GUERRA DE LA OREJA DE JENKINS
Guerra del rey Jorge
Período: Desde 1739 hasta 1745
Beligerantes: Gran Bretaña contra España y Francia
Causas: Rivalidades comerciales y el contrabando en las Indias.

Antecedentes:

El comercio con América convivía con el contrabando del que se beneficiaban sobre todo los colonos y los armadores de los grandes puertos.

Entre los años 1718 y 1727 empezaron unas disputas entre Francia, Gran Bretaña y España por los barcos que apresaba esta última acusados de contrabando, piratería y destrozos en los puertos españoles en América colonial.

Ante la imposibilidad de apaciguar el tráfico en el año 1731 por motivos políticos España toleró este contrabando y durante un tiempo no hubo quejas contra la Compañía del Mar del Sur hasta 1737, en que los británicos solicitaron en su Parlamento el efectuar una reclamación a España con una compensación por los barcos perdidos en las Indias y que habían sido apresados por España.

Se propuso y se aceptó el pago a Gran Bretaña de una compensación a Través de la Compañía del Mar del Sur.

Pero las opiniones británicas estaban divididas: Los comerciantes de Liverpool, Londres, Bristol, Glasgow,. etc. alegaban que las reclamaciones de España sobre Gibraltar, los priviegios otorgados en el tratado de Utrech y las escaramuzas de los barcos españoles en la Florida, impedían llegar a un acuerdo y la solución era un conflicto bélico.

Además los británicos sabían que España tenía previsto una reconversión de su marina de guerra con el ministro José Patiño, por lo que las acciones contra el contrabando de los barcos británicos irían en aumento.

Acontecimientos

Esta guerra no es muy conocida porque realmente se fusionó con la Guerra de Sucesión Austriaca

Los partidarios de las acciones bélicas encontraron la persona ideal para iniciar las hostilidades en un capitán llamado Robert Jenkins, que realmente era un corsario contrabandista.

Cuando el bergantín del capitán Robert Jenkins retornaba de las Indias en el año 1731, fue detenido y abordado por guardias costeros cerca de La Habana en Cuba. Le quitaron los productos que llevaba en la bodega y como castigo el comandante español le cortó una oreja.

Al llegar a Londres, Jenkins denunció en la asamblea del Parlamento Británico las crueldades que efectuaban los españoles a los tripulantes de los barcos británicos apresados y como prueba exhibió la funda de cuero en la que contenía su oreja.

No se efectuó ninguna acción en ese momento, pero como las quejas de los navegantes británicos continuaban, siete años después el 17 de octubre de 1739, el incidente se recordó en un comité de la Cámara de los Comunes, dando lugar a una indignación general. La noticia apareció en primera plana y Robert Jenkins se convirtió en un mártir y usando la oreja como excusa, Gran Bretaña declaró la guerra a España, aunque realmente los británicos buscaban tener primacía en las Indias Orientales.

La primera acción bélica se produjo en noviembre de 1739 cuando el almirante Edward Vernon atacó Portobelo, que era un gran emporio comercial y uno de los dos puertos americanos que recibían y despachaban las flotas españolas y lo bombardeó sin descanso e inutilizó el puerto.

El segundo puerto importante era Cartagena de Indias por lo que era fácil adivinar cual sería lo siguiente.

Los corsarios españoles se pudieron en marcha y dificultaron aún más el comercio británico y por otro lado Versalles en Francia, que en un principio había eludido la intervención francesa, apoyó a los barcos españoles.

De inicio el primer ministro francés Cardenal André Hercule de Fleury prestó ayuda naval débil para presionar a Gran Bretaña y no llegar a mayores, pero a medida que las acciones de los corsarios y contrabandistas británicos aumentaban planeó efectuar un ataque franco-español a Gran Bretaña.

Los británicos no estaban muy desencaminados al pensar en la reconversión de la marina española por el ministro José Patiño, ya que realmente fue el fundador de la Armada Española, que revolucionó la administración y los navíos de guerra dotándolos de una capacidad ofensiva inigualable hasta la fecha.

Para el ataque a Cartagena de Indias el almirante Vernon mandó acuñar unas monedas o medallas conmemorativas de la toma de la plaza, pero cuando en marzo de 1741 llegó a Cartagena de Indias le estaba esperando la flota de Blas de Lezo y tras duros combates navales el buque insignia Stanhope es obligado a rendirse. El resto de la flota se retiró hacia Cuba, pero en La Habana le fueron confiscados sus barcos.

Las acciones de los corsarios, la piratería y el contrabando disminuyó y se incrementó en la zona francesa del Canadá y también dio instrucciones de atacar a los barcos británicos si era amenazada su flota.

Reino Unido estaba convecido que su gobierno declararía la guerra a Francia, lo mismo que hizo con España, pero el que se adelantó fué Luis -XIV- que el 15 de marzo de 1745 abrió las hostilidades contra Gran Bretaña en la llamada Guerra del rey Jorge (1741-1745) y que no tuvo mayores consecuencias, excepto pequeños enfrentamientos en las Antillas, Santo Domingo y Martinica.

¿Y que fue Robert Jenkins?: Llegó a ser supervisor de la Compañía Mar del Sur en la isla de Santa Elena.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal