SOLIMAN

Soliman
Suleiman al-Munstain
(1009) (1013-1016)
Hijo de Al-Hakám y bisnieto de Abderrahaman -III-
Tenía el apoyo de los bereberes del norte de Africa y además supo pactar con el conde Sancho García de Castilla.
Alfrente de su ejército y mercenarios del conde Sancho García en el año 1009 vence al califa Muhammad -II- al-Mahdi que había derrocado al anterior califa Hixam -II- y seguidamente entra en la ciudad de Cordoba que la somete al saqueo. Muhamad -II- se refugia en el reino de Toledo
Libera al depuesto Hixan -II- pero lo destituye a los pocos días al no querer pagar a los mercenarios del conde Sancho García.
En año 1.010 el derrocado califa Mohamed -II- de Córdoba solicita ayuda al conde Ramón Borrell para combatir contra el usurpador Solimán y también al rey cristiano Alfonso -V- de León.
Solimán es derrotado en la Batalla de Bacar. Seguidamente conquistan la ciudad de Córdoba instaurando en el califato a Mohamat Almahadí. Solimán se refugia en Algeciras.
Pero la ocupación del trono de Muhammand -II- dura poco. En el año 1010 es nuevamente depuesto por nobles cordobeses que inician una revuelta y asesinan a Muhammad -II- instalándose en el califato por segunda vez Soliman hasta el año 1016.
Tras su muerte se inicia en el califato un vacio de poder que la cubren los nobles cordobeses hasta la instauración de Abderrahmen -IV- de la familia de los Hamudies.
En el año 1016 se hace poderosa la familia de los Hamudies y aparece Al-Rhaman que derroca a Solimán y ordena decapitarlo instaurandose en el Califato como Abdferrahmen -IV- de la familia de los Hamudíes.

Sucesor al califato Abderrahmen -IV- Amudies

INICIO
ATRAS