CLAVES, CLAVICULAS, SIGNOS Y CIFRAS ESOTÉRICAS

ALFABETO TALMÚDICO




LOS 22 SIGNOS DE ESDRAS

Los signos talmúdicos tienen un número de orden y las ideas expresadas por cada una de ellas se asocian a un número. Este es el inicio del esoterismo gráfico que paulatinamente se expande enormemente por el mundo.

Talmud proviene de la palabra lamed que significa enseñanza o comentario del Pentateuco o a los cinco libros de Moisés.

Fue ideado por Esdras con el fin de mantener la unidad de la doctrina y el ritual de la cultura hebrea. El Talmud fue muy apreciado porque explica y aclara la Torá y no admite una mística como la Cábala.

Presenta multitud de simbolismos, por ejemplo:

- El capítulo 37 de Isaías es el mismo que el capitulo 19 de los II-Reyes. ¿Tiene algún significado?.

- En el Antiguo Testamento las 22 letras hebreas sirven de numeración a los cuatro primeros capítulos de las lamentaciones de Jeremías.

- Los Salmos llamados alfabéticos los versículos comienzan con las iniciales del alfabeto y por ejemplo el Salmo 118 tiene 176 versículos divididos en 22 estrofas que se corresponden con el alefato hebreo y todos tienen 8 versículos, que comienzan con la misma letra. El Salterio, al igual que el Libro de los Proverbios, tienen tantos textos esotéricos y acrósticos que tiene un capítulo aparte en Símbolos Religiosos.

- En el libro de Ezras el capítulo 21 versículo 7 contiene las letras del alfabeto anglosajón excepto la letra J.

Este alfabeto de Esdras entre algunos medios cabalísticos se le ha llamado hebreo cuadrado, ya que su dibujo parte de una figura geométrica.

Cada signo tiene un valor y una equivalencia esotérica secreta, tanto en su numeración normal como cabalística.

El significado cabalístico es enormemente complicado y requiere una gran dosis de imaginación.

Las 22 letras se corresponden con los veintidós senderos de la Cábala que se conectan entre si mediante 10 esferas. Según los cabalistas la caida de Adán precipitó al ser humano a través de 10 esferas. Desde la esfera más alta (divinidad) hasta la más baja (amnesia). La misión del ser humano es recuperar el estado inicial ascendente.

Esdras o Ezrah fue un profeta bíblico iniciador de un éxodo en el año 458 a.d.C., conduciendo junto con Zorobabel a un grupo de judios liberados por Artajerjes Longimano desde Babilonia hacia Palestina.
Se le considera como el reformador de la ley junto con Nehemías. Escribió cuatro libros de los cuales solo dos son reconocidos canónigos por la iglesia católica.

El lenguaje más utilizado durante el cautiverio era el Arameo. Esdras creó el alfabeto con los signos convencionales para utilizarlos junto con el lenguage solo en ceremónias religiosas y litúrgicas. Pasó a llamarse Alfabeto Talmúdico.

Las diferencias con el Alfabeto actual solo es en la posición del orden de las letras.

Asimismo la escritura de las letras tenía un alto valor esotérico.
Según el Evangelio Apócrifo de Tomás, capítulo VI, Jesús de Nazaret siendo niño explicó a su maestro Zaqueo el valor y significado de cada una de las letras. En la disposición de la primera letra le hace saber de cuantas líneas y trazos se compone y le hace observar que hay un rasgo trasversal que atraviesa la lineas reunidas y como la parte superior avanza y se reune de nuevo. Le explica la disposición del resto de las letras y las agrupa como Triples, Homogéneas, Principales, Subordinadas y de Igual Medida.
El maestro Zaqueo queda realmente sorprendido, por lo que sin duda el saber escribir este alfabeto talmúdico y conocerlo solo estaba destinado a personas iniciadas.

Estás en Talmúdico

Página
de investigación
Histórica

Ir a Web principal


MENÚ

Inicio


Alfabetos
Alquimia
Cifras
Criptografía
Figuras
Griego
Hierático
Jeroglífico
Mágico
Precolombino
Simbólico
Talismánico
Estás en Talmúdico
Templario
Sociedades Secretas
Abreviaduras Latinas
Simbolismo Religioso