GUERRA ITALO-ETÍOPE
Periodo: Desde 1934 a 1936
Beligerantes: Italia contra Etiopía
Causas: Conflictos territoriales

Antecedentes:

El lider italiano Benito Mussolini tenía en mente efectuar una expansión por el continente africano con el propósito de aumentar su propio prestigio y propaganda política y demostrar al pueblo italiano que el fascismo restauraría el histórico Imperio Romano.

En el otoño de 1933 Mussolini encargó a su mariscal Emilio de Bono efectuar preparativos para incrementar tropas en sus colonias de Somalia y Eritrea, sabiendo que las líneas fronterizas con Etiopía eran muy frágiles.

Acontecimientos

En 1934 ocurrieron en la frontera de Etiopía con la Somalia Italiana graves incidentes que dieron lugar a un conflicto armado, donde murieron muchos soldados indígenas enrolados en el cuerpo colonial italiano. Como represalia el ejército italiano invadió Etiopía con el propósito de llegar a la capital de Addis Abeba y derrocar al gobierno de Haile Selassie.

El gobierno etíope propuso someter el incidente a un arbitraje entre las naciones que tenían intereses coloniales en la zona, pero el gobierno de Mussolini se opuso a ello. Etiopía recurrió entonces a la Sociedad de Naciones.

Francia no tenía intereses importantes en la zona. Gran Bretaña veía una amenaza cercana con el Sudán, pero a pesar de ello tampoco estaba muy por la labor de pacificar la zona y entrar en conflictos ideológicos con Mussolini y la Alemania de Hitler.

Los ejércitos de Mussolini avanzaron hacia la capital de Addis Abeba en octubre de 1934, tomando la capital. Durante el transcurso del año siguiente Haile Selassie se mantuvo en su trono a pesar de estar ocupado el país y la administración por Italia, sin renunciar a sus derechos como Negus Negusti (Rey de Reyes), apelando ante la Sociedad de Naciones, para nada, porque no llegaron a ningún acuerdo por discrepancias y titubeos entre Londres y París.

Finalmente para paralizar las luchas y viendo que la Sociedad de Naciones no acordaba sanciones contra el agresor italiano, en el año 1936 el propio Selassie se expatrió a Inglaterra, pero sin renunciar a sus derechos.

Con los territorios de Etiopía, Eritrea y Somalia bajo poder de Mussolini, el imperio italiano obtuvo una vasta dependencia a la que denominó África Oriental Italiana.

Etiopía se consideró ocupada por tropas italianas hasta 1946, año en que los ejércitos británicos en la segunda Guerra Mundial la reconquistaron y restituyeron en el trono al emperador Haile Selassie.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal