GUERRA CIVIL DEL LÍBANO
Periodo: Desde 1975 hasta 1990
Beligerantes: El ejército libanés y grupos cristianos Maronistas contra grupos musulmanes Suníes, Chiíes y Drusos.
Causas: El pueblo palestino

Antecedentes:

Las rivalidades entre los árabes del Próximo Oriente y el problema palestino no fue ajeno al nacimiento de un conflicto en un pequeño territorio como el Líbano.

El Líbano estaba gobernado de acuerdo con los grupos religiosos del país y entre los dieciocho o más grupos, el Parlamento se componía de un presidente Cristiano Maronita, un primer ministro Musulmán Sunni y un presidente de la cámara de diputados Musulmán Chiíta.

Pero los que realmente gobernaban eran los capitalistas extranjeros apoyados por otros líderes religiosos musulmanes, cristianos y drusos.

Toda esta telaraña se complicó cuando en septiembre de 1970, es masacrada la guerrilla palestina por los beduinos jordanos, lo que originó un gran éxodo de palestinos fuera de Jordania. Egipto con la guerra del Yom Kippur aún caliente, no les dio apoyo ni refugio, pero encontraron acogida en el Líbano y además desde aquí podían hostigar al ejército de Israel en el flanco norte.

Acontecimientos

Los guerrilleros palestinos se fueron haciendo poco a poco del control de varias zonas libanesas e inevitablemente entraron en conflicto con el gobierno del Líbano. En el mes de abril de 1973 se produjeron los primeros enfrentamientos entre el ejército libanés y la guerrilla palestina.

La mecha del polvorín se inició en 1975 cuando una organización que agrupaba diversas ideologías conservadoras, conocida como la Falange Libanesa, masacró un autobús lleno de palestinos y debido a ello en el gobierno libanés se produjo una brecha entre grupos cristianos maronistas, conservadores y grupos opuestos a la presencia palestina, contra musulmanes suníes, chiíes, drusos y grupos palestinos.

El ejército libanés, también dividido internamente, no pudo hacer frente a estos grupos rivales y los combates iniciados entre ellos por las calles en la capital de Beirut se extendieron a todo el país.

El conflicto alcanzó una violencia extrema en enero de 1976 y mediaron las Naciones Unidas, pero nada pudieron hacer, excepto Siria que intervino como mediador entre los grupos de cristianos moderados y extremistas, consiguiendo algunos acuerdos de paz, que relentizaron el conflicto.

Se acordó que los palestinos, agrupados en la OLP (Organización para la Liberación de Palestina), se asentaran al sur del Líbano. Los enfrentamientos bélicos entre los grupos políticos libaneses disminuyeron, aunque siguieron ensangrentando el país en pequeñas y aisladas luchas.

Pero fué peor el remedio que la enfermedad ya que la OLP desde el sur del Líbano se dedicó a bombardear esporádicamente la frontera norte de Israel y además la embajada israelí en Londres fue atacada por miembros palestinos de Septiembre Negro.

El 6 de junio de 1982 el estado de Israel lanzó la Operación Paz en Galilea con la intención de crear una franja de 40 Kms. de ancho al norte de su frontera con el Líbano, lo que originó un enfrentamiento armado con Siria y la ocupación de las Granjas de Ashebaa en los Altos del Golán del Líbano, colindantes con los de Siria, que también los había ocupado en la guerra del Yom Kippur.

Si en un principio la idea de Israel era establecer una franja desmilitarizada y expulsar del sur del Líbano a las tropas palestinas, el ejército israelí avanzó hacia la ciudad de Beirut y destruyó los últimos reductos de resistencia palestina tras cruentos combates en la capital, que quedó prácticamente arrasada.

Se eliminó prácticamente la presencia militar palestina y se crearon campos de refugiados, pero entre los dias 15 y 18 de septiembre de 1982 se produjo una terrible matanza en los campos de Sabra y Chatila perpetrada por integristas cristianos e israelíes.

Las protestas internacionales obligaron al ejército israelí a abandonar el Líbano, (que se completó en el año 1985), pero la lucha política de las facciones por controlar el Líbano continuaron.

En el año 1984 se constituyó un gobierno de Unidad Nacional presidido por Rachid Karame, incorporando en el gobierno a líderes chitas y drusos y pareció verse la luz al final del túnel, pero el presidente Karame fué asesinado el 1 de junio de 1987 al estallar una bomba en el helicóptero donde viajaba.

Tras catorce años de guerra civil los enfrentamientos armados se paralizaron, pero continuaron sin resolver los problemas que la habían causado.

En enero de 1991 el gobierno de Siria consiguió unos acuerdos con todas las facciones del ejército libanés. En marzo de 1991 se entregaron las armas de todos los bandos en conflicto, excepto la organización de Hezbolá de ideologia Chiita, y pasó a un control de tropas regulares o fuerzas armadas libanesas, todo ello acompañado de la firma de amistad Sirio-Libanés y con un protectorado de Damasco sobre el Líbano.

Pero esta solución duró poco tiempo y la estabilidad del Líbano continúa siendo insegura por la influencia de los países cercanos y las tensiones religiosas entre los Chiitas y Sunitas.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal