GUERRA DE LOS SIETE AÑOS
Período Desde 1756 hasta 1763
Beligerantes: Prusia contra Austria, Francia, Sajonia, Rusia y Suecia.
Causas: Discrepancias entre Alemania y Austria.

Antecedentes:

Se registra en la historia con este nombre tres enfrentamientos:

La primera se produjo por la sucesión de Austria y duró desde 1741 hasta 1748. (Guerra de la Pragmática Sanción) ya comentada en el apartado de Guerra de Sucesión de Austria.

La segunda que nos ocupa estalló en 1756 y duro hasta 1763 y tuvo por contendientes por un lado Austria, Francia, Sajonia, Rusia y Suecia y la otra parte por Prusia, apoyada por Inglaterra.

La tercera guerra de los Siete Años fue la sostenida en España entre los liberales y los carlistas, que terminó con el abrazo de Vergara y esta comentada en la Primera Guerra Carlista a la que también se llama primera guerra civil española.

La Paz de Aquisgrán, que puso fin a la guerra de la Pragmática Sanción, duró poco. En Alemania continuaba la rivalidad entre Prusia y Austria. Francia e Inglaterra chocaban continuamente en el norte de América y en la India, por lo que finalmente estalló la guerra.

Las luchas fueron en tierra y en el mar. Al lado de Austria y Francia se alinearon Rusia y España. El deseo de Inglaterra para terminar con el poderío colonial de Francia se obligó a aliarse con Prusia. Las alianzas de guerras anteriores habían cambiado de signo, pero el objetivo de cada contrincante era el mismo.

Acontecimientos

La lucha comenzó en el continente con la invasión de Sajonia por Federico -II- de Prusia llamado el Grande, que luchó al lado a Bohemia y venció a los austriacos en Lobostz, obligando a capitular a 18.000 soldados sajones en la batalla de Pirna en 1756.

Francia invadió Alemania con dos ejércitos y obligó a la coalición inglesa y bohemia a rendirse. Poco después el ejército francés es derrotado en la batalla de Rossbach en 1757.

Por otra parte Rusia ocupó la Prusia oriental en el año 1758, pero los ejércitos de Federico el Grande, que contaban solo con el apoyo de Inglaterra, tuvo que enfrentarse a los ejércitos de Austria, Francia, Rusia y Suecia, que obtuvieron numerosas victorias hasta el año 1783, en que finalizó la guerra.

La lucha en el mar fue desastrosa para Francia, ya que al finalizar la contienda y firmar el tratado de París en 1763, la situación europea quedaba totalmente cambiada.

La paz se firmó en dos lugares distintos: En el tratado de Hubertsburgo, Austria reconoció la posesión de Prusia sobre Silesia. En París, Inglaterra obtuvo de Francia la cesión del Canadá y la India y España, que prácticamente no había participado en ningún conflicto, perdió la Florida, pero a cambio de Luisiana en América del Norte.

Prusia se reconocía como potencia de primer orden. Inglaterra como potencia marítima y se reconocía la decadencia militar de Austria y la finalización de la importancia colonial de Francia.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal