González - (Ranimirum) - 2020

Fuentes