GUERRA LAMIACA
Período: Año 323 a.d.C. hasta 322 a.d.C.
Beligerantes: Atenas contra Antipatro o Antipater de Macedonia.
Causas: Secesión de Macedonia de Grecia liderada por el rey Antipater.

Antecedentes:

Antipáter era uno de los principales generales, jefe de las falanges macedonias que habían luchado con los ejércitos de Filipo y estuvo en las conquistas de Alejandro Magno.

Tras la muerte de Alejandro en Babilonia el 10 de junio del 323 a.C., sin designar sucesor, el consejo militar macedonio reguló su sucesión y el reparto fue desastroso:

El hermanastro de Alejandro Magno llamado Arriedo, con el nombre de Filipo –III- Arriedo, junto con Alejandro –IV-, su hijo nacido de Roxana tras su muerte y a la mayoría de edad, recibieron el título de reyes, pero mientras tanto la administración del imperio correría a cargo de gobernadores tutelares.

Su primer general Pérdicas sería comandante en jefe de las tropas de Asia, asistido por Crátero, como jefe del ejército y caudillo del imperio.

Antipater recibiría el cargo de estratega de Macedonia y de Grecia. Lisímaco recibiría el gobierno de Tracia. Antígono las provincias de Frigia y Licia. Eumenes recibiría el gobierno de Capadocia y Ptolomeo Egipto.

Se le dieron cargos especiales a Seleuco, Casandro (hijo de Antipatro), Leonato y otros generales.

Acontecimientos:

Antipater sin embargo se consideraba único sucesor del imperio de Alejandro, heredero del reino de Macedonia y no como un simple cargo de estratega, porque a los ojos de Atenas su poder quedaba disminuido. Y realmente eso fue lo que sucedió.

Los políticos atenienses Hipérides y Demóstenes, grandes oradores, consiguieron disolver la Liga de Corinto, una asociación para la defensa de ciudades griegas y acordaron establecer una alianza contra los macedonios e independizarse del poder de los herederos de Alejandro.

Se formó un ejército mercenario ateniense a las órdenes de Leóstenes que se enfrentaron a las tropas de Antipater en las Termópilas, obligándole a replegarse y agruparse en la ciudad de Lamia. Los historiadores sitúan el inicio de esta guerra con el sitio de la ciudad de Lamia que duró un año, de aquí su nombre.

La ciudad de Lamia era capital del estado griego de Fitiotida, situada en la Grecia Central y las islas de Eubea, más tarde llamada Negriponto, nombre que le dieron los venecianos en la Edad Media. Fué una plaza fuerte en la antigua Grecia.

Durante el sitio a la ciudad en el año 322 a.C. el general ateniense Leóstenes es herido y muerto. Le sustituye el general Antífilo que reanuda las luchas para la toma de la ciudad.

El gobernador o sátrapa frigio llamado Leónato acude en ayuda de Antipater, con lo que consigue levantar el sitio a Lamia, pero Leóstenes le obliga a replegarse nuevamente hacia el norte.

Esta guerra llamada Lamiaca, originada por las discrepancias de Atenas contra Antipater, originó también una guerra civil entre los sucesores de Alejandro, llamadas de los Diádocos (traducido del griego Sucesores), aunque algunos historiadores las enmarcan dentro de la guerra Lamiaca.

En agosto del año 322 a.C. la flota macedonia derrota a la ateniense en la batalla de Amorgo. Atenas dejaba de ser potencia naval y poco después las tropas de Antipater ayudadas por las de Crátero, jefe de las tropas y caudillo del imperio, derrotan a los aliados de Atenas en la batalla de Crañón en Tesalia.

Atenas capitulaba ante Antipater y las tropas macedonias ocupaban el Pireo.

En el año 318 a.C. para continuar con la unificación del imperio, se forma una alianza entre los generales de Alejandro contra Pérdicas, comandante en jefe de las fuerzas de Asia, que pretendía unificar el imperio y nombrarse gobernante único, pero es derrotado en Egipto ante Ptolomeo.

Antipater muere en el año 319 a.C., nombra sucesor a Poliperconte y no a su hijo Casandro y las luchas por el reparto del imperio de Alejandro continuaron en las llamadas Guerras de los Diádocos.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal