REINO SUEVO
Posicionado en el Noroeste de la Península o la Gallaecia

De raza germana que habitaban en el centro de Europa.
En sus inicios se conoce a un caudillo llamado Ariosvisto que en el año 71 a.d. C. combatió contra Julio César y tras ser vencidos traspasaron el rio Rhin hacia el norte y durante años quedaron establecidos en aquella zona.
Temerosos del poder de Roma se extendieron por las riberas de los ríos Elba, Bohemia y Danubio.
Fueron los primeros en cruzar hacia el sur el río Rhin e internarse en el Imperio Romano. Pasaron por las Galias (actual Francia) fugazmente. En el año 409 junto con Vándalos y Alanos pasaron a la península Ibérica y la asolaron, acordando con los Vándalos un reparto de territorios.
Fueron junto con los Visigodos los que crearon un reino propio, pero de corta duración. El rey visigodo Walia les venció en el año 418.
Tuvieron frecuentes luchas contra los Vándalos Silingos, hasta que se trasladaron al norte de Africa. Los Suevos lucharon contra los Romanos y los Visigodos para establecerse un sitio, pero el rey visigodo Leovigildo les derrotó finalmente en el año 585 e hizo de la zona de La Gallaecia y norte de Portugal una provincia visigoda.


HERMERICO
(428-438)

Caudillo Suevo que se enfrentó a las tropas de los vándalos Silingos cuando estaban preparándose para traspasar el estrecho con destino a Africa.
También se le conoce con el nombre de Heremigario y no tuvo suerte ya que los vándalos Silingos al mando de Genserico le derrotaron el año 428 cerca de la ciudad de Emerita Augusta (Mérida). Los Vándalos Silingos a pesar de salir victoriosos cruzaron el estrecho hacia Africa y se quedaron los Suevos como dueños del norte de la Bética.
Tuvo algunos enfrentamientos con el rey Visigodo Teodorico -I- (418-451)
Murió en el año 438.


RÉQUILA
(438-448)

Rey de los Suevos en la Hispania Romana. Sucedió a su padre Hermerico en el año 438. Murió en el 448.
Su Sede la estableció en Híspalis (Sevilla).
Fué el primer rey Suevo que confesó el credo del Catolicismo.
Durante su reinado los Suevos se extendieron por la Cartaginense y se enfrentaron en numerosas ocasiones con las tropas del rey visigodo Teodorico -I- (418-451).
Murió en el año 448 en el mismo año que renunció al trono presionado por los magnates del reino suevo al convertirse al credo católico.


REQUIARIO
(448-456)

Rey Suevo de la Hispania-Visigoda que sucedió a su padre Réquila en el año 448 por renuncia de aquel al abrazar el credo católico.
Se casó con una hija de Teodorico -I- (418-451). Firmó una tregua con el rey visigodo Teodorico -I-, pero no la cumplió y volvió a invadir la Tarraconense.
Su cuñado Teodorico -II- (453-466), hijo de Teodoredo -I-, ayudado con tropas romanas le vencieron y le dieron muerte en 456 cerca de Asturica Augusta (Astorga-León).



FRONTAN
(456-457)

Tuvo un reinado muy corto y durante su gobierno se incrementaron los enfrentamientos de los Suevos y Visigodos por lo que vieron reducido su territorio a la parte de la Gallaecia (Galicia) interna.
Durante este reinado el territorio Suevo fue el más pequeño de los conocidos. Los límites del reino visigodo llegaron hasta el actual Bierzo por el oeste y por el sur los visigodos habían ocupado casi toda la zona de Ourense incluida su capital Lugdunum (Lugo), incluidas zonas de la actual Portugal, haciéndoles retroceder casi hasta el mar.
Todo el territorio que habían conquistado después del paso al norte de Africa de los Vándalos Silingos lo perdieron durante este reinado.
Para colmo se incrementaron las luchas internas en el territorio.
Murió en el año 457 ajusticiado por Remismundo, su sucesor.


REMISMUNDO
(457-477)

Rey de los suevos. Sucedió a Frontan en 457.
Era sanguinario y cruel. Entró en la Gallaecia (Galicia) y la saqueó. Reconquistó a los Visigodos la ciudad de Lugdunum (Lugo), mandando degollar a todos sus habitantes.
Posteriormente pasó a Braccara Augusta (Braga-Potugal) que la reconquistó y estableció seguidamente su corte.
Se casó con una hija del rey visigodo Teodorico -II- (453-466), que al ser de doctrina arriana arrastró a su marido y al pueblo suevo a las luchas religiosas, originando rebeliones y sublevaciones en todo el reino.
A partir de este reinado se abre un parentesis de ochenta años, hasta Teodorico el Suevo, que se desconoce la línea sucesora sueva y se suple con caudillos o reyes de origen vándalo que estaban integrados con los suevos.


HUNERICO
(477- 484)

Sitúan a Hunerico en esta fecha como rey de los suevos.
Era de origen de las tribu de los Vándalos Asdingos que al inicio de penetrar en la peninsula junto con los Silingos estos se unieron y se fusionaron con los suevos. Algunos historiadores indican que era un caudillo Vándalo, sin puntualizar que era rey de los Suevos.
Era de creencia arriana que en el año 484 ordenó decapitar a Dágila, mujer de uno de sus generales que no quiso renunciar al credo católico.
Reinaba entonces en la zona visigoda Eurico (466-484), que también tuvo que hacer frente a la fuerte rivalidad entre ambas creencias que existían en su reino y es conocida que en la época de su reinado existió una gran persecución religiosa.


GUNTAMUNDO
(484-496)
Sucesor de Hunerico. De origen vándalo.
Poco o nada se sabe de Guntamundo.
La historia lo sitúa como sucesor de Hunerico de origen Vándalo de la tribu de los Asdingos, que acordaron un reparto de tierras con los Suevos para establecerse al sur de la Gallaecia y norte de la Lusitania.
Para que esta convivencia con los Suevos fuese pacífica era importante que aceptaran sus normas y paulatinamente se fuesen fusionando con los Suevos.
Hasta Carriarico existe un vacio de reyes suevos que posiblemente sea suplida por caudillos de descendencia vándala y que en algún momento esta fusión fuese tan completa que hasta llegasen a reinar en la Gallaecia junto con los suevos.
No es hasta la llegada de Teodomiro, al que le llaman expresamente el Suevo, bien para distinguirlo de Teodorico el visigodo (453-468) o bien para indicar que la línea sucesora sueva de Ariosvisto volvía al reino.


CARRIARICO
(¿ - 558)

Historiadores nombran a Carriarico como sucesor de Remismundo, si bien porque es un rey suevo y que trajo de vuelta la dinastía de Ariosvisto, después del parentesis de los reyes de origen vándalo de los asdingos. Los vándalos silingos habían pasado a Africa con Genserico (427-477).
Aún así la historia asocia a Carriarico con Teodomiro o lo sitúan en el mismo período de reinado.
Sin embargo existe un paréntesis en la historia sueva que se desconoce si existió una línea sucesoria de líderes o caudillos en este espacio de tiempo y más aún después de la devastación del territorio que efectuó Remismundo y la llegada al poder de otra dinastía.
De existir algún monarca en este tiempo se pactaría con los visigodos en el período desde Teodorico -II (453-466) hasta Atanagildo (555-568) y la llegada de Teodomiro el Suevo en el año 559, vuelven a entrar en la historia.


TEODOMIRO El Suevo
(559-570)

Algunos historiadores lo confunden con su antecesor Carriarico, y lo sitúan en este intervalo de tiempo del rey Teodomiro el Suevo.
Lo que es seguro que reinó entre los años 559 hasta el 570 y estaban establecidos definitivamente en la zona de la Gallaecia o la Galicia y norte de Portugal actual y se habían adaptado al rito católico.
Teodomiro el Suevo llegó a promulgar en el año 561 el -I- Concilio de Braccara Augusta (Braga -Portugal), en el cual asistieron los nobles y el rey visigodo Atanagildo (555-568).
En el año 569 promulgó un concilio entre los suevos que se celebró en Lugdunum (Lugo) y en lo que sería el interior de su futura catedral y declaró la ciudad y la Auriense (Ourense) como centro religioso de su reino.
Murió en el año 569



MIRO
(569-583)

Algunas crónicas lo nombran como Carriamiro.
Durante el reinado o caudillaje del también conocido como MIRON el Suevo, instalado en Lugdumun (Lugo), fue el principio del final de la etapa de los Suevos. Sucedió en el trono a Teodomiro el Suevo a su muerte en el año 569.
Promulgó el -II- Concilio de Brácara Augusta - Braga (Portugal) en el 570 y asistieron muchos nobles de la Hispania visigoda, entre ellos el rey Leovigildo (571-568) y donde se efectuaron acuerdos entre ambos reinos.
Lo mismo que su antecesor promovió la construcción de la catedral de Ourense.
Ayudó a los Cántabros en las campañas contra los Visigodos y prestó ayuda militar a Hermenegildo, aposentado en la Bética, que se había levantado en armas contra su hermano del rey Leovigildo.
Murió en el año 583, unos creen que guerreando y otros que contrajo una enfermedad en estas campañas guerreras, que le causó la muerte.
Le sucedió en el reinado suevo su hijo Eborico que había sido nombrado su sucesor un año antes de su muerte.


EBORICO
(582-585)

Ultimo rey de los suevos. Para otros el penúltimo rey de los suevos.
Se le nombró rey en el año 582 y ascendió al trono suevo a la muerte de su padre Miro en el año 583. Al año siguiente su general más cercano y magnate Andeca se reveló contra el, le hizo la tonsura o lo hizo decalvar y lo recluyó en un monasterio. No tenía descendencia por lo que la nobleza sueva temía por la continuidad del reino y no veían con buenos ojos la amistad que tenía con los Visigodos.
Andeca se hizo con el trono suevo, anulando todos los acuerdos que tenía con los Visigodos.
Esto dió ocasión al rey visigodo Leovigildo (571-586) para invadir la Gallaecia, apoderarse el reino suevo y hacer de la Gallaecia una provincia visigoda.


ANDECA
(585-585)

Capitán de la guardia del rey Eborico.
En el año 585 el general Andeca se reveló contra el rey Eborico, temeroso de que los acuerdos con los visigodos llegasen a más y asesinó a Eborico. Su reinado apenas llegó a unos meses ya que Leovigildo envió las tropas visigodas contra él, le venció, le encarceló y murió decapitado en el año 585.
El reino suevo de Gallaecia pasó a ser una provincia visigoda.



INICIO

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal


PAGINA
PRINCIPAL


Mandar Correo-Mail
Correo





© Ramiro García González - (Ranimirum) - 2010. Revisado el 05-06-2020