GUERRA DE LOS JEFES SUPREMOS
Periodo: Desde el año 1841 hasta 1853 y posterior 1861
Beligerantes: Diferentes ambiciones de generales y políticos colombianos
Causas: Gobernar Colombia

Antecedentes:

Se clasifica esta guerra por la confrontación civil y política que se inició en el año 1841 en Colombia, que siguió con un levantamiento armado de José María Obando (1797-1861) en 1853 y continuó con sublevaciones armadas de Cipriano de Mosquera y diferentes generales y políticos colombianos.

El nombre de Jefes Supremos se debe a que en ella participaron activamente presidentes y expresidentes de gobierno de Columbia, apoyados por facciones del ejército afines a uno u otro presidente.

El 17 de noviembre del año 1831 la Gran Colombia creada y soñada por Simón Bolívar quedaba dividida en tres repúblicas: Nueva Granada, Venezuela y Ecuador y durante este tiempo fué un período convulso. Este día el nombre de Nueva Granada se le asignó a Colombia y el 28 de febrero del año siguiente se proclamó una nueva Constitución.

Acontecimientos:

Estando en el gobierno el presidente José Ignacio Márquez (1793-1880), en el período de 1837 a 1841 en su segundo mandato, hombre liberal de ideas avanzadas y jefe del partido conservador, se produjo una revolución liderada por Pedro Alcántara Herrán (1809-1872), iniciada en los años 1814 a 1816 y que tras muchos enfrentamientos consiguió derrocar a Márquez y se nombró presidente de la República de Colombia con carácter dictatorial el 1 de mayo de 1841.

Herrán gobernó Colombia desde 1841 hasta 1845 y lo que parecía dar por finalizadas las revoluciones y una pacificación social del país, fue todo lo contrario, ya que se sucedieron una serie de revueltas y manifestaciones que pusieron en jaque al gobierno de Herrán.

Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda (1798-1878), sucedió a Herrán que gobernó entre 1845 a 1849 e igualmente entre movimientos y agitaciones consiguió impulsar el país hacia un gran desarrollo.

En 1849 llegó a la presidencia de gobierno de Colombia el general José Hilario López (1796-1869) e introdujo enormes reformas liberales: Se abolió la pena de muerte, se terminó con la esclavitud, se separó la iglesia del estado, se expulsaron a los jesuitas, etc., etc. pero el 1 de abril de 1853 asumió la presidencia de Colombia el general José María Obando (1797-1861), que ya había sido presidente en 1831 y propuso una reforma de la Constitución. El rechazo fué tan unánime que se inició una sangrienta revolución con divisiones dentro del propio ejército.

Algunos presidentes tenían la particularidad de mantener parte del ejército a su favor, incluso cuando dejaban la presidencia, lo que favorecían los enfrentamientos armados en caso de disconformidad.

Este es el caso del expresidente José Hilario López que al tener de su parte fracciones del ejército, se enfrentó al general J. M. Obando cuando alcanzó la presidencia. Las revueltas civiles finalizaron cuando las tropas afines al expresidente López se enfrentaron a las del presidente general José Obando, siendo derrotado en el año 1854 por el general José María Melo en la batalla de Subachoce, en Cundinamarca, Colombia, quien lo tomó preso, lo depuso y ocupó su cargo de gobierno con carácter dictatorial.

La guerra llamada de los Jefes Supremos finalizó en 1854, pero acontecimientos posteriores la alargaron hasta 1861 al participar en ella expresidentes de la etapa anterior.

Tras la llegada al gobierno de Mallarino, le sustituyó en 1857 el político maestro de escuela Mariano Ospina (1805-1885), pero fué depuesto en 1861 por Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda, que había sido presidente entre 1845 y 1849, sucediendo a Herrán, e inició una nueva revolución armada contra Ospina, que lo encarceló pero consiguió huir y refugiarse en Guatemala.

Tras una serie de sangrientos combates el ejército de Cipriano Mosquera ocupó la capital de Bogotá el 18 de julio de 1861 y se posicionó en el gobierno como dictador, cerrando el ciclo convulso iniciado en 1841.

Indice

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal