GUERRA DEL PELOPONESO
Periodo: Año 431 a.d.C. hasta 404 a.d.C.
Beligerantes: Atenas contra Esparta.
Causas: Diferencias de poder entre Atenas y Esparta.

Antecedentes:

Después de las guerras Médicas el estado de Atenas había alcanzado el esplendor y supremacía naval en Grecia, pero Esparta continuaba siendo la primera potencia terrestre y se acentuaron las diferencias entre las dos ciudades aliadas.

En el año 432 a.C. la colonia corintia de Potidea abandona la Liga Marítima y es cuando Atenas inicia un asedio sobre la ciudad y al mismo tiermpo bloquea comercialmente la ciudad de Megara, importante centro comercial griego.

El estado de Esparta exige a Atenas el levantamiento del bloqueo, que renuncie a las pretensiones sobre las ciudades de Potidea y al golfo de Egina, frente a la isla de Salamina y que las ciudades acogidas a la Liga Marítima sean totalmente autónomas.
Atenas se niega y Esparta le declara la guerra.

Acontecimientos:

La contienda fue terrible y prolongada ya que duró casi treinta años y ambos contrincantes no pudiendo vencer en el terreno que le era propio, el mar o en tierra, poco a poco se fueron agotando sus recursos.

Todo ello benefició a Persia que veía con satisfacción el desgaste en las guerras intestinas.

Esparta estaba aliada con los estados del Peloponeso, con la Grecia Central y con Sicilia y el estado de Atenas lo estaba con Macedonia y Tracia.

En el año 431 .C., el general espartano Arquídamo invade la región del Ática y amenaza con tomar la capital de Atenas y las ciudades importantes como Maratón, Eleusis y Decelia. A esta invasión también se le llama Guerra Arquidámica pero realmente es el inicio de la guerra del Peloponeso

Los atenienses contraatacan y en el mismo año el ejército tebano, aliado con Atenas, conquista la ciudad de Platea en la Beocia, la flota ateniense saquea la isla de Egina, destruyendo los templos de Minerva y Júpiter y el general ateniense Pericles invade el Peloponeso.

La guerra entre las dos potencias estaba en marcha y los desastres también.

En el año 430 a.C. se declara una epidemia de peste en la ciudad de Atenas, que solicita la paz al estado de Esparta, pero este se la niega.

La ciudad de Potidea, que fué la detonante, capitula ante Atenas, y por el otro lado el general espartano Arcidamo pone sitio a Platea, capital de la Beocia, y en el mar la flota ateniense derrota a la peloponesa en la batalla de Naupacta, ciudad a la entrada del golfo de Corinto (actual Lepanto).

En el año 428 a.C. el gobierno de la isla de Lesbos, al igual que hizo Potidea, abandona la Liga Marítima y Atenas también pone sitio a su capital Mitilene, conquistándola al año siguiente en el 427 a.C., y en este mismo año Esparta ocupa la ciudad de Platea, que la tenía sitiada desde hacía dos años

En el año 427 a.C. muere el general espartano Arquídamo y en los años sucesivos se producen campañas por ambos bandos, como si de un juego de ajedrez se tratase.

En el 426 a.C., los atenienses invaden Etólia, en la costa del golfo de Corinto y saquean las ciudades de Calcis, Pilene y Oleno. El rey Agis -II- de Esparta (de la dinastía de los Agidas), contraataca e invade nuevamente la región del Ática, con su capital Atenas, pero es derrotado por los ejércitos atenienses.

En el año 421 a.C. se firma un tratado de paz entre Atenas y Esparta. Pero algunos aliados espartanos como Corinto, Megara y Tebas no están de acuerdo y se forma otra Liga entre el Peloponeso y Argos, que genera nuevas tensiones por incumplimientos de los tratados, originando incluso que los espartanos sean expulsados de los juegos olímpicos en el año 420 a.C..

Una relativa calma existió durante cuatro años.

La isla de Melo con apoyo de las ciudades marítimas de Selinus y Siracusa en la isla de Sicilia, paralizaban el comercio marítimo por el Mediterráneo. La ciudad de Segesta al noroeste de la isla, solicita ayuda a Atenas por lo que en el año 416 a.C. se inicia una expedición marítima ateniense contra la isla de Melo que tenía pactos comerciales y era aliada de Esparta.

Esto era lo que deseaba el ambicioso general Alcibiades. La invasión a la isla se produce mediante una enorme escuadra naval en el año 415 a.C., pero es derrotada en el año 413 a.C. y el ejército griego prácticamente es diezmado en la batalla del rio Acinaros.

Esparta tenía dos generales de genio: Brásidas que el año 406 a.C. pone sitio a la ciudad de Atenas y a los seis meses se rinde la ciudad y Lisandro que en el año 405 a.C. al mando de la escuadra espartana se enfrenta a la armada ateniense en Egos-Pótamos en el Helesponto (Dardanelos), que la vence y donde son ejecutados 3.000 prisioneros atenienses.

En el año 404 a.C., Atenas capitula y se somete a Esparta que le obliga a derribar las murallas del Pireo, a evacuar las ciudades conquistadas, a reducir la marina a doce naves y a depender de Esparta. Corinto y Tebas exigen la destrucción total de la ciudad de Atenas. La democracia dejó de existir en Grecia.

La zona siguió inestable y en el año 386 a.C., Esparta se alía con Persia mediante el tratado de paz de Antálcidas (también llamada Paz del Rey) y devuelve al imperio Persa las ciudades griegas de Asia Menor conseguidas en las guerras médicas, sacrificando la herencia de los vencedores de Maratón y Salamina.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal