GUERRAS DE RELIGIÓN
Período : Desde 1562 hasta 1588
Beligerantes : Católicos contra los Hugonotes franceses
Causas: Guerras civiles originadas por la Reforma protestante.

Antecedentes:

Con motivo de la reforma protestante en Alemania por Lutero, la corriente reformista llegó a Francia con Calvino y pronto se comenzó a organizar un fuerte bloque, primero religioso y finalmente político, conocido como los Hugonotes que significa -confederados-.

Acontecimientos:

En 1560 la administración de Francisco -II- de Francia estaba en mínimos después de las guerras entre los Valois y los Habsburgo, por lo que clanes como los Guisa, Chátillon y los Borbones comenzaron a desgarrar el tejido real.

La mujer del rey Francisco -II-, María Estuardo era de la familia Guisa por su rama materna y convenció al rey para que entregara el control del ejército, la iglesia, asuntos exteriores y la hacienda a un comité organizador.

Encontró apoyo en la iglesia católica de Felipe -II- de España, pero los Borbones y los Chátillon lo buscaron con los protestantes. El país se dividió en dos.

Se comenzaron a formar milicias y se sentaron las bases para iniciar una terrible guerra de religión que duraría 20 años.

Su principal activista era el jefe de los Hugonotes Gaspar de Caligny (1517-1572), que ya había propuesto una unión de hugonotes y católicos para luchar contra las pretensiones de Felipe -II- de España.

En el centro de la intriga estaba Catalina de Médicis (1519-1589), que fue clave en el conflicto. Madre del rey Francisco -II- que en 1560 le persuadió para suavizar las leyes contra la herejía.

A la muerte de su hijo Francisco, le sucedió su otro hijo Carlos -IX-, con regencia de Catalina. Tanto el nuevo rey como su madre odiaban a muerte a los Hugonotes, que creían que conspiraban para derribar el gobierno y el trono francés.

Siendo regente y tan pronto como surgieron disturbios entre católicos y protestantes, Catalina convocó a las dos fracciones para debatir diferencias, pero lo que se consiguió fue una mayor rivalidad.

Llegó a tal extremo la enemistad que la venganza llegó a dominar la política y en el año 1562, Francisco de Lorena duque de Guisa (1519-1563) al mando del partido católico, efectuaron una matanza de Hugonotes en la localidad de Wassy en Lorena. Historiadores indican que esto fue la chispa que dio inicio a las guerras de religión en Francia.

En Consejo de la corte del rey Carlos -IX-, con Catalina de Médicis como Regente, se decidió terminar con las rivalidades eliminando a los principales jefes Hugonotes, incluido a Gaspar de Coligny y al amanecer del domingo 24 de agosto de 1572, día de san Bartolomé, las campanas de Saint Germán en París comenzaron a sonar.

Historiadores aluden que era la señal para que la población católica tomara las armas y se lanzaran contra los Hugonotes, pero realmente la matanza comenzó cuando un grupo de soldados encabezados por Enrique de Lorena, Duque de Guisa, (1559-1588), hijo de Francisco, se dirigieron a detener a Gaspar de Coligny y un grupo de Hugonotes se interpusieron. Coligny murió en la refriega y se originó una gran revuelta terminando en una terrible matanza

Poco después Carlos -IX- muere en 1574 y el país entró en la anarquía.

Los Hugonotes eligieron caudillos y los campesinos tomaron las armas y comenzaron a recaudar sus propios impuestos. Los católicos actuaron de la misma forma y se agruparon en la Liga Católica y la contienda civil se hizo tripartita: católicos, protestantes y el rey.

Se pacificó el país en el año 1551 cuando llegó al trono Enrique -III- (1551-1589), que no toleró interferencias de Catalina ni de ningún bando religioso.

Finalizaron en 1589 con Enrique -IV-, que sucedió a Enrique -III-, y que siendo jefe de los hugonotes cambió al catolicismo y con el Edicto de Nantes de 1589, garantizó a los Hugonotes la libertad de culto en sus territorios, les autorizó a ocupar cargos públicos y les aseguró la igualdad de derechos ante la ley.

Sin embargo entre 1621 y 1622 volvieron a militar contra el Estado, por lo que Luis -XIV- en 1685 revocó nuevamente el Edicto de Nantes, lo que obligó a la mayoría de los Hugonotes a emigrar a Inglaterra, Holanda y América. Se reorganizaron nuevamente en tiempos de la revolución francesa.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal