GARCIA -I- de León

Rey de León desde 910 hasta 914.
Su padre Alfonso de Asturias se había casado con Dña. Ximena señora principal de Navarra, hija del rey García Iñiguez por lo que García, como primer rey de León era nieto de la casa de Navarra.
Ocupa el trono tras conjurar contra su padre el rey Alfonso -III- de Asturias y reclamar el reino de León como cabeza de reino al ser el primogénito.
Alfonso III para evitar guerras civiles le nombra rey de León, ordena su prisión en el castillo de Gouzón y seguidamente abdica en Boydes, nombrando sucesor a la corona de Asturias a su hijo pequeño Fruela.
A su hijo mediano Ordoño le cede el gobierno de Galicia y Lusitania.
Reina tan solo cuatro años y sobre él se hacen grandes elogios.
Si su padre rey de Asturias Alfonso había gobernado en León como una ciudad conquistada, no lo hace así García ya que efectúa grandes donaciones sobre la ciudad y manda construir varios monasterios.
Desde la corte en León combate a los moros llegando incluso hasta Ávila y en unión con las tropas de su hermano Ordoño gobernador de Galicia, hasta tierras de Béjar en la actual Portugal.
En una de las expediciones hacia el reino de Toledo conquistan la plaza de Talavera y hacen prisionero al emir de la ciudad llamado Ayola, pero que consigue huir por descuido de sus guardias en la localidad de Trémulo, actual Tiemblo.
Funda el Monasterio de Dueñas y el Monasterio de Eslonza.
Muere en el año 914 en León.
Otros cronistas sitúan su muerte en Zamora. Trasladan su cuerpo a Oviedo, concretamente a la capilla del Rey Casto, donde están sus progenitores. Se desconoce su tumba al no ponerse ninguna inscripción sobre ella.
Se había casado con Munia Dona, hija del conde de Amaya Nuño Fernández y no dejaron descendencia.

Su sucesor a la corona Ordoño -II-



ORDOÑO -II- de León

Ordoño -II- de León

Rey de León desde 914 a 924.
Hijo segundo de Alfonso II de Asturias contra el que conspira junto con su madre y hermano García.
Cuando Alfonso abdica la corona en su promogénito Garcia, Ordoño es nombrado gobernador de Galicia y Lusitania, por lo que la historia también lo nombran como rey de Galicia y Lusitania desde el año 910 al 914.
Muerto el rey Garcia y no dejar descendencia, los nobles y los obispos nombran a su hermano Ordoño de Galicia para sucederle, resolución por otra parte muy bien recibida por el pueblo, excepto para su otro hermano Fruela de Asturias.
Posiciona su corte definitivamente en León, dejando a Oviedo como corte temporal, por lo que algunos historiadores lo consideran el primer soberano del reino de León.
Lucha contra Abderamán -III- al que le reconquista en el año 917 la plaza de San Esteban de Gormaz y lleva sus tropas hasta la ciudad de Mérida.
El califa cordobés no se hace esperar y en el año 919 presenta batalla a los ejércitos cristianos de León, Castilla y Navarra del rey Sancho Garcés -I- en Valdejunquera en la actual Navarra, entre las localidades de Irujo y Núñez.
En la batalla son hechos prisioneros el obispo de Tuy Hermigio, su sobrino Pelayo y el obispo de Salamanca Dulcidio. Se apunta esto porque años después uno de estos personajes, el niño Pelayo, tendría una influencia decisiva en el reinado de Sancho -I- el Gordo.
Los ejércitos cristianos son derrotados en la Batalla de Valdejunquera, atribuyendo la derrota a los condes castellanos que no se presentan en la batalla.
Ordoño -II- de León, que en este año también lo era de Galicia, pide explicaciones a sus condes castellanos y los que no le convencen son ejecutados.
Contribuye a engrandecer el reino y a él se debe la primera piedra de la construcción de la catedral de León que ocupa el mismo emplazamiento en el dia de hoy.

Ordoño tuvo dos hijos: Alfonso y Ramiro.

Su sucesor a la corona Fruela -II-




FRUELA -II-

Rey de Asturias en 910 y de León desde 924 a 925.
Ocupa el trono de Asturias a la muerte de su padre Alfonso III en el año 910 y es rey de León desde 924 a 925 a la muerte de su hermano Ordoño.
Algunos cronistas lo sitúan como rey de Asturias y León desde 910 a 925
Es el tercer hijo de Alfonso -III- y por herencia de su padre le corresponde el reino de Asturias.
Se casa dos veces. Una con Nunilo Ximenez en el año 911 y siendo rey de León en el 924 con Urraca.
Durante su gobierno existe una conjura permanente entre los tres hermanos por la posesión de sus dominios. Fruela desea el reino de León y por fin lo consigue en el año 924, a pesar de que su hermano Ordoño -II- sucesor a la muerte de García -I- del reino de León tenía dos hijos.
Su reinado en León es muy corto al morir al año siguiente al contraer la lepra, cuando los leoneses preparaban una rebelión contra él
Ordena ejecutar a los hijos de Olmundo, llamados Aresindo y Gebuldo y a varios nobles. Lo que colma de paciencia es el destierro del obispo de León, Frinimio, que estaba en contra de sus planes de ambicionar ambos reinos y no respetar los derechos de los hijos de su hermano Ordoño.
Deja tres hijos: Alonso, Ordoño y Ramiro que residieron en la corte de Oviedo e intentaron años más tarde sublevarse contra el sucesor a la corona de León Alonso IV.
Con este rey finaliza la cronología asturiana al no hacer sucesión y trasladar definitivamente la corte del reino a la ciudad de León.

Sucesor en la cronología del reino de León Alfonso -IV- de León.




ALFONSO IV de León o Alonso -IV- Llamado el Monje

Rey de León desde 926 hasta 932
Hijo primogénito del rey de León Ordoño II. Sobrino de Fruela II .
Nada más ocupar el trono de León el hijo mayor y sucesor de Fruela en Asturias, Ramiro, realiza gestiones para levantarse contra el reino de León y contra su tío Alfonso, pero sus esfuerzos son en vano al imponerse la cordura de Alfonso ante su sobrino Ramiro que le mantiene el título de rey de Asturias hasta su muerte en el año 929.
Alfonso -IV- de León sube al trono en el año 925, ayudado por el rey de Navarra García Sánchez y después de sostener igualmente una guerra civil con su otro hermano Sancho.
Restituye al obispo de León Fruminio, que había sido desterrado durante el reinado de Fruela.
Cuando muere su esposa la infanta Iñiga, hija del rey García Sánchez de Navarra en el año 931, se retira al Monasterio de Sahagún (que entonces se llamaba Domnos Sanctos) y le cede el trono a su hermano Ramiro (segundo con este nombre)
Días después se arrepiente y pretende recuperar la corona por las armas, pero en este mismo año es vencido y hecho prisionero por Ramiro, que ordena sacarle los ojos y lo encierra en el Monasterio de San Julián de Ruiforco, donde muere.

Su sucesor a la corona Ramiro -II-




RAMIRO -II- de León

Ramiro -II- de León

Rey de León desde 931 a 951
Segundo hijo de Ordoño -II- .
Ocupa el trono al abdicar su hermano Alfonso IV y retirarse al Monasterio de Sahagún.
Poco después su hermano Alfonso se arrepiente de su decisión e intenta recuperar el trono, por lo que se enfrenta a su hermano.
El rey Ramiro -II- no tiene piedad y tras derrotarle a la puertas de León le toma prisionero, ordena dejarle ciego y lo encierra en el monasterio de san Julián de Ruiforco. (Años mas tarde, en tiempos del reinado de Sancho -I- de León llamado El Gordo, su hijo Ordoño se sublevaría en el reino con el nombre de Ordoño -IV- El Malo o El Intruso).
Sofocada la rebelión de su hermano, el rey Ramiro -II- emprende la reconquista.
En el primer año de su reinado, en el 931, cruza el puerto de Guadarrama y penetra en el reino árabe de Toledo conquistando a los moros la plaza de Magerit (Madrid).
Sabe que no puede retener esta población al estar lejos de la corte en León, por lo que derriba sus muros para hacerla indefensa.
En el año 934 vence a las tropas de Abderrahmen -III- en la localidad de Osma.
En el año 936 moviliza al ejército hacia Zaragoza. El emir Abenhaya temeroso de ser vencido y evitar que su ciudad sea arrasada, se hace vasallo del rey Ramiro, pero un año después se arrepiente y junto con tropas de Abderraman en el año 939 le plantean batalla frente a los muros de la plaza de Simancas en la actual Valladolid.
En las llanuras se produce la Batalla de Simancas de la que cuentan las crónicas que los cristianos mataron a ochenta mil árabes y los que huyeron refugiándose en Alhondiga fueron masacrados.
Hacen prisionero al amir Abenhaya que lo llevan a la ciudad de León. Abderraman -III- huye herido hacia Córdoba.
En el año 941 Abderrahmen -III- con espíritu de venganza de la derrota del año anterior vuelve con sus tropas hacía territorios cristianos.
Esta vez a Ramiro -II- de León le ayudan tropas del Conde de Castilla Fernán González y de la reina Toda de Navarra.
Se enfrentan en la Batalla de Alhandega donde derrotan nuevamente a los musulmanes. (Se supone que es la actual Albendiego-Guadalajara).
Estas sucesivas derrotas de los ejércitos del califato de Córdoba paralizarían las invasiones musulmanas hacia el norte.
La última empresa de reconquista del rey Ramiro -II- de León la realiza el año diezcinueve de su reinado: En 950 se encamina hacia Talavera, plaza muy importante del rey moro de Toledo y toma la ciudad.
Repuebla toda la línea del rio Tormes en Salamanca, Ledesma y Alhandega.
En los últimos años de su reinado el califa Abderrahman -III- instiga a Ramiro -III- a través del conde de Castilla Fernán González, originando una sublevación de independencia de los castellanos con el reino de León y luchas intestinas.
Esta situación la aprovecha Abderrahmen para conquistar la plaza estratégica de Medinaceli en Soria..
En el 951 el rey Ramiro se traslada a Asturias a visitar la iglesia de San Salvador de Oviedo y enferma.
No puede regresar a la corte en León.
El 5 de Enero de 951 cede los privilegios del reino a su hijo primogénito Ordoño.

Ramiro -II- tuvo cuatro hijos: Ordoño-III-, Sancho el Gordo, Vermudo, que murió de corta edad, y la infanta Elvira.

Su sucesor a la corona Ordoño -III-




ORDOÑO -III- de León

Ordoño -III- rey de León

Rey de Leon, de Asturias y de Galicia desde 950 hasta 955
Sucede a su padre Ramiro -II- en el año 950, pero su hermano Sancho llamado el Gordo le disputa el trono ayudado por su abuela la reina Tota de Navarra, por el propio rey de García de Navarra y el por conde de Castilla Fernán González a los que vence obligandolos a retirarse a sus respectivos reinos.
Ordoño de León estaba casado con Urraca, hija del conde de Castilla Fernán González, por lo que Ordoño considerando una traición al reino por parte de su consuegro, repudia a su hija Urraca, le anula el título de reina consorte y en este mismo año de 951 se casa por segunda vez con Dñ.a Elvira.
Con su segunda esposa tiene a Bermudo (Vermudo), mas tarde sería rey y apodado el Gotoso.
Urraca se retira y muere años mas tarde en el convento de Covarrubias que ella había fundado
La nueva reina consorte Dña. Elvira es de origen gallego, por lo que los nobles descontentos y viendo las rencillas de Ordoño con sus reinos vecinos, se sublevan en Galicia. Ordoño moviliza sus ejércitos contar ellos.
Apaciguada la rebelión gallega y viendo el copioso ejército que tenía a las puertas de Portugal, se moviliza con sus tropas hacia Lisboa que la destruye en 953 y continúa con las plazas de Lamego, Viseo y Coimbra, en la actual Portugal.
Viendo el califa de Córdoba las conquistas de Ordoño envia al ejército contra Castilla.
Férnan González solicita ayuda a Ordoño que le envia parte de sus tropas que luchan en Portugal y derrotan a las tropas musulmanas en los campos de San Esteban de Gormaz.
En el año 955 en el mes de agosto se encuentra en Zamora cuando contrae una grave enfermedad y muere a causa de ella.
Las crónicas cuentan que reinó cinco años y siete meses.

Su sucesor a la corona Sancho -I-




SANCHO -I- de León. Llamado El Craso

Nació en 935. Murió en 967.
Ocupa el trono de León en el año 955 hasta su muerte.
Hijo de Ramiro -II- y sucede a su hermano Ordoño -III- que cuando fue rey ya le había disputado la corona leonesa ayudado por el reino de Navarra y el conde Fernán González.
Le apodan el Gordo o el Craso por su obesidad.
En el año 956 (otros cronistas situan en 958), es desposeido del trono por los nobles leoneses y castellanos ya que es incapaz de manejar una espada y dirigir los ejércitos.
Nombran rey de León a Ordoño El Malo, hijo del rey Alfonso -IV- (aquel que su hermano Ramiro le había privado de la vista y encerrado en el monasterio de san Julian de Ruiforco).
El que sería Ordoño -IV- no figura en la cronología de los reyes de León, Asturias y Galicia. En la historia recibe el apodo de El Malo o el Intruso.
Ante esta sublevación el rey Sancho -I- el Gordo se refugia en Navarra al lado de su abuela la reina Toda y hace tratados con Abderraman III.
El califa pone a su servicio un médico judio que le librará de su gordura.
La abuela y nieto se trasladan a la corte del Califato de Cordoba con el fin de que con la ayuda de Abderraman puedan recuperar el trono de León a cambio de concesiones territoriales y en calidad de vasallo.
En el año 959 Abderramán -III- pone a disposición de Sancho de León un ejército y se dirige hacia León.
Al tiempo el rey de Navarra Garcia con otro ejército, se moviliza hacia tierras de Castilla contra el conde Fernán González para que no pudiese ayudar a Ordoño el Malo.
En septiembre de 959 Sancho -I- entra en León con su ejército. Ordoño el Malo huye y se refugia en Asturias. El conde Fernán González junto son sus hijos son hechos prisioneros por el rey García de Navarra en Cirueña y llevados a Pamplona.
Apaciguado el reino, Sancho de León se casa con Teresa Asúrez, hija de los condes de Monzón.
En el año 961 el califa Abderraman por pactos anteriores acordados durante la instancia de Sancho en Córdoba , ocupa las plazas de San Esteban de Gormaz, Atienza y Calahorra. Sancho no las reclama.
En el año 966 muere Abderraman -III- y le sucede su hijo Alhacan como Alhaken -II-. El rey Sancho de León desea ampliar las relaciones con el califato de Córdoba y al mismo tiempo solicitar el traslado de las reliquias del niño santo llamado Pelayo (aquel que fue hecho prisionero en la batalla de Valdejunquera en el año 921).
Envía una embajada comandada por el obispo de León Don Velasco. Al mismo tiempo Sancho hacía jornadas por Galicia, ya que el infante Conde Gonzalo de Castilla había ocupado territorios entre los rios Miño y Duero.
La misión del obispo don Velasco es un exito ya que traslada a León las reliquias del niño Pelayo y amplia los acuerdos, pero no asi las jornadas del rey Sancho por Galicia ya que en una entrevista con Gonzalo de Castilla, el conde encuentra un modo de darle una confección venenosa.
Encontrándose mal ordena regresar al ajército a León para arreglar el gobierno del reino, ya que su hijo sucesor tenía tan solo cinco años de edad.
Camino hacia León muere en el Monasterio de Castrillo en el año 967.

Su sucesor a la corona Ramiro -III-




RAMIRO -III- de León

Rey de León desde 962 hasta 984

En el año 967 a la muerte de su padre Sancho El Craso hereda el trono desde su nacimiento con regencia de su tía Dña. Elvira, que había cogido los hábitos monacales, hermana menor de Sancho -I-
Durante su minoria de edad se sublevan los nobles. No consienten estar gobernados por dos mujeres: Su madre Dña. Teresa, su tía Dña. Elvira y un niño.
Estas disputas se sofocan por la tolerancia de las regentes, influyendo gran parte por los acuerdos y pactos que se establecen con los musulmanes del emir de Córdoba Alhacan y el gran negociador obispo de León Velasco.
Finalmente la pacificación oficial del reino se produce en las cortes que se celebran en el año 974 en León.
Anteriormente y el año 968 el guerrero normando Gundemaro había invadido las costas de Galicia, pero posteriormente en 981 con mayoria de edad el rey Ramiro lo derrota y lo expulsa del territorio.
Asimismo en el año 970 muere el conde de Castilla Fernán González y su hijo sucesor García Fernández firma ante Ramiro -III- las actas de subordinación al reino leonés.
Ramiro -III- tiene un carácter orgulloso y altivo, llegando incluso a despreciar con hechos a los condes de Galicia, de León y de Castilla.
Esto origina una sublevación:
Los gallegos quieren un reino independiente de León y el 15 de octubre de 980 nombran rey a Bermudo -II- (Vermudo), lo que origina la Batalla de Portilla de Arenas y una guerra que duraría más de dos años entre leoneses y asturianos por una parte y gallegos por otra.
Las tropas de ambos bandos quedan muy maltrechas tras la batalla y se retiran para rehacerse, unos hacia León y otros hacia Santiago de Compostela.
En el año 984 hace aparición el emir de Córdoba Hixen -II- y su caudillo Almanzor, que había participado a favor de Bermudo II en Portilla de Arenas, que una vez repuesto tras la batalla y viendo las discordias de las tropas cristiana se dirige hacia la ciudad de Simancas y la conquista.
Tras esto Almanzor pone sitio a la ciudad de León, que la destruye y arrasa sus murallas.
El rey Ramiro se ve obligado a huir y a refugiarse en las montañas de Astorga, tras reconocer la soberanía musulmana.
En el año 984 y pocos meses después de esta derrota muere cuando contaba 22 años.

Su sucesor a la corona Bermudo -II-




BERMUDO II - o Vermudo -II-. Llamado el Gotoso

Rey de Galicia desde 982 hasta 999
Rey de Asturias y de León desde 984 hasta el 999.

Sucede a Ramiro III en el trono de León. Hijo bastardo de Ordoño -III-. Primo de Ramiro -III- de León
El 15 de octubre del año 980 es coronado rey de Galicia en Santiago de Compostela, independiente del reino de León, nombrado por los nobles gallegos descontentos con el reinado de Ramiro -III-.
Le presenta batalla a su primo Ramiro -III- de León en Portilla de Arenas. En la batalla participaban tropas musulmanas al mando de Almanzor a su lado. Es tan costosa la contienda que ambos bandos, que sin determinar quién era el victorioso, se retiran maltrechos a reponer fuerzas a sus respectivos reinos.
Anteriormente en el año 976 había muerto el califa de Córdoba Alhacan, sucediéndole su hijo Hiscen, como Hixen -II-, que nombra gobernador y ministro de guerra a Almanzor, hijo de Abenamir.
Las tropas de Almanzor estaban mezcladas con las de Bermudo en la batalla de Portilla de Arenas. Cuando las tropas de ambos bandos se retiraron maltrechas a sus respectivos reinos, las de Almanzor se reponen y atacan la ciudad de León, destruyendo sus murallas.
Bermudo se refugia en Galicia y su primo Ramiro -III- en las montañas de Astorga, muriendo poco después en el año 984.
Un año antes en 983 las tropas de Almanzor habían conquistaron Gormaz.
En el 984 a la muerte de Ramiro -III- refugiado en las montañas de Astorga y Bermudo -II- convertido ahora en rey de León, desde Santiago de Compostela toma posesión de la corte el 24 de abril de 984 de una ciudad en ruinas y en manos de las tropas musulmanas.
Entre tanto en el mismo año Almanzor conquista la plaza Simancas.
En 986 las tropas musulmanas conquistan Sepúlveda y Zamora. En 989 la plaza de Atienza.
En contrapartida Bermudo -III- como rey de Galicia y de León recupera la ciudad de León en el año 990, y como si fuera una partida de ajedrez, en el 991 Almanzor conquista Osma y Alcoba y en 994 San Esteban de Gormaz y Clunia.
Con las plazas de Simancas y Zamora en poder musulmán, Almanzor tiene las puertas abiertas y en 995, con un poderoso ejército, se acerca a la ciudad de León reconquistada por los cristianos en el 990.
Bermudo le sale a su encuentro y se enfrentan la Batalla del rio Esla.
Era el inicio del invierno y la naturaleza se puso al lado cristiano. El ejército musulmán descompuesto por lo fangoso del terreno se ve obligado a replegarse y retirarse hacia Córdoba.
En el año 992 el rey Bermudo se casa con Dña. Elvira y de esta unión tendrían a Alfonso.
Las tropas cristianas de Bermudo permanecen atrincheradas en la ciudad de León, en espera de un nuevo ataque de Almanzor en la primavera siguiente e intentan poner a salvo sus tesoros: Las reliquias del niño Pelayo a Oviedo y las de San Froilán al monasterio de Valdecesar en las montañas leonesas.
Pero el rey Bermudo -II- de León padece de gota y se ve incapaz de defender la ciudad. Nombra defensor al conde Guillén González y se retira a Oviedo.
Llega la primavera del año 996 y Almanzor pone sitio a la ciudad.
El cerco dura un año. Para evitar suministros por el oeste, en el 997 las tropas de Almanzor se acercan a Santiago de Compostela que la saquean, arrasan la ciudad y la catedral. Las campanas de la basílica son trasladas a Córdoba y son utilizadas en el palacio del califa como candelabros.
En el 998 penetran en la ciudad de León por una brecha en la muralla y la arrasan. Destruyen las puertas romanas y las murallas.
Desde León se encaminan al monasterio de san Pedro de Eslonza y lo destruyen, desde aquí al monasterio de Sahagún que lo incendian y ponen sitio a la plaza de Coyanza (actual Valencia de Don Juan) que la conquistan en pocos meses.
Se acercan a Astorga y destruyen sus murallas y arrasan el casco antiguo de la ciudad Romana.
Tras los saqueos, Almanzor y sus tropas viendo ya debilitadas los ejércitos cristianos, se retiran a Córdoba.
El rey Bermudo -II- muere en Oviedo en el año 999.
Otros cronistas sitúan su muerte el 23 de noviembre del año 1.000.

Su sucesor en la corona Alfonso -V-




ALFONSO -V- de León. Llamado El Noble

Rey de León desde 994 (999) hasta 1.027
Algunos cronistas indican erróneamente rey de León y Castilla, cuando en estas fechas aún no se había producido esta unión.
Sucede a su padre Bermudo -II- y comienza a reinar siendo niño en el año 999.
Desde 994 a 999 está bajo la tutela de su madre doña Elvira, el conde Menendo González y su mujer Doña Mayor.
En el año 1002 las tropas de Almanzor se ponen nuevamente en movimiento desde Medinaceli e invaden las tierras castellanas del Conde Don Sancho, hijo del conde García Fernández.
Alfonso rey niño y los regentes leoneses ponen a disposición del conde de Castilla las tropas leonesas y a ellas se le unen las del rey de Navarra Sancho Garcés -III- , haciéndole frente en las tierras de Calatañazor.
(Historiadores ponen en duda esta batalla y su desarrollo. Estudian la posibilidad de que fue en el año 1000 y la victoria fue para Almanzor y que este no murió en la batalla sino en el año 1002).
La historia cuenta que el ejército de Almanzor (que significa El Vencedor) es derrotado en la Batalla de Calatañazor (cerca de la actual Calatañazor) y llevado gravemente herido a Medinaceli, donde muere tres días después y enterrado en lugar desconocido en las colinas cercanas a Medinaceli.
Este suceso y la muerte del caudillo Muhammad Ben Abdallah Ben Abi-Ahmer el Moaferi (Almanzor), cambia radicalmente el espíritu de la reconquista.
Al año siguiente de su muerte, en el 1.003, corren rumores de que Abdemelic hijo de Almanzor prepara un ejército para invadir el reino de León como venganza por la muerte de su padre.
El conde Don Sancho de Castilla actuando independientemente del reino de León invade tierras de moros hasta la ciudad de Molina (En Teruel) y arrasa la tierra de Arenca (Zona sur de Bujaraloz en Zaragoza).
Los almohades del califato de Córdoba tienen conflictos internos, por lo que Abdemelic firma la paz con el rey Alfonso -V-. Abdemelic de Córdoba muere en el año 399 de la hégira en el año 1.008 y le sucede su hermano o segundo hijo de Almanzor Abderramen.
Las luchas internas del califato de Córdoba influyen indirectamente en los reinos cristianos.
En el año 1.010 en el califato de Córdoba se subleva Solimán y solicita ayuda al rey Alfonso -V- de León para luchar contra su competidor Mahomad Almahadí y este a su vez solicita ayuda al conde castellano Sancho y a Armengol conde de Urgell y a su hermano Ramón Borrell -III- conde de Barcelona..
Alfonso -V- posicionado en el trono de León tiene que sofocar rebeliones en el interior del reino con el conde de Carrión, alentado por el conde de Castilla.
El conde de Castilla Sancho y el rey de Navarra Sancho el Mayor fijan los límites y divisiones del reino sin contar con Alfonso de León, por lo que en el año 1.016 el rey Alfonso V rompe relaciones con los condados castellanos.
Las discordias entre leoneses y castellanos se paralizan a la muerte del conde Sancho el 15 de febrero de 1.017.
Durante esta calma Alfonso repuebla León, que había sido destruido por Almanzor y en el año 1.020 reúne en la ciudad de León un Concilio donde se dictaminan uno de los Fueros más importantes de la época medieval y que lleva el nombre de la ciudad.
Este es el motivo por el que a Alfonso -V- le llamen también el de los buenos fueros
En el año 1.027 decide conquistar la plaza de Viseo en Portugal en poder de los moros y pone sitio a la ciudad.
El 15 de mayo muere atravesado por una flecha.
Alfonso se casó dos veces. La primera con Elvira, hija de los que fueron regentes Menendo González y Doña Mayor, del que tuvieron a Bermudo que le heredó y en un segundo matrimonio se casó con Urraca.

Su sucesor a la corona Bermudo -III-




BERMUDO -III- de León

Nace en el año 1.016 y muere en el 1.037
Rey de León desde 1.028 hasta 1.037.
Hijo y sucesor de Alfonso -V-
Cuando se le nombra rey tiene solo doce años y se casa al año siguiente de ser nombrado monarca con Dña. Ximena, hija del conde de Castilla Sancho García.
Por derechos de familia reina bajo la tutela del rey de Navarra Sancho -III- El Mayor.
Este casamiento ofrece a los castellanos la ocasión para que García, sucesor del condado de Castilla a la muerte de Sancho, se case también con Dña. Sancha, hermana de Bermudo y con el título de reyes.
El conde de Burgos parte hacia León a principios de Mayo para visitar a su hermana la reina Ximena y a su comprometida Sancha y más tarde pasar a Oviedo para tratar estos asuntos del reino con el rey Bermudo.
Los cronistas apuntan curiosamente que el día 13, que era martes, Mayo del 1.029 sale hacia San Juan en León y en la entrada a la basílica es atacado por sus enemigos, encabezados por Rodrigo Vela, siendo atravesado por una espada, muriendo junto con él varios caballeros leoneses y castellanos.
Tras el asesinato de García conde de Castilla, el rey Sancho -III- El Mayor de Navarra al año siguiente en 1.030, alegando derechos dinásticos y ser tutor de Bermudo con 13 años, cruza con un gran ejército el rio Pisuerga (que era el límite entonces entre el condado de Castilla y reino de León) y se apodera de los territorios entre el rio Pisuerga y Cea.
Los nobles leoneses convencen a Bermudo -III- de la necesidad de un pacto, ya que las guerras entre ellos favorecen al reino musulmán y ofrecen el casamiento de Sancha (viuda del conde García, hermana del rey Bermudo) con el infante Fernando, hijo del rey de Navarra y con los títulos de reyes de Castilla.
En 1.032 se celebra el matrimonio.
Quedan unidos por parentesco los territorios del reino de León, de Castilla y de Navarra y por fin finalizan las luchas.
Pero no.
En el año 1.034 Sancho -III- de Navarra conquista las tierras desde Sahagún hasta las montañas de Asturias, ocupando las ciudades de Zamora y Astorga y con sus tropas entra en la ciudad de León.
La contienda finaliza con la muerte de Sancho -III- de Navarra el 2 de febrero de 1.035 dejando el reino de Navarra en luchas intestinas por la herencia entre sus hijos.
Bermudo -III- de León recobra todos los territorios conquistados por el rey navarro y anula los compromisos de su hermana Sancha con el infante navarro Fernando como reyes de Castilla.
El Conde de Castilla Fernando deseoso de recuperar nuevamente los territorios que había heredado de su padre Sancho de Navarra , forma un ejército y el 15 de junio de 1.037 presenta batalla al rey Bermudo -III- en las riveras del rio Carrión.
Se enfrentan los ejércitos de León, Castilla y Navarra en la Batalla de Tamarón o de Támara, cerca de Astudillo, en Palencia.
En la batalla muere el rey Bermudo -III-
Esto es un suceso importante para el reino de León, ya que al no tener hijos el rey leonés, pasan los derechos del trono a su hermana Sancha que estaba casada con Fernando -I- de Castilla.
Con este monarca se extingue la descendencia directa del rey Pelayo de Asturias y de esta forma el reino de León queda unido durante un tiempo a la corona de Castilla.

Su sucesor a la corona Fernando -I-




FERNANDO -I- de León, llamado El Grande

Nació en 1.016. Murió en 1.065.
Conde de Castilla desde 1.035 hasta 1.065 y rey de León y Castilla desde 1.037 hasta 1.065.
Hijo de Sancho III el Mayor de Navarra del que hereda el condado de Castilla con el título de rey, siendo el primer monarca castellano de origen de la dinastía navarra.
Se casa con Sancha, hija de Alfonso -V- , hermana de Bermudo III de León, contra quien lucha y que en 1.037 lo derrota en la Batalla de Tamarón cerca al rio Carrión, donde muere el rey leonés Bermudo haciéndose del trono leonés.
De esta forma se unifica León a Castilla.
Poco después se apodera del reino de Navarra aunque se lo cede a su sobrino Sancho -IV-
En 1.054 combate contra su hermano el rey García Sánchez -III- de Navarra llamado el de Nájera, que lo derrota en la Batalla de Atapuerta y donde muere García atravesado por una lanza.
En el año 1.057 emprende una reconquista sin igual en campañas hacia el Este alcanzando el rio Ebro.
En su marcha conquista el castillo de Gormaz, Vado del Rey, Berlanga, Aguilera. Destruye el castillo de Guermos y las atalayas de los montes Pantarragón, asegurando los límites de su reino por el Este.
En 1.059 se dirige hacia el Oeste y conquista las plazas en poder de los moros de Viseo, Lamego y Coimbra hasta el rio Mondego en Lusitania (actual Portugal), asegurando los confines de su reino.
Por su Sur alcanza la ribera del rio Tajo y en 1.063 se lanza a la conquista del reino de Toledo.
En su trayectoria hacia Toledo la primera plaza que ocupa es Talamanca (Talamanca de Jarama) y poco después pone sitio a la plaza de Al-Kala-Nahar (Alcalá de Henares). El rey de Toledo Almanón le solicita la paz.
En el año 1.061, en una segunda jornada, se dirige hacia la Bética. El rey de Sevilla Abenhabet viendo el poderoso ejército cristiano renuncia a presentar batalla y se hace su vasallo.
La última jornada de reconquista fue en el año 1.064 que vence al rey moro de Valencia en Paterna y poco después ocupa la ciudad de Valencia.
Lucha por la unificación del reino, pero incurre en los mismos defectos que sus antecesores y sucesores.
A su muerte el 27 de Diciembre de 1.065 por enfermedad, deja el reino de Castilla a su hijo primogénito Sancho, el reino de León a Alfonso, el reino de Galicia a García, a sus hijas Urraca el señorío de Zamora y a Elvira el señorío de Toro. Esta división origina una guerra civil entre los dos reinos que duraría muchos años.

Su sucesor a la corona Alfonso -VI-




ALFONSO VI - Alonso -VI-, Llamado el Bravo.

Rey de León desde 1065 hasta 1109 y rey de León y Castilla desde 1072 hasta 1109.
Nació en 1030. Murió en 1109.
Al morir su padre el rey Fernando -I- le corresponde el reino de León en el año 1.065, pero también las deudas y pactos contraídos con el rey moro de Toledo.
Cuentan las crónicas que mientras vivía la reina Dña. Sancha, el reino de León tuvo una época pacífica y próspera. A su muerte el 6 de Noviembre de 1.067 comenzaron las rivalidades entre los hermanos.
Tanto Alfonso de León como su hermano Sancho III de Castilla no estaban conformes con la herencia de su padre Fernando -I- ni con los límites de su reino.
Los dos ambicionan el reino de Galicia, que había heredado su hermano García, pero además Sancho de Castilla ambiciona también el reino de León.
Las continuas luchas entre tropas leonesas y gallegas obligaron al rey García de Galicia a refugiarse en tierra de moros.
En el año 1.106 se enfrentan los ejércitos de León y de Castilla en la Batalla de Lantada, donde el rey Alfonso de León es derrotado. El rey de Castilla recupera las tierras entre el rio Pisuerga y Cea.
En el año 1.072 se produce un nuevo enfrentamiento entre ambos ejércitos en la Batalla de Golpejara (cerca de Carrión), donde es nuevamente derrotado el rey de León, haciéndole prisionero en la iglesia de Santa María de Carrión, donde se había refugiado y es llevado a Burgos.
La mediación de su hermana Urraca evita que sea ajusticiado, siendo desterrado a la corte de Al-Mamún del reino de Toledo, donde curiosamente también está su hermano García de Galicia.
Desde su destierro y de acuerdo con su hermana Dña. Urraca de Zamora prepara la sublevación de los leoneses.
Al enterarse el rey Sancho de Castilla pone cerco a la ciudad.
El 7 de Octubre de 1.072 el rey Sancho de Castilla muere en el asedio a Zamora por el astuto capitán Vellido Dolfos. Alfonso retorna a la corte en León y ahora, tras la muerte de su hermano, lo es también de Castilla.
Los castellanos no están conformes con este destino y los nobles consideran que antes de ser nombrado rey de Castilla debería jurar que no participó en la muerte de su hermano en el sitio de Zamora.
Se reúnen los caballeros y nobles de ambos reinos en Santa Gadea en Burgos y se le toma juramento por tres veces por el noble castellano Rodrigo Díaz.
La leyenda cuenta que Alfonso se enemistó con Rodrigo Díaz, el de Vivar, llamado el Cid, pero historiadores aseguran que es fruto de la leyenda y que realmente el rey Alfonso le colma de honores y distinciones, acordando su casamiento con Dña. Ximena, que era su prima e hija del conde de Oviedo y lo nombra su embajador ante los reinos musulmanes.
En una de sus embajadas hacia Sevilla, para recoger el vasallaje del rey moro Almuctamir, se le informa que el rey de Granada Almudafar viene con su ejército en contra del rey de Sevilla y además le acompañan tropas cristianas de García Ordoñez, los nobles Fortún Sánchez, Diego Pérez, uno de los más poderosos de Castilla y tropas del rey de Navarra Sancho García.
Almuctamir rey de Sevilla es vasallo del rey leonés y además Alfonso está casado con Zaida una hija del rey moro de Sevilla, por lo que Rodrigo Díaz se siente obligado a defenderle.
La coalición de tropas cristianas y musulmanas penetran en territorio del rey moro de Sevilla y destruyen el castillo de Cabra. Rodrigo Díaz les sale al encuentro y en el año 1.074 se libra la Batalla de Cabra (Córdoba) donde es derrotada la coligación de fuerzas invasoras.
García Ordoñez y otros nobles son hechos prisioneros y llevados a Burgos. Alfonso -VI- ordena encerrar a García Ordoñez en el castillo de Luna.
En 1.076 muere en Peñalen el rey Sancho IV de Navarra por lo que Alfonso de León y Castilla se beneficia de su muerte al incorporar a su reino los territorios de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa, parte de la Bureba y La Rioja Navarra.
Se nombra emperador.
Decide iniciar campañas contra los moros. En el año 1.076 inicia la marcha hacia Córdoba.
En tanto, una partida de moriscos incendia el Castillo de Gormaz, por lo que Rodrigo Díaz les ataca y en su persecución entra en el reino de Toledo quemando sus cosechas, incendiando varios pueblos y tomando numerosos prisioneros.
El rey Alfonso no había facultado a Rodrigo Díaz de esta invasión y además había pactado amistad perpetua con Almenón rey de Toledo. Los nobles castellanos reprenden al rey de la negligencia de Rodrigo Díaz, por lo que se ve obligado a desterrar a Rodrigo.
Rodrigo Díaz sale de Castilla y se dirige a Barcelona. Más tarde se instala en Zaragoza bajo la protección de Almuctaman.
En el año 1.077 muere Almenón rey de Toledo. Le sucede su hijo Isem que solo reina un año. En 1.078 le sucede en el reino árabe de Toledo Hyhaya, un tirano que no desean ni los mismos almohades y en el año 1.078 solicitan ayuda a Alfonso -IV- para destronar al tirado.
En este año Alfonso IV junto son sus tropas levantan el sitio de Córdoba y se ponen sitio a la ciudad de Toledo. El sitio duraría siete años.
En el año 1.085 es conquistada Toledo.
Tras la importante conquista de esta ciudad, en el año 1.089 los partidarios del destronado Hyhaya piden ayuda a Juceph Miramamolín de Marruecos (Yusuf de los Almorávides), que cruzan el estrecho con un poderoso ejército y pone sitio al castillo de Halaget. (no localizado)
Alfonso desde Toledo solicita ayuda a Rodrigo Díaz, que sale de Requena pasando por Xátiva y Ortimana hacia Villena, lugar del encuentro de los dos ejércitos. El rey Alfonso toma otra ruta y no llega a Villena, decidiendo retornar a Toledo.
Al conocer la decisión del rey Alfonso, Rodrigo Díaz se repliega a Molina. (Actual Molina de Aragón).
En su retorno hacia Toledo en el año 1.090 las tropas de Yusuf le hacen frente en Sagrajas, cerca de Badajoz. donde se entabla la Batalla de Zalaca o Sagrajas y es derrotado el rey Alfonso.
Esta descoordinación irrita de tal manera al rey Alfonso que declara enemigo a Rodrigo Díaz, que confisca sus bienes y ordena encarcelar a su familia.
Es tal el conflicto que tiene Rodrigo Díaz entre los reinos cristianos, que el Conde de Barcelona Berengario, que tenía alianza con el rey Alfagib de Denia y con Almuztahen de Zaragoza, solicita atacar a las tropas de Rodrigo que estaban acampadas en la plaza de Calamocha, a la cual también había puesto sitio.
En el año 1.091 los sarracenos de Juceph Miramamolín ocupan la ciudad de Granada y todo su territorio.
Alfonso emprende nueva campaña contra Granada y solicita nueva ayuda a Rodrigo Díaz, que estaba en este año sitiando el castillo de Lliria.
Levanta el sitio y se juntan los dos ejércitos en la plaza de Martos. De aquí salen hacia Granada posicionando los ejércitos por las montañas de Librilla.
Surgen nuevas disputas al posicionar Rodrigo Díaz su ejército delante de las tropas del rey y considerar este un menosprecio a sus guerreros.
El sitio a Granada dura seis días finalizando con la huida de Yusuf, al no presentar batalla contra tan numeroso ejército cristiano.
Apaciguada la zona de sarracenos los ejércitos cristianos retornan a Toledo y a tierras de Valencia.
Alfonso VI continúa con sus campañas contra los moros y en el año 1.093 conquista las plazas de Lisboa, Cintra, Santarém en el actual Portugal. Lo mismo hace Rodrigo Díaz por la zona de Valencia.
A pesar de las divergencias entre el rey leonés y el noble castellano, el honor y el orgullo sale a flote cuando los habitantes de Murviedro (no localizada, posiblemente cerca de Castellón), solicitan ayuda a Alfonso de León al sitiar Rodrigo Díaz su ciudad. El rey contesta que prefiere que sea Rodrigo Díaz rey de Murviedro antes que cualquier sarraceno.
La conquista de Murviedro fue la puerta de entrada a la ciudad de Valencia. El Campeador la conquista en 1.099, pero a los pocos meses de su conquista muere Rodrigo Díaz a causa de las heridas.
El ejército almorávide de Yusuf contraataca para reconquistar la ciudad, pero Alfonso -VI- en pocos días se persona con su ejército ante los muros que obliga a la retirada del ejército de Yusuf.
Alfonso de León comprende que no puede conservar la plaza de Valencia por mucho tiempo, por lo que ordena incendiarla y retirarse a Toledo, evacuando a la familia de Rodrigo Díaz, sus soldados y sus pertenencias. Poco después Valencia era ocupada por las tropas de los Almorávides.
Tras la toma de Valencia Yusuf asegura su dominación en la península musulmana y en 1.108 derrota nuevamente a las tropas de Alfonso VI en la Batalla de Consuegra (cerca de Toledo), que destruyen su castillo y le abre las puertas para conquistar Cuenca.
En este mismo año de 1.108 los almorávides ponen sitio al castillo de Uclés, residencia de los caballeros de Santiago.
Se enfrentan los dos ejércitos en la Batalla del Llano de Sicuendes o La batalla de los Siete Condes donde muere el infante Sancho hijo de Alfonso nacido de la mora Zaida hija de Almuctamir rey moro de Sevilla, junto con los siete condes que le acompañaban.
Tras la derrota de los ejércitos cristianos es conquistada Cuenca, Huete, Ocaña, Consuegra y otras poblaciones.
La muerte de su hijo y los infantes acelera la muerte del Alfonso ya que desde aquel suceso en Uclés se retira a Toledo donde muere el 1 de julio de 1.109.
Deja por heredera a su hija Urraca, viuda de Raimundo de Borgoña, conde de Galicia y prepara su matrimonio con Alfonso I de Aragón llamado El Batallador con miras de unir los dos reinos.

Su sucesor a la corona Urraca




URRACA

Reina de León y Castilla desde 1.077 hasta 1.126.

Hija de Alfonso -VI- y de Dña. Constanza.
Nacida en el año 1.081 y educada en la casa del Conde Pedro Ansúrez.
En el año 1.090 contrae matrimonio con Raimundo (Ramón) de Borgoña, hermano de Guido que más tarde sería papa Calixto -II-. Con la dote llevan el título de condes de Galicia.
De esta unión nacen dos hijos: Sancha y Alfonso. Este último sucederá a su madre en la corona.
Comienza a reinar en los primeros días de julio del año 1.109. Dos años antes había quedado viuda del conde Raimundo de Borgoña fallecido en Grajal de Campos en el 1.107.
El 10 de septiembre de 1.109 confirma los Fueros en la Corte de León y el 29 de septiembre los Fueros de Castilla, en Carrión.
El rey de Aragón Alfonso -I- ambiciona el reino de Castilla, por lo que los nobles de ambos reinos aconsejan el matrimonio de la reina viuda Urraca con el rey de Aragón llamado el batallador
En el mes octubre del año 1.107 contrae segundo matrimonio con el rey de Aragón Alfonso -I- el batallador. La ceremonia se celebra en el castillo de Muñón.
Como reina de Castilla, León, Toledo y reina consorte de Aragón, el 24 de marzo de 1108, hace donaciones al Monasterio de Montearagón. En agosto del mismo año visita la ciudad de Náxera y hace donaciones a las plazas de Villagonzalo y Cordovin así como donaciones al Monasterio de Valvanera.
En su vida privada no tuvo suerte.
Cuentan las crónicas que Alfonso de Aragón maltrataba a Urraca. Las disputas conyugales llegan a oídos de los nobles castellanos y leoneses que se presentan en Roma ante el papa Pascual -II- para declarar nulo el matrimonio.
Pascual -II- firma la nulidad y se confirma la separación matrimonial en las Cortes de León y Castilla.
Se incrementan las discordias entre ambos reyes, ayudados ahora por el Obispo de Galicia Diego Gelmírez, que defiende los derechos varoniles de Raimundez, hijo de Alfonso de Aragón y de Urraca habido en el matrimonio.
Para evitar las disputas y ambiciones del rey aragonés, Urraca de León renuncia al trono y nombra rey a su hijo el infante Alfonso (AlfonsoVII) habido en su primer matrimonio con Raimundo de Borgoña y lo protege en el castillo de Orsilón en Galicia.
En el año 1.111 el rey de Aragón presenta batalla a la reina Urraca.
Las tropas leonesas al mando del conde Gómez González le hacen frente en la Batalla de Campo de la Espina, pero es derrotado.
En su camino hacia Astorga, donde esta Urraca y su hijo el infante Alfonso, derrota a las tropas castellanoleoneses en la Batalla de Viadangos. (actual Villadangos en León)
En 1.112 Alfonso de Aragón pone sitio a la ciudad de Astorga, pero las fuertes defensas de la ciudad le obligan levantar el sitio y retirarse hacia Carrión-
La reina Urraca contraataca y reuniendo un ejército formado principalmente por tropas traídas de Galicia (antes de ser reina era Condesa de Galicia) en el 1.113 pone sitio a la ciudad de Carrión. Alonso de Aragón se ve forzado a abandonar la ciudad y refugiarse en Burgos.
En este mismo año los ejércitos de Urraca ponen sitio al castillo de Burgos.
Viendo Alfonso de Aragón la inutilidad de su empresa, abandona la ciudad y regresa a su reino.
Años más tarde quiere reiniciar las relaciones, pero son rechazadas oficialmente en 1.114 en las Cortes que se celebran en León.
Con el fin de engrandecer y asegurar los reinos, Dña. Urraca celebra Concilios en 1.115 en Oviedo y en 1.118 en Palencia.
Gobierna en conjunto con su hijo del primer matrimonio Alfonso VII de León hasta la mayoría de edad. Historiadores anotan que tuvo discrepancias con su hijo Alfonso, conjurando contra ella desde Galicia, apoyado por el Obispo Diego Gelmírez entre los años 1.120 y 1.122.
El motivo principal de esta conjura se debe a que Dña. Urraca en el año 1.120, además de ser mujer, vuelve a casarse con el Conde Pedro González de Lara, por lo que su hijo Alfonso y Diego Gelmírez instigan para que renuncie a la corona en favor del infante.
Existe una leyenda sobre su muerte fechada como el 8 de marzo de 1.126 y sepultada en San Isidro en León.
Cronistas apuntan que falleció de parto en el castillo de Saldaña.
Otros que murió en León al ser atrapada y reventada entre las puertas del umbral del templo de San Isidro, cuando quiso tomar las reliquias y tesoros allí custodiados.
Otros que murió cuando estaba presa en la iglesia de San Vicente, encerrada allí por Alfonso su hijo en la época de las rencillas entre madre e hijo.
Y la más verosímil, que murió en Tierra de Campos de enfermedad dejando testamento a favor de su hijo.

Su sucesor a la corona Alfonso -VII-




ALFONSO VII - Llamado el Emperador.

Rey de León y de Castilla. Nació en 1.105. Murió en 1.157
Hijo de Raimundo de Borgoña conde de Galicia y de Dña. Urraca hija de Alfonso VI.
Cuentan las crónicas que el día de su nacimiento, el primer día de Marzo, apareció una estrella en el cielo que perduró durante 30 días. Es la Era MCXLIV, año 1.105 de la Era Cristiana.
Es criado y educado en Galicia, de donde era conde desde la muerte de su padre, protegido por los defensores de su derecho al trono Don Pedro Froilaz conde de Traba, por Gelmírez obispo de Toledo y por su tío el papa Calixto II. En contra está Alfonso I de Aragón, casado con su madre en 1.109.
En 1.111 su madre Dña. Urraca le nombra rey de Galicia y durante un tiempo se reparten las jurisdicciones territoriales entre Galicia, Castilla y Aragón, hasta que en 1.124 es armado caballero y empieza a actuar por cuenta propia.
Con su padrastro el rey de Aragón Alfonso I firma el pacto de Tamarón para evitar enfrentamientos, a pesar de que a la muerte de su madre Dña. Urraca en 1.126 pretende la corona aragonesa.
En 1.128 con 22 años de edad se casa en la localidad de Saldaña con Dña. Berenguela, hija de Ramón Berenguer -III- conde de Barcelona.
Un año después Alfonso I de Aragón invade nuevamente los estados de Castilla, a pesar del pacto de Tamarón, e instiga las plazas de Morón, Medinaceli y Almazán.
Alfonso VII no se enfrenta al rey de Aragón.
En el año 1.131 las tropas del gobernador del castillo de Castrogeriz, Oriolo Garcés amigo del rey de Aragón, instigan los territoriso de Castilla.
El rey Alfonso de León pone sitio al castillo durante seis meses, desde el mes de mayo hasta octubre. Finalmente Oriol Garcés rinde el castillo.
Este suceso atemoriza a Zafadola, emir de la plaza de Roda, que en el año 1.132 envía emisarios al rey de León para firmar el acuerdo de que tome posesión del pueblo y castillo de Roda.
Esta cesión tiene mucha repercusión en los reinos cristianos y musulmanes ya que el suceso está registrado en las crónicas musulmanas como el año de la héjira de 534.
Zafadola era hijo del emir de Zaragoza Abdelmalec y enemigo de los Almorávides que años atrás habían desembarcado en la península.
Este mismo año de 1.132 emprende una expedición contra los moros de Atienza, que suspende por la rebelión de Gonzalo Peláez en el reino de Asturias, que se había hecho fuerte en el castillo de Gozón y que finalmente sofoca.
En estas jornadas por Asturias el rey Alfonso se enamora de la doncella Gontroda, hija de D. Pedro Díaz y María Ordoñez.
Un año después nace una niña con el nombre de Urraca que sería educada en la corte de León y que en 1.144 sería reina de Navarra por casamiento con García Ramírez llamado El restaurador
A la muerte de García Ramírez en 1.150 es nombrada gobernadora de Asturias por Alfonso -VII-, muriendo en el año 1.189 y siendo enterrada en la catedral Palencia y conservándose el cuerpo incorrupto hasta el día de hoy.
En 1.134 muere su padrastro Alfonso -I- de Aragón y Alfonso de León se entera que los navarros y aragoneses se juntan para la elección de un nuevo monarca.
Los aragoneses eligen al infante y monje Ramiro que sacan de un Monasterio y lo coronan rey en la catedral de Huesca. Los navarros eligen a García Ramírez, en Pamplona.
Alfonso VII de León como descendiente del rey Sancho III de Navarra se encamina hacia Náxera con su ejército.
El nuevo rey de Navarra García Ramírez le ofrece vasallaje.
Se encamina hacia Zaragoza y en ausencia del rey Ramiro de Aragón, que se encuentra en Sobarbe, ocupa la ciudad. Le presentan vasallaje los condes de Barcelona, Ramón Berenguer (que era su cuñado) y Alonso de Tolosa, así como otros nobles de Gascuña.
En el año 1.135 es coronado Emperador por todos los reinos, título que tanto ambicionaba, pero que llena de conflictos los reinos de Aragón y Navarra contra Castilla y León.
En 1.137 efectúa expediciones hacia Navarra para sofocar el enfrentamiento entre García Ramírez de Navarra y el conde de Barcelona Ramón Berenguer.
Los dos ejércitos se enfrentan en la Batalla de Gallur donde el rey navarro sale victorioso. Alfonso -VII- de León se presenta con su ejército y hace huir a las tropas navarras, pero su cuñado Ramón conde de Barcelona ya había muerto en combate.
En el año 1.139 inicia una expedición contra los moros. Esta vez le acompañan las tropas del emir Zafadola de la plaza de Roda. Penetran en Andalucía saqueando pueblos y quemando cosechas por Córdoba, Carmona y Sevilla.
Durante el reinado de su madre Urraca los moros habían conquistado el castillo de Aurelia, (lugar no localizado), que lo reconquista después de seis meses de asedio.
En 1.140 retorna a tierras cristianas dejado por la Andalucía (nombre que le daban los moros, España que daban los cristianos) al alcalde de Toledo Muño Alfonso.
Desde León Alfonso -VII- vuelve con las expediciones contra Navarra.
Moviliza su ejército y se posiciona en el campo de Calahorra. El rey García Ramírez de Navarra hace lo propio y lo posiciona en las cercanías de Alfaro.
Dos ejércitos frente a frente listos para la batalla.
Se oyen enormes gritos en medio de las dos fuerzas de combate: eran el obispo de Calahorra, el obispo de Tarazona, el prior de Náxera y otros Prelados, que se interponen entre los dos ejércitos y señalan que hacia el sur de sus reinos y que ellos llaman España, es donde está el enemigo.
No se produce la Batalla de Alfaro sino que concluye con el acuerdo matrimonial del infante Sancho, hijo del rey Alfonso, con la infanta Blanca hija del rey de Navarra.
En marzo del año 1.143 el alcaide de Toledo Muño Alfonso con soldados de Toledo, Ávila y Segovia conquistan la ciudad de Sevilla haciendo prisionero a su emir Abenceta y meses más tarde lo mismo con el emir Azuel de Córdoba.
Quiso Alfonso VII visitar estas ciudades conquistadas y de camino hacia ellas recibe la noticia de que el alcaide Muño había muerto a causa de una flecha en Peña del Ciervo en Talavera.
En 1.144 forma un ejército imperial en Toledo y entra en la ciudad de Córdoba. Firma acuerdos de paz con el emir Abenfandi. Estos acuerdos dividen las fuerzas moras entre los llamados Agarenos, los Almorávides, los Muzmitas y Almohades.
En febrero de 1.146 muere en una emboscada del ejército cristiano su amigo Zafadola, emir de Roda, al confundirlo con un enemigo y en este mismo año el Almorávide Abenghamia pretende conquistar Córdoba, pero es rechazado por la defensa de los ejércitos cristianos y musulmanes.
El emir almorávide Abenghamia se repliega a Anduxar (Andújar), pero sus tropas son masacradas por el capitán Fernando Ibáñez, recién nombrado tras la muerte de Muño Alfonso. Meses después Abenghamia pediría someterse a vasallaje al rey Alfonso.
En el año 1.148 muere su mujer Dña. Berenguela con la que había tenido a sus hijos Sancho, Fernando y Sancha
En 1.147 dirige sus ejércitos contra Almería.
En el mes de septiembre conquista Calatrava y deja en esta ciudad un pequeño ejército religioso militar para defender el paso musulmán hacia el norte, al que nombra como Orden de Calatrava.
En el mes de octubre de 1.147 conquista Anduxar y el 25 de noviembre Baeza.
En diciembre conquista Almería.
En 1.150 el emir de Córdoba Abangamia (Abenghamia) niega el vasallaje al rey Alfonso, por los que envía las tropas al mando de Fernando Ibáñez y en el mes de junio tras cercar la ciudad penetra en sus calles y la incendia.
El 4 de febrero de 1.151 Alfonso asiste a la ceremonia del enlace de su hijo Sancho con Dña. Blanca, según acuerdos de 1.140 tras la curiosa batalla de Alfaro, que nunca se produjo. Asiste también el rey Sancho de Navarra, hermano de Blanca. Al mismo tiempo recibe la noticia de que sus ejércitos al mando de Fernando Ibáñez ponen cerco a la ciudad de Jaén. El cerco duraría tres años.
Durante estos tres años se agilizan los sucesos: El 11 de marzo de 1.153 el infante Sancho, su hijo, es armado caballero y Alfonso VII se casa por segunda vez con Dña. Rica de Polonia.
El 9 de octubre cede el gobierno de Asturias a su hija bastarda Urraca
El 2 de enero de 1.154 celebra cortes en Oviedo.
En enero de 1.155 confirma los fueros de Avilés y el 6 de diciembre confirma los acuerdos de vasallaje del Conde de Barcelona y del rey Sancho de Navarra.
Pero la plaza de Jaén aún no ha sido tomada y en 1.157 Alfonso -VII- se encamina hacia Andalucía. Esta vez le acompañaba su hijo Sancho, al que deja el gobierno de las plazas que conquistan.
El 21 de Agosto se encuentra en una aldea del puerto de Muradal y le sobreviene un gran cansancio, muere debido al exceso de calor.

En contra de su idea unificadora de los reinos, lo divide entre sus hijos: El primogénito Sancho III Castilla, Extremadura y Toledo. Fernando II León y Galicia.

Sucesor al trono de León Fernando -II- .

Sucesor al trono de Castilla Sancho -III-




FERNANDO -II- de León

Rey de León desde 1.157 hasta 1.188.
Hijo y sucesor de Alfonso VII de León llamado el Emperador y de Dña. Berenguela, hija de Ramón Berenguer conde de Barcelona.
Su padre Alfonso VII reparte su reino entre sus hijos y deja Castilla a Sancho III y León Galicia y Extremadura a Fernando II.
Para evitar discordias el 23 de Mayo de 1.158 se reúnen los dos reyes en el Monasterio de Sahagún, que entonces era el límite entre Castilla y León y acuerdan un pacto de amistad mutua.
Pero en este mismo año de 1.158 el rey Sancho de Castilla llamado El deseado muere.
Fernando -II- de León tiene aspiraciones absorbentes sobre Castilla al morir su hermano, pero más por aspiraciones personales que por la protección de su sobrino infante de cuatro años Alfonso heredero de Castilla y que le es encomendada su custodia junto con el Conde Gutiérrez Fernández.
Para evitar malas interpretaciones, en este mismo año de 1.158 nombra heredero del reino de Castilla a su sobrino Alfonso -VIII- y lo confirma en el Tratado de la ciudad de Agreda.
En 1.159 se casa con Dña. Urraca de Portugal y el 28 de febrero de este mismo año muere Dña. Sancha hermana de su padre Alfonso -VII.
El día 9 de Agosto de 1.162 entra en Toledo, lo que siembra discordias entre los castellanos, al sospechar la posible usurpación del trono a su sobrino el infante Alfonso.
En el año 1.165 Fernán Rodríguez Castellano y Nuño Serrano se levantan contra el rey leonés en Salamanca ayudado por tropas de almohades del emir Abenjacob.
En el mes de julio de este año se enfrentan en la Batalla de Salamanca, (en las cercanías de la actual ciudad) y tras retener a las tropas portuguesas al mando de su suegro rey de Portugal Alfonso Enríquez, que venían en apoyo de las tropas rebeldes, sale victorioso de la batalla y pacifica la zona.
Repuebla la tierra de Extremadura, Ciudad Rodrigo y Ledesma. En territorio de Zamora repuebla Gastrotoraz. En tierras de León Mayorga, Benavente, Mansilla, Villalpando y Coyanza.
En 1.169 funda la orden de los caballeros de Santiago con residencia fija en el castillo de Uclés y señala los límites y fronteras del reino en Cáceres cediéndoles tierras en Astorga, en la Extremadura y ribera del rio Tajo.
En agosto de 1.171 de la unión con Dña. Urraca de Portugal nace su único hijo el infante Alfonso.
En 1.175 y ante las presiones del papa de Roma, Dña. Urraca se ve obligada a separarse del rey Fernando al ser primos segundos.
Urraca se hace religiosa y se refugia en un convento.
Femando II se casa por segunda vez con Dña. Teresa, hija del conde Nuño de Lara y de la condesa Teresa.
En el año 1.183 el emir de los Almohades Abenjacob se moviliza nuevamente y pone sitio a la ciudad portuguesa de Santarém. Fernando moviliza sus fuerzas hacia el reino vecino.
El rey de Portugal Alfonso Enríquez, temeroso de que el ejército leonés vaya en su contra, le sale al encuentro para presentarle batalla, pero es convencido de su error.
Se unen las tropas de los dos reinos cristianos y vencen a los Almohades en la Batalla de Santarém el 10 de julio de 1184. Muere el emir Abenjacob.
En el año 1.188 muere Fernando -II- de León en la ciudad de Benavente, cuando iniciaba una peregrinación a Santiago de Compostela.

Su sucesor al trono Alfonso -IX-




ALFONSO IX de León.

Nació en el año 1.171 y Murió en 1.230
Hijo del rey Fernando II que le sucede en el año 1.188 reinando en León hasta su muerte.
La leyenda cuenta que siendo infante y tras padecer fuertes dolores de cabeza pierde la vista y llevado ante la tumba de San Isidro la recobra. Es un suceso milagroso que se recoge en las crónicas legionenses.
Siendo monarca y por primera vez en el reino, reúne a nobles, a la iglesia y a los representantes de los pueblos y el 15 de abril de 1.188 convoca las llamadas primeras Cortes Democráticas Universales en San Isidro.
Se declaran contrarios a su reinado su tío el rey Sancho de Portugal y su primo Alfonso -VIII- de Castilla, por lo que se obliga a firmar un pacto con ambos.
En 1.190 se casa con Teresa, hija del rey Sancho de Portugal, con la que tienen a los infantes Sancha, Fernando y Dulce.
Llega a oídos del papa Celestino-III- este casamiento y por razones de parentesco obliga a anular el matrimonio.
Se disuelve en 1.195.
En este mismo año los Almorávides al mando de Yacub Almansur invaden territorios del rey de Castilla Alfonso-VIII-. El rey castellano solicita ayuda a Alfonso -IX- de León y a Sancho -IV- de Navarra.
El 1.195 el ejército de Alfonso VIII de Castilla y del sultán almohade Almansur se enfrenta en la Batalla de Alarcos. El campo de batalla se tiñe de sangre y los pueblos cercanos son destruidos. (Años después en sus cercanías se fundaría Ciudad Real).
Los ejércitos cristianos de apoyo no llegan a tiempo y si lo hicieron, no dieron tiempo a posicionar sus fuerzas ante el invasor.
La derrota del rey castellano origina una enemistad entre los reinos cristianos, acusándose y negando el no recibir la ayuda solicitada.
En 1.196 el rey Alfonso de León ofuscado cruza las fronteras de Castilla y ataca Tierra de Campos. El rey navarro Sancho -IV- hace lo propio e invade territorio castellano por el Norte.
El rey castellano Alfonso VIII pacta con el reino de Aragón de la reina Petronila y haciéndoles frente repele sus invasiones. Las fuerzas castellanas y aragonesas contraatacan y ocupan las plazas de Bolaños, Castroverde y Coyanza en el reino de León.
Al mismo tiempo el rey de Portugal Sancho se declara en contra de Alfonso IX de León.
El rey leones viendo tantas fuerzas enemigas en su contra pacta con los moros.
El papa Celestino -III- le concede al rey Sancho de Portugal la bula de la Santa Cruzada de los Caballeros de Tierra Santa para luchar contra de Alfonso IX de León.
Sancho de Portugal inicia la Cruzada e invade Galicia, conquistando Tuy y Pontevedra, llegando hasta los márgenes del rio Miño.
Alfonso VIII de Castilla junto con tropas aragonesas atacan y arrasan las ciudades leonesas de Astorga, Alba y Salamanca.
Entre tanto los nobles de ambos reinos necesitan encontrar una solución a las guerras entre familias reales y acuerdan el casamiento de Alfonso IX, con Dña. Berenguela hija primogénita del rey de Castilla.
En el año 1.197 se celebra la boda. De esta unión nacería Fernando.
En 1.198 el cardenal Gregorio prelado representante del papa Inocencio -III- declara ilícito el matrimonio por parentesco y amenaza con la excomunión a los obispos de León, Astorga, Salamanca y Zamora.
Los nobles están a favor del matrimonio, ya que la unión estabiliza los reinos y comienzan largas negociaciones ante el papado.
En el año 1.203 es anulado el matrimonio.
En 1.209 se efectúan tratados de paz en la plaza de Valladolid entre los reyes de León, Navarra y Castilla, finalizando la contienda.
En el año 1.212 el rey leonés rencoroso no ayuda a su suegro Alfonso VIII de Castilla ni a los Navarros en la expedición hacia las Navas de Tolosa, sino que en su ausencia se ocupa de reconquistar las plazas leonesas de Roda, Ardon, Castrotierra y otros lugares que estaban en poder del ausente rey Castellano y arremete contra el rey de Portugal Sancho reconquistando los territorios ocupados.
La experiencia de la batalla de las Navas de Tolosa cambia el pensamiento de la reconquista.
En 1.213 al regreso de las Navas se firman acuerdos entre los reinos de Portugal, León, Castilla, Navarra y Aragón y se comprometen el hacer solo la guerra al invasor de África.
En agosto de 1.214 muere su hijo Fernando. Sus hermanas permanecen doncellas por lo que ningún barón le sucede en el trono.
El 6 de octubre muere Alfonso VIII de Castilla, sucediéndole Enrique -I- y se amplían los acuerdos entre ambos reinos.
A la muerte de Enrique -I- de Castilla en 1.217, el rey Alfonso de León pasa a ser también de Castilla por casamiento y cesión de Dña. Berenguela, en tanto el infante Fernando nacido de la unión de este matrimonio alcance su mayoría de edad.
El pensamiento de su hijo Fernando -III- era someter a Castilla e integrarla en León llegando con sus tropas hasta Burgos, pero alegando los compromisos con su madre Dña. Berenguela se firma una tregua de no agresión entre padre e hijo en 1.218.
Sosegado el reino, en el año 1.221 con tropas al mando de su adelantado el capitán Martín Sánchez y con ayuda de tropas castellanas y las órdenes militares de Calatrava y Alcántara, inician una reconquista por el sur. En 1.221 conquistan Valencia de Alcántara. En 1.227 Cáceres. En 1.229 el castillo de Montánchez y derrotan a los almohades del emir Abenhut en la Batalla de Alange, cerca de Mérida, donde destruyen su castillo, ocupando seguidamente Mérida, Badajoz y Elvas.
En el año 1.230 peregrina a Santiago de Compostela. En Villanueva de Sarria enferma y muere el día 24 de septiembre.
En su testamento no nombra heredero a su hijo Fernando -III- llamado el Santo, que había tenido con su segunda mujer Dña. Berenguela, sino que lo hace a favor de sus hijas Sancha y Dulce, de su primera mujer Teresa de Portugal.

Se le considera el último rey de la dinastía leonesa.

Su sucesor a la corona Fernando -III.- de Castilla


INICIO

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal

























© Ramiro García González - (Ranimirum) - 2010. Revisado el 21-04-2020